Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El escape

De ti mismo nunca escapas
precipicio herido y furioso
que se come el tiempo.

Caída fugitiva que se desangra
en un incierto silencio del pensamiento
muere el cotidiano ir de los colores ante la falta de brillo de tus ojos.

Pandilla de dolores efímeros
que penetran impolutos ante la invisible terquedad
de una indiferencia que errante ahora te tiene.

Ante un linaje tardío
que se avergüenza de sus campesinos pasos
vas por la tierra que llueve ante el rumor de una madrugada fría.

Huye del polvo que te ciega
de los rumores estériles
de una velada sin esperanza y lejana.

Te veo rodeado de miradas vacías
extasiado por un dios falso que no te escucha
eres un campo de cenizas que se lleva el viento.

En un llano suspendes la mirada
quieres dibujar en un tapiz tu sonrisa perdida,
a nadie engañas con tu nombre instantáneo de tanto mentir.

El silencio tiene una idea ausente
que ignora a tu piel morena,
has comenzado a envejecer con las horas como tus últimos harapos.

Contigo se flageló la luna
con la triste orquídea que secó tu camino,
nunca escaparás de ti mismo si no abandonas la inutilidad de mentir.


El mute.
21/09/2018
16
4comentarios 253 lecturas versolibre karma: 89

Los poemas de la cola

Se han perdido los primeros,
entre corazones grises
y comentarios bloqueados.

Se han quedado en el tintero
esperando a que revises,
por nostalgia, lo olvidado.

Eran puros, eran ciertos,
y ahora son papel mojado.
A la cola, los más buenos,
los que pocos valoraron.

Mil patrañas por delante,
votaciones y amiguismos,
con los vicios, no es lo mismo,
antes era emocionante...

Presentaron precedentes,
excelentes iniciados,
que reflejan en sus trazos
la maestría de esas mentes
que retaron al teclado.

Nos mostraron, inocentes,
la belleza entre sus manos,
la verdad de los valientes,
de una playa, el primer grano.

Y ahora quedan relegados
a un fatal segundo plano,
como muelas frente a dientes,
negras teclas de un gran piano.

Pues poémame si mientes,
engáñame, cruel poemario,
en la pole los coherentes,
y detrás los visionarios.
leer más   
24
22comentarios 192 lecturas versoclasico karma: 103

En mi interior solo bailo yo

En mi interior solo bailo yo,
la sombra y la luz
son invitadas ocasionales.
21
17comentarios 141 lecturas versolibre karma: 99

Como una Paloma

Paloma que hace su nido en la intemperie
cifra su esperanza en un pedazo de madera,
quiere alejar su nido de la lluvia
cubriendo su vacío en un mundo ausente.

La paloma es fiel al pedazo de techo en el cual nació
regresa todos los días después de volar por los cielos,
vuela al menor ruido del viento
nunca abandona a sus crías
prefiere fenecer y morir en las tempestades.

Quisiera ser como la paloma fiel
recobrar la cercanía a ti
en esa eternidad sombría
en una inmortalidad de un cosmos infinito
que en su larga noche atestigua mi martirio.

Quisiera ser como la paloma que vive en su pobreza
no exige nada, todo le llena,
versos vacíos que solo te lloran
en un amanecer con sus propios suspiros.


El mute
20/06/2018.
5
4comentarios 138 lecturas versolibre karma: 68

A veces encontramos personas que tienen Ángel

A veces encontramos personas que tienen Ángel, que nos cambian la perspectiva de las cosas, personas para quienes lo más sencillo puede constituir un sueño.

Cierta noche de regreso al hotel donde trabajaba en el área de finanzas, pues debía firmar unos papeles de reembolso a un cliente, yo estaba molesta por el contratiempo de tener que volver al trabajo en la noche, al salir y pasar por el parqueo, el custodio me saluda amablemente por mi nombre, me aproximo para devolver el saludo y veo sobre la silla un libro, es uno de mis favoritos ¨Cien años de soledad¨

…le digo –me encanta ese libro, el señor muy amable me contesta –si ya la he visto sentada en el parque del hotel, leyendo a García Márquez.

Es un señor de aspecto pulcro, muy educado…realmente no me había fijado antes en él y si no es por el libro quizás nunca lo habría notado, solo hubiera saludado y seguido mi camino.

