Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Una buena tarde

Había manchas de vino en el suelo,
manchas de espuma sobre los sonetos
y manchas de nosequé en el corazón.

La ventana estaba abierta de par en par
al cielo azul oscuro, casi negro,
y la luz de una farola alumbraba tu cuerpo.

La Piquer lloraba esa tarde a un marinero
cuando no se moría de pena La Faraona,
y en cada copla nos acoplábamos hasta arder.

Tenías la piel irritada por mi barba,
te daba vergüenza ir al servicio
y se te hacía ya cuarenta minutos tarde.

Es verdad que nos faltaban porros y condones,
sin embargo nos sobraban besos, caricias
y promesas que nunca cumpliremos.

Y aunque ni tú ni yo sabemos bailar
hasta los libros se descolgaron del estante
borrachos de tanta belleza.

Era una tarde casi de primavera,
la ventana estaba abierta de par en par
y una farola iluminaba tus pechos desnudos.

Había manchas de vino en el suelo,
manchas de vida sobre los poemas
y manchas de nosequé en mi corazón.
13
8comentarios 92 lecturas versolibre karma: 105
#1   Ohhh¡¡¡ Que preciosidad de poema¡¡¡ Amor en cotidiano, en sencillo, en verdad. Me ha gustado mucho¡¡

Había manchas de vino en el suelo,
manchas de vida sobre los poemas
y manchas de nosequé en mi corazón.


Precioso. Saludos. (me lo llevo a favoritos)
votos: 1    karma: 40
#5   #1
Un honor para mí, Horten. Gracias.
votos: 1    karma: 40
#2   Me llegó! Buenísimo poema!!
votos: 1    karma: 36
#6   #2
Muchísimas gracias por la lectura.
votos: 1    karma: 36
#3   Precioso poema.
Enhorabuena!
votos: 1    karma: 39
#7   #3
Gracias, Galilea. Siempre tan atenta.
votos: 1    karma: 39
#4   Me ha gustado mucho. Saludos
votos: 1    karma: 39
#8   #4
Un placer saber de ti, Ángeles.
votos: 1    karma: 39