Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Quiero

De ti quiero la plata
que cubre tus sienes,
los pliegues que surcan
tu frente
y tus áridos labios
de inicio de día.

De ti quiero tus ojos
nocturnos y hondos,
tus piernas cargadas
de trecho
y la flor de los años
ciñendo tu pulso.

De ti quiero la herida
que hizo a tu risa,
tus senos y cumbres
añejas
y la carga de ayer
lastrando tu hoy.

Por terca y sensata,
lasciva y autónoma,
por cómo es de dulce
febrero
si al entrar en el cuarto
te encuentro en mi cama.

Por ser tú sin caretas,
por hembra y mujer,
por darle a mi nombre
sentido
y a mi vida la luna
de tu madurez.

De ti todo lo quiero,
tan madre, tan brava,
pues poco hay más digno
y hermoso
que los ecos, las huellas
del tiempo en tu piel.
leer más   
9
4comentarios 56 lecturas versoclasico karma: 87

Pulga de oro (soneto a Messi)

Ya Carlitos Gardel ha despertado
y da clases de tango en Barcelona
con un balón a su bota pegado
y en la testa la humildad por corona.

Ya Jorgito Borges ha regresado
y delante de ochenta mil personas
hace versos de imposible dorado
que hasta en Madrid capital emocionan.

El músico solista de la orquesta,
el poeta de mirada discreta,
el artista con pinceles por pies.

O' Rei, el Barrilete, la Saeta,
el sastre de la jugada perfecta:
el más grande y mejor número diez.
leer más   
4
2comentarios 30 lecturas versoclasico karma: 45

La muerte más absoluta

De todas las muertes
que acechan mi vida
la más pavorosa
se llama Tu Olvido:
sería el silencio
la sangre brotada,
brillara en tu mano
por daga un reloj.
Después nada más
que un beso amarillo
colgado a mis labios
de otoño sin savia,
tan solo las uñas
sangrantes de un eco
en vano arañando
la esfera del tiempo.
Y así, por lo menos,
la muerte diría
que esconde bastante
de sombras y engaños,
pues no es tanto un crimen
que asuma tu olvido
como un gran sucidio
que dé mi memoria.
leer más   
16
2comentarios 77 lecturas versoclasico karma: 91

Semejanzas

Igual que la orilla
deshace las olas,
así tu sonrisa
diluye mis sombras.

Del modo en que el viento
aviva las llamas,
así tu recuerdo
agranda mi alma.

Idéntico al tiempo
que en piel es arruga,
así en tus labios
mi nombre es blancura.

De forma que cómo
dejar de esperarte
en cada suspiro
que teje la tarde,

en cada mañana
de hermosas auroras
que llevan tu nombre
prendido a su cola,

si en todas las cosas
que vivo y que sueño
por más que no quiero
te echo de menos.
leer más   
12
6comentarios 83 lecturas versoclasico karma: 93

A ti

Yo no quiero un bonito diploma
que adorne el tabique de la habitación,
yo no quiero dormir en hoteles
con sauna y bañera de hidromasaje,
yo no quiero unas gafas que puedan
mirar a través de las prendas de ropa,
yo no quiero dinero hinchando
el bolsillo trasero de mi pantalón,
yo no quiero subir a un ferrari
con una morena tremenda a mi lado,
yo no quiero firmar el poema
perfecto que sueñan los muchos poetas,
yo no quiero un trabajo completo
(domingos, festivos y sábados libres),
yo no quiero esperar en la barra
que un alma cándida venga a invitarme,
yo no quiero escuchar el concierto
que Queen dio en Vallecas hará tres trienios,
ni tampoco meterme una raya
y botar como un loco en la pista de baile.

Yo lo que quiero es mirar tu mirada
y sentir tus palabras envueltas en aire
y hundirme en el barro añejo
que hermosa y soñada y amada te hace...
¡yo lo que quiero,
cariño mío,
no es otra cosa
que no seas tú!

Yo no quiero un crédito fijo
que tenga intereses al cero por ciento,
yo no quiero quitarme barriga
pensando que así gustaré mucho más,
yo no quiero entrar a un gimnasio
y salir caminando como un croissant,
yo no quiero creer que no existe
aquello que no alcanzan a ver mis ojos,
yo no quiero tocar la guitarra
al lado de Carlos Santana o Sabicas,
yo no quiero en mis pies unas rebook
de fuertