Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

En mi soledad

En mi soledad,
permanezco desnuda de miradas
que ensucian la piel,
sin tener que demostrarle nada a nadie
para que me ame,
dónde ser valiente ya no duele
porque mis miedos han desaparecido,
dónde la oscuridad se torna luz
al abrir mis adentros, de par en par,
y dejar que mi esencia respire en silencio.

En mi soledad,
no he de temer al olvido,
porque conozco muy bien quién soy.
Sé que la razón de mi existencia
no es alcanzar lo más alto con el alma herida.
Que cuando amas de corazón, lo que anhelas
es poder llegar muy lejos enhebrando sonrisas,
con la mirada latiendo, rebosando sueños
mientras luchas contra los avatares del tiempo
sin olvidar lo bella que es la vida.
24
11comentarios 651 lecturas versolibre karma: 107

Erase una vez un hombre que con amor nunca olvida

Erase una vez un hombre
que era callado, solo sonreía
aunque el martirio en su interior
fuese un grito en agonía.

Vivía en este mundo en el que nadie respira,
en donde nadie piensa, solo existen en el frío sin ningún asombro,
entre las miradas de muchos rostros,
entre tatuajes de sangre en las cenizas.

La penumbra siempre es silenciosa
no es como la turba escandalosa
o el gran opositor que nunca dormita,
su maquinación es un tahúr que gime
sin desaparecer por siempre de nuestra corta vida.

Aún así,nunca seré un incrédulo maldito
creo en el corazón que no olvida,
que odia a la serpiente y su maldad fingida,
esa que se burla de la más pura ternura.

Mi esperanza es mi corona,
sílaba a sílaba la palabra se forma,
erigiendo amor, milagrosa
como una espada que en la paz reposa.

Ruega por mí, yo rogaré por ti,
lo haré en cada día y en cada noche
cada vez que sea necesario,
hasta que el valle gélido se ilumine en un destello
y tú, sin miedo me sonrías.

Quiero que el canto del gorrión anuncie
que la tempestad ha pasado a la calma,
después de ese naufragio inesperado
en donde el huracán no deja nada.

Nunca seremos despojo de la soledad,
no seremos esa palabra vana que flota en la calumnia
seremos invencibles,
como el viento ante la mirada que nunca termina.

Erase una vez un hombre
que con amor nunca olvida.

Miguel Adame Vázquez.
18/07/2018
20
7comentarios 493 lecturas versolibre karma: 103

Incombustible

Incombustible,
permanecer así
aunque todos intenten
hacer de ti alguien distinto.

Quiero que mi cuerpo muestre lo que siento,
atreverse a saber y nombrarse así mismo,
soñar en las variaciones de un lugar distinto
pensando en no escuchar cuando el silencio lo dice todo.

Cuánto dolor te hubieras ahorrado
si tan solo hubieras comprendido
que al querer dañarme te dañabas mas a ti,
si tan solo hubieras prestado un poco tu oído
a las verdades sin los rumores que acechan.

No serías solo abandono
en cada rincón de ti mismo,
hubieras soñado con un infinito
en el que el tormento eterno huye.

Los olvidados no saben pronunciar su nombre
se han quedado en una soledad que divaga,
aún así vas juntando la desolación de las sombras
para que no iluminen el clamor de los pecados.

Incombustible,
quiero ser un corazón que no arda
al escuchar tu voz en el paraíso,
quiero huir de la envidia y la caricia falsa de medianoche.

De la desesperación húmeda
de un aliento pálido por la preocupación en el tumulto,
las palabras puede venderse mejor
con un halago falso y vacío
si tan solo no hubieras sido solo materia.


El mute.
17/07/2018.
17
17comentarios 447 lecturas versolibre karma: 108

Beso

He visto a la luna
viajando de tus ojos a los labios
y sin querer detenerla,

ahora tengo la noche en mi boca.
23
2comentarios 398 lecturas versolibre karma: 98

Tu recuerdo

Te recuerdo más allá del cielo,
en dónde cantan los gorriones
y habla fuerte el viento.

Te recuerdo en la última rendija
en donde no gobierna el miedo
Y el camino sufrido no se lleva a los besos.

Te recuerdo ignorando palabras rotas
rescatando versos
que en un pasado exclamó el abuelo.

