Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La Paz

Hay estrellas en el suelo,
Y caminos en el cielo.
En el Alto un agujero,
De alivio, paz y sosiego.

Hay una sombra en el pueblo,
Porque tapa el Sol un cerro,
Es un cerro gigantesco,
De los dioses de otro tiempo.

Hay también muy poco viento,
Hay fatigas y hay jadeos,
Falta el aire, sobra esfuerzo,
Hay bastante desconsuelo.

Hay en sus calles acervo,
También mucho movimiento,
Opinión, levantamiento,
Hay desarrollo, hay progreso.

Hay también mucho arquitecto,
Todo aquí vale de cerco,
Levantando emplazamientos,
Sin mesura y sin acuerdos.

Hay una cebra en el centro,
Hay tres perros callejeros,
En la cuesta un cerdo suelto.
Conducir es un jaleo.

Hay juventud, hay talento,
Hay historia en el museo,
Pero el futuro es incierto
Porque aquí nada es perfecto.
11
6comentarios 58 lecturas versoclasico karma: 92

Jardín de Locos (Trilogía Luz en la Selva )

La selva
que flanquea
que atrapa
que me traga a cada paso
que muele mis rodillas
y mis miedos

el camino
que divide esa selva
que me lleva consigo
su canto
crujir de piedras
su aliento de polvo
su voz: melodía de aves

el Silencio
el ocaso
y la brisa
suspiro de árboles
gritos del alma

la noche
nubarrones
sobre plano obscuro
estrellas se asoman
admiración de mortales

el Dolor
corta mis pies
surca el pecho
el ardor me inunda

y ese temor a lo sagrado
a lo que va más allá
a lo poderoso
a ese Edén:
jardín de los Sueños
Jardín de Guerreros...
Jardín de Locos...
*******************************

2017
Transmisor d Sinestesias©
leer más   
10
5comentarios 58 lecturas versolibre karma: 96

Su boca

De una nube me he colgado
para algún rato mecerme
y dormido me he quedado.
Soñé que mi amor llegaba
em su concha como Venus
entre las espumas blancas.

Hemos corrido a jugar
Como chiquillos traviesos
en bolas la blancura lanzar.
Cuando estaba distraido
me recordó el primer beso
ese que nunca se olvida
con un besazo tremendo

Aunque yo ya estaba preso
Cuando la quise abrazar
jugando a que la apresara
ella se escapó riendo.
Cuando la pude alcanzar
casi me la como a besos
sin dejarla respirar.

Se removió en los brazos,
me consiguió despertar
y que curioso allí estaba
besándome sin parar.

Al notarme sorprendido
picarón ¿en que soñabas?
preguntó con picardía.
Y cuando se lo conté
me volvió a besar con ganas
y por su boca otra vez
muy gozoso me perdía
leer más   
9
2comentarios 58 lecturas versolibre karma: 82

Arcoiris

Y si me despierto una mañana
con los ojos en gris,
píntame amapolas rojas
en la vereda del camino.
Llena de verdes prados
el horizonte que veo.
Dale una brocha de azul
al cielo que me cubre
y al rio que me baña.
El amarillo azafrán en tus labios.
Pon blanco en las miradas
y negro en el cabello que
baila con el viento.

Píntame un arcoíris
que este gris absurdo
ya no lo entiendo.
18
6comentarios 56 lecturas versolibre karma: 89

Tu y tu olvido de mi

Mis nostalgias apuñalan mis entrañas,
sin embargo, aquello que más duele,
es saber que ya no me extrañas.
El fantasma que vive conmigo, a ti huele.

Si tu vientre hubiese sido nido,
de los hijos
que jamas tuvimos

Quisiera el pan diario de tus manos tiernas
para aquietar la sangre de mis venas.

Quisiera tu voz para endulzar mis oídos y mi odio.

Quisiera ser un jardín de lirios
y endulzarte el alma con mis colores

Quisiera ser tu delirio
y vivir juntos en otro mundo
que comience con tu y yo.
leer más   
5
sin comentarios 55 lecturas prosapoetica karma: 73

Enjambre de supersticiones

Libro: Bailar junto a las ruinas (2017)

Domingo de tomar té con masitas con
un espantapájaros analfabeto, en un jardín
de platos rotos y vergüenzas por el estilo.

Domingo de aprender que es mejor
no cortarse las uñas para arañar
los indescifrables pasillos de la memoria.

Domingo de infamias imperceptibles, y
de quedar mano a mano él y yo, un
insomnio invicto que se niega a jubilarse.

