Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

En un cielo anaranjado

Te soñé navegando en las aguas del olvido
¿Como son?, me preguntaste,
son inmensas
tan azules que se pierden en un efímero respiro.

Ojalá cuando llegue a viejo
me leas también como yo te leo a ti ahora,
sin la respiración agitada
y el dolor en el pecho cada vez que te respiro.

Sin esos pequeños espasmos de humor
que en vaivenes innegables
a veces son felices y a veces son amargos,
como esa abrupta acidez que te sube del cuello
Y te enseña lo abandonado que te sientes
después de una tormenta estruendosa,
vil y oscura negación absurda
de no poder comprender tanta sabiduría.

No fue un sueño, eras tú
y estaba yo flotando a la deriva
en la inmensidad de un reflejo anaranjado
de una puesta de sol que nunca termina.

Después de tanto navegar sin rumbo fijo,
en tantos sueños,
nos dimos cuenta de lo apartados que estamos
del amor verdadero.

Regresemos a la mar a luchar
con la furia incontrolable que ya no tenemos,
tal vez después de la tormenta
podamos encontrar un poco de paz verdadera.

El mute
22/07/2018.
18
11comentarios 254 lecturas versolibre karma: 105

Hojas

Hojas que mudaron
a plumas grises,
intentando orlar la timidez,
y cada vez que me acerco
me muerden el alma.
leer más   
15
27comentarios 161 lecturas versolibre karma: 92

Tormenta

A luna de hoy,
no hay espacio entre las palabras y el silencio.

Alguien cantó
durante una milésima de segundo
y fue suficiente para ahogar la boca
antes del susurro.

Cubrió tres años,
pero pasó tan fugaz...

Se acerca la tormenta,
soy muy consciente que la tengo cerca
pero he vuelto a mirar hacia atrás
y se me ha hecho sal el corazón.

Quién me protegerá
de la eterna canción
que nunca,
nunca va a dejar de sonar?

Confieso el miedo extremo
y la valentía vestida de ya no;
luego, si acaso,
en un espejo roto.......

me obligo al presente
y me veo;
y soy yo misma venida a menos,
una muesca marcada
en la cama de cualquier hospital
al que se le ha derrumbado el techo.

Convalecencia interina
por la falta de abrigo
en las noches de verano.

Y qué extraño el llanto que apenas se oye...

En este pantano sin ventanas abiertas
puedo afirmar
que me va a estallar la cabeza.

Espera, dice mi sangre,
espera,
que aún no estoy seca.

En realidad,
en cada suspiro que gotea,
no hay sol que por dolor no venga.
leer más   
24
23comentarios 148 lecturas versolibre karma: 107

Bardo

Como bardo de canto triste
le fui trovando a la vida
los sinsabores y amarguras.

No son reproches,
son cantos de vida.
leer más   
19
19comentarios 141 lecturas versolibre karma: 116

Ámame...

Ámame…
tanto como puedas
tócame esta la puerta entreabierta
bésame que tengo sed de tu lengua
entrame que mi vientre quema...

Ámame
que ésta es la última noche
que se vista de fiesta
mientras otros duermen
vos y yo
amándonos en la hoguera
muriéndonos trasnochados
bebiéndonos embriagados
sabiéndonos boca abierta
terminándonos entrepiernas...

Ámame
y luego, sigue amándome
en tus sueños
en tu mente
en tu cuerpo
en mi leña… (Lola)
14
3comentarios 120 lecturas versolibre karma: 91

Sellados los labios

Ahora es un peso colgado en mí
en una añoranza remota que alimento.

Qué se ha hecho del llanto de tu rostro seco?

Si te cojo las manos
       ya no siento el cielo.

Te he puesto en los ojos un dibujo del tiempo,
y al cerrar la puerta se me ha roto la voz.

Quizás este sea el precio que pide el amor.
Un llanto seco y un silencio atroz.


O dos silencios.
leer más   
17
12comentarios 106 lecturas versolibre karma: 101

Roto

Han resucitado los espejos
en oprobiosas imágenes de olvido
rotas las hojas blanquecinas
cuyos rostros dormidos asesinan,
el rayo de sol empecinado
piedra oculta en la marea
rueda la ruda cabellera
azabache mirada sin frontera,
en los riscos callados y fríos
lujuriosos los pájaros ondean,
¿cuanta sangre derrama una bandera?
con cuchillos en sus venas
derrotan al gigante de Aramea
alaridos al cielo gris que nos congrega.
leer más   
15
13comentarios 105 lecturas prosapoetica karma: 98

Porque contigo

Porque contigo,
otra vez
o siempre;

sé que no será suficiente.
20
2comentarios 103 lecturas versolibre karma: 103

Cuando muera el tiempo

Cuando muera el tiempo asistiré agradecida a su destierro,
y despediré de mi vida sus recuerdos y las horas compartidas
sus atrasos, sus desvelos, y las noches de amor que me regaló
haciéndolas más largas, retrasando entre nubes esas madrugadas…