Te recuerdo asumiendo tu memoria,
recogiendo uno a uno a los caídos de la batalla
donde murió la metáfora sin ningún privilegio.

Te recuerdo en mis pérdidas
en las horas que se juntan en la ausencia
en las noches oscuras que se lucen ante la luna llena.

Te recuerdo venturosa
como una dinastía vieja
sin saberte esconder de las tinieblas.

Te recuerdo en las reliquias de un pasado
en donde el amor no se marchita
con la soberbia de una vida que se acaba.

Me quedé sin saber cómo olvidarte
desafiando a la muerte que tarde nunca llega
sin saber justificarme con nada.

Nunca supe cómo distraer el sueño eterno
que profanó a la tumba de las voces mudas,
solo supe quedarme vacuo sin ningún juramento.

Con el último rayo de sol de Julio calenté a mi cuerpo
nací en ese mes intermedio,
tal vez en Julio la música es más melancólica.

Tal vez en julio todo es felicidad
todo menos tu recuerdo vago,
la existencia adversa no tiene sentimientos.

Nada especial tiene el mes de Julio
debí haber nacido en Agosto y no lo dice
de modo que nada especial tiene ese día.

Tu recuerdo nunca será una biblioteca sin libros,
un reproche mal pagado
una lágrima sin duelo en su propia agonía.

El mute
06/07/2018.
25
21comentarios 395 lecturas versolibre karma: 111

Nunca

Nunca rebajé a la noche a un deseo de ironía
bastó con cerrar los ojos de los sueños
y no olvidar el afán de salir victorioso,
la guerra es el ego más testarudo
en donde se olvida que el amar en la propia vida.

Nunca deje al azar el misterio de la vida,
preferí ser sensato y traté de pensar
que el olvidar nunca es la única salida,
la locura coherente también es un buen remedio
para engañar al tiempo en su eterna huida.

En cambio tú, con tus intereses en inverso
dejaste ser reloj de arena de un abismo eterno,
en donde reuní tu última mentira,
con ella quisiste inventar lo que fuera
con tal de salirte con la tuya.

¿Porque amaste lo que sabías que querías dinamitar?, fuiste tan torpe entre tus memorias
que la tierra misma te arrastró a la arena del mar,
en ella es débil el amor que se derrite con el agua
de la peor victoria que se Ahora en tus caprichos.

No podré salvar tu alfil
de ese tablero de ajedrez
en donde nunca nada será suficientemente
ojalá te hubieras separado de ese juego infinito
pero no sabes perder entre todos tus caprichos.

Lo hiciste ante un espacio inestable
entre un profundo dolor sin amor,
en el débil crepúsculo que se difumina
entre su propia bruma vacía,
siempre serás la única queja que no pude evitar.


El mute
08/07/2018.
20
18comentarios 345 lecturas versolibre karma: 99

{Encenderte a ti }

(Observarte...)

callar a la noche
y poder pensarte

concentrarme
en tu rostro
delinear cada ápice

dibujarte en mis ojos
apagando las calles

trepar las paredes
subir hasta el cielo
sentarme en la luna

y apagar Madrid

Y encenderte a ti ...

Correr en la noche
marcar las aceras
con todas las huellas
llevándome a ti

Clavar las agujas
y parar las prisas,

Inventarme unas alas
y volar los semáforos
que me cierran el paso

doblar cada esquina
desplegar callejones
abrir cada puerta
con salida a ti...

Cambiar cada stop
que late en Madrid

Por un ceda
en mi boca

besándote a ti ....


@rebktd
leer más   
29
40comentarios 318 lecturas versolibre karma: 98

Una casa de paredes amarillas

Yo nací en una casa de paredes amarillas
y pisos de madera fría.
Edificio de piedras blancas,
rejas negras,
y vista hacia la serranía.

Yo crecí en una casa de paredes amarillas,
donde despertaba con las canciones de las guacharacas
que, aunque aves de plumas opacas,
sus sonatas matutinas,
no fallaban en llenarme de alegría.

Yo viví en una casa de paredes amarillas,
donde, con mi padre, le cantaba a la luna,
le aullaba a los gatos,
y, con el zumbido de los sapos,
me dormía.

Yo conviví en una casa de paredes amarillas,
donde el aroma de las arepas,
llenaba la cocina.
Simplicidad culinaria que, sin mucho esfuerzo,
me estremecía.

