Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Copla a la Patata Revolcona o Machacona

Comida de buenos campesinos rudos
labradores de la dura y noble tierra
la que popular sabiduría encierra
para cultivar sin trabas y sin nudos.

Cebolla, laurel y patata cocemos,
freímos panceta o tocino muy fino
la grasa creada con ajo cocino
al nuevo resulto pimentón ponemos.

Las patatas sin agua en pote de barro
añadimos el resultado anterior
machacamos con cuchara superior
y servimos con la corteza del guarro.

Hortensia Márquez

Copla Castellana
12 versos de 12 sílabas cada verso
Rima ABBA CDDC EFFE

Plato típico de mi tierra Ávila, comida de campesinos, lo comían los labradores en el campo utilizando como cuchara los torreznos o panceta.
22
13comentarios 5222 lecturas versoclasico karma: 97

Hasta siempre "pescaíto"

Profundo e intenso dolor
que se extiende,
cual catarata que alcanza
todos los rincones del Alma.
Angustioso respirar
aferrado al amoroso recuerdo
de un pequeño y dulce pescadito.

Taciturno amanecer
que no traerá la luz consigo;
no existiendo sol capaz
de entre tanta oscuridad,
alcanzar a clarear el día.

Cielo bañado en lágrimas;
y entre la vegetación,
tristes girasoles
han perdido su color.

Y no hay retorno;
con la maldad al acecho
al pececito se le impidió nadar.
Y el río se quedó sin agua
ocultándose reseco bajo los pies.

Ahora sabemos que Gabriel voló;
y junto a otros pescaditos
luce ya como una estrella,
nadando entre nubes de algodón.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/03/11/escribe-tu-relato-de-marzo-ii-el-actor-y-
18
18comentarios 1313 lecturas versolibre karma: 105

Despierta de Primavera

Poco a poco, se despierta el alba
sobre mi piel dormida
con los primeros destellos de sol.
Perfuma de primavera mi cabello
al traer la brisa aroma de níveo azahar
y una etérea lluvia de pétalos
desnudando de rosadas flores los cerezos.
De rojo terciopelo se cubre mi mirada
cuando al despertar las amapolas de su letargo
se mecen entre las espigas que verdean los campos.

Poco a poco, me despierta la mañana
tras anidar en tu abrazo
con el arrullo de tus latidos acunándome, amor.
Se arrebola la primavera en mis mejillas
al sentir junto a mi boca tu cálido aliento
logras que aflore un poema
si escribes en mis labios tus versos.
De mar se espuma mi espalda
tras desnudarme de invierno el susurro del viento
cuando las olas de tus manos besan mis silencios.
31
14comentarios 1056 lecturas versolibre karma: 104

Alas en las cicatrices

Dejar la casa a oscuras y dar un portazo
no consigue cerrar la discusión.

Y hablas solo por la calle.

Que si el perro que soñábamos tener
nos está quitando el sueño…

Que si apenas pasamos tiempo juntos…

Que si no hay dinero…

Te reflejan
los escaparates a media luz, los libros
de la tienda de segunda mano
donde te paras, a tomar aliento,
y susurras aquellos versos
donde Juan Ramón Jiménez grita:

―¿Qué hago aquí respirando
si ya se ha marchado mi vida?

No será la primera vez, lector,
que escuchas a alguien hablar solo.
A ti también te cogió de la mano Dios
entre las dos orillas de la soledad.

Y entonces recibo su mensaje
y yo también me digo: ―¿Dónde estás?

No importa que todo ha cambiado,
que ya no exista lo que me hacía feliz,
si lo verdaderamente extraño
es cuando las cosas no cambian;

y mis alas nunca olvidan cómo cicatrizar.

Y con alas en las cicatrices
voy hacia el encuentro de esa locura
que nunca falla, que siempre deja
mejor sabor de boca que la razón,

que la razón por la que peleamos,
mi amor.
9
6comentarios 827 lecturas versolibre karma: 101

Luchar para vivir

El infinito es relativo cuando no se tiene
a alguien a quien contar
así nació el verso que da sentido a mis impulsos,
no importa ser el primero, solo tener la voz.

