Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Un sueño sin más

He pintado mi sueño
trazando las líneas
de tu cara,
como fuente
de lirio carmesí.

Se han cruzado
nuestras almas,
parando por un instante
en pausa,
el silencio, se adueña
de tus ojos y los míos,
y quedamos anudados
en una alianza continua.

El corazón comienza
a bullir con estrépito,
un frenético tic tac,
y siento tu mar
abrazando mi arena,
y siento surcar
tus manos
curtidas de sal.

Un fragor veloz
de energías incontroladas,
llenan de rosales eléctricos
nuestra carne articulada,
vibra nuestra piel,
transpira el alma,
el flujo del desorden
circula en ambas direcciones.


Angeles Torres
leer más   
13
11comentarios 99 lecturas versolibre karma: 85

Atardecer

Languidecen las hojas,
cuando se han bebido
el último aliento.

Languidecen los campos,
cuando han sofocado
sus fuegos.


AngelesTorres


Foto del caminito del rey (Málaga)
leer más   
15
8comentarios 70 lecturas versolibre karma: 91

Valió la pena

Al mediodía, se vislumbran
las alegrías desaforadas,
con sus holas y adioses,
mis labios apenas
rozan la brisa,
y mis sentidos
se llenan de olores
de flores,
de tierra mojada,
de azules palpitaciones,
huelo a ti.

Salgo descorriendo
el polvo de la balaustrada,
bajo las escaleras
a todo trote,
como si me fuera
en ello, la vida.
Los descansillos parecen
ausencias de silencios,
que abren paso
a la otra mitad de escalera,
y al bajar a tierra firme,
te veo,
y te palpo con mis ojos.
El corazón late al galope,
se ha cumplido
mi sueño deseado.


Angeles Torres
leer más   
19
8comentarios 100 lecturas versolibre karma: 100

Prisas y más prisas

Que difícil es
contar la brisa
sobre gráficas de papel.

Prisas, prisas
y más prisas,
aceleras, stop,
al galope,
todos los días,
entre hojas sin estrofas,
subiendo y bajando
temperaturas
de difícil etiología.

Los aerosoles de exudados
han vaporizado mi cara.
Preparo hisopos
al ritmo marcado,
con los subes y bajas
de escaleras al galope
que montan los peldaños.

Sueño que estoy
en un baño galvanizado
de burbujas de ozono
en aguas sulfuradas.

He aprendido,
que las formas galénicas
están asociadas
a excipientes secretos,
que cuecen mafias.

No sé qué hacer,
con los principios activos,
con las nomenclaturas
y la atonía muscular,
Ay! Si me las como
me indigesto,
mejor las guardo
en el bolsillo con bozal,
o las amontono
con los glúcidos
y las grasas
y hacemos día festivo
de la obesidad.

Abro y cierro ,
en libro,
en abanico, en fuelle,
en fuelle y en pico.
Al final le estoy
cogiendo gustillo.

Angeles Torres
leer más   
16
16comentarios 111 lecturas versolibre karma: 124

Cintas oscuras

Cintas oscuras cubren
tu piel de terciopelo,
enmudecen
tus palabras maniatadas,
y tus latidos sienten dolor
por el recuerdo.

Mutables ilusiones
que se invierten y ajan
en un instante,
entre risas,
que desnudan y vejan
tu bella libertad.

Gota a gota,
saciaron su sed de caza.
¿Acaso tus alas,
no cuestan nada?

Han dibujado crueles huellas,
han forzado
la fatalidad de tus ojos,
han lamido y escupido
tu orgullo,
y se han emborrachado,
de tu pudor no permitido,
y has muerto,
en el descenso
de una noche anunciada.

La libertad de aquella Venus
que conocí,
se ha silenciado,
y sólo ha quedado,
cintas oscuras,
ondeando pidiendo

"JUSTICIA"

Han forzado tu mirada,
la han hundido
a pisotazos,
se han nutrido de la debilidad,
te han acorralado como manada
de chacales hambrientos,
has sido su presa fácil,
y te han fracturado
el alma en mil pedazos,
como si de un trofeo
se tratara.