Yo residí en una casa de paredes amarillas,
donde vi el amanecer por primera vez;
donde comprendí lo bonita que es la vida,
al ver los colores del cielo,
mientras el sol se ponía.

Yo existí en una casa de paredes amarillas,
donde la voz de mi madre cantando,
llenaba todas las esquinas;
La risa de mis hermanas, juré,
Toda la urbanización, oír podía.

Yo me establecí en una casa de paredes amarillas,
oasis en el medio del caos,
núcleo de amor y seguridad,
en medio de un país
al cual la tragedia abatía.

Yo sobreviví en una casa de paredes amarillas,
rodeada de felicidad,
mientras un pueblo rogaba por comida.
Tierra de corrupción andante,
impotencia desgarradora se sentía.

Pero un día, después de 18 años de vida…

Yo me fui de esa casa de paredes amarillas,
dejando atrás las guacharacas, los sapos y mi familia,
partiendo de los atardeceres y la serranía.
Y con la vida cargada en dos maletas,
de mi amado país me despedía.
leer más   
21
7comentarios 311 lecturas versolibre karma: 101

. -. - .-. . / -- .. / .--. . -.-. .... --- / - ..- / -.-. .. . .-.. --- .-.-.

Se me abren los pasos
entre el pecho y el suelo

Adoquines dorados
en barrotes de plata

y al girar
la esquina
bajo la cornisa
está tu mirada ...

Crujido de suelo
Y grieta en la ventana

Palpitante tu canto
se posa en mi alma

se clava
en mi espalda....

Y entre las costillas
se expanden las alas

me visten de aire ...

Y un soplo de cielo
sale de mi pecho
Sssss~~~~~~~~~~directo a tu vuelo

Pero yo ...

Yo sigo aquí <~~~
en un blanco silencio

_sujetándome el suelo_ ...

@rebktd
leer más   
42
48comentarios 297 lecturas versolibre karma: 104

Pero no llegas

Entro en el bar.
Me digo a mí misma que vas a llegar.
-no llegas-
El camarero pregunta
si prefiero sentarme en una mesa
en lo que llega su pareja.
Sonrío discreta
y me alejo con la jarra de cerveza.
Me acurruco
en la mesa del rincón
y alzo la cabeza.
Fuera hace sol
pero el frío me hiela la mirada
a través del cristal empapelado
de nostalgias diversas
que han ido dejando los clientes.
-No llegas-
Pido otra cerveza
y llegan a mi mesa
unas manos invisibles que me atraviesan.
Mastico la pena
y otra vez sonrío,
menos discreta y algo más ausente.

Me espero a mí misma.
Pero no llegas.
leer más   
39
29comentarios 284 lecturas versolibre karma: 94

Agua ~~~~ [con @rebktd]

Cae el sol
sobre la mar
y la calienta
la reinventa
la deshace
la rehace
la acaricia
la incita
la tienta
y la invita
a viajar
al firmamento;
y mira la mar
al cielo,
y se lanza
contra el cielo,
se vierte
se derrama
hacia el cielo,
sueña con hacerse
y se hace;
cielo...

Y una vez,
ya la mar
siendo cielo,
se cobija
en los brazos
del aire,
y se expande
se enfría
se estremece
se agita
se acurruca
y le envuelve...
Y le mira
le provoca
le seduce
y le funde,
y el aire
se rinde
suspira
la abraza
la eleva
y la besa
y la hace
nube...

Ve la nube
los campos
los prados
las flores
los ríos
las vacas
los perros
los hombres
la tierra
el musgo
los grillos;
y se antoja
de palparlos
de sentirlos
de volver,
de bajar
de caer
de ser
parte
con ellos...
Hace frío
siente frío,
un viento helado
arremete
contra ella
la golpea
la estremece
la condensa
la maltrata
la hace llorar,
y ella;
se derrite
se derrama
se vierte
y cae...
de nuevo
al suelo.

