Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Vuelveme a preguntar

Y tú me preguntas a mí,
cuando lloro
sobre los mapas
extendidos de mis ojos,
cuando salto página
de almanaques
a mi antojo,
y termino desabrochando
una y otra vez
tu mirada.

Y tú vuelves a preguntar,
cuando mis ojos
se pasean por los tuyos,
cuando unimos
nuestros vértices
haciéndolos uno,
y se vuelven abrir
los labios encarnecidos.

Y me mantengo
enmarañada
de rotos y descosidos,
que apenas
soportan un zurcido.

Y sigo uniendo
recortes pasados,
bebiendo las migajas
de sueños olvidados,
y ato esta pena
que me ata
a un chubasquero
desquiciado,
que no pudo encontrar
su atajo.

Y sigues estando ahí,
cuando escribo versos
jamás contados,
de turbantes y princesas,
de piratas y dragones
que se deshacen
entre mis dedos.

Y vuelve a mí,
el anhelo
de dorados deseos
y tréboles de sueños
deshojando margaritas.

Dulces mieses
de labios húmedos
abriéndose como compás
que mueve
sus brazos de molino
y dejan paralizado el aliento
de lluvias desnudas.

Y me vuelvo a acurrucar
en tus amaneceres
de retahilas escondidas,
en gargantas desgañitadas.

Y vuelvo a soñar
con hiladas
de viejas ruecas,
y dejo que exfolien
mis dudas.

Y se vuelven abrir
flores cerradas
de noches oscuras,
e intento
deslizar mis pies
cuando mis manos
se dejan caer,
esparciendo
pétalos de labios
en vaivenes
de columpios.

Tú me regalaste
tus ojos
de hierbas azules,
y me vestiste
de princesa
de bordados cabellos,
sin corona.

Y vuelven
a llenarse mis sentidos
de fábulas
que beben brisas,
y se inundan los pantanos
de mi memoria,
y asaltan
mis lunas,
en noches
que mecen estrellas.

Angeles Torres
leer más   
23
30comentarios 170 lecturas versolibre karma: 127

Apatía gris

Voy a ahogar mi mirada
en la inmensidad
de tu cielo,
bajo la pequeñez
de mi marejada,
con sus vibraciones,
a veces chillonas,
otras azarosas,
y otras calladas.

Voy a vestir
los momentos,
de duelo de gritos
llenos de caos,
de cienos embarrados,
de nieves perpetuas.

Carruajes atravesando
llanuras de desesperación,
y me acometen
en rabia visceral
de amargura
perpetua,
se tiñen sutilmente
de rosa y azul,
imitando placeres
de un dulce eclipse
azulado y rosáceo.

Los muebles
acumulan vida
sonambulesca,
y mi espíritu duerme
consuelo de invierno
de fina seda.

Estudio tus estrellas
tristes, negras,
llenas de misterio,
atrapando minutos
en el polvo
que traza
senderos de lluvia.

Te puedo asegurar
que hoy los minutos
están acentuados
y saltan a la comba
cuando les viene
en gana.

Bajo un cielo
de grises
sin traje,
sin sendas,
sin un girasol,
sin una hortiga
que me detenga.

Se me hunden
los pies
en un suelo
solitario,
obsesionado
al brillo
de ojos dormidos,
anclados
en un buque
sin alma.

Puedo asegurar,
que algunas veces
me siento
desbordada
de razones morales,
encarceladas
en un alma perezosa
que renegó
a su energía.

Los caminos grises
se entrecruzan
de palacios
sin lacayos,
portones
con cerrojos
sin llaves de vuelta,
y me dejo zambullir
en un baño de apatía,
con su rabia
contenida
envolviendo
mi cuerpo
en un mal sueño.

Angeles Torres
leer más   
19
25comentarios 136 lecturas versolibre karma: 103

Te espero

Te espero,
a la salida del balcón
buscando tu nombre
entre estrellas
que no te conocen.

Oigo tu voz,
suave,
ligera brisa,
atrapada en el viento,
envuelve mi pelo,
y nubla de calima
mis ojos.