Ahora tratas de olvidar
viviendo la vida,
entre cascadas de críticas,
que humillan ser mujer,
dedos que señalan
una violación como merecida,
por ser libre,
por ser vida.

Hoy, no sólo a ti,
te han herido,
hoy me siento sucia
por esta sociedad injusta.

Hoy, me han vuelto
a apuñalar por dentro,
y me han quebrado,
y me han roto.

Hoy, soy tú,
soy mujer,
hermana,
hija,
soy libre,
soy vida.

@marian


Espero que se haga justicia. Ninguna violación está justificada.
leer más   
18
17comentarios 123 lecturas versolibre karma: 114

A solas conmigo misma

Pedazos rotos
de ídolos caídos,
dentro de mi alacena dormida,
templos en ruinas
arropando macetas
sin flores, rodeadas
de espiral incertidumbre.

Las neuronas se han sensibilizado
con los arrebatos
de mi enjuto tiempo,
estentóreas, descansan impolutas
en sus hamacas,
como señoronas apoltronadas.
Y yo, me he perdido
en mi espacio infinitesimal,
buscando entre rincones
de cuello igneo
cuerpos amorfos,
rastreando mi suelo impío.

Estalla en volcán repentino
mi cocina,
saltos de angeles
de mi vajilla,
que agradecen
el baño de espuma.

Esas migajas que recojo
en volandas
andan jugando al corro,
Las pelusas han disfrazado
mi verde cepillo
con melenas años 60.

Una nube de sueños,
bajan por escaleras celestiales
saltan sobre mi mesa
y pintan mis ojos de estrellas
de dulces melodías,
y siento la música
que despierta
al viejo gramófono olvidado
entre recuerdos obsoletos.

@marian
leer más   
15
17comentarios 79 lecturas versolibre karma: 101

Búscame

Búscame, donde nacen los cuentos,
en el rincón
donde se perdió su voz.

Búscame, tras armarios
deslenguados,
en el altillo despechado
que cobija
ayeres y hoy,
con sus retahilas
desprendidas.

Búscame, en los anales
del cinturón de risas
buscando su hebilla perdida.

Búscame, donde las risas
se hicieron silencios,
dejando acicaladas
mentiras engalanadas
sobre sillones buhoneros.

Búscame en los confines
de un diccionario vacío,
en un almanaque vencido,
en un alfiler
que dejó su acerico.

Búscame, en el aroma
de una rosa,
en la bendición
de suaves gotas,
que sin querer
el mar se llevó.

@marian
leer más   
17
12comentarios 115 lecturas versolibre karma: 115

Hoy

Hoy las heridas

andan pérdidas

buscando el Norte

de su principio.


@Marian
leer más   
18
10comentarios 65 lecturas versolibre karma: 109

Tu me conoces (@ Lidianny con Angeles Torres)

Conoces mis ausencias
y retornos,
soy suspiro
que vaga en la noche
hacia un ancho río
lleno de afluentes,
sólo tú me conoces,
entiendes lo que pienso,
sólo tú, y nada más que tú.

A veces, la vida se torna marchita,
a veces, se complica demasiado,
y no deprimo, me levanto,
como se levanta el sol
por el horizonte.

No soy de hierro,
pero, a veces me rompo
porque no todo suele
ser como parece.

A veces, me pinto la cara de azul,
para parecerme un poco al cielo.
Soy un pedazo de carne,
buscando un rincón
donde nacer.

No soy perfecta,
soy, una imperfección discreta,
con sus grietas de tormentas,
alegrías desatadas
en una gota perdida
que al despertar,
se hace río, mar, océano,
buscando tus ojos.

Siempre fuiste tú,
mi música,
mi película,
mi poema,
mi sonrisa en flor,
mi mena de vida,
mi canción,
mi carta
buscando una estrella,
en el polvo cósmico
de una habitación vacía.

¿Quién soy yo, me pregunto?
Y sólo encontré hojas
que mueven alas.