Domingo de canciones desconsoladas, de arrojar al
almanaque una procesión de gritos transpirados
con meticulosa e insoportable parsimonia.

Domingo de vanidades primerizas, romances
embalsamados, de dos y dos sumando seis
generaciones de rendiciones aromáticas.

Domingos de asalto a caricia armada,
de caligrafía en llamas, de procesos de erosión,
de protobiontes, de exhaustos picaportes.

Domingo de querellas apresuradas, de
acariciar el pelo al letrero que anuncia la
capitulación de un escultor tenebroso.

Domingo de reconstruir papeles locuaces, aunque
desgastados, de estrangular audacias invisibles,
de disecar un enjambre de supersticiones.

Domingo de estudiantes de arte dramático
vestidos de negro, de inviernos que se
acurrucan bajo la escalera para pasar el otoño.

Domingo de reverberaciones y palafrenes,
de perseguir caricaturas en los copetines,
de acariciar novedades cubiertas de rocío.

Domingo de viajar en un avión de
párrafos displicentes, de muecas de disgusto
sobre las que es sencillo resbalar.

Domingo de recitar epigramas que se desdicen
a sí mismos; de trenes estrafalarios, que
detienen sus caprichos en andenes polvorientos.

Domingo donde un hilo de lluvia cae
sobre un libro abierto, en el momento
en que una efeméride envejece.

Domingo de mezclar ruegos desabridos con
agravios en cautiverio; donde la eventualidad
gobierna, aunque no se responsabiliza.

Domingo de escalones desordenados, donde soñar
con mariposas transparentes al costado del camino
es recubrir al espanto con mala hierba.

Domingo de signo de interrogación amarillo
sobre fondo negro, de esconder bajo
la manga dos relámpagos y un ruego.

Domingo en que la lucidez encubre el
puñetazo de lo inalcanzable, y las porciones
descocidas de un gesto que no pudo centellear.

Domingo en que cada hora viene con su
insurrección de nomenclaturas, y con
la crisis existencial de una bestia milenaria.

Domingo, jarrón que empieza a quebrarse llegando
la tardecita, amplificando las ganas de tirarle arena
en los ojos a la inevitable rutina que vendrá.

Será cuestión de desabrigar esperanzas, de hacer
fondo blanco con una taza de café con poca
azúcar… Porque el lunes ya ha tomado su lugar…
10
2comentarios 54 lecturas versolibre karma: 97

¡Muerde el rollo!

Al fin acabó la semana,
la boca despedazada,
los órganos vitales escondidos,
los andenes descansando
y las vías ya limpias
de sudores varios.

Reptando llego a la nevera
rezando que esta se abra sola
y que cualquier alimento sólido
caiga en mi boca.

Sigo el camino en modo culebra,
a sangre fría
atraco al mando de la televisión,
hago un gran esfuerzo
y embarco en la nave sofá.

Pongo una película, la que sea,
porque si pienso
en las que me he montado esta semana
soy capaz de salir otra vez.

¿Qué necesito?
¿una Aspirina?
¿un Lorazepam?
¿una manta?.

¡Muerde el rollo!
todo está tal y como lo dejé
pero hay un inconveniente,
¡ya no vivo aquí!.

Me he equivocado de llaves
y por defecto de camino,
no sé como he llegado
a la casa que un día abandoné
y dejé sin pintar.

Me largo reptando a dos por hora
no vaya a ser que los habitantes lleguen
y crean que he decidido regresar.

¡Vaya tela!
aún hay un desierto que cruzar
para llegar hasta mi almohada.
leer más   
9
3comentarios 53 lecturas versolibre karma: 86

Un querer escapa

Contenía el rasguño de algún beso herido
mueca insospechable cortada
y caída en el torrente de los hombros.

Era jubiloso el tacto a mar
a menudo irradiante
en el alcance de los ojos dichosos.

Su valía era prometer la ruina alzada
verde sobre el río de la voz
el misterio se alzó en suspiro a tiro.

Vino siguiendo el cordel luminoso
atado en redondo a la nostalgia
¡Tanto infinito soñaba de dentro¡
Volvió a cortar
a un querer sus alas
¡Ay de él!
No sabe que un querer escapa
6
5comentarios 52 lecturas versolibre karma: 64

Yermalis...

En mi boca cerrada
se quedarán para siempre las palabras calladas,
que un día pudieron latir bajo las yemas silentes de tus dedos,
o reverberar sobre el aliento tibio silbado entre tus labios.