El juego de las olas,
vertiendo la espuma
sobre un lienzo
de arena.

Las aceras,
con sus nudos
de corbata,
asfixian
sus adoquinadas
gargantas,
y se derriten
los barcos
cuando dibujan
las tardes.

Los pies se calzan
con fiebre
de sol y arena.

Escucho,
conversaciones
de labios parlantes
que guardan risas
dentro de bañadores
acariciando
el cuerpo
que rompe olas.

Me supera,
la distancia,
flotando otra vez
en el vientre
que me invagina,
y no encuentro
ombligo
donde encontrarte.

Se vierte una lágrima
que por algún motivo
decidió salir,
robando un verso
atrapado
en mis labios,
sin apenas,
darme cuenta.

Proyecto
mis emociones
hacia el confín
del horizonte,
buscando encontrar
la lista con tu nombre,
para que al chocar
mi voz
te traiga de vuelta,
y no logro encontrarte.

Te espero amor,
a la salida del balcón.
No tardes.

Angeles Torres
leer más   
21
22comentarios 151 lecturas versolibre karma: 90

Percibo arte

Me desbordan...
los ojos del mundo,
con sus líneas
cuadriculadas,
con sus ápices
llenos de miradas,
recorriendo pavimentos
ya colonizados.

Me desbordan...
Los ojos del mundo,
con sus líneas
piramidales
de bases amplias.

Angeles Torres
leer más   
15
14comentarios 104 lecturas versolibre karma: 103

Cómo puedo...

Cómo puedo resucitar
si me han enterrado viva.

Cómo puedo perdonar
cuando mis ojos
ya no lloran,
ya no duermen,
ya no vuelan,
ya no necesitan
sembrar auroras,
ni besos sanadores,
ni ojos inventados
de dulces flores,
sólo tengo lágrimas,
lágrimas muertas
de olas,
con sus vaivenes,
que se agitan
con furia oscura,
con ira oscura
dentro de un pozo
sin fondo.

Cómo puedo
enredar rocíos
cuando sólo
exite miedo.

Huracanes,
que rompen vidrios
en mi casa del dolor,
con sus cosquillas atroces
y su armadura
sin llave.

Cómo puedo perdonar
a quién se viste
con la sal
de mi sangre,
me fustiga
con látigo invisible
fuego dentro
de mis heridas.

Ojalá, pudiera perdonar
y borrar de la faz
de mi árida tierra,
recuerdos trashumantes
que se asentaron
en el tic tac
de mi corazón,
día a día,
minuto a minuto.

Cómo puedo aliviar
esta carga
que pesa
como losa maldita.

Ojalá pudiera
hablar de esperanza,
alzar la voz,
salir de este albañal
de aguas de cloaca,
y saborear vida
en otros manantiales.

Angeles Torres
leer más   
16
15comentarios 90 lecturas versolibre karma: 113

Y me pierdo...

Y vuelvo a recordarte,
entre cajones
de recuerdos,
entre estrellas
difuminadas,
en sueños de helio
esperando su cielo.

Y me pierdo...

Entre el escote de sueños
que quedó abierto,
cremalleras
que se desvanecen
entre costuras
de hilos de deseos,
el vestido
quedó colgado
en el ala del perchero.

Y me pierdo.....

Y me sostengo,
en las aristas
de tus dedos,
en el contorno
de tus labios.

Y me pierdo...

Delineo
cada instante
buscando
puntos suspensivos
que abren admiraciones,
que abren suspiros.

Y me pierdo...

En las esquinas
de nuestros ojos,
en la miel
de los labios
que se pegan
al unísono,
serpentean fluidos
de alas de universo,
y te siento mío,
llenando de alas
el habitáculo
en un solo cuerpo.

Y me pierdo..

En tu fuego ígneo,
y me abraso
retorciendome
en tu deseo.

Y me pierdo...

Recorriendo juntos
océanos
de te quieros.

Y me pierdo...

En líneas desconocidas,
en playas de arenas,
en el cosmo
a la deriva,
en mi sueño
cautiva.

