Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

No sé

No sé cómo llegué
ni que hilo invisible me sujeta,
mi memoria es polvo
y se hace añicos
con cualquier soplo de viento que la roza.

No sé qué hago aquí
ni que camino he de seguir
para perder mis pasos,
para enterrar mis huellas.

No sé si mutaré
si seré olvido,
o mar, o sombra,
deletrearé mi nombre
y será un breve suspiro,
un tímido aleteo
en ese eterno azul
que guiará mi rumbo,
mi timón...,
mi trayectoria.

Aurora Zarco.
leer más   
14
15comentarios 78 lecturas versolibre karma: 103

¡Madre mía! ¡Me has hecho confesar!

He sentido timidez
no sé que pensar
llamando la atención otra vez.

Mis labios se curvan
¡mi sonrisa se rebela!
¿Cómo disimulan
las estatuas de la calle
a las que pagan pa' que se muevan?

Quiero mi autocontrol,
deseo volver a ser yo.
Que no se vea mi torpeza
ni mi falta de destreza...

¡Madre mía!¡Estoy confesando!
¿Que me has hecho ?
¿Embrujos de aquellos de antaño?

He sentido timidez
cuando olvidaste disimular...
Quizá fue la niñez
Intentando regresar...
leer más   
14
sin comentarios 76 lecturas versolibre karma: 98

chöka

Amanecí
abrazada a la brisa
y te soplé ~ ~
Suspiré tus anhelos
y fueron míos;
Acaricié tu piel
besé tu boca;
*Fue fugaz el instante
e infinita fui tuya ...*

@rebktd
leer más   
21
14comentarios 74 lecturas japonesa karma: 115

Un verso voló de lejos

Un verso voló de lejos
y se posó aquí en mi taza,
me trae aromas muy diversos,
de esos que alivian las almas
este verso huele a leche,
esa leche derramada
sobre brasas de carbón
que aroma toda la casa
y alegran el corazón,
huele a café recién hecho
al que le han puesto canela
más un poquito de crema
y una pizca de dulzor.

Versos que traen ese olor
a hierbabuena y frescor
a mañanas de lavanda
y tardes llenas de amor,
su sabor es el del ron
junto al guarapo de caña
que nos endulzan las noches
y hacen bailar a las palmas,
hay versos que sus olores
nos llenan de esa nostalgia
por playas de arenas blancas
y mares que reverberan
desatando nuestras ansias.

...hay versos que sin querer
o quién sabe si queriendo
revolotean trayendo
suspiros llenos de amor.


Maricel Peña R. 26/05/2018
3
4comentarios 72 lecturas versoclasico karma: 59

Huellas

Dejarás tu paso marcado
en el pecho y el vientre,
firme y rotulado claramente
para que no se vaya de mi memoria.

Con tu mano
pondrás el sello definitivo,
imprimiendo en mi cuerpo tu nombre,
como un tatuaje.

Tu boca aplacará
la sed de mis labios,
cerrándolos a otros besos.

En fin, tus huellas estarán en mi ser completo,
y asestarán sobre mis palabras,
la implacable marca de tu existencia.
leer más   
15
14comentarios 71 lecturas versolibre karma: 111

Venezuela (Jotabé)

Una manzana roja de la sangre y putrefacción
paso de fruto Maduro a ser fruto de corrupción.

Pintó de hambruna y de muerte a la aurora del tricolor
convirtiendo el amor más fuerte en un llanto de dolor
por ver marchar a su suerte con maletas de valor,
los recuerdos de una cena familiar... ya sinsabor.

Con un nudo en la garganta se marchan, aunque les duela
cargando las esperanzas arrastradas por su suela.

Pero... llegara ese día que se entone tu canción
con el tono de alegría que anunciará tu esplendor
reuniendo a las familias en su querida Venezuela.
13
5comentarios 69 lecturas versoclasico karma: 87

El triunfo de Parménides

La ilusión
Del movimiento
Nos priva disfrutar
De lo inmutable

Queremos llegar
Adonde siempre estuvimos

Sufrimos la ausencia
De lo que nunca
Hemos tenido

Dicen que he muerto
Pero jamás he nacido
10
7comentarios 69 lecturas versolibre karma: 106

Escúchala

Escucha la vida ...
como fluye herida
decorada de alegría
y luz desconocida.

Siéntela... como es
marchita y enroscada
en el verso perverso
que renuncia a la belleza
y se enfunda en el sosiego.

Tócala... con tus ritmos pausados
pausadamente inquietos
por el certero desenlace
que nunca advierte.

Permítela... déjala entrar
por tus heridas abiertas
y tus esperas cerradas
sin reglas ni trampas.

Media palabra con ella...
y jamás le des la espalda.

Cuídala...
pues ella te ha traído al vasto desierto
por el que vagas atento
repleto de ojos que espían
y sueños en movimiento.