Pero el sí parece conocerme, me quedo un rato conversando con él.

Me cuenta que es ingeniero en construcción civil, ya retirado, que estuvo en la guerra de Angola y que vivió muchos horrores allí, y recuerda uno macabro, en donde les hicieron una emboscada en un puente, allí murieron varios amigos.

Cuenta que, al derrumbarse el puente, él cayó debajo de muchos cadáveres, estaba herido, pero consiente, pasó tres días ahí en ese infierno de sangre y muerte, no había agua, estaba seco el lecho del rio a causa de la escasez de lluvias, a los tres días lo rescataron.

Le comenté que las guerras se roban las almas de las personas.

Me dice que solo pudo conservar la de él leyendo mucho, entre combates y escaramuzas. Y que a falta de libros nuevos releía los que tenía a mano, y siempre encontraba algo nuevo, dice recordando.

Y ahora está realizando su sueño, el sueño de leer todo el rato, ya que el empleo de custodio se lo permite, siente que ahora está realmente viviendo, que realmente eso lo hace feliz…

…ni cuenta me di de lo rápido que pasó el tiempo conversando con Ángel, mi amigo custodio, al irme se me había olvidado el enojo y había conseguido un amigo, hasta hoy conversamos de libros, poesías, de contratiempos, de la vida misma.
14
17comentarios 130 lecturas relato karma: 100

Dada la vuelta

Desnúdame el alma, que mi piel está fría.

Desvísteme los ojos, me escuecen entre tanta arena.

Destápame el cielo, llueve al revés.
leer más   
13
13comentarios 127 lecturas versolibre karma: 100

Senryu (garganta seca)

Garganta seca,
aridez en la piel;
tú, sin mis besos.




~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jun-20
leer más   
20
16comentarios 119 lecturas japonesa karma: 96

Sed de abrigo

No temas,
pero tengo una oscuridad
en el pecho,
un fuego helado
en la boca,
y un frío clavado
en los huesos.

No temas,
me entenderás
cuando no puedas
arrancarte del alma
una antorcha de mármol,
y tu vida lastre
un saco de heridas.

Junto a mí,
rugoso,
hay un paraje
sin sol.
¿Nunca te has sentido
abandonada y desnuda
como una isla desierta?

Si tú quisieras,
podrías curarme
tan sólo con un beso.



©Alejandro P. Morales.
leer más   
12
15comentarios 112 lecturas versolibre karma: 104

Pequeño en la eternidad

Miles de pulsos
de luces, de pestañeos
Y no sabes bien
de dónde vienen, a dónde van…

No sabes cuántos
si son verdad,
si son de carne
si son de mar…
polvo de luna, estrella de sal
inexistente tu realidad.

Y sólo aquí, o más allá
¿Dónde termina tu soledad?
¿Cuándo comienza la majestad
que no has querido nunca aceptar?

Y solo así y nada más
soñando la eternidad despierta
que engulle todo
que vibra y salva
que te hace parte de los confines
y te muestra tu pequeñez.





Dee Dee Acosta
Jun.21/2018
leer más   
17
21comentarios 111 lecturas versolibre karma: 98

Fueron voces con involuntarios nombres...

Fue un nudo el silencio
que cerro nuestras bocas,
que callo nuestras voces…

Fue silencio de estruendos
de estallidos y goces,
cuando internado
en mi cuerpo
eran gemidos y roces…

Fueron voces
con involuntarios nombres,
suplicas de impulsos,
de sentirnos aún más…

Fue batallar de cuerpos
de sudores, roces y embistes
de salivas mezcladas
con miel y derroches…

Fueron los ojos en celo
y tu fuego eternizado,
eras leño en mi calvario
y yo hoguera de tu cuerpo…

fueron instantes
minutos,
un sin relojes de ganas,
atravesando
murallas y mitos,
cumpliendo ritos,
siendo una amante pagana… (Lol@)
19
6comentarios 107 lecturas versolibre karma: 91

Desde el ático del alma

Desde el ático del alma.
Se ven los luceros.
Se ve el mar.
Y también se ve la silueta
de la nostalgia.
Desde el ático del alma.
Se ve el amanecer.
Se ve el horizonte
Y también se ven
las estrellas del alba.
Desde el ático del alma.
Se oye latir el corazón.
Se oyen los ruiseñores.
Y también se oye cantar
a la esperanza.
Desde el ático del alma.
el alma sonríe.
La luna baila.
El sol recita
la piel suspira...
Y los sueños vuelan
con alas de plata.
leer más   
18
12comentarios 105 lecturas versolibre karma: 99

Äṁäṗöḷä ṿïṛġëṅ (Colaboración con @Loue)

Su fresco aire se filtró de mañana,
suspirando entre
las flores de mi primavera.