Y me pierdo...

Angeles Torres
leer más   
36
24comentarios 172 lecturas versolibre karma: 99

Dulces Sueños

Razones acompasadas
que volatizan palabras.

Palabras que se tiñen
de pulsos colgados
de medianoche.

El alba atrapa
mil reproches,
y mi cabeza
queda colgada
en péndulo de sueños.

Palabras que se tiñen
de cielos amarrados
buscando encontrar
un huidizo beso.

ventanas
que se agitan
abriendo sus alas,
desplegando
besos y desvelos,
ignorando el velo
de la sombra
que cubre la noche.

Angeles Torres
leer más   
13
13comentarios 85 lecturas versolibre karma: 99

No puedo parar

Ando sin poder parar,
descorriendo las sombras
que se pierden por aceras
y dejan solo polvo
cubriendo mis orejas,
y mis labios, se niegan
abrir rizos de palabras.

Arañazos en los pies
de asfalto,
deambulo atravesada
por espinas de hormigón
y luces sincronizadas.

Arden mis alas
de flor de angeles,
quebradas y sumidas
a carbón.

Busco saliva
para aliviar mi sed,
oigo el flujo y reflujo
del mar,
bailando sus marejadas,
y sus resacas huecas.

Deja campanillas
de caracolas
y sueños de abejas.

Me quedo
absorta con mi lengua
de trapo,
y esponja para sofocar
la sed de mis labios.

Mientras, el mar entra y sale
humedeciendo aceites
sobre dorados cuerpos.

Angeles Torres
leer más   
18
24comentarios 123 lecturas versolibre karma: 94

Busco mi templo

Escalinata
que no tiene fin,
donde descansa
la catedral de mi alma,
llena de caminatas
sin nombre,
puentes que se levantan
en silencio
retrasando
aeropuertos sin salida.

Contemplación
que busca
conversaciones eruditas,
bártulos encarnados
de sol poniente,
se desgranan
los contornos agitados
de insólitas formas,
sonidos perturbados
llenos de tortícolis,
y llanuras
de amplias extensiones
dibujan paisajes
nacidos de la nada,
derrochan sarcasmo
en mis ojos
y saliva de marrullerias
de índole incontable.

Se agotan mis sentidos
y me dejo esculpir
de sol y viento,
ondulando jardines
de frentes anchas
pobladas de imagenes,
arcos
buscando sus jinetes,
galopan por vertientes
de encendidos lagos
tras estrellas pálidas.

Ahí estoy yo.

Junto a mi templo,
donde guardo mis cipos
en mosaico,
junto a mis múltiples garabatos,
entre azules y rosados.

Ahí estoy yo.

Extasiada mi alma
corre calle abajo
por calles mágicas
de luces y sombras,
cruzan mis ojos
bóvedas de crucería
vetadas de pan de oro,
cubierta de cielos
que pisan prados al alba.

Ahí estoy yo

Agitada por los versos,
buscando mi estrofa
entre papiros
que nacen
en mi memoria.

Angeles Torres
leer más   
18
11comentarios 103 lecturas versolibre karma: 100

¿Acaso se extinguió la tristeza? ( Soneto)

Esquilo horas atrapadas, disueltas,
que disfrazan todos esos momentos
que quedan anudados de fragmentos,
con sus garrasperas amargas de vueltas.

Las orzas, desvastaron sólo carne
flácida de sentimiento albino,
quedó sólo el placebo anodino
ausente de materia de descarne.

Se secaron las nítidas cortezas,
huesos que sólo ansían escapar
del murmullo de grandes tristezas.

Quedo vaciando mi barca de mar,
sobre cielos de enmohecidas piezas
de carne despeinada de azahar.

Angeles Torres
leer más   
15
28comentarios 163 lecturas versoclasico karma: 108

Mi Senda ( Jotabé)

He cantado todas mis alegrías
entrelazando suaves melodías.

He caído bajo desilusiones,
navego con furia entre tifones
que no saben de discriminaciones,
acelera mar todas mis tentaciones.