Demuéstrale... que estás en su morada
a no ser que no existas
más que en tu pequeño habitáculo interior
decorado con naturaleza muerta
y tiernos recuerdos vintage.

Agárrala fuerte...
y abraza sus matices
no sea que resbale por tus rejas
y se rompa en mil quimeras de sal.
leer más   
13
11comentarios 69 lecturas versolibre karma: 110

Querida amiga, amiga mía...

Querida amiga, amiga mía.

Tengo tantas ganas
de contarte lo que siento,
quiero que me escuches,
que me escuches un momento.

Con el correr de los años
y con el paso del tiempo
fui tirando muchas semillas
y las tiraba hacia el viento.

Para que...

Con sus pasos agigantados
y su poder tan profundo
las llevara por los cielos,
las esparciera por el mundo.

Eran semillas de sol
eran un canto a la vida
eran semillas de amor
si, de amor, querida amiga.

Y le doy gracias a Dios
por recoger tantas flores
y que la flor mas hermosa
seas vos, amiga mía.

Una flor que con su polen
da amistad, da alegría
una flor que da cariño,
y lo aumenta día a día.

Que mas puedo pedir?
que una flor como amiga...
Que mas puedo desear?
si te tengo a vos, querida amiga.

Quiero tomarte de la mano
quiero que te sientas querida,
quiero darte mucho amor...
amor de hermano, amiga mía.

Y quiero que sepas muy bien
que aunque pase mucho tiempo,
o pase toda una vida,
siempre serás para mí

mi QUERIDA AMIGA, AMIGA MÍA!

Kalec 1976
A Cecilia Luna de Oviedo
9
3comentarios 68 lecturas versolibre karma: 101

Destino dado

Dado que brindas dudas,
dame dignas respuestas,
dime a quien blindas dentro,
di que me dejas fuera.

Día de dones dados,
tarde de dichas puestas,
digo que dije Diego,
niego que el dado rueda.
leer más   
10
8comentarios 67 lecturas versoclasico karma: 85

Siempre elegante

Como Hades emergiendo desde la profundidad de mis entrañas,

el otro día casi te deseo el mal.

Pero lo hice bien,

deseé tu caída amortiguada sobre ese lecho neumático,

del color del que nunca tintaría mi cabello.


Lo hice bien, sí.

Porque estando a finales de verano,

una sabe que no puede pedir primaveras tardías,

y hay un estatus de madurez y maestría que mantener.


Para que no corra la sangre, corre la tinta,

y te escribo sobre fases lunares,

con la esperanza de que entiendas mis cíclicos demonios.


No hallarás nada más puro y veraz,

contenido entre curvas y sensuales aromas.


Porque en ese lugar en el que temo tu orden,

yo desordeno la ropa y silencio los insomnios.
11
5comentarios 65 lecturas versolibre karma: 97

Clamor

Toda la poesía es una misma voz continua que se nutre de los sueños y fluye de la palabra al papel, sin embargo, hay poesía singular que de vez en cuando surge como intenso resplandor, rescatándonos de la complacencia y deshaciendo el caos. Como también hay poesía que se queda en los bordes de la palabra y se pierde para siempre en el silencio, donde no hay voz, y el poeta muere, sin saberlo.

Poesía no vive en el silencio, poesía es susurro y fragor. Pero, cuando la palabra es aún idea no manifiesta, cuando quiere decirnos algo la callada voz, cuando el poeta quiere comunicar con el alma quieta, lo que el sonido no puede expresar, poesía también es silencio, signo envuelto en vacío, luz extendida sobre la noche, profundo clamor…
leer más   
8
3comentarios 64 lecturas prosapoetica karma: 91

Se ha marchado la tarde...

Se ha marchado la tarde
y ha llegado la noche,
y cambiaron, de pronto,
los bonitos colores,
porque el dulce cromado
de la tarde sin nombre,
se cambió por las sombras
de ese negro uniforme,
y cambiaron los besos
y la brisa, de golpe,
y negaron caricias
en la noche sin flores,
una inmensa tristeza
se apodera del hombre
que ha perdido la tarde
y en la noche se esconde...

Se ha cambiado la risa
por la lágrima torpe,
y también la palabra
se perdió entre las voces,
y quedaron callados
los inquietos relojes,
los caballos altivos
en la noche tan joven,
porque el duro silencio
ha escalado la torre
y llegado hasta el alma
y perdido su norte,
y es que el labio sin risa
balbucea canciones,
como rana sin rumbo
y perdida en el monte....

"...Se ha marchado la tarde
y se fue no sé a dónde,
y la noche ha llegado
de repente y sin flores..."

