Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Alfonsina de la flor

Una alfonsina de diez compuse
una estrofita dejé desierta
más sorprendido quedé, supuse.

Llama a la puerta que así despierta
esta es la guinda jamás soñada
solo se está con placer subvierta.

Pétalos, flor que será nimbada,
ramos, coronas adornan vidas
tímida cháchara. Torna en nada.

Diste la impronta, mirar te acuse
pérfida firma dejaste abierta,
suple la excusa quedar sembrada
todas las plantas florecen fluidas.


Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados S.C./Copyrigt
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a

etiquetas: verso, clásico, alfonsina
5
5comentarios 31 lecturas versoclasico karma: 91

Harya de Otoño

Bi'awraq alshajar
kharifat al'adwa'
'asiad alghaba
himayatana min alshams

TRADUCCIÓN

Por las hojas de los sauces
otoños de luces,
mis señores de los bosques
protégenos del sol.




Alfonso J. Paredes
Todos los derechos reservados
S.C./Copyright
imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
13
13comentarios 102 lecturas versoclasico karma: 140

Las heridas de tu ausencia

Encofrando sudores con hiel y heridas
con lamentos de un loco que ha madurado,
ya no me cuentas historias de tu vida.

Quisiera ser tus lágrimas que, por tu rostro ajado,
como las mías resbalan de pena y añoranzas,
porque he perdido tu ser fiel y enamorado.

No volveré a pensar en ti por el momento,
porque tu recuerdo me revuelve... y me devuelve
el dolor que me produce esta herida.

El amargo sabor del lamento que me sucede,
no lo encuentro aquí al lado ni en otra parte,
tu imagen alegre no quisiera retirarte.

Me he visto buscándote por todas partes
y con dolor no te he encontrado,
madurando mi sabor amargo quiero adorarte.

Al llamarte por tu nombre no te he hallado
al candor de la lumbre de la leña que me arde,
pues la labor se ha terminado.

Cantarán los mirlos en el campo,
Cantarán por la sombra desde un árbol,
Cantarán al llegar la primavera.

Y no estarás para escuchar su canto
Y no estarás para oír su alegre trino,
Y no estarás para mí..., ni mi manera.

Un escalofrío envuelve mi piel extensa,
porque tu sutil roce ya no siento
y esta añoranza me sirve de escarmiento.

Volverán los llantos por los surcos de sus cauces,
labrados en mi rostro con el paso de los tiempos
y se hacen cada vez más profundos al no encontrarte.

Detrás de las puertas quiero hallarte
y jamás encuentro el momento...
de volver a verte, erguido y nombrarte.

Atrás hemos dejado aquellos momentos,
que por las calles recorrimos sin aliento
que, por correr, recorrimos todos los monumentos.

Y al volverme atrás para mirarte
no he visto nada mas que un hueco vacío,
cuantas heridas me haría por encontrarte.

Una mirada profunda de invierno frío
Y una helada palabra de lamento,
mirando el oscuro firmamento.

Conmemoraré las frases que dijiste,
conmemoraré tu rostro retratado,
conmemoraré los largos paseos.

Y al nombrarte creo que te veo,
y al nombrarte miro allá a lo lejos,
y al nombrarte rompo acongojado en rostro feo.

Recogido el dolor por las habitaciones viejas,
tus retratos alzo a ver como de lejos,
ando solo paseando por las callejas.

Me encuentro a gente que nunca miraste,
porque te dolía su mala suerte profundamente,
jamás supe por qué te lo callaste.

Ahora no me queda nada más que olvidarte,
aunque hemos pasado juntos muchos momentos,
los mejores de mi vida sin duda..., no supe amarrarte.

Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados
S.C/Copyright
imagen recopilada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
18
14comentarios 119 lecturas versoclasico karma: 143

¿Quién es?

