Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Viejo piano

Tanto tiempo que llevaba dormido
y esta tarde ha decidido despertar.

Quizá fue nuestro silencio
que lo desveló.

Sin espera ni dilación
nacen raudos los acordes
desde el fondo del viejo piano.
Impetuosos y decididos.
Con la vehemencia
de las cosas que están ahí desde siempre
y para siempre.

Dominándonos al instante.
Invadiéndonos.
¡Removiéndonos el alma!
Nublándonos los sentidos.
¡Poseyéndonos...sin tregua ni compromiso.

Triste, como es su costumbre,
un poco traicionero,
como queriendo atraparnos por sorpresa
y enrejarnos eternamente tras sus teclas.

De sus cuerdas brota a chorros aquel viejo tema
que tantas veces tú tocaste para mí.

Nos lo quiere regalar hoy...este piano agradecido.

Momento sin tiempo
apenas un instante.
Olvido del mundo... de la fanfarria...del clamor.

¡Notas que parlotean en mi cabeza como diablos!
¡¡Sonidos que me golpean como martillos!!
melodía...que nos hace temblar por dentro
¡¡Ritmo furioso como la ira del tirano!!
y a la vez suave...como del cisne, su plumaje.

Porque tu estas conmigo
y él lo sabe.

Lo sabe bien
porque nos ve y nos oye.
Nos lee por dentro
mira si nos miramos
siente lo que sentimos
¡ríe si reímos!
¡¡y llora con nosotros si lloramos!!

Este piano agradecido
que quiere acariciarnos,
y nos brinda lo que guarda con tanto celo
bien escondido
entre las fibras de sus viejas tablas.

¡Los compases mas profundos!
!los mas bonitos¡
!!los mas tortuosos los mas extraños¡¡

los mas tristes
los mas bucólicos

...los que apenas son un lamento...

los compases mas dulces
que jamás podremos escuchar.

Abrázame niña pecosa
¡baila conmigo ahora!
debemos agradecérselo.
No perdamos este momento loco.

¡Abrázame mi niña pecosa!
¡Agárrate fuerte a mi!
¡Tan fuerte que me hagas daño!
pega tu cara a mi pecho
¡que yo te sienta!

Bailemos como nunca
nuestra canción.

Y dejemos que el viejo piano
triste y agradecido...
nos arroje sus notas eternas...
y nos dé su consuelo...

y nos arrulle.


a la pecosilla mas dulce
que se cruzó en mi camino

J. Robles

etiquetas: romantico
11
9comentarios 99 lecturas versolibre karma: 124
#1   Precioso poema compañero¡¡¡ Seguro que a la pecosilla también le gustará. Un abrazo :-)
votos: 1    karma: 39
#4   #1 jaja, muchas gracias Hortensia. Me alegro que te guste. La pecosilla ya lo leyó hace muchos años!! y por supuesto que le gustó! jajaja. Saludos. Un abrazote.
votos: 1    karma: 39
#2   Hermoso, poema, que bello, me encantó, saludos.
votos: 1    karma: 39
#5   #2 Muchas gracias Mary. Me alegro que te guste. Un abrazo.
votos: 1    karma: 39
#3   Todo el poema es un encanto!!!
Bailé, lloré, reí y sentí tanto con él! Que escuché al piano y sentí su fuerza!

Qué intensidad de poema, es una maravilla y una dulzura!

Con la vehemencia
de las cosas que están ahí desde siempre
y para siempre.


Mil aplausos Jose!! Un afectuoso saludo!
votos: 1    karma: 29
#6   Muchisimas gracias DeeDee!! Me emociona que puedas sentir el piano. Jajaja, yo tambien lo escucho muchas noches. Me alegro que te guste. Muchas gracias y un abrazo.
votos: 0    karma: 20
#7   Hay mucha fuerza en este poema Jose. Es pasión y dulzura al mismo tiempo... es amor verdadero... mucho amor a la pecosilla que se cruzó en tu camino. Felicidades por tanta belleza. Ya sabes que yo también soy tu fan desde que leí tu primer poema! Un abrazo.

PD: el piano suena fantástico!
votos: 1    karma: 40
#8   Muchas gracias Carmen. Saludos.
votos: 0    karma: 19
#9   Notas precisas las de este viejo piano... Muy hermoso!
votos: 1    karma: 33