Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Siempre hay una mañana

"Siempre hay una mañana en que uno se da cuenta
de que todos los pájaros se han ido..."

Aquella puerta rota a golpe de nudillos ya sin piel,
dejó de sufrir la compasión del tardío, del arbolado
que vuelve con el tiempo acabado a sus espaldas.
atajos que perduran robando en la oscuridad
sigilosos pasos trasnochados por escaleras ocultas.
Y la puerta estalló en el tiempo, mil astillas
clavadas en el viento, entre lluvia que pincha
la niebla de mil leyendas.
Murallas que miran para otro lado, negándolo
todo y callando para no escuchar.
Camino de místicos poetas y semblantes
arrepentidos, enamorados y rechazados.
Vida que emerge sin aquella puerta que cerraba,
dejando pasar la luz que ilumina la oscuridad,
sin fronteras que detengan el sudoroso caminar,
sin dominar la tentación de seguir más allá.
Sin noche en los ojos para ver, sin luz intensa
dominando la penumbra en aquel rincón.
Siempre habrá murallas, pero siempre habrá
una puerta abierta, aquella que cedió tras mil llamadas.
Llamadas con palabras, aún a voces, pero sin golpes.
Esa es la llave...
11
5comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 93
#1   Aquella puerta rota a golpe de nudillos ya sin piel,
dejó de sufrir la compasión del tardío, del arbolado
que vuelve con el tiempo acabado a sus espaldas.


Inés qué intenso!!!! Mi capa al suelo
votos: 0    karma: 16
#2   ¡Muchas gracias!
votos: 0    karma: 8
#3   felicidades
votos: 0    karma: 19
#4   Hermoso y muy intenso poema¡ Saludos.
votos: 0    karma: 20
#5   Muy bellas tus letras, Inés!
votos: 0    karma: 19