Una lágrima que cae,
una flor que se deshoja
un corazón que se rompe.
No te conozco y sin embargo te observo
¿quién eres tú y por qué me has robado el alma?,
¿Por qué te has llevado lo que más quiero?
Una flor que se deshoja,
Mi corazón que se rompe, ¿hasta cuándo?,
quizá mañana no puedas contestarme,
quizá mañana no sepas como consolarme.
Un corazón que se deshoja,
una lágrima que cae.
No sé quién es, pero sin embargo te quiero,
quizá mañana te preguntes por tu padre.

Alfonso J Paredes
Poema dedicado a su hija Laura
Todos los derechos reservados
S.C./Copyright
imagen tomada de internet
20
14comentarios 108 lecturas versolibre karma: 135

Romance futbolero

No me gusta nada el fútbol,
nunca lo quise jugar
aunque hubo gente empeñada,
en tal juego practicar
aunque no es que yo quisiera
al público contrariar,
es que no doy pie con bolo
por no saberlo jugar.
De portero me ponían
por ponerme en un lugar,
pues no aprendí a marcar goles,
tampoco pelotear.
Solo me quedaba a gusto
en banquillo sin jugar,
para casa iba contento
con quince goles detrás
de mi enorme portería,
que otras veces eran más.

Alfonso J Paredes
S.C./Copyrignt
imagen tomeda de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
16
6comentarios 85 lecturas versoclasico karma: 138

Romance, amor de verarno

Llegando presto el otoño
y sin vender una escoba,
el verano se ha marchado
con sus pasiones de alcoba
con amores temporeros
y habitaciones de adoba,
ya se fueron a sus casas
y quedaron ya zanjadas,
las cuitas que se quedaron
y atrás murieron las olas.
Yo en el triste convertido
me quedé pensando a solas:
¿qué me hubiera sucedido
con el fruto de la otoba?,
por habérmelo comido
sin compartir unas sobras,
con ese amor del estío
con el pelo color caoba.

Alfonso J Paredes
S.C/Copyrght
imagen tomada de internet, cuya fuente es:
www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
13
6comentarios 92 lecturas versoclasico karma: 122

Caminos

Andando por el camino,
si tropiezo en una piedra,
me doy de bruces con mi destino.

Si recorro de nuevo el camino,
volveré a tropezar con la misma piedra,
porque a la primera no encontré mi destino.

Si recorro de nuevo el camino,
en el primer cruce me desvío,
pues sé que tropezar de nuevo es mi destino.


Alfonso J Paredes
S.C./Copyright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
17
9comentarios 81 lecturas versolibre karma: 133

Estando yo en otras lides

Estando yo en otras lides
en casa embuchado y prieto,
me di cuenta de que en otra no me vides
pues un olor noté y quedame inquieto.

Y una voz que me dijo:
¡non fullades malandrín! que te he oído
y.., sí..., es cierto, pues fue un ruidoso torrijo
de tamaño escándalo y estruendoso ruido.

Y no face falta acudir a universidad
Para darse cuenta de aquel estropicio,
pues aquella fue una sonora ventosidad
que a cualquiera que oyera saca de quicio.

Te aseguro que no fue por vicio
pues traté de disimularlo con ruido perruno
pero uno me dijo en su sano juicio:
¡Sí, sí, disimula, que como el primero ninguno!

Escondeme pues avergonzado y con rubor,
aunque poco sitio había para el escondido
Y aunque dicho lo hubiera habido,
Imposible deshacerse de tamaño olor.

Pero no quedó solo ahí la cosa
pues, mirele y el mirome
y como un picor que por dentro come,
nos salió del alma una risa contagiosa.

Y todo eso por estar yo en otras lides,
en casa embuchado y prieto,
me di cuenta de que en otra no me vides
pues un olor noté y quedame inquieto.



Alfonso J Paredes
S.C./Copyright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es : www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
13
7comentarios 59 lecturas versolibre karma: 123

A la luz de las velas

Hace tiempo que mi corazón no me habla
al trasluz de la luz de una vela que oscila,
hace tiempo que el corazón no me dicta,
los latidos que las llamas emiten y la luz mitiga.