No quería perderme en un vacío
de la inutilidad del alma
con excusas y pretextos por el miedo
de haber nacido con amor a no callar.

La poesía no se vende ni se compra
los poemas son letras al universo
libres como el tenue aire que respiro
¿cómo vender la poesía? solo requiero una sonrisa.

La poesía que es sabia no llega nunca al final
el mundo andaría mejor si así lo fuera,
soy feliz soñando con en el mismo viejo roble
que no se compra con lo que es material.

Mi poesía lucha todos los días por vivir
orientado los motivos
por los cuales estoy aquí
con la esperanza en un aliento de la fe humana.

Escribo poesías
que tal vez no sean poesías,
qué importa si la conciencia
no deja que me roben la felicidad.

El poema es un milagro nacido para existir,
lo imposible cuesta siempre un poco más
la fuerza de la poesía nos levanta la ilusión
de luchar nuevamente después de cada caída.

Mi poesía da todo lo poco que tengo
es un infinito en lo relativo
siempre cuando tenga
a alguien con quien charlar.

Poesía
Miguel Adame Vázquez
El Mute
15/02/2018.
21
22comentarios 774 lecturas versolibre karma: 115

Anatomía del miserable

Te pienso. Se llenan los ojos de lágrimas como un torrente incontenible de sinapsis dolorosa, como si el neurotransmisor culpable de la fuga de las mismas se ensañara en demostrar su poder, como si el estómago ardiera gustoso y masoquista.

La ansiedad invade las puntas de los dedos, las mueve como marionetas en el espectáculo de la ridiculez, las controla y tiemblan oponiendo resistencia.

La última parte del cigarrillo se consume rápidamente y te ves en la necesidad de encender otro, a sabiendas de que no servirá de nada. Tal como no sirve idealizarte, pensar cómo serían las cosas si... si tan sólo.... (completas la frase con una utopía )... te dices a ti mismo que no vale la pena, repasas en tu mente una serie de frases populares sin sentido que deberían hacerte sentir mejor...

Llega el anticlimax: el momento de miseria más profundo justo antes de volver a comenzar un círculo vicioso y sin salida aparente, un laberinto de bordes desdibujados en el que no hay perspectiva, no hay manera de salir. Te miras cansado, deseoso de catarsis, de cese, de paz. Sabes que no la hay, que la maldita paloma blanca huyó despavorida, no tienes control sobre su vuelo.

Necesitas silencio, ausencia de ruido en tu interior, lo de afuera se vuelve irrelevante, como un sueño que intentas recordar en el ocaso; la gente transita como siempre: desconocida y cruel. El corazón acelerado como una bomba de tiempo... La soledad, único cómplice de lo que te pasa, y de lo que vendrá después .
leer más   
7
2comentarios 771 lecturas prosapoetica karma: 84

Las últimas lágrimas se fueron al cielo

Las últimas lágrimas se fueron al cielo,
alcanzaron la luz que destella fulgores
en una oscuridad que se inunda
de un vacío impaciente.

Ahora miramos el cosmos
cómo sencillos mortales,
ignorando la grandeza de Dios,
como si fuera ajeno a nuestra naturaleza humana.

Hablamos de Dios en la hora que duele,
cuando la palabra es un gesto afligido,
cuando amamos con la ternura de una cría
a su madre en la ausencia del calor
y el arropo del frío.

Hablamos de Dios con odio y martirio,
como si solo fuéramos un hijo perdido,
olvidándonos de él cuando en la carne
reflejamos un deseo marchito.

Hablamos de Dios en las horas
de un recuerdo que tuerce a la conciencia
porque no sabe cómo sanar en el olvido.

Pronto estaremos mirando
el mar en su azul envidiable,
sintiendo el cálido abrazo del sol
cuando acaricia al frío.

Pronto tendré el pretexto perfecto
para olvidar en un rincón mis pensamientos,
ahí las últimas lágrimas no tendrán
el tiempo de evaporarse para regresar
como un río y regar a caudales a la mejor
versión de mi tierno cariño.