He cantado mis liras a la brisa,
he bebido de tus labios sonrisas.

He plasmado huellas de mediodía,
viven de los segundos mis ilusiones,
amando, besando, mi dulce prisa.

Angeles Torres
leer más   
19
15comentarios 115 lecturas versolibre karma: 108

"Sombras"

Cuando te hayas ido,
se nublará mi prosa
de triste estío,
la lluvia se hará escarcha,
los besos rocío.

Cubrirán los inviernos
la profundidad de las cuencas,
de mis senos marchitos.

Cuando te hayas ido,
las veredas
difuminarán sus colores
y se harán humo,
me embarcaré sola
por ríos desesperados
y desembocaré en el mar.

Cuando te hayas ido,
mi corazón se vestirá
de oscura desesperanza,
cubrirá su piel
de negro manto,
y me envolverán
las sombras.

Cuando te hayas ido,
guardaré tus besos
dentro de instantes bellos,
y envolveré de piel de seda,
cada uno de nuestros sueños.

Cuando te hayas ido,
me quedaré apagada
con mi dolor a ciegas
y mi amor herido,
guardaré las tardes
en frágiles pergaminos,
evocaré las horas
que vivimos juntos,
y me quedaré sentada
en un suspiro,
esperando que el invierno
deje mi cuerpo frío.

Cuando te hayas ido,
me quedaré apagada
con mi dolor a solas,
guardaré las tardes
cosidas de auroras.

Cuando te hayas ido,
me perderé en las sombras,
vagaré por veredas sin sentido,
y entraré en la desgana
sumida en olvido.

Cuando te hayas ido,
tu cama quedará vacía,
dejando dormidas tus siestas
y mi cuerpo vencido.

Angeles Torres

Homenaje a Rosario Sansores
leer más   
19
14comentarios 111 lecturas versolibre karma: 123

Estoy cerca de ti

Y fui pez
mordiendo el anzuelo
de tus besos.

Y fui haz
entrelazando tus juncos.

Y fui crines
desbordando tus sueños.

Y fui estrella
gimiendo tus auroras.


Angeles Torres
leer más   
17
14comentarios 109 lecturas versolibre karma: 103

Qué sería sin ti

Y te llamé piel,
porque cubres mi costra,
y te llamé piel
Por darle paso
a mis lágrimas.

Y te llamé piel,
por ser libro de besos
y de caricias nuevas.

Y te llamé piel,
por tu color acuarela,
por ser rama
cuando tu cielo se eleva,
por ser compás
de mi vuelo,
por ser sonrisa
entre mi fuego,
por andar
cada centímetro
de mi cuerpo.

Y te llamé piel,
porque estás hecha
de ojos de mundo,
de surcos maltrechos,
de cicatrices mendigas,
de almas de paso.

Y te llamé piel,
porque bordas mis sueños,
porque eres mar
sin dueño,
superficie de diluvio.

Y te llamé piel,
porque absorbes
vidas ajenas
que dejan sabor a hiel
o sabor a miel.

Y te llamé piel,
por ser firma de mi historia,
por ser mis pasos vividos,
por ser el timón
de mi vestidura.

Angeles Torres
leer más   
20
24comentarios 163 lecturas versolibre karma: 110

Te has ido

Te has ido
como espuma de cerveza,
dejando los amaneceres
llenos de arrugas
en mis sábanas.

Manzanos,
que quedaron desnudos
de suaves murmullos,
arroyos flirteando
con cortinas de agua,
acelerando las prisas
por llegar al mar.

Colinas púrpuras
mirando al sol enamorado.
Bellas primaveras policromas
vistiendo sus labios
de rojas corolas.

Verdes valles
escuchando el sonido
de viejos encinares,
historias que irrumpen
en las noches dispares,
un violín de antaño
atraviesa el sonido
de leve viento,
cubre su cuerpo de polvo,
y en la superficie del suelo,
la hierba se escarcha
de humedades livianas,
se respira aire cinegénito,
se desvisten las rosas
en jardines encontrados.