Y la tierra
se alegra
y sonríe;
la acaricia
la mira
la absorbe
la muerde
y la bebe...
Y el agua
complacida
responde;
fluye
la recorre
la empapa
la humedece
la baña
se desliza
se eleva
en cascada
y al caer...
un recuerdo
un sentir.
Una imagen;
un instante
un azul
penetrante.
Una línea
un amor
fulgurante
la entristece
la acongoja
la envuelve
y un llanto
salado
la cubre
la recoge
la arrulla
y consuela
en un cálido
vaivén;
que la mece...





~~~~~~~~~~~~~
@Rebktd &
@AljndroPoetry
2018-jul-5
leer más   
20
38comentarios 277 lecturas colaboracion karma: 94

- . / / .--. .. . .-. -.. --- .-.-.

Te he esperado
con la habitación desordenada
Y la piel encima de la cama

He vaciado el armario
Y me he vestido de ganas

He trazado la línea
que une tu noche y mi alba

Y sobre ella ,
he estirado al máximo cada uno de tus palabras

Pero sigue sin llegar ...

Sigue faltándome el verso

que me haga sentir
el poema .


@rebktd
leer más   
36
49comentarios 257 lecturas versolibre karma: 111

Hay días en que nadie sabe nada, más que solo callar

Solo un pedazo de soledad
como un soplo de sueños con fe
de esos que se tejen en la noche
al pie de un vacío que se desmorona
brincando a la muerte.

El último favor que te pedí
fue que me dejaras un poco de tu amor
antes que la vida me pida el traje
y la vieja mirada se olvide de ver.

Como aquella vista que se interrumpe en la noche
cuando el párpado cerrado de la conciencia
vaga entre las lágrimas oscuras de la otra dimensión,
no me equivoco al pensar que todavía me quieres.

Aunque es incierta la desazón de un olvido
es injusto no tener un poco de vergüenza
es preferible vivir en el exilio
que verse en el espejo de la fútil vanidad.

Últimamente me he podido dormir en todas partes
con cada ronquido ahuyento a las horas
que en su rebeldía me roban la poca inocencia
de mi respiración agitada por el exceso de peso.

Tu amor era para mi la perfecta ancla
en un mar sin brisa
el mejor pretexto para olvidarme
de las hojas grises de un otoño.

Se acerca a toda prisa a esa infancia que se olvida
cada vez que la belleza de la vida se esfuma
en cada parpadear.

Te olvidaste de cerrar la puerta en tu partida
como un esposo me quede en la luna
esperando a una nube para poder retornar,
hay días en que nadie sabe nada, más que solo callar.

El Mute

20/07/2018.

Con Cariño para mi amiga Maulita.
14
4comentarios 255 lecturas versolibre karma: 112

En un cielo anaranjado

Te soñé navegando en las aguas del olvido
¿Como son?, me preguntaste,
son inmensas
tan azules que se pierden en un efímero respiro.

Ojalá cuando llegue a viejo
me leas también como yo te leo a ti ahora,
sin la respiración agitada
y el dolor en el pecho cada vez que te respiro.

Sin esos pequeños espasmos de humor
que en vaivenes innegables
a veces son felices y a veces son amargos,
como esa abrupta acidez que te sube del cuello
Y te enseña lo abandonado que te sientes
después de una tormenta estruendosa,
vil y oscura negación absurda
de no poder comprender tanta sabiduría.

No fue un sueño, eras tú
y estaba yo flotando a la deriva
en la inmensidad de un reflejo anaranjado
de una puesta de sol que nunca termina.

Después de tanto navegar sin rumbo fijo,
en tantos sueños,
nos dimos cuenta de lo apartados que estamos
del amor verdadero.

Regresemos a la mar a luchar
con la furia incontrolable que ya no tenemos,
tal vez después de la tormenta
podamos encontrar un poco de paz verdadera.

El mute
22/07/2018.
18
11comentarios 254 lecturas versolibre karma: 105

Me dueles

Me duele la pobreza de mi pueblo
su olor a desesperanza
su ignorancia
su vacío con ojos tristes.

Su piel curtida por el hambre
lo fácil que es engañarlo
con un poco de circo
y un refresco de cola.

Me duelen sus siglos de abandono
su poca oportunidad de disfrutar un cielo azul
su opaca sonrisa
sus manos agrietadas por tantas novelas.

Me duelen los pocos idealistas
los escasos soñadores vivos
la mayoría los han matado ya