Solo el cosmos es un silencioso testigo
de la grandeza eterna ante las últimas lágrimas
que se fueron al cielo.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
01/08/2017.
22
13comentarios 708 lecturas versolibre karma: 103

Dialéctica

Mi única dialéctica algún día será tus días y noches,
Mi militancia serán tus brazos y tus caricias,
Mi única contradicción será comprobar que la felicidad absoluta es posible,
Mi plusvalía serán tus besos,
Y mi único estalinismo,
Recorrer todo su cuerpo,
Instaurarme en su dictadura de sonrisas,
Hacernos uno en la intimidad,
Recorrerla toda,
Llevarla al infinito sin medida,
Mi política será retenerla,
Auto exiliarme entre sus brazos,
Y pedir la pena máxima,
Cadena perpetúa en usted y miles de estrellas,
Navegar al infinito,
En una vida de noctámbulos.

Carlitos Hurtado
leer más   
14
12comentarios 704 lecturas versolibre karma: 104

Yo no me fui, tú me dejaste

Yo no me fui, tú me dejaste

Camine durante años a tu lado,
y lograste dañar los más sagrado
la dignidad que en mi habitaba
embriagaste con una ausencia marcada.

Descosiste mi alma alocada
la manchaste con lágrimas
saturaste mi amor con palabras,
y así mi ilusión daba por terminada.

Te concentraste en hacer tu vida,
creyendo que alimento y comodidad
resistiría, sin pensar que había algo más,
que con tu presencia y amor bastaría.

Me alejaste poco a poco de tu vida,
tal como una planta sin agua se secaría,
me sacaste los detalles y la alegría,
exprimiendo de mi amor con grosería.

Yo no me fui, tu me dejaste ir,
pues creías que a tu lado debía ser feliz,
pensando que nadie podría hacerme reír,
olvidando que alguna vez te enamore a ti,
y hoy podría volver a hacer a alguien sentir.

Yo no me fui, tu falta de amor me hizo huir,
te perdiste envejecer junto a mi,
y ahora en soledad labraras tu vivir,
quizás con el tiempo te perdonarás.

No cometas los mismos errores,
que mataron mi amor por ti,
pues ya del pasado yo solo quiero olvidar,
y las heridas con el tiempo sanar.

Las letras de mi alma.
13
3comentarios 685 lecturas prosapoetica karma: 84

El cerrajero de al lado

El cerrajero de al lado
Con su lento caminar,
De mirada confundida y hablar sin parar
Cuenta historias de antaño de su feliz juventud
Se entristece su alma, al recordar a su amor
Ese amor que vivió hace años atrás
Hoy solo en su cuarto
Llora en silencio su dolor
Pues las llaves de la vida
Dejaron de funcionar, para aquel amor
Que un dia lo hizo soñar,
El cerrajero de al lado
Abriendo puertas está
Abrazando esperanzas,
Aunque sabe qué algún día
También su puerta se cerrará
Y no habrá llave alguna que la abrirá
leer más   
12
11comentarios 643 lecturas prosapoetica karma: 104

En mi soledad

En mi soledad,
permanezco desnuda de miradas
que ensucian la piel,
sin tener que demostrarle nada a nadie
para que me ame,
dónde ser valiente ya no duele
porque mis miedos han desaparecido,
dónde la oscuridad se torna luz
al abrir mis adentros, de par en par,
y dejar que mi esencia respire en silencio.

En mi soledad,
no he de temer al olvido,
porque conozco muy bien quién soy.
Sé que la razón de mi existencia
no es alcanzar lo más alto con el alma herida.
Que cuando amas de corazón, lo que anhelas
es poder llegar muy lejos enhebrando sonrisas,
con la mirada latiendo, rebosando sueños
mientras luchas contra los avatares del tiempo
sin olvidar lo bella que es la vida.
24
11comentarios 643 lecturas versolibre karma: 107

Erase una vez en luna llena

Dicen que en octubre
brillan las mejores lunas llenas
que deambulan los sueños en ellas
revelando la vida y cubriendo con amor las penas.

Dicen que en octubre
no se pueden ocultar más ya las sombras
y que las miradas sueñan con ser cómplices
de un pasado que solo se aleja.