AngelesTorres
leer más   
20
21comentarios 124 lecturas versolibre karma: 113

Se olvidan los pasos

Era un rito novato,
una invitación
de armonía,
sensibilidad con sabor
a pura piel
de manzana,
intercambiar poesía,
ilusionar tus sentidos,
respirar, si,respirar
aire nuevo,
encontrar la esencia,
y vestir mis labios
de hermosas rimas.

¡Que pronto
se olvida el mundo
cuando has marchado!

¡Que pronto, se borran
los pasos andados,
y queda un profundo hueco
sin aplausos!

¿Por qué quedamos ignorados
cuando hemos sido ave de paso?

Un día te vitorean,
y al otro día
pasas como una huella
sin pisada.

¿Por qué quedamos ignorados?
Por qué permanece todo borrado?

Es como dejarte apagada
en un eclipse de sol o de luna.
Es como dejarte en lluvia de olvido,
Es como haber sido perfundida
por un perfume
que un día embriagó
tu sensibilidad,
y hoy ha sido reemplazado.

Me he parado en stop,
en el cruce de versos callados
teñidos de madrugadas,
y mi lengua marina
queda abnegada,
y vuelvo a regenerar
mi tacto,
llenando los huecos
de nueva masilla,
cubriendo los versos
con una nueva arquitectura,
y despliego mis alas,
y lleno de nuevas direcciones
mi ruta de vuelo,
en busca de nuevos pasos.

Angeles Torres
leer más   
19
21comentarios 183 lecturas versolibre karma: 103

Despertar

Despertar, abriendo los ojos
de par en par,
con los sentidos esbozando
la apertura
de un nuevo día.

Andar de puntillas
entre pautas de silencios,
y escabullirte entre los dedos,
sin saber que te depara
el hoy y el mañana.

Palabras que buscan su lira
y recopilan acordes
de mi memoria,
sin brújula,
sin norte.

Abrir los ojos
y encontrar tu aura
de frente,
buscando como vestir el día,
arrodillar los pliegues
de las horas,
y caminar
sobre la arena
de una puesta de sol,
y culminar
en una noche de estrellas,
para volver a empezar
otra mañana.

marían torres
leer más   
10
13comentarios 118 lecturas versolibre karma: 97

Un sueño sin más

He pintado mi sueño
trazando las líneas
de tu cara,
como fuente
de lirio carmesí.

Se han cruzado
nuestras almas,
parando por un instante
en pausa,
el silencio, se adueña
de tus ojos y los míos,
y quedamos anudados
en una alianza continua.

El corazón comienza
a bullir con estrépito
un frenético tic tac,
y siento tu mar
abrazando mi arena,
y siento surcar
tus manos
curtidas de sal.

Un fragor veloz
de energías incontroladas,
llenan de rosales eléctricos
nuestra carne articulada,
vibra nuestra piel,
transpira el alma,
el flujo del desorden
circula en ambas direcciones.


Angeles Torres
leer más   
14
13comentarios 121 lecturas versolibre karma: 85

Atardecer

Languidecen las hojas,
cuando se han bebido
el último aliento.

Languidecen los campos,
cuando han sofocado
sus fuegos.


AngelesTorres


Foto del caminito del rey (Málaga)
leer más   
15
8comentarios 73 lecturas versolibre karma: 91

Valió la pena

Al mediodía, se vislumbran
las alegrías desaforadas,
con sus holas y adioses,
mis labios apenas
rozan la brisa,
y mis sentidos
se llenan de olores
de flores,
de tierra mojada,
de azules palpitaciones,
huelo a ti.

Salgo descorriendo
el polvo de la balaustrada,
bajo las escaleras
a todo trote,
como si me fuera
en ello, la vida.
Los descansillos parecen
ausencias de silencios,
que abren paso
a la otra mitad de escalera,
y al bajar a tierra firme,
te veo,
y te palpo con mis ojos.
El corazón late al galope,
se ha cumplido
mi sueño deseado.


Angeles Torres
leer más   
19
8comentarios 104 lecturas versolibre karma: 100