@ Lidianny y Angeles Torres
leer más   
15
22comentarios 114 lecturas colaboracion karma: 110

Sueños rotos

Cada clavada de uñas
perfora mi angustia,
introduce el dedo
retorciendo el dolor
de la sangre,
y grito sin voz,
en un pozo sin fondo
atravesando la aridez,
de una tristeza
de mariposas sin alas
que se convierten en orugas.

Las palmeras se cruzan
entre mi camino angosto,
estrechando mi visión,
asaltando las vallas
de mis ojos,
que buscan otro ámbito
para quedar agazapada
en un guruño inventado,
golpeando mi corazón
desválido y sólo
en un mar de cielo infinito.

Atrás quedaron
tules azules
acariciando el viento,
sueños desconstruidos
en la palma de la mano,
sedas flotando
besos de pétalos,
en barcos de olvido,
ondeando la cordura
que se desbordó,
haciéndose locura
de selvas salvajes,
llenas de garras rapaces
que se extienden
por los extensos matorrales,
dejando surcos de arañazos,
dibujando bostezos
de espinas de rosas
y hortigas.

Una tela de araña
atrapa mis sueños,
y los hace suyos,
y me envuelve
como un papel de cigarro,
sin apenas rozarme,
y me comprime la sangre
de mis ojos de vidrio,
y me engulle,
y me deja hierática,
en un sueño dormido,
estoy casi momificada.

Llora mi corazón,
buscando en mis lágrimas
la aldaba de tu puerta

Angeles Torres
leer más   
15
14comentarios 71 lecturas versolibre karma: 124

Senryu

Quiero ser labios,
en tus ojos marchitos,
saciar tu sed.
leer más   
19
17comentarios 66 lecturas japonesa karma: 137

Simple silencio

Hay momentos,
que se hacen largos
y extensos,
y otros andan condensados.
Los silencios quedan atados
a una mirada,
a un juego de contactos
deseados o no,
y tal vez, antes
hubo un alud de palabras
hechas susurros,
unos ojos
prendiendo
antorchas de deseo,
o el suicidio
de un silencio secuestrado,
que por un momento
ha sucumbido.

Angeles Torres
leer más   
16
11comentarios 56 lecturas versolibre karma: 120

Se perdió el tren

Allí estabas,
envuelto en tu aura encapsulada,
con una mirada,
sin nombre extraviada,
con tu piel
cubierta de estrofas,
rendidas a tus pies,
buscando tu horizonte perdido,
atado a tu cuerpo,
a tu huella sin sentido,
recordando reminiscencias
hechas minutas
en un camino
que perdió su tren,
que pudo ser
y no ha sido.

Ahora te vistes de añoranza,
y te empuja a mirar
al abismo de la nada.
Es tiempo de sufrir
una profunda metamorfosis,
de versos que buscan
encontrar savia nueva
en otros versos.

Angeles Torres
leer más   
13
8comentarios 57 lecturas versolibre karma: 105

Mi saquito

Despertar,
abriendo los ojos dormidos
frente a dos tostadas,
apunto de quedar atrapadas
en el infierno,
y observar como le salen alas
de Campanilla,
saliendo catapultadas
para besar la miel
que quedó en mis labios.

Se han mezclado los versos,
con las migas desparramadas,
se han mecido
por la ondulación suave
de los latidos de mi mano,
como una batuta maestra,
llena de notas musicales,
que recrean la brisa suave
de versos tonales,
volando, libres
como mota de polvo,
flotando en el lago
de los cisnes,
jugando a ser
partícula de luz.

Y se han convertido
en tempestades,
de versos quebrados
y sesgados
que caminan a gatas,
tratando de llegar
a lo más alto.

Yo, sólo guardo,
un saquito pequeño,
con algunas palabras
que hice mías,
es la cosecha
de mi vendimia.

Comparto mi pluma,
mis palabras,
mis versos,
mis estrofas,
mis poemas,
hasta mis puntos cardinales.

Es lo que tengo,
mi único tesoro
que guardo y no vendo.
leer más   
16
12comentarios 80 lecturas versolibre karma: 116

Ronroneos de tejados

Estoy cansada
de quererte sin quererlo,
de bajar a los infiernos
una y otra vez,
de no volver a ver
tus ojos,
encendiendo mi fuego,
y sin embargo,
fuiste amor compartido
jugando a ronroneos
de gatos en el tejado,
dilatando la sed
de mi fuente deshidratada,
deshilando aguas de paso.

