Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Otoño

Qué inconstantes somos,
que adoramos al otoño,
por sus gamas de marrones,
por sus ocres y dorados.

Pero no vemos que esconde
las anarquías del daño.
Que en las uvas de septiembre
mató cruel al verano.

Amigo de los difuntos
y adoradores de tumbas,
hace que todo se pudra
con fría y húmeda saña.

Nihilista de la vida
y enemigo de la gracia
de las mieses del verano
nos va llevando a la nada.

Hacia el hielo del invierno.
Hacia las nieves heladas.

etiquetas: ocres, y, dorados
15
8comentarios 126 lecturas versolibre karma: 83