Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Oscuridad

Ya ni enciendo la luz
por no verme sola,
en su lugar ahora
dejo que me envuelvan
en su triste manto
las rotas sombras.

Entre sus grietas
asustada me escondo
cada vez que alguien
amenaza con sanar
mi herido corazón,
cada vez que alguien
pronuncia mi nombre
con amor.

Si vienes no enciendas la luz
siéntate donde yo no te vea
leéme si quieres un poema
déjame conocer tus grietas
y quizás algún día
encuentre cobijo en ellas.

Llora, si quieres
entre tantos lamentos
no sabré cuáles son tuyos
y cuáles me pertenecen.

Ven, a la oscuridad
y si en ella me encuentras
prometo dejarme abrazar
sin importarme que
de rotos que estamos
nos podamos cortar.
Si al final todos
estamos hechos de cristal.
14
4comentarios 81 lecturas prosapoetica karma: 90