En el vacío de mis manos
seguirán prendidas las hebras que crucificaron este destino.
Errado, desatinado... Desmedido en nómadas voces.

En mi cuerpo,
tan herido como hiriente,
fecundrán las semillas que un día el viento trajo
encepadas en sus vuelos de cigüeña.

Con mis lágrimas,
relente agridulce,
derramé tus silencios.
Y seré, serena, sed para ti.
Recuerdo albo de un suspiro.


©ɱağ

Podéis pasaros si deseáis por:
latrastiendadelpecado.blogspot.com.es/2017/11/yerma.html?zx=c477e74e3c
leer más   
12
2comentarios 52 lecturas versolibre karma: 101

Alas (2015)

No vueles más en mi cielo,
no insistas más en mirarme,
no te acerques para amarme,
no sientas más ese anhelo.
No me dediques desvelo
ni lagrimas cristalinas,
recuerda, mientras caminas,
que a tu vida No convengo,
la flor que en mi interior tengo
tiene filosas espinas...

Te repito vida mía,
No te internes en mi cielo,
detén de una vez tu vuelo,
no aumentes mi fantasía.
Si tu alma también ansía
de repente acariciarme
y en tu lecho haz de soñarme
abrazándome a tu cuerpo,
abre tus alas a tiempo
para contigo Escaparme...

***************************************************
... A solas abre las Alas de tu Interior,
y Escapemos a donde No existan los Instantes...

2015
Transmisor d Sinestesias©
leer más   
11
sin comentarios 52 lecturas versoclasico karma: 86

Mujer Colonia

Fragancia perecedera,
Mujer colonia,
La euforia,
Del aroma es caduca,
No vale la pena,
Una ráfaga de pasión,
Que no huela,
Que no dure,
Que sólo duela...
Mal perfume,
De un instante...
Y yo que nací galante,
Y gusto por lo perfumado,
Se me hizo corto,
Y me quedé anonadado,
Cuando al rato,
Ya no olía a ti,
Siquiera a mí,
Olía a nada,
Eso es lo que fuiste mujer perfumada,
Mujer perfume,
Todo lo que baja a veces no sube,
Y tu fragancia se quedó en el frasco...
Menudo chasco.
11
2comentarios 51 lecturas versolibre karma: 91

Danzando sobre las aguas

En un duermevela provocado por los tranquilizantes y analgésicos que le habían suministrado, su pensamiento iba y venía envuelto en una nebulosa extraña.
Entre imágenes inconexas, se recordaba jugando a los trabalenguas con una niña de hermosos ojos azules, que en una especie de danza flotante, daba saltos sobre un suelo escondido unos centímetros por debajo del agua.
De repente, la niña se paró frente a ella y mirándole con ternura le dijo: "Sólo bailo por ti."
Una lágrima resbaló por su mejilla, mientras intentaba grabar en su memoria la imagen de esa niña interior, que soñó tocar el cielo con su danza, y que hoy, tendida en una cama de hospital, luchaba por volver a caminar.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2017/11/19/escribe-tu-relato-de-noviembre-iv-margari
11
4comentarios 51 lecturas relato karma: 105

Deseo impuesto

Color de un objeto;
objeto personal;
persona de objetivos
con un pasado atrás.

Documento informativo:
concluyente prueba dicen unos;
estupidez pagana dice el resto.

Sonrisas y danzas no prueban nada,
ya que nos crea misterio el raciocinio.

Los primates y los primitivos andan
sueltos por la ciudad.
Ya es hora de trasladarlos
a la sabana.

El azul quema,
el hielo arde
y los colores cierran
desembocando en perdición.

Que se alce la Voz
de las brujas y los incendios,
y vayamos callando a los ineptos con su fuego de hielo.
11
sin comentarios 50 lecturas versolibre karma: 96

Árbol de Hojarasca...

Somos un árbol de hojarasca,
prendida y henchida de luna,
vigía de vientos y madre de mares.
Un atisbo de noche creada y de albura plena,
donde sueñan los ángeles
y llora el tiempo cuando,
como hastío de lodos,
las manos le rezan.

©ɱağ
leer más   
14
2comentarios 47 lecturas versolibre karma: 88

Y Llegaron

Y LLEGARON

Y los vi llegar
sin previo aviso
llegaron a este mundo
para destruirlo todo
sin piedad
sin remordimiento alguno
seres sin conciencia
sin corazón
sin alma
que llegaron
y lo destruyeron todo.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Noviembre 2017
leer más   
11
sin comentarios 47 lecturas versolibre karma: 88

Esperanza hecha promesas

Huyendo de un futuro,
persigo un instante en el presente,
olvidando lo que ignoro,
recordando el silencio
de pensamientos no dichos.