ya no viven más que en los reclamos de justicia.

Me duele la sangre que escurre por la alcantarilla
los niños que nacen sin nada
los abuelos que mueren en el olvido
el festín del odio y la muerte.

El Mute
30/06/2018.
26
18comentarios 253 lecturas versolibre karma: 105

...yo en la caída

Eramos
otros cuerpos
otros rostros
otra piel

otros sueños

eras mi sueño...

y se hizo ancho ancho
el río del tiempo;
tú en una orilla
yo en la otra

eras mi sueño...

y se hizo precipicio
en toda su hondura,
la vida;
tú en la cima
yo en la caída

eras...

eres mi sueño.


~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

@AljndroPoetry
2018-jun-27
leer más   
36
33comentarios 244 lecturas versolibre karma: 109

Una obra de arte

Apareció y sólo era silencio, pero acabó por convertirse en una obra de arte. Con cuidados matices en la voz que le daban el color justo y apropiado. Su mirada era un emblema, un homenaje a la verdad y a la virtud. Sus manos removían todas las palabras que caían entre sus dedos; les daba la vuelta y las devolvía, con las palmas abiertas, a quien antes las había pronunciado. Le gustaba oler. Cualquier cosa nueva susceptible de ser conocida, tenía que pasar por su nariz antes de serlo. Pero lo mejor de todo era su sonrisa. Y es que no sonreía con los labios; su sonrisa era un conjunto de rasgos que se unían al unísono en su rostro, para crear la sonrisa más amplia y sincera jamás vista.

Pero no siempre fue así… al principio, sólo era silencio. Paseaba por los varios caminos de la vida sólo con sus pasos y sus ecos. Decía que oía voces que le hablaban, alejándolo de la soledad que le rodeaba. En realidad, no estaba solo, jamás estuvo solo, pero siempre lo creyó así. Quizás lo que quería era estarlo de veras. Así como algunos niños crean un amigo imaginario, él creaba su soledad imaginaria. Y esas voces que oía, eran sus sueños, decía, que lo llamaban a gritos para irse con ellos. Pero se tenía por cobarde; por un cobarde sin armas suficientes como para dejar atrás su vida y seguir sus sueños. Hasta que un día se cansó de ser silencio y decidió soñar…

Y ese día todo cambió. Recogió las pocas cosas que le podían caber en un bolsillo y decidió cerrar la puerta para jamás volverla a abrir. Ese día, caminó. Caminó hasta bien entrada la noche. Y al día siguiente siguió caminando. Y al otro día, y al otro…. Las piedras y el polvo del camino le fueron animando a seguir. Las mariposas contribuyeron a que su voz tuviera tantos matices hasta entonces desconocidos. Y poquito a poco, paso a paso, la obra de arte se fue creando. Sus ojos se vaciaron de lágrimas y se envolvieron de vida; una capa profunda de vida se iba formando poco a poco, vibrante y ansiosa, cada vez que abría los ojos. Y aprendió a sonreír sin esconderse. Descubriendo que a menudo, si se entrega una sonrisa, se recibe otra. Y decidió coleccionarlas.

Adquirió una bolsa de cuero de color marrón que antes olió. Cada día iba metiendo en ella todas las sonrisas que le devolvían. Cuando una brizna de tristeza se acercaba a su ánimo, no tenía más que abrir la bolsa y dejarse llevar por todas las sonrisas que guardaba. Y entonces decidió adquirir una caja. Una caja para guardar las palabras que iba encontrando por el camino, pero quiso insistir en que la caja no tuviera cierre; las palabras son libres, decía, no tenemos derecho a encerrarlas. Y así, a medida que iba recorriendo camino, iba recogiendo las palabras que encontraba y las iba guardando en la cajita. Pero un día, acabó el camino y se vio frente al mar. Un mar amplísimo y limpio; azul como su esperanza, inmenso como su alma. El alma de una obra de arte hecha sonrisa, hecha mirada... y saltó.

Hay quien dice que en el lugar más alejado del mundo hay un camino de arena que lleva al mar. En ese camino hay, desde hace muchos años, una bolsita de cuero y una cajita de madera que jamás el tiempo ha logrado cubrir. Y hay quien dice que a veces, si el viento lo permite, se pueden oír palabras y sonrisas entre las olas del mar.