Meciendo los cabellos de mis latidos,
exhalando el ansío
por vivir entre sus manos.

Arrebolado despeinó mis ensueños
en la brevedad de su caricia,
cincelando en mi cuello un secreto deseo.

Tatuar ósculo rozado, furtivo,
como amapola vírgen
en campo de trigo.

Con la timidez de la brisa,
desnuda tras mi incauta sonrisa,
esbocé un dulce beso a escondidas.

Esperando hallarme, desperezarme,
como crisálida de luciérnaga,
abrir mis alas para que descubra el cielo.

En el aleteo de su ternura,
cerré los ojos en su silente pecho,
me inundo en la eternidad de su abrazo.

Abanico mi mirada
en la marea de sus pestañas,
pellizco del alma regado en un cruce,
recorriendo ese instante que transita
de mis ojos al álito del deseo.

Amapola virgen que siembro en la comisura de su boca
leer más   
16
11comentarios 100 lecturas colaboracion karma: 96

Vestida de destino

Serán seis candados
encerrando un sueño,
pero no se puede aislar de los días
el verso ardiente que sabe nuestros nombres
y los sostiene.

Se rompe la vida
y se ha de armar de nuevo
cada mañana
para sonreír a un tiempo
que ya no sabe lo que es querer.

-no lo he olvidado,
es sólo que ahora vivo al revés-

Para qué se hicieron los caminos
si no podemos andarlos
con los pies desnudos;
que se agrieta la piel
en pleno vuelo
intentando llegar tan, tan lejos,
sin salir de dentro.

Tus manos están calladas;
en las mías
la canción sigue sonando
a pesar del silencio.

¿Recuerdas todavía cómo sabe un beso escrito?
En nuestros ojos, a maldita creencia
y a muerte vestida de destino.
20
16comentarios 99 lecturas versolibre karma: 103

Kilauea

La nocturna flor insomne sorprende a mis pupilas
sus petalos se cierran a mi alrededor, como lenguas de magma ardiente
deshojan mi piel, capa a capa
y crean un nuevo mundo de lava.

el grito, que sale de mi boca
seca los mares, marea la tierra.

El silencio, que oigo sollozante
me hace llorar ceniza,
huir hacia otra parte.

Yo quería difuminarme con el sol pero las nubes lo esconden de mi
yo quería ser uno con los mares pero evaporo cada gota que rodea mi aire.

Ya estaba señalado por la mano de Pele desde el día que nací,
pero ahora mi ojo despertó y atrajo el calor a mi dermis.
Una pirámide crece en mi espalda y debo sobrellevar este templo,
como un Atlas que soporta un mundo de cuentos creados para aliviar
los miedos que nunca venceremos
leer más   
14
10comentarios 99 lecturas versolibre karma: 95

No existe

No existe el silencio,
lo busco por tu cuerpo
y no lo encuentro;

no existe.
19
3comentarios 98 lecturas versolibre karma: 106

Entre tus islas

El sello de tus ojos permanece
notas erizadas vuelan
perfumando los infiernos
de mil insomnios sobre piel

El gemido de tu noche
descarga en el oído
pasionales torrentes
que encienden recuerdos:

Tu movimiento
oleaje viviente
que da la luz al chacra sacro
perdiendo entre tus océanos
la torre de mi Atlántida

Tus manos
lazarillos de las mías
encaminan
hacia tus laderas, tus colinas
exploran cada gruta de tu cuerpo
sin restricción ni secretos...

Tus ríos
aguas que agitan los fuegos
que sacian al alma
dejando sediento al cuerpo
beberte ahora
es anhelo vital
prioridad de la carne
deseo de amaneceres
inquietud de los latidos...