Dicen que en octubre
podré contemplar mis versos desnudos
libres de tantas mentiras
que quieren ahogar a mis letras.

Dicen que en octubre
el espesor de la bruma disimula tu ausencia
y que en la oscuridad de la noche
en su premura el amor simplemente me llega.

Dicen que en octubre
brillan las mejores lunas llenas
yo solo sé que desde ese otoño pasado
somos solo uno amando en veinticinco primaveras.

Erase una vez una historia sencilla
hermosamente contada por la luna llena,
han sido años maravillosos
llenos de una vida contenta y plena.


Poesía
Miguel Adame Vázquez.
10/10/2017.

A mi amada compañera de toda la vida, por nuestros veinticinco años inseparablemente juntos ganando todas las batallas.
34
42comentarios 633 lecturas versolibre karma: 81

Poema innecesario

No hace falta escribirle a la soledad,
A los abrazos, a las caricias, a las llamadas,
Para que escribirle a la soledad de los besos,
A la falta de sonrisas y despechos,
De días y noches,
De lunas y lunas de soledad,
Para que escribirle a la soledad de la almohada,
De las sabanas,
De sueños compartidos,
Innecesariamente mírame a mi soledad..

La membresía del amor esta como el bloqueo en cuba,
No llega ni una invitación diplomática a querer,
Imposible la búsqueda,
Imposible el viento,
Para la llegada de lo esperado,
De lo innecesario,
Quizás...

Carlitos Hurtado
leer más   
10
2comentarios 628 lecturas versoclasico karma: 100

Los otros poetas

Dicen que cada vez que se inicia un poema
los escenarios se cambian
y empieza la agonía del verso robado
por esa lágrima de una historia inconclusa.

Dicen que en la poesía no hay finales felices
que los poetas terminan viviendo su fantasiosa osadía
que sus palabras rotundas
convierten la vida en una historia fallida.

Dicen que el verso debe leerse en sus mismos adentros
que nunca debe escucharse en voz alta
si así fuese no sería tu voz en agonía
una bendita poesía.

Dicen que el poeta oculta en sus letras
la vergüenza infinita de expiar una pena
yo solo intuyo que en cada letra de ellas
mi vida jamás será una prosa perfecta.

Dicen que un poema debe ser feroz y benigno
ya no recuerdo cuando este mundo
se quedó sin poemas y perdió su camino
tal vez fue el silencio al quedarse dormido.

Dicen que un soneto siempre será un sueño perfecto
yo solo intento llegar con mi barca
a la otra orilla del río.

Dicen que un poema hará arder a los libros
yo solo alcanzo a oler la humedad de los muros
que con su cantera rosa solo quiere detener el deterioro de la gente que vive, sufre y se muere conmigo.

Dicen que otros poetas vienen a ocupar tu camino
yo solo veo a un sendero de piedra sin fin o principio
por el cual las historias que siguen quieren caminar para encontrar algún día su propio delirio.


Poesía
Miguel Adame Vázquez.
08/11/2017.

A mi amigo Canet...
27
21comentarios 612 lecturas versolibre karma: 102

El silencio

El vacío llenó el silencio de mi cuerpo marchito
fueron tantos los momentos que se fueron rompiendo
que nunca me di cuenta de ello,
lentamente se fueron convirtiendo en cenizas
y arena que se acumula en el reloj del tiempo.

Sí que me rendí sin oponer resistencia,
no soporté a ese cansancio que con tanto
peso recayó sobre mí rota adversidad,
nunca aprendí a disimular a todas esas preocupaciones
que tenuemente me fueron extinguiendo.

Mutilé sin remordimientos a todas las preguntas
que me incomodaban
y que no me permitían saberlo todo
fue lo más sabio ante la duda que amarga
solo me quedé con las palabras que son valientes,
ellas nunca dudaron ni un ápice en desnudarse
de la vergüenza de una intemperie impaciente.

Tal vez solo fui testarudo y en mi necedad repetí
los mismos errores de siempre,
tal vez esta vez fue diferente,
yo mismo recogí todos los pedazos
que la incertidumbre dejó regados por todos
los pensamientos que no soportaron
así como así simplemente perderme.