Rafael Sánchez Ortega ©
22/05/18
10
4comentarios 59 lecturas versoclasico karma: 98

Cosechando Infinito…

Enterré mi amor ya que de nada me sirvió dártelo,
lo enterré en una constelación lejana,
en donde repose en paz, y la única consecuencia puede ser que nazca
como un tulipán.
Pero para que si nadie mas vive allí,
esta lejos de la tierra,
lejos de ese mundo de hologramas aspiracionales.
Aquí es oscuro y espeso como el océano
la gravedad viene con filo de botella.
y corta las venas de mi rumbo.
Es colosal la perdida en la que ando,
se ha vuelto el opio de mi seguridad insegura
ya no es solo suministrada.
Esto va mas allá de cualquier portal.
Me perdí desde que te perdí, lo admito.
Para que negarlo si me gustaría drogarme contigo.
me gustaría verte siempre,
discúlpame por ese día que peleamos y dejé que fueras a dormir triste.
Desearía que la briza de tu frescura me rescatara
como lo hacen los super héroes de esas películas aburridas
y escuchar esas tonterías de James Dean siendo guapo.
Pero lo enterré nena, ese amor que te apunta,
me temo que escuchare de nuevo el disco completo de los Arctic Monkey “AM”
Y construir un refugio para mi melancolía con las rimas de Alex Turner
tambien bajarme esta botella de ron solo,
en donde deje el resto del dinero que me quedaba,
y le restare importancia a las caricias de tus recuerdos
El norte me da lo necesario para sepultarlo.
Y cada hombre cosecha lo que siembra y cosecho verdad,
por que sembre corazon.
no hubo mas que hacer,
y nos reconciliaremos con planes
en donde no quepamos ambos,
lejos,
distante de todo,
abrazándome con la sombra,
Observando el ocaso
Nena enterré mi amor por ti.
Y nació el infinito…
3
3comentarios 57 lecturas versolibre karma: 38

Perdí tu rostro

Perdí tu rostro
entre la multitud,
entre las idas y venidas
de los pasos en las calles,
entre buses y avenidas.

Perdí tu rostro
entre las manecillas de mi reloj,
entre las pastillas para el estrés,
entre escaparates y resplandores LED,
entre la cama y la pared.

Perdí tu rostro
entre los encuentros y despedidas
de los fines de semana,
entre los mensajes de: buen día,
buena noche… y hasta mañana.

mello
leer más   
13
4comentarios 57 lecturas versolibre karma: 103

Sorpresa nocturna

En el medio de la nada
amparado en tu recuerdo,
agarrado a una almohada
que eras tú pero en mi sueño,
dibujé una linda cara
con mi orgasmo sin quererlo.
leer más   
12
6comentarios 57 lecturas versoclasico karma: 87

Añoranza

Ojos tristes, manos agrietadas,
barba blanca y lento caminar
producto del paso del tiempo.
Sonrisa acumulada
que refleja pensamientos y recuerdos
de aquel otrora en donde todo era agite,
versos, cantos, primavera,
Ilusión, pasión, amor.

Caminando cabizbajo
con las manos entrelazadas en la espalda,
llegan los recuerdos de aquel amor
que llenó de alegría y vida su juventud,
en donde todo era canto y alegría,
y jamás pensó que algún día
todos estos recuerdos
eran parte de su vida.
leer más   
9
7comentarios 55 lecturas versolibre karma: 97

El camino como el final ?

El entendimiento del hombre es muy limitado, pero su corazón equilibra tal limitación.
para el que piense que un camino tiene un final está en lo cierto tanto como aquél que piense que el mismo no existe, siempre que su corazón lo entienda.
Una vez un hombre amigo de su Ángel le preguntó, entonces si para Uds. arriba el tiempo es inexistente, y la mayoría de los hombres están allá, ¿ no significa que el hombre es inmortal ? puesto que nunca muere ?
- Puesto de esa manera se puede decir que si - respondió dicho Ángel
- ¿ Y de que otra manera lo podemos ver ? - inquirió aquél hombre que siempre tenía más preguntas que respuestas.
- Es verdad que el hombre vive arriba (como dicen Uds.) para siempre, pero para ello tiene que morir aquí en la tierra, para luego renacer puro en "el cielo" -
- ¡ pero renace consciente de si mismo y su existencia !, es como que sigue con su vida de acá abajo.-
- es verdad - asintió el Ángel - pero para renacer tiene que haber muerto en él, todo lo "terrenal" que le impedía "entender"... -
Como ven amigos míos no es importante si esta historia sucedió o no, lo importante es entenderlo...
3
1comentarios 54 lecturas relato karma: 59

El rapto

Fui raptado como Perséfone.
Mi alma, presa de tus versos
Mis labios, presos de tus besos

Mi mayor pecado fue abrir el libro,
sumergirme en sus páginas
Y perderme.

Andar por los diversos caminos
de la poesía moderna
Y perderme.

¡Nunca paguéis mi rescate!
Dejadme morir por su poesía
Dejadme preso de su armonía.

Evan Huygens
leer más   
14
5comentarios 54 lecturas versolibre karma: 93

Müki

Amanecer
apacible en el lago.
Flores en rojo.
8
6comentarios 54 lecturas japonesa karma: 86