Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Las garras filosas de tu amor

Si se apaga el aullido de tu voz,
si amenazan tus lágrimas, y tu hoz,

si me llueve el silencio, tu dolor,
si congela el glaciar, tu desamor,
si apuñala el cuchillo, tu clamor,
si me abrasa con fuego, tu rencor,

vestiré de silicio y he de morir,
callaré los temores y el sufrir.

Escaparme de prisa, tan veloz,
de las garras filosas de tu amor,
y morirme de pena, por partir.




~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-mayo-24
leer más   
30
27comentarios 224 lecturas versoclasico karma: 91

AúN

Aún muero cada vez
que cierro los ojos y la olvido,
aún muero en palabras
que se quedaron
donde no llegan los sentidos,
corazón deshecho arena,
arena que trocó en cenizas amarillas.

Aún sigo en aquella vidriera,
escaparate del dolor golpeado por el mar,
marea de laceraciones
cuyas espinas aún vierten tinta.

Aún los pies siguen clavados en mi garganta,
en silencios que cuentan cada gota de tañido
que reverbera contra su ausencia.

Aún amo el incendio de sus dedos
cuando la fortuna hizo que se rozaran con los míos,
despedida sin pañuelos a los que aferrarse,
sin lienzo en el que llorar.

Aún no hay suficientes olvidos por pasar
con las yemas humedecidas en sal ajena,
aún no hay suficientes aunes…..

Aún olvido su nombre……
….aún no hay suficiente olvido.


მოéղ
leer más   
22
16comentarios 145 lecturas versolibre karma: 116

Ilusiones

La noche se desgasta en el silencio
extraña el canto del gorrión que se detiene
por el alba que no amanece
sin remordimientos ciegos de una mente que se vence.

Los faroles taciturnos de una vida te iluminan
no importa la sombra de un pensamiento
que sueña con ser libre algún día
trasnochan los momentos
estremeciéndose por un amor que los quería.

El pasado es tembloroso
reclama su tiempo
se esconde en el caos de una memoria perdida
se esfuerza en recordarlo todo
pero solo ama a la victoria sin tantas mentiras.

Quisiera curarme en la lejanía de una tierra sin asfalto
en donde los zaguanes se escandalizan
por una madrugada inquieta
por tanto cansancio de su mediocre vida.

Son tantas las bellas estrellas en un cosmos que nunca duerme
que la ilusión es su silencio
en una promesa que siempre vuelve,
solo la noche nos arropa en su melancolía.

El Mute
25/05/2018.
12
6comentarios 117 lecturas versolibre karma: 95

Caricia musical, nota de piel

Sumergida en un fluido lumínico,
que me mantiene alerta,
que me acuna y me hace sentir
ultrasonidos y ultrasentidos.

La piel se me eriza
con cada roce que pienso,
y me envuelvo en papel de aire
para sentir el vuelo de mi luz propia.
Todo tiene voz y piel y forma.

Sentidos que suenan.
Sonidos que se sienten.
(Caricia musical, nota de piel)


Abro brazos y recibo
todos las melifluas sonatas
que los corazones henchidos de vida
hacen sonar, con un tic-tac
que tiene más de sonata para piano de tez,
que fluido que se pierde en las ondas sonoras.



Hortensia Márquez
12
14comentarios 116 lecturas versolibre karma: 103

Sacando deseos de la chistera

Salto mortal al centro del mundo. Ese que miramos de reojo pero que nos tiene suspendidos en hilos de seda, resistentes e invisibles.

Volteretas entre la mochila del pasado. No siempre lleva piedras. Esas se quedan hechas un montoncito, testigos de la experiencia.

Contiene trucos de magia, chisteras con personas que tocan los mecanismos fascinantes de la sonrisa. Engranajes suizos de relojes sin tiempo.

Son maletas con pastelitos de Belem, vestidos de canela y azúcar. Calentitos. Maletas con bombones belgas. Con hojaldres parisinos. Con makis equilibristas entre palillos japoneses. Maletas a fuego lento, el de cocidos madrileños y migas manchegas.

Son cartas al futuro. En ellas se cuenta que pedimos más a la vida. Queremos más amaneceres. Más laurisilva. Más aves del paraíso. Más manglares que explotan de vida. Más camuflajes de tigres y cebras.