Vacía quedó mi mirada,
atravesada, sólo por mis dedos,
que no sabían
de toques de queda,
ni de desbaratar
sonrisas de payaso,
y me contentaba,
vistiendome a toda prisa,
de tu sonrisa gatuna,
y me abría paso
entre las tejas
de nuestros tejados,
moviendo mi silueta,
al son de una tuna,
por calles inciertas de pecado,
maullando a la luz de tu luna,
llenando de jeroglíficos
chimeneas pedigüeñas,
que no entienden
de cabezas pérdidas,
ni tampoco,
de noches adormideras.

La emoción desdibuja
el mapa de mis sueños,
y no encuentro tus ojos,
ni latitud de tus pasos,
ni diviso la luz de tu mirada,
y pienso, una y otra vez,
por qué quererte sin quererlo,
por qué amarte
descendiendo de nuevo
a los infiernos,
pero me paro en seco,
y sólo oigo
el ronroneo de tu voz
dentro de un díamante
de carbón.

Demasiado fuego
de luces apagadas,
mordiendo ascuas
de cenizas no extinguidas.

Y sólo pienso,
una y otra vez,
¿por qué quererte,
sin quererlo?

Angeles Torres
leer más   
13
12comentarios 71 lecturas versolibre karma: 100

No guardé el pegamento

Allá, quedaron
baúles desquebrajados
en el olvido,
sonrisas disipadas,
porcelanas reconstruidas
de tantas huellas pasadas,
escaleras de deseos,
que ya no conocen subidas,
sólo descensos.

No guardé llave,
ni pegamento
para unir todos los besos
que te he dado.

Mi cabeza se llena
de adoquines
que desmigan palabras,
momentos, recuerdos,
que el viento se encarga
de borrar, toda ilusión
no sedimentada.

Hoy, las estanterías
de mi corazón
andan desvalijadas,
de besos de almíbar,
de miradas de algodón,
de labios de seda,
de abrazos
sabor mandarina,
de gotas de lluvia
hechas de esmeraldas,
que piden sonrisas.

Ahora, mi corazón,
sueña abrazos
de pegamento,
besos de frambuesa,
ojos de turquesa
en una luna nueva.

Angeles Torres
leer más   
23
28comentarios 147 lecturas versolibre karma: 124

Velatorio

El dia enmudece,
la noche callada
se hace esperar,
y mientras,
los labios sellados
abotonaron sus miedos,
disiparon sus deudas,
aparcaron sus penas.

Huelo a silencio,
a canto de sudario,
a cuerpo desterrado,
a olor a óbito marchito.

Un alma, lenta
camina en silencio,
cerrando tras de sí,
puertas de sueños inacabados,
dejando, sólo silencios,
silencio de sepulcro
de ojos vacíos y secos.

Un frío intenso,
cala los recovecos
de mis frágiles huesos,
pena, infinita pena,
entre las rendijas
de mi cuerpo.

Lágrimas, oscuras y negras,
serpentean y se deslizan,
como sudario desdeñado
por mis venas,
un frío intenso,
corroe mi cordura,
difuminando mis besos
amontonados de dudas.

Angeles Torres
leer más   
16
20comentarios 81 lecturas versolibre karma: 118

Esa etapa de la vida

Estoy en esa etapa
de la vida,
que casi nada me importa,

Ando a mi manera,
vivo desparramada,
no creo ya en gangas,
ni dientes de alhajas,
ni en ratoncito Pérez
que roban la almohada.
No creo ya, en calabazas
descalabazadas,
ni en conejos de chistera,
ni creo en amores
de pan y cebolla,
ni en princesas emperifolladas.

En esta etapa de mi vida,
la lluvia, me resbala.
Estoy, en esa etapa,
que sonríes a la vida
sin motivo aparente,
sin importarte nada.