Tus aromas
vicios inexplicables
que se precipitan en sábanas
y se impregnan
justo en la apertura
del deseo abismal

Tu cuerpo
manjar fino
sabores tersos
banquete único
esencia de la vid
vainilla y canela
fruta madura
miel a brote de panal

Sobre cada papila
descansan notas
de sudor
de salivas
de tus néctares...

bailan en la lengua
miles de sensaciones
en lenta degustación
hace treinta y tres lunas llenas...

Extraviados los sentidos
en los pliegues de tus espasmos
cae mi todo
en ese vacío
que vuelve lava la sangre
mientras erupciona el volcán
aprisionado entre tus islas...

***************************
Entre tus islas
2018
Transmisor d Sinestesias©
leer más   
13
12comentarios 95 lecturas versolibre karma: 104

Confesión que nunca será

CONFESIÓN QUE NUNCA SERÁ.

Si tan solo supieras el anhelo que me alberga, la ilusión más tenue que me inunda y me deviene como rocío de alborada, necesidad de poder verte una vez más y poder sentir tu mirada sobre mí.

¡Ay! si supieras del deseo, de la avidez pujante, del anhelo de que fuese perpetuo y jamás termine ese sutil roce entre tu mano y la mía, durante un corto saludo que sin pretexto te sustraigo.

Si tan solo supieras que como excusa limpio de tu rostro imaginarias gotas de una lluvia inexistente, sin otra intención que sentir tu piel tersa en ese corto instante, cuando tu piel y la mía tímidamente se funden.

Si supieras que se anega el tacto de esa savia necesaria para este moribundo vehemente de ti, en un corto instante, en un destello de estrella fugaz.

Sed inagotable, que amenaza con fenecer estos labios, sed insaciable de tu olor y tu voz, sed que si supieras de su existencia, mórbidamente la mantendrías intacta para tenerme famélico tras tus pasos, sed que siempre me acompañará mientras a mi vera dejas migas, trozos suficientes para tenerme con vida, sed de ti, inalcanzable, imposible.

David Felipe Morales
2 de Noviembre de 2015
12
8comentarios 93 lecturas versolibre karma: 88

Rien ne va plus

Chispean silencios
sobre el Bearn

Un hombre preñatrigos,
marca la paralela a la paralela,
de la antepenúltima paralela.

En los pupitres, mueren las ecuaciones
de cáncer de variable.
Mientras los caballos,lentillas de agua,
escuchan tras los cristales
hipotenusas historias de catetos
pitagóricos.

Peinados y aseados
los gatos
en sus cuarteles
de fuego….
vuelve a chispear
y las tres hormigas vuelven a casa.
leer más   
9
13comentarios 91 lecturas japonesa karma: 83

Te entrego mi amor

Ahora que estás lejos no es igual
Recuerdo aquellos días junto al mar
Recuerdo aquellas horas que,
Pasamos en aquel café
Y hoy, yo quiero regresar

Aquellos fueron tiempos de soñar
De ver los días juntos terminar
De ver tus ojos y decir
Que son más bellos que la mar
Y así, volver a navegar

Ha pasado un día más
Y te vuelvo a recordar
No es algo nuevo
Te has prendido al corazón
Y me es fácil aceptar
Que te extraño, te extraño

Quisiera ahora el tiempo regresar
Y verme a tu lado una vez más
Decirte al oído que
Tu eres lo que yo soñé
Y así, no separarnos más

Pero tú no sabes
Lo que quiero decir
Lo que siento yo aquí

Solo espero el día
En que te vuelva a ver
Para decir…..
Te entrego mi amor
Te entrego mi amor
Todo mi amor…..
9
2comentarios 87 lecturas versolibre karma: 89

A veces el universo

A veces el universo
se atasca en un abismo,
ese que deja muda a la letra,
ciego al sentimiento,
a veces el universo
se atasca en las orillas
del recuerdo.

A veces el universo
suplica piedad
de las almas,
y pide clemencia por las mismas.

A veces el universo
va de la mano,
con otro universo,
a veces hace de sí
mismo lluvias,
e inunda mares,
donde creía
haber desiertos.

A veces el universo
se llena de dudas,
y rompe en letras
las penas que viven
dentro de sus sentimientos.

A veces el universo,
es solo otro universo,
y de vez en cuando,
cabe el mismo,
en la escritura de un verso.
leer más   
15
6comentarios 85 lecturas versolibre karma: 96
« anterior1234