Cuando esparcen sus granos en cenizas, quizás sobre el mar una parte,
quiero estar presente y ver como las olas lo abrazan y atesoran
en lo más profundo de su corazón, desde ese ahora detenido,
en su honor…

Y quiero ser yo, quien pueda liberarlo también en un verde prado,
de flores silvestres, lavandas, margaritas, girasoles, para hacerlas eternas,
como una obra de arte besada por mágicos pinceles, eternizada,
detenida en el tiempo final de todos los tiempos,
quieta…

Cuando se detenga, en su último respiro y no haya agujas
ni ampolletas de cristal de finísima y orgullosa cintura,
no sé como serán los días, pero si estoy, y si puedo verlo,
quiero escribir en presente como nos dejan las horas,
los minutos poco a poco, si no nos lleva el tiempo
en su viaje, con él…

Cuando muera el tiempo
asistiré agradecida a su destierro,
y despediré de sus horas, mis recuerdos…
(Lola)
10
5comentarios 103 lecturas versolibre karma: 86

Abreme tu alma (Dedicado a todas la mujeres maltratadas)

Ábreme tu alma escondida en tu pecho
y dame paso para que entre a mirar
¿qué escondes dentro de tus sentimientos?,
son palabras que vienen de otros mundos.

¿Quién dijo que al entrar me daba derecho
para poder en todas tus cosas espiar
y hurgar como alimaña en tus pensamientos,
de proxenetas, chulos, gente y moribundos?

Ábreme tu alma escondida tras tu mirada
que refleja el paso del tiempo y la tortura
que se esconde tras un muro de sonrisas,
lágrimas disimuladas, suspiros sustentados en el aire.

¿Quién dijo que al entrar podría estar donde quisiera
y jugar al escondite sabiendo que murmura
tu alma, que llora por los rincones sumisa,
de tu ser que me consiente con todo el paire?

Ábreme tu alma y déjame entrar en silencio
y caminar por sus recovecos, espacios sin límites,
huecos saturados de ripios sentimientos,
para llegar allí donde está la herida y poderla restañar.

¿Quién dijo que en tu alma no influencio
ni siquiera para poderte ayudar y darte un ápice
de esperanza, de vida, de amor en el precioso momento
en que en este lugar a tu ser me dejaste entrar?

Ábreme tu alma y dejame jugar,
déjame que te quiera y te susurre al oído
que eres mi esperanza y mi mundo,
eres la cura de este juglar que vaga sin rumbo,
de este poeta vagabundo.

Dedicado a todas las mujeres maltratadas psicológica y físicamente por aquellos que no tienen alma, ni corazón, ni vergüenza, aquellos que perdieron el respeto por la vida de los demás. Va por todas ellas. ¡NO ES NO!

"Y EN EL FONDO TE DIGO"
Fdo.: Alfonso J. Paredes
Todos los derechos reservados
SafeCreative/Copyaright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
12
12comentarios 96 lecturas versolibre karma: 102

Al vacío

Caigo eternamente,
me despeño sin fin...
la sensación es que no hay red,
nada me sustenta ya.

No tengo alas,
ergo no levantaré el vuelo.
Veo lianas de poemas al caer...
quizás me agarre a una.
leer más   
14
13comentarios 96 lecturas versolibre karma: 105

Salvo el crepúsculo

Ir y volver.
Regresar y volver a ir.
De la oscuridad a la luz,
y de la luz el cubil mortecino
donde duerme un pasado hecho sombra.

Se acerca una noche larga;
llegará colgando de un hilo
tras una puerta que no tengo fuerzas para abrir.
Y una palabra inacabada
cuelga de mis labios,
pues de nada sirve lo que pueda decir.

Hoy me encierro,
callada,
rompiendo a gritos los muros
que hace tiempo se van fundiendo a gris.
Me saco los ojos y,
si tuviera fe,
diría una oración justo a los pies
del dios de las noches eternas;
una oración de redención y penitencia,
porque a veces hay que forzar el final
de aquello que nunca empieza.

Pero nunca he creído
en aquello que ni se ve ni se puede sentir.
Así que cierro la puerta de hierro
y recojo lo que queda del sí
esparcido en el suelo.

Ha terminado el tiempo de los versos
y sólo quedan inútiles gestos
(esos, esos mismos,
justo los que no sé descifrar;
pero siguen aquí).

Insisto, si tuviera fe,
haría una oración para salir del ojo
que todo lo ve
Pero ya digo, yo no sé creer.

Así que sólo pido
que enmudezca la luna,
todas las flores,
la Primavera,
que caiga la botella,
el sueño derramado,
la tristeza,
que calle en mis ojos el recuerdo,
la canción bailada,
que no mienta más el tiempo,
que duerman las madrugadas.