Ando, en esa etapa,
que te ilusionas
con una flor,
con una cerveza compartida,
con el vuelo
de dientes de dragón,
con un silbido de viento,
con una mirada de mundo,
con una sonrisa de cielo,
y me rio a carcajadas,
y me rio de mi sombra,
y bailo sin máscaras,
sin tapujos,
liberando energía,
sin miedos,
sin nada.

Estoy en esa etapa,
que no doy explicaciones
porque a nadie le importa.

No creo en estrellas
de deseos fugaces,
pero aún sigo volando
con escobas estelares,
sin libros de instrucciones
y sin equipaje.

Ya, no busco impresionar,
ni ser impresionante,
ahora priorizo aquellas cosas
que desapercibidas
se aparcaron antes,
ya, no me decepciona nada,
porque la nada,
ya se fue de viaje.

Angeles Torres
leer más   
17
26comentarios 139 lecturas versolibre karma: 140

Todo pasa

Moza de entonces,
hoy crecidita en años,
degustó todos los placeres,
entre algodones
de pianos cantados.

Hoy apenas, se sostiene
su cuerpo anda curvado,
tanto, que parece un gancho
atrapado en una percha sin garbo.

Las mañanas apenas,
perfilan medios días.
las células emigraron
en busca de nuevas primaveras,
y la neurona,
quedó, solitaria sola.

Abril amaneció
como un día sin más,
los pucheros
se cansaron de hervir,
el estómago aflojó
sus ganas,
el corazón
ya atardecia cansado,
las noches se hicieron
insípidas y largas,
cuando la tarde
ya se había descabezado,
apenas se cuela la luz,
y los sueños son albinos
de Nodo pasado.

Los años, ya no se repiten,
el desasosiego
se hizo remanso de sosiego,
la lámpara de su candela,
sólo guarda una estrella
entre la niebla,
dentro de un viejo cántaro.

Su metamorfosis, se completó
en escaleras
que ya sólo, son de bajada,
y poco a poco
se va abriendo
otra puerta,
de eternidad longeva.
que finaliza,
en cuernos de caracol,
bajo una cáscara
de restos de Nefertiti,
viviendo en pirámides de nácar.

Acidez que convierte
años dulces en añejos,
vinagre, en vino oloroso,
que regala sueños
de fino paladar nonato.

Angeles Torres

Cuadro de mi amigo Miguel Vozmediano
leer más   
10
14comentarios 108 lecturas versolibre karma: 106

Estaciones

Falsas mañanas
que me confunden,
que desenredan
tirabuzones de dudas,
e ilusionan mi estancia momificada,
como un hilo, que se pierde
con Ariadna
en un soplo de Cupido.

Estaciones,
llenas de intensos vacíos,
donde habitan
ojos marchitos, confundidos,
ojos, que expenden máquinas,
dentro de cavernas,
llenas de maletas
que suben y bajan.

Estaciones completadas,
con cada paso,
con cada pisada,
andenes aturdidos
que agotan el reloj de arena,
en cada rienda perdida.

Memorias recurrentes,
de historias no contadas,
que se pierden
en asideros
de compartimentos,
dejando asientos calientes,
vaho que me abraza
e invade mi espacio,
se alimenta de móviles
de risueños teclados,
y el corazón se pierde
en nubes de voces ignoradas.

Llamas incandescentes
en labios no besados,
marchitas miradas de fuelles,
en tristes caras desvastadas.

Estaciones frías, sin calor humano,
donde juegan miradas,
evadiendo su dirección
de trayectos olvidados.

Vagones diseñados
de asientos adulterados,
direcciones que se eligen
sin saber hacia donde vamos,
al final, un número somos,
que se evapora de las manos.

Viajes que marcan hitos
del destino,
vagones desmelenados
de furor de himen derramado,
fluidos corporales de ayer y de hoy,
ilusiones perecederas
de libros no leídos,
de bolsas de compra
llenas de vacías cuitas
insatisfechas,
de manidos anuncios,
que mueven la vida
y despersonalizan un mundo
que se ahoga en la nada.

Angeles Torres
leer más   
20
12comentarios 84 lecturas versolibre karma: 107