Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Verano interminable

Retorcida
entre las horas de la noche
y alentada
por el hastío al estío,
escucha pasar el silencio lento
de los coches,
del neón,
del led incipiente,
de alguna discusión
entre escasos transeúntes,
que nutren de vida
el asfalto aún caliente.

No puede conciliar el sueño
el gato azul de las pesadillas,
ni la ingrata madurez
que aporrea los años
persiguiendo sus talones,
mordiendo con varices
las pantorrillas.

Engalanada de ojeras,
con el cansancio a cuestas
afronta el amanecer,
casi desde su nacimiento.
Sin fuerzas, sin ganas,
desmotivada
por el maltrato
que a diario
la vida le depara,
levanta el cuerpo de la cama,
lo lleva hasta la ducha,
lo inyecta con café cargado,
con buenas intenciones,
lo viste con engaños,
con esperanzas y argucias,
lo tapa con algún trapo
y lo saca reventando
a que enfrente el día.

Mientras,
se enroscan las apariencias,
se disparan las excusas,
se enumeran negativas,
se divisan las mentiras,
la vida sigue, quería decir,
y sube la temperatura
haciendo más insoportable
la levedad del aire,
vulnerable como la sensibilidad
herida
de un amante.

© María José Gómez Fernández
Fotografía ©Juan Marcos Vázquez Vidal

etiquetas: verano, calor, poesía, juan marcos vázquez vidal
6
6comentarios 59 lecturas versolibre karma: 67
#1   Maravilloso. Muy, muy bueno. Enhorabuena, compañera.
votos: 1    karma: 15
#2   #1 Muchísimas gracias!!!
votos: 0    karma: 6
#3   Tremendo..
votos: 1    karma: 18
#4   #3 Gracias!!
votos: 0    karma: 6
#5   Es una hermosura de poema. Describe los movimientos, la emociones de una manera muy especial. Me ha atrapado desde el principio hasta el final. Bravo, compañera!
votos: 0    karma: 20
#6   #5 Muchísimas gracias por tus palabras!!!!
votos: 1    karma: 26