¡Que calle el mundo!

Que calle todo,
todo,
salvo el crepúsculo*.



*J. Cortázar
18
30comentarios 94 lecturas versolibre karma: 107

Soneto al libro

El libro es compañero de mis penas
y alegrías sinceras, ¡es mi amigo!
Troto mil aventuras, ¡Ay, contigo!
Enriqueces mi espíritu, me llenas.

Dejo por ti, posturas tan terrenas
y me abalanzo al cielo, lo persigo.
Tus vastas enseñanzas yo bendigo:
fuentes incalculables tan amenas.

Surcaremos los mares con tus remos,
viajaremos contigo a los espacios,
por ti recibiré conocimientos.

Cultura para el mundo pariremos
y también instruiremos a reacios;
juntos transformaremos pensamientos


Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados/ copyright ©
leer más   
11
8comentarios 92 lecturas versoclasico karma: 105

El amor es punto y aparte

Ahora versando con rima “Arte”


Esto del amor es punto y aparte,
realmente el amar es un arte,
yo he intentado mi alma entregarte,
pero es difícil cuando no paras de quejarte.

He tratado de muchas veces jalarte,
pero sigues evitando que quiera atarte,
dices que los hombres son de Marte,
y por eso evitas conmigo juntarte.

Aunque no quito el dedo para juzgarte,
se que soy de tu corazón una parte,
aunque me digas que no, vivo para pensarte,
Y en mi mundo solo quiero amarte.

Puede que con mi forma vaya a contagiarte,
y algún día lograre ese vacio llenarte,
voy a hacer que dejes de asustarte,
cuando de mis locuras dejes llenarte.

Seguire luchando hasta presionarte,
porque no concibo que quieras marcharte,
cuando tengo tanto en mi, para darte,
y aunque quieras, no voy a dejarte.

Quiero que sonrías al acariciarte,
y sentir lo que siento yo al mirarte,
sabes que estaré aquí para abrazarte,
cuando en soledad quieras ahogarte.

No te dejare con fantasmas marcharte,
porque con amor voy a endulzarte,
y en mis corazones voy a colgarte,
para que vueles a mi lado y entonces atraparte.

Las letras de mi alma
leer más   
9
6comentarios 91 lecturas versolibre karma: 94

Hokku (lienzo)

Lienzo en color
cielo estío y crepúsculo;
agua y quietud.




~~~~~~~~~~~~~~~~~

  @AljndroPoetry
  2018-jul-22
leer más   
17
16comentarios 91 lecturas japonesa karma: 103

Aromas

¿No ves la rosa
en este atardecer?,
te echa de menos.

Llora en mi hombro
suspirándome trémula
y es mi tormento.

También suspiro
por la luz de tus ojos,
reclamándole al viento
aromas tuyos
leer más   
12
8comentarios 91 lecturas japonesa karma: 94

Adagio

El trino de tu canto
cual un adagio de Albinoni
emitía compases y sones
que me llevaban al llanto.

Eras una estrella fugaz
y yo mordí el anzuelo
cuando prometías el cielo
con tu encanto falaz.

¿Qué te hice yo, amor mío
para caer en este abismo
si para mi fuiste un istmo
donde varé tras el naufragio?

Tus palabras frías y mordaces
fluyen hacia mi como un aluvión
y rompen mi marchito corazón
aunque luego hagamos las paces.

Las notas que surgen del piano,
mientras acaricias el marfil
parecen ser el único elixir
que acaba con este dolor insano.

¡Con tus ardides me engatusaste!
Déjame ya remontar el vuelo
que mi pena no tiene consuelo
por mucho que me abraces.
leer más   
9
9comentarios 88 lecturas versolibre karma: 95

AAAY! (demasiadas mayúsculas en el título)

Al amanecer te presiento
Al atardecer me contengo
Al anochecer me caliento
Y en tu vida me mantengo
!
leer más   
11
7comentarios 86 lecturas versoclasico karma: 104

Cada Llanto Es Un Poema

Cada llanto es un poema
Y cada poema un salvavidas
Y cada vida salvaguardada
Rescata también otras vidas
Y asi justifica el poema su existencia
Y asi justifica…la vida…su alegría.
leer más   
13
9comentarios 86 lecturas versolibre karma: 100

......

Tu calma me asustaba,
y tenías el don de calmarme con un susto.

Tu zapatilla de la redención he visto volar por encima de mi cabeza,
¿mala puntería?, ahora creo que no...
Tus cuentos inverosímiles aún brotan en mi interior.
En tu mecedora, con tus pequeños ronquidos...
Te echo de menos abuela.
leer más   
11
9comentarios 85 lecturas versolibre karma: 114
« anterior1234