Por mucho que quiera que mi alma me hable
quedo extasiado mirando la llama como cobarde,
oliendo el humillo que de la cera quemada sale
por mucho que quiera, mi alma llega tarde.

Y te transforma, te relaja y el tiempo pasa
con la luz anaranjada de aquella mecha que arde,
el olor a cera quemada y el dolor del alma cansada,
el corazón hace esperar, aunque el tiempo pase.

Me derrito en sudor, un sudor frío a cada latido,
como se derrite la vela al calor de la llama anaranjada
casi del mismo color que el agua de la vida
que corre por mis venas, como la cera derretida.

Qué tiempo tan perdido y malgastado
mirando como arde la frágil mecha,
mientras la vida iba a otro ritmo acompasado
y yo mirando a izquierda o a derecha.

Qué tiempo hemos perdido amigo
mi corazón habla susurrándole a mi alma,
que con su luz la vela me dio la calma
pues el alma me dijo: ¡quédate conmigo!


Alfonso J. Paredes
S.C./Copyright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
20
5comentarios 78 lecturas versolibre karma: 116

Alzheimer

No me acuerdo de ayer, pero si de hace años
no se quien gobierna, pero sé cuando es la hora de comer,
aunque no sé ni si quiera donde puse los apaños
y tampoco me acuerdo de quien puedes ser.

A veces creo que estoy en la era,
trillando el trigo y con alguien que se parece a ti
compartía mi bocadillo, creo que eres mi padre,
aunque por el aspecto que tienes, podrías ser mi hijo.

A veces me entristezco, porque no sé dónde puse el tabaco,
creo que mi madre me lo quitó o quizá seas mi hija,
no lo sé pues no sé ni quien manda en este mundo bellaco
que quiso que enfermara para olvidarme hasta de cómo me llamo.

Acabo siendo un niño otra vez,
pues en más de una me he sorprendido jugando
a esos juegos de niños que jugaba ayer
o quizá fue hace años, cuando estaba yo pensando.

De todos modos, no me acuerdo ni de ayer ni de otros años,
ni si quiera de quien eres para que me digas quien soy
y así podernos entender, tu comprendiéndome y yo
ya no se lo que te iba a decir, pero seguro que te hacía daño.

A alguno de vosotros que venís no os puedo ni ver,
así que será mejor que lo vayáis olvidando,
que a quien más odio seguro que es a quien más debo querer
pero este mundo es injusto con los años
y no me quedan más cosas que decir que pedir perdón,
aunque ya se me olvidó por qué, pero por si acaso.

Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados
S.C./Copyright
Imagen recopilada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
24
6comentarios 124 lecturas versolibre karma: 113

Un niño viejo

Me mató un niño viejo que tenía dentro,
me dijo que el triunfo creaba triunfalismo y vanidad,
un viejo loco y testarudo con acento intenso,
con aroma de loco, pero con olor de cuerdo.

Me mató un viejo que tenía un niño dentro,
un niño viejo que triunfó con aroma de cuerdo,
pero con olor de loco que descubrió la verdad.

Alfonso J Paredes
S.C./Copyright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
20
4comentarios 58 lecturas versolibre karma: 120

Te conozco

No te conocía,
pero ahora que ya te conozco,
no sé si quiero olvidarte o, recordarte
para reconocerte,
cuando vengas a por mí,
porque sé que algún día
vendrás y estaré preparado,
sentado o quizá tumbado
o caminando,
te estaré esperando,
aunque ya sé que te conozco.


Alfonso J Paredes
S.C/Copyright
imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
25
9comentarios 85 lecturas versolibre karma: 123

No te pido

Yo no te pido que me traigas
de tu alma, una rosa azul
Y con tus ojos no decaigas,
para que brillen con su luz.

Una palabra de consuelo
dímela con suave voz,
que tu sonrisa, viene del cielo,
escondida entre flores de alfendoz.

Y si te digo que te espero
al salir el sol,
ponte un abrigo y un sombrero,
coloreado tu rostro de arrebol.