Como plegaria llena de promesas,
de promesas no hechas,
de promesas no cumplidas,
promesas imposibles de prometer,
imposibles de borrar.

Cada día es idéntico al anterior,
mas distinto al siguiente,
mientras en mi interior
anido la esperanza de no sucumbir
a mis deseos, a mis instintos.

Entonces me invade la bruma,
la más gris y espesa de las brumas,
mi cuerpo pasa a un estado
de inmovilidad sentimental
paralizando toda motivación.

No tengo pies, ni manos
para escapar de mis alientos,
abandonándome a éste torrente,
procurando no chocar contra las rocas,
cierro los ojos en una oración.

Padre tu que conoces las fuentes
de todo sentido y sentimiento,
alumbra en mi oscuridad
los pozos de mi esperanza,
ayúdame a entender el porqué.

Mi cuerpo siendo arrastrado
por esta corriente enfurecida,
abro los ojos, mientras el agua
surca mi rostro enmudecido
por el cansancio y el dolor.

Me invento un futuro imperfecto,
porque tus ojos no requieren
de artificios para mirarme,
tu boca de disfraces para besarme,
devolviéndome la vida,
con tan solo un beso
o tan solo una mirada.

Amén
leer más   
4
2comentarios 47 lecturas prosapoetica karma: 66

Elegía

Hoy me levanté y ya no estabas ahí.
Yo, afortunado como pocos
Acomodado y estudiante
Con mil quejas por delante…

Tú, sonreías a la vida cada día
Ella, te ignoraba y despreciaba
Dios, que en su trono te admiraba
No quiso demorar más tu llegada

Comprenderás la grandeza de un hombre
Cuando su ausencia sea tan grande
Que en tus sueños oigas su nombre

Hoy me levanté y ya no estabas ahí.
Tus cenizas se hundieron en la mar
Y es cierto que en la mar naciste
Ahora, al fin, libre caminarás


Señor T.
leer más   
9
sin comentarios 47 lecturas versolibre karma: 77

Peces te sueñan

Voláis tan alto y desde mi refugio
parando al tiempo os evocaré un día más.
Lo extraño de este letargo
sería sin duda, no volver a aquel regazo
cuando siempre vuestros peces,
asilo a mis olvidos dieron.

**Ilustración; Amanda Cass
9
sin comentarios 47 lecturas versolibre karma: 79

Milagro De Una Nueva Vida

A dónde fue el corazón?
dónde quedó el ayer?
dónde se perdió el amor
dejando tantos vacíos.

La pasión efímera se guardó
entre las páginas
de su libro de Neruda.

Con premura a la vida
llegaron los otoños
con sus miles de hojas secas
cayendo sobre el alma herida.

Juventud a punto de perder.
No había marcha atrás,
nada se podía ya hacer

Pero la sabia vida regaló vida
se gestaba la mayor ilusión
se gestaba el mejor porvenir.

Que podía importar ahora
buena jugada del destino
dolores y pesares quedaron en el ayer

El milagro de una nueva vida ahora,
con fuerza y amor estaba por crecer
esperanza y futuro en un nuevo ser.

El amor de su vida a su tiempo va a nacer
una radiante luz hoy en su vientre mora.


Sus preguntas fueron respondidas
El corazón viviendo en un pequeño ser.
El ayer se esfumó sólo existe por venir.

Nuevas fuerzas, nuevos retos por vencer.
Y el amor, el amor llegó a llenar vacíos
derramando risas de alegría,
y lágrimas, pero hoy son de felicidad.

MMM
Malu Mora
leer más   
8
1comentarios 47 lecturas versolibre karma: 85

Si supieras

Sé que es difícil para ti, pensar que mi amor no es real.
Entiendo que puedas dudar, que nuestra diferencia de edad
te haga pensar que mis sentimientos sean solo
una excusa para amar.
Si pudieras escuchar lo que a solas habla mi corazón,
si pudieras sentir todo esto que me une a ti,
ya no dudarías más.
Si supieras cuantas noches en silencio he llorado por ti,
queriéndote mirar, queriendo tus dudas para siempre sacar.
Si supieras como tu amor llena mis días,
como tu ausencia quiebra mi alma, sintiéndome herida.
Si supieras como te amo, por no amarme igual, te volverías a marchar.
7
2comentarios 45 lecturas versolibre karma: 83