Puñales

Uno, dos, tres...heridas que la marcan.
Uno, dos, tres...deslealtades sumadas.
La muchacha llora cada mañana,
su corazón se encoge en plegarias;
una vez más, ha sido despreciada.
Y no calla, habla y habla,
mas no importa,
ella nunca fue la amada
solo fue la tres veces relegada.
Un, dos, tres...
son los puñales que la clavan.

etiquetas: desamor
9
3comentarios 120 lecturas versolibre karma: 61
#1   Hola @Mipluma_lmc. Gracias por tus versos. Bienvenid@ a Poémame :-).
votos: 0    karma: 12
#2   Gracias!
votos: 1    karma: 18
#3   Triste muy triste, pero conmovedor y desgarrador muchas emociones en pocas palabras. Good Job
votos: 0    karma: 18