Yo no te pido que me traigas
de tu corazón una rosa añil,
solo te pido que no caigas
en una trampa macabra y vil.

Que esos ojos que te miran
lo hacen con mucho rigor,
lo que no quiero, es que te digan,
que no te tengo amor.

Y si te cuento que te quiero
con mi corazón,
aunque te pida, con mucho esmero,
que me quites la razón.

Yo no te pido que me traigas
de tu alma, una rosa azul,
que, por tus ojos, hagan que salgas
brillando con tu luz.


Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados
S.C./Copyright
imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
17
19comentarios 153 lecturas versolibre karma: 116

Las Heridas

Cúlpame de tus males cuando vienes a verme con cara de circunstancia,
échame sobre mi espalda tu espada de Damocles que te hiere y te alcanza.

¡Oh herida en el orgullo y lesa en el alma!, más también en el físico,
¡oh tu que disertas de mis palabras cuando sientes dolor!, y no escuchas.

Quien pudiera alejarte de la mente el paraguas que oculta tus pensamientos,
para abrirte, saber lo que piensas y calmar tu orgullo y tus heridas.

Muchas veces he visto sufrir a tantas almas, que cansadas se alejan de la vida,
se dejan llevar o escapar agarrados de la mano de una promesa sin dolor.

Déjate que la tierra te agarre de la mano y suéltate de las promesas hechas por un Dios,
que, para no tener dolor, primero hay que tenerlo y luego quitarlo,
y aquí no hay promesas sino esperanzas.

Vuelve a esa parte de la vida, regresa de la parte que no se toca y si quieres te ayudo en las mudanzas,
Verás que la mano que alcanzas es la mano que te ayuda.

Alfonso J Paredes
S.C./Copyright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
13
2comentarios 67 lecturas versolibre karma: 124

Sendero

Dame un beso, un abrazo o dime te quiero,

dime eso que tienes que decirme y te arde,

dime te quiero.

Quizá para mañana sea tarde.


Alfonso J. Paredes
S.C./Copyright
22
sin comentarios 86 lecturas versolibre karma: 122

Octavas Italianas "Me siento Preso"

I

Me siento preso de mis ideas y palabras,
incautas por expresar mis vagas emociones
y por mucho que me esmere en rimar oraciones,
a veces no acierto a gustar como yo quisiera.
No por ello desisto en alegrar con mis versos,
a un gran elenco de personas y versadores
y componer estrofas con palabras mayores,
que den belleza a las estrofas y no malhiera

II

Estando yo sentado, en un barranco pensaba
mientras miraba para abajo vertiginoso,
que no solo he de escribir algo triste o gracioso
que a los lectores de poemas llame atención
pues no he de hacerlo ni mal ni, de cualquier manera.
Es justo el honor que ponga en ello un gran empeño
para ello dedique tiempo sin fruncir el ceño
por voluntad de recursos de aliteración.

III

De catorce las sílabas, los versos de octavas
que por su rima se denominan italianas,
más por gran esfuerzo de maneras tan profanas
me aventuro a formar tres estrofas de ocho versos,
no sin antes discurrir frases con gran esfuerzo.
Y terminando esta composición, muy contento
contando ritmo, rima, sílabas y el acento,
he aquí octavas italianas de ritmos diversos



La octava italiana, consistiendo en una variable de la octava real, también constituida por versos de arte mayor, las rimas serán predeterminadas de la siguiente manera: el primer y quinto verso quedaran sueltos; el segundo rimara con el tercero; el sexto con el séptimo; y el cuarto combinara con el octavo.

Alfonso J Paredes
S.C/Copyright
18
9comentarios 113 lecturas versoclasico karma: 129

Mis pequeños ojos

Vi a un niño con ojos rasgados,

veintiuno eran los pares

que en vez de dos eran de tres.


No le vi tanto amor a ninguno

como a esos ojos que me miraron,

se llamaba trisomía del par veintiuno.


Yo le llamé mis pequeños ojos.