(Aviso: a todos los que hacéis tan magníficas prosas....... Ze os pide mil disculpas. He querido hacer un experimento con esta pequeña historia. Sed benévolos, pues es sabido que Ze y la prosa no son muy amigas....... Mil gracias. Abrazos a todos.)
leer más   
29
27comentarios 240 lecturas relato karma: 113

Tus secretos

Tus secretos
misterios olvidados sin lamentos
silencio abandonado con la palabra agonizante,
mis ojos lo ignoran
como si fueran un corazón muerto.

El mundo me ha quedado muy lejos
en el tímido dolor de saberse inquieto,
todos se apresuran a limpiar su llanto
pero yo no lloro
agoniza el corazón en su duelo eterno.

Fuí libre en mi melancolía nauseabunda
sin el compromiso enfermo de adular tus versos
sueño inolvidable,
sin la lúgubre tristeza
que simplemente nos abraza a destiempo.

Mueres en la noche infinita
entre la amargura de un pensamiento desolado
que se niega alejarse de tu lado
es fiel a tus manos curtidas por el tiempo.

Solitario vacío que nunca llega
a todo le rehuyes,
a todo lo que tengo,
quietud de pensamiento
contigo me quedo,
soy leal a tus besos.

Se me cierran los ojos de remordimientos
sin olvidar del todo
los viejos sentimientos
desolados espacios que quedaron lejos,
tus secretos, es todo lo que tengo.

El mute
10/07/2018.
18
18comentarios 237 lecturas versolibre karma: 114

Mensaje a mi juventud

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.
  (No volveré a ser joven de Jaime Gil de Biedma)




No le vuelvo la espalda al pasado,
sólo miró de soslayo
a los años jóvenes que ya no volverán.
No añoro lo que hubo,
añoro lo que ya nunca más tendré.
Que la vida es un tren sin regreso,
lo supe hace apenas unos minutos.
Que lo que fui no lo volveré a ser,
lo supe hace algo más de tiempo.

(El espejo me devuelve una imagen
que no casa con mi yo mental)


Se quedaron atrás las ganas de comerme la vida,
para dar paso a las ganas de vivir cada minuto,
sorbo a sorbo y trago a trago.
Como se bebe un buen vino:
Saboreando, paladeando, oliendo…
apreciando los matices de cada día.






Hortensia Márquez



Imagen Jaime Gil de Biedma
29
27comentarios 237 lecturas versolibre karma: 121

Mi poesía insurrecta. Mesa compartida @Aljndropoetry, @rebktd & @MiguelAdame

Me cruje tan dentro el cielo,
Latido de negro vuelo;
Es indagar en mi anhelo...
Y caer tu nombre al suelo...

Y quizá ningún desvelo
me devuelva el terciopelo
de tus besos y tu celo;
ni entibie el pecho de hielo.

Palabras sin detener
navegan al recorrer
cada único renacer
poemas sin malquerer.

Tu amor en un mercader
sorprende sin someter
abrazos sin suponer
tus versos al complacer.

Cada sinalefa expresa
cada letra me embelesa
y mi mirada ya es presa
y es su boca, quien te besa.

Surcando voy tu dehesa
Sintiendo como me apresa
como tu tinta se espesa
Y es en mi piel , que es impresa.

Y me como hasta tus puntos
todos tus silencios juntos
tus poemas mis asuntos
resucitan mis difuntos.

Y mis notas mis adjuntos
los culpables los presuntos
son tus besos contrapuntos
y tus muslos mis conjuntos.

Tú, la ecuación imperfecta
esa incógnita perfecta ;
es tu equis, la predilecta
para hacer curva mi recta.


Eres mi vida insurrecta
mí poesía correcta
versos con pasión selecta
mi rincón que desconecta.


Mesa compartida
@Aljndropoetry, @rebktd,@MiguelAdame


No podía faltar un poema con estos grandes escritores, todos mis respetos para ellos.
Muchas gracias maestro Alejandro por ser Luz en mi camino, Rebeca siempre estas ahí con tusa poemas y tus lindo comentarios a los míos.
Aprovecho la ocasión para agradecer su cariño y amistad a tantos más como Maulita, Hortensía, Oscar. Zee, Sejmet Alfonso, Mary, Galilea, Angeles, lidianny, Camaleón y tantos más que siempr estan ahí.

Muchas gracias.
leer más   
21
46comentarios 234 lecturas versoclasico karma: 106
« anterior1234