No puedo comprender por qué tú a veces te vences,
yo también he estado muchas veces
en ese último lugar de un precipicio infinito,
sin ninguna luz que me enseñara el camino
para no caerme de frente,
nunca vacilé en el sacrificio con tal de que tú
pudieras respirar nuevamente.

Se nos acabó el tiempo y a diferencia de ti
yo nunca le vi el caso de tener que lamentarme
por lo que no pudo ser, por lo que no fue,
nunca supe a ciencia cierta por qué los otros
quisieron que tú fueras de esa manera.

Ya no tiene caso recordarlo, seremos historia,
definitivamente solo un relato que se cuenta
entre los rumores vanos,
una anécdota que se evapora en los segundos inmediatos,
eso seremos ahora que a nadie más le importa
el desenlace de nuestra poesía rota.

Solo me queda las ganas de saber un poco más a ti,
antes de que me convierta en un poema
que vivió en el breve espacio entre tus ojos
y la única verdad que se atrevió a desafiar a la costumbre que con tantos siglos se apoderó
de mi perseverancia sin tan siquiera parpadear.

El vacío seguirá llenando el silencio de mi cuerpo marchito, lentamente se irá convirtiendo
en cenizas y arena que se acumulan
en el reloj del tiempo de lo que pudimos ser algún día
y nunca más lo fue.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
10/09/2017.
18
6comentarios 601 lecturas versolibre karma: 84

Poesía en rostros

Poesía en rostros,
En sonrisas y sueños,
Poesía infinita,
Poesía porvenir,
Poesía.

Poesía de campo de montaña y de ciudad,
Poesía de lo que somos,
De dónde venimos,
Poesía viento,
Poesía cielo,
Poesía negritud,
Poesía ancestral poesía.

Poesía montaña,
Poesía riachuelo cristalino,
Espesura poesía,
Vida poesía vida,
Poesía.

Somos poesía campesina,
Rostros humildes poesía,
Labrando la poesía tierra,
poesía incansable al salir el sol,
Labra poesía labra,
Sueña poesía sueña,
Sonríe poeta sonríe,
Poesía.

A nuestra ciudad poesía,
Con su trajín poesía,
Historia poesía,
Petroglifos poesía,
Cultura ancestral poesía,
Poesía Venezuela poesía,
Mi tierra carajo mi tierra poesía,
Latiendo en cada corazón de poesía.

Somos poesía somos,
Somos patria poesía,
Somos rebeldes poesía,
Arcos y lanzas poesía,
Somos grito de resistencia poesía,
Somos hijos de esta tierra de poesía,
Poesía somos,
Poesía…

Poesía resistencia indígena,
Tierra de gracia somos poesía,
dignidad hecha pueblo poesía,
somos guerreros incansables poesía,
Por los cuatro puntos cardinales poesía,
Dedicada poesía a mis hermanos poesía,
A Bolívar el libertador poesía,
A Guaicaipuro el cacique poesía,
A ustedes padres,
Poesía,
Poesía,
Poesía…

Así somos poesía,
Llevando libertad andamos poesía,
Nunca seremos colonia de nadie,
Nunca,
Aquí hay amor a lo construido en esta patria,
Somos Venezuela poesía,
Somos indios y somos muchos poesía,
Morderán el polvo los invasores poesía,
Ana Karina Rote Aunicon Paparoto Mantoro Itoto Manto poesía,
Somos rostros invencibles poesía,
Somos invencibles los de esta tierra,
Invencibles,
Desde el inicio,
Y hasta el final de nuestros tiempos,
Poesía.