Y ¡plop! Saltan miles de flores. Las blancas de las acacias y el celindo. Del azahar y el jazmín. De la jara pegajosa. Las llamas amarillas de alhelíes, de las retamas en su apogeo, de las fressias francesas, las rosas curiosas. Los añiles de lavanda y violetas. Ese naranja de caléndulas del monzón. Los rojos de amapolas libres. Los fucsias de buganvillas aventureras.

Y saco la varita mágica. Un pañuelo infinito de ganas de amar. Unas maracas que sirven para enmarcar días perfectos. Una paloma que vuela lejos. Purpurina que alegra el cielo en las noches de verano y en las lluvias de Gemínidas.


[... huy, me he quedado dormida con un boli en la mano. Soñé que lo movía haciendo cintas de Moebius. Cuántas cosas caben en un deseo infinito]
leer más   
8
14comentarios 112 lecturas versolibre karma: 100

Senryus encadenados

Caricias puras
amanecer del alma.
Luz que nos ama.

Nocturno beso
que derrite mi escarcha.
Calor que aviva.

Furtiva luna
envoltura de piel.
Amor que cubre.

Susurro al alba
despertamos en suave.
Tú y yo enlazados



Hortensia Márquez



Imagen sacada de Internet
leer más   
19
17comentarios 107 lecturas japonesa karma: 103

Y cantará la poesía ( estrofa sáfica)

Y cantará la poesía plena

en sus arpegios de brillantes alas

y lucirá su rozagantes galas

¡Mi poesía!



Y emitirá su delicada voz:

dulce armonía en su cantar hermoso

en delicadas melodías sacras,

¡Tú, mi Calíope!



Tierna gacela, embriagadora luz

prende tus luces en mi valle blanco,

quiero elevarme hacia los cielos pronto,

¡Ven, mi princesa!



Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados



*La estrofa sáfica es una estrofa mixta compuesta por tres versos endecasílabos sáficos y un cuarto pentasílabo adónico con acento en la primera sílaba. Es originaria de Italia, aunque ya se había usado por una de las poetas de la Antigua Grecia. Fue creada por Safo de Lesbos, poetisa de la Antigua Grecia.
leer más   
15
14comentarios 106 lecturas versolibre karma: 111

Mi otro mundo ® ©

Mi otro mundo
el perfecto
el de mi utopía personal
es algo parecido
a que el hombre mismo
revindique a todo hombre
y honremos a la madre tierra.

Carlos Luis Molina Lara
8
4comentarios 104 lecturas versolibre karma: 97

Granizos

Se ha desplomado el cielo en forma de puñados de hielo redondo. Las nubes se hunden con su propio peso, repletas de agua helada súbitamente.

Mi pelo anda revuelto. Abro la ventana y huele a tormenta. Huele a truenos. Sabe a regocijo del campo.

Los charcos no dan abasto para dejar su protagonismo a la caída narcisista de cada gota. Ellas quieren precipitarse con magia en su recta final, antes de descomponerse al estrellarse en el suelo, con la finitud propia de cualquier hecho fabuloso.

Se mezclan con el líquido curvo en el contoneo de las fuentes.

Miro hacia arriba, la luz reflejada entre blancos y plomizos me baña los ojos. No abarco el mundo. No llego a tanto.

Y danzo entre rayos, me despeinan sus ecos, se arranca de cuajo el telón de nubes, se deshilachan en forma de cintas plateadas, espejos de vida, pociones de magia.
leer más   
12
11comentarios 98 lecturas versolibre karma: 95

Necesito que vuelvas hacer mi primavera

Necesito que vuelvas hacer mi primavera
y la gota de lluvia que me calma
la rosa que me alimentaba el alma
el motivo y la razón de que me quieras.

Necesito más que nada que tu olvido
no lea el dorso de la amarga tristeza
que las dudas no te nublen la cabeza
que no desaparezca lo que hemos vivido.

Pasa el tiempo y aqui sigo
necesitando que te vayas y regreses
que me odies pero que tambien me beses
y que despues de todo te quedes conmigo.

Necesito volver a hacer la espera
del viaje que se quedo colgado
el secreto que duerme a tu lado
necesito volver hacer tu primavera.
leer más   
11
9comentarios 97 lecturas versolibre karma: 92

Romance sin título

Cuando te vi en el desierto
te miré sedienta el alma
quise llenarte los cántaros
de nieve acaramelada.
No me contaste tu historia
yo la rimé en tu mirada
hilándola con el trino
del ave que la llevaba
en su pico con primor
al nido en que la enhebraba.