Alfonso J Paredes
Somos iguales aunque diferentes
no rechaces a alguien con sindrome de Down
Todos los derechos reservados
S.C./Copyright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
21
6comentarios 69 lecturas versolibre karma: 115

El poeta vagabundo

Cada vez que te miro a los ojos,
descubro en tu mirada
los momentos que pasamos,
sin cruzarnos las palabras.

Cada vez que abro la boca
es para decirte que te deseo,
que ardo por dentro del alma.

En realidad no puedo decir,
que esta vida no me lleva
de la mano de tu mente,
de tu cuerpo desnudo ante el espejo,
mirándote y pidiendo que te amara.

Como cada vez que miro tus ojos
y veo en tu mirada,
las historias que no cuentas,
a la gente...,
a la nada.

Sinceramente te digo con el alma,
que no puedo parar de decir
que estas algo cansada,
que no me quiten la ilusión
de decirtelo a la cara.

De contarselo a todo el mundo
que encarcelaste el corazon
y le diste de comer al alma
de este poeta..., vagabundo.


PODRAS ESCUCHAR EL AUDIO POEMA DE MI PROPIA VOZ EN: youtu.be/txYRx1NrgPo

"Y EN EL FONDO TE DIGO"
Alfonso J. Paredes
Derechos de Autor Reservados
protegido por la L.P.I
SafeCreative/Copyright
CEDRO
Con Nº de depósito legal
Imagen recopilada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
17
sin comentarios 64 lecturas versolibre karma: 110

Soneto a Los Equinos

Antes de que empiecen a leer este soneto, quiero explicarles la dificultad que entraña. Esta composición se denomina "Soneto Retrógrado". Este tipo de soneto endecasílabo de rima consonante, es posible leerse y tener una lógica, tanto como si lees el verso al derecho, como para atrás, con la particularidad de que las primeras palabras de los versos de cada cuarteto y terceto riman ABBA, ABBA, CDC,DCD; y la última palabra de cada verso riman también ABBA, ABBA, CDC, DCD, de modo que leyéndolo en ambos sentidos forma un soneto. Es una composición como decía muy difícil de elaborar, pues tiene que tener sentido y rimar, tanto como si lo lees al derecho, como si lo lees hacia atrás. Sin más preámbulos lean el siguiente:

SONETO A LOS EQUINOS

Largos caminos recorren caballos
espinos clavan veredas sinuosas,
equinos de espuelas quedan tortuosas
amargos tildan obscenos serrallos.

Embargos quedaron caros vasallos
anodinos dolores, raras cosas
divinos caballos, razas preciosas
carilargos quedan libres grigallos.

Espinosas montañas corren libres
descalzas patas y fortalecidas,
angustiosas caminatas calibres.

Ensalzas dones, yeguas bendecidas
orgullosas manadas equilibres,
sobrealzas montas agradecidas.


Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados
S.C./Copyright
Imagen recopilada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
20
6comentarios 99 lecturas versoclasico karma: 106

Tus Palabras de Papel

Hay un minuto, un instante en la tarde,
en que no me duelen tus palabras de papel
y no pienso regresar del futuro incierto,
en que me sumerjo en ese infierno que arde,
ya sabes que si quieres que vuelva al dintel
de tu puerta, de ese muro que está abierto,
cuando oscurece como lo hace el cobarde.

Ya sabes que hay un instante en la tarde,
un minuto que, el corazón me late en tropel
y no debería lanzarlo al viento,
porque se las lleva lejos, lejos...,
muy lejos, tus palabras de papel.

No me duelen porque hay ese instante en la tarde
en que pienso largo mirando los espejos,
de almas de la gente en movimiento,
cruzando las puertas de la inocente madre
que los vio crecer, lento..., muy lento.

Hay un minuto, un instante en la tarde
en que no me duelen..., tus palabras de papel


VIDEO POEMA EN: youtu.be/HSBHT8FWqBQ

Del libro "y en el fondo te digo"
Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados
CEDRO S.C./Copyright
Con depósito legal
19
6comentarios 65 lecturas versolibre karma: 126