Carlitos Hurtado
leer más   
10
4comentarios 597 lecturas versolibre karma: 91

Quererla

Quererla,
Quererla a la luz de la luna,
Volar los tapones de lo imaginable,
Acariciarla toda,
Volar en su aroma,
Escribir cada letra en su piel,
Cada curva en sus curvas,
Soñar sus sonrisa,
Incursionar en mil caricias,
Enamorarla a punta de detalles,
Rosas ocultas,
Versos que concluyen en ti,
Alcanzar su mirada,
Llevarla al infinito,
Deseando los amaneceres totales a su lado,
Quererla,
Adorarla,
Extrañarla,
Mas allá de posible,
De lo probable,
De lo que el mundo imagina,
Cuadernos con dedicatorias, mil formas de amarla,
Como usted,
En los tiempos perfectos de usted,
Caminos por andar,
Alcanzar su corazón,
ser enamorada de este detalle de la vida,
Que sin ninguna duda la espera,
Hasta la eternidad con la misma pasión,
De mil victorias estrelladas,
bajo su presencia adorada
Con la convicción,
De sueños por construir,
Juntos.
leer más   
10
5comentarios 571 lecturas versoclasico karma: 101

El amor y yo rompimos tratos diplomáticos

Busco lo que nadie busca,
lo que todo el mundo sueña,
lo que todo hombre anhela,
el amor y yo rompimos tratos diplomáticos…
propuestas inconclusas,
visiones prohibidas.
amores “olvidados”
argumentación final
te amo.

Carlitos Hurtado
12
2comentarios 542 lecturas versolibre karma: 92

Añoranza

Al abrazo de la noche
se adormecen las palabras.
Al abrigo del silencio
se despierta la añoranza.
Al rumor de los desvelos
llora, herida y rota, el alma.
Al susurro de los sueños
siento tu caricia al alba.

@1961_pilar
25
6comentarios 534 lecturas versoclasico karma: 96

Letanía de amor

Me fui llenando de sublimes momentos
que poco a poco se fueron cambiando
hasta que se acabó la paciencia
esa que normalmente duerme tranquila
cuando se cansa la misma noche,
y llegaron los sueños con sus torpes reproches.

Te han robado la sonrisa nocturna,
el abrazo tibio de tener paz en mi regazo,
solo te ha quedado la amargura
que acumulas de los años pasados.

¿Cómo te recuperas de la inocencia perdida?
Si eres el resultado de un atropello
de aquellas verdades
que se volvieron mentiras.

Me fui llenando de silencios muy largos
y me quedé esperándolos
como si fueran el único remedio
de un corazón que simplemente ya nada siente,
el frío congeló tus aventuras rebeldes
ahora te cuesta mucho tan solo a ti misma tenerte.

La música ya no consuela a tu mente,
tus escandalosos momentos amados
se fueron perturbando
y solo quedo una voz interior que te dice
que existió mucho amor que ya no recuerdas.

Como pedirte que me ames
si lo has olvidado todo,
cómo amarte
si me he conformado con esperar tu llamado
vivo en el regazo de una lámpara
que apenas calienta,
esperando en una madrugada tan corta
que sólo percibo como cala el frío
con sus irreverentes deseos de una infundada calma.

Me fui llenando de libros
que no encuentran las respuestas a tus delirios,
me fui llenando de tu sueño ligero
que ahora se cuela como el viento
por la rendija de la puerta de un balcón
que nunca ha escuchado tus lamentos.


Por fin duermes
después de tanto cansancio,
de batallar con tus propias acciones
que desean sustraerse
de tus mismos agobios de siempre.

¿Qué serán de esos sueños que ya no recuerdas?
preferimos ignorarlos
como ignoramos a la vida misma,
en cualquier rincón olvidado
de las propias excusas muertas.

Me fui acostumbrando a las poesías copiosas
esas que imitan las historias en prosa,
acompáñame a abrir mi corazón
para ver si encontramos algún tipo de insomnio
que justifique tantos versos que son cómplices
de una perfecta memoria taciturna
que lamentablemente todo lo recuerda.

Nos hemos esperado tanto
que las imágenes de nuestro amor
ya son solo sombras ausentes
de una desesperación que emerge
con el olvido frío de tu desprecio.

¿Qué me dirás después de todo
cuando el silencio se haga tan sordo?

Me fui llenando de teorías
para cortejar a la noche,
en esa ausencia tan larga
en la que ya no me recuerdas,
terminamos siendo solamente
una interminable letanía de amor.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
13/12/2017.
24
17comentarios 533 lecturas versolibre karma: 105
« anterior1234