Tanto el verdor de tus ojos
como tu risa lozana
hizo temblar en suspiros
a mis entrañas de lava.
Vi que subía hasta el cielo
y de tu mano tomada,
el agua y miel en la tierra
eso ya no me importaba.

Eras ocaso de versos
nubes doradas, bordadas.
Siguen tus rayos de sol
avivándome la calma
por eso mantengo en pié
esa premisa jurada
de no revelar jamás
cómo esta historia es llamada.





Dee Dee Acosta
leer más   
14
13comentarios 93 lecturas versoclasico karma: 112

Senryu (soñar contigo)

Soñarte a ti,
en la linde del sueño
y lo prohíbido.




~~~~~~~~~~
@AljndroPoety
2018-mayo-25
leer más   
17
17comentarios 90 lecturas japonesa karma: 110

Liras enamoradas

Cansada de buscarte
entre los arreboles del ocaso,
cansada se soñarte,
parada sin un paso,
sintiendo que te pierdo y fracaso.

Perdida sin pensarte,
hundida si se muere mi Pegaso,
volar para así amarte,
amor que es sin ti escaso,
que si tú me acaricias yo me abraso.


Hortensia Márquez

Imagen sacada de Internet
leer más   
16
14comentarios 89 lecturas versoclasico karma: 98

Tu voz ( Para Rocío )

Tu voz clara
y bella
Brotando y sonriendo
Manantial discreto
De palabras llanas
Que dansan y vuelan

Prendido en tu acento
Llevas cielo
Y tierra.

Tu voz que deslía
Y mucho más
¡Acerca!
Va
De entonaciones
Gráciles y abiertas
Desprendiendo amores
De todas tus letras
Regando tu lluvia
De albores y ocasos
De sueño
Y leyenda.

Tu voz: Rocío
En la mañana
¡Es!
Cual tu nombre
Delicada y fresca

Tales son tus letras
Dulces y serenas
Candorosas
Tiernas

¿De donde esta magia
De arcanos parajes
Cantando te llega?
¡Ya lo se!

Querida amiga
¡Oírte ha bastado!
Y tu
¿No lo sabes?

¡Si es tu voz poema!
leer más   
12
14comentarios 88 lecturas versoclasico karma: 102

El precio de un instante

¡Qué angustia de no tenerte,
ésta mañana me domina!
cuando tu figura se va diluyendo,
entre la bruma gris,
de éste vil amanecer

¿Pero qué es lo que en hoy en día
estoy lamentando perder?

Las canciones que en tu voz,
muy complacido oía,
mientras tus cabellos corsarios
de oro mi cuerpo cubrían.

Palabras de amor,
que escuché de tus labios,
y con la llegada de hoy se han marchado,
de modo tan rápido y breve…
que ésta desazón de soledad,
de puro penetrante en el alma, duele

El precio de un instante de felicidad de ayer,
me ha dejado en ésta sala de urgencias maltrecho,
con un certero dardo clavado,
de modo inmisericorde en mi pecho,

Despierto impregnado de ti,
carente, inhábil, mutilado,
de tu presencia a mi lado casi obseso;
necesitado al menos de un instante,
para robarte o pagarte otro beso

Sé que para mí,
el precio justo por confesar algo turbio como esto,
es salir condenado a cadena perpetua,
prisión irrevisable, hasta el atardecer de la vida

Pues se que tener que pagar por amar,
deja incurables heridas.
leer más   
13
13comentarios 86 lecturas versolibre karma: 96

Quisiera volver

Quisiera volver
a aquel atardecer,
que dejó huellas tuyas y mías sobre la arena,

Atravesar Portugal,
reflejando flores lila en tus ojos

Volver a pasear,
entre los tranvías de Boa vista

Embriagarme del vino do Porto,
lácrima de Cristo, abril encendido

Vagar celoso, bajo el puente en la ribera,
mientras Gaia dormida,
susurra al Duero, un fado antiguo

Tener lembranças de ilícitos amores,
cuando la luna plateada,
embrujaba ya la noche

Quisiera volver a arribar a praia de Aguda,
igual que aquel día en barca prestada,
y envuelto en miedo en la niebla,
intuyendo sosinho la roca emergente,
que los pescadores llaman da morte o cantinho.

Eu quisiera falar portugués,
para dirigirme al corazón de usted,
y preguntar si aún me recibe.

Y en particular si voçé sabe,
la felicidad perdida en dónde vive.
leer más   
13
12comentarios 84 lecturas prosapoetica karma: 102

Sequedad

Al ver el brillo de aquellos ojos me quedé.
Pero era un brillo fugaz.
En si, él ya era luz
apagada, muerta.
Allí, solo había un vago
intento por sobrevivir.
Él era agua turbia de jarrón
que hacía mucho fue limpia y clara.
De sus rosas que un día fueron fragantes
y frescas quedaban tallos agotados y rotos.
Sus pétalos negruzcos, dispersos por el piso
de a poco olvidó levantar.
Donde un día hubo sonrisas ,
ahora no había ni el intento por sonreír;
solo había muecas amargas,
y unos labios agrietados y sangrantes.
En aquellos ojos brotaban lágrimas,
que corrían en un rostro cubierto
de hendiduras que se corrían hasta el cuello.
De sus manos, ya no surgían caricias
solo movimientos bruscos y torpes
que herían más que acariciar;
de su voz, ya no sonaban dulzuras,
sino, palabras toscas y ofensivas que
azotaban y estremecian.
Y yo que creí ver un brillo en aquellos ojos
mas mi propia luz fue pereciendo,
fui deshidratando de a poco.
Mi sequedad fue tanta que corrí
buscando aguas de los cielos por cobijo
y luz solar que me alumbrara
¡ y no paré hasta encontralos!
leer más   
11
4comentarios 80 lecturas versolibre karma: 99

Carta a la deriva

Te escribo
para que no me dejes
rodeado
de trozos
de soledad,
para que no me dejes
al borde
del eco
silencioso
que nos atraviesa.

Te escribo
porque estoy atrapado
en la carcoma
de la oscuridad
que nos separa.

¿Leerás mi angustia?

Si vienes,
trae el abrigo
de tus manos,
la espuma
de las noches,
la mirada que reverbera
en tu pecho,
la madrugada
entre tus piernas.

Si te vas,
llévate las calles solitarias,
las lunas apagadas,
el velo amargo
de mis ojos,
el agujero de mi alma.


©Alejandro P. Morales.
leer más   
16
10comentarios 79 lecturas versolibre karma: 114

Quiero Ser

Quiero ser
tu tierra fecunda.
La tierra donde
habite tu felicidad
y esperanza.
Que camines por mí
con la confianza
de la soberanía
sobre el terruño…

Yo te puedo proveer de lo necesario.
En mis campos del norte
puedo ofrecerte hilos de cabellos largos
y azabaches
para tejer una manta que te de calor.
Yendo hacia mis campos centrales,
encontrarás frutas de variada especie
para aplacar tu hambre,
De los campos de mi zona centro
puedo ofrecerte zumos para saciar tu sed
y refugio para tu descanso.
Y de los campos de mi zona sur
te ofrezco raíces, amor,
raíces para fundar todo aquello que anhelas.

Quiero que vayas y vengas
en mi nombre,
que levantes montañas
y formes ríos
con el arte que te enseñaré.
Sabrás tanto de mí
que has de plagarme de praderas,
dejando que tus ríos se formen sobre mí
mientras tu boca se vuelve océano en mi piel.
Te daré poder como no conociste antes
para que cambies mi geografía
construyendo en mí
todos tus puertos, fiordos y canales,
mientras tus brazos de río
erosionan amorosamente
mi piel con tu cause.
leer más   
13
13comentarios 79 lecturas versolibre karma: 97

No sé

No sé cómo llegué
ni que hilo invisible me sujeta,
mi memoria es polvo
y se hace añicos
con cualquier soplo de viento que la roza.

No sé qué hago aquí
ni que camino he de seguir
para perder mis pasos,
para enterrar mis huellas.

No sé si mutaré
si seré olvido,
o mar, o sombra,
deletrearé mi nombre
y será un breve suspiro,
un tímido aleteo
en ese eterno azul
que guiará mi rumbo,
mi timón...,
mi trayectoria.

Aurora Zarco.
leer más   
14
15comentarios 78 lecturas versolibre karma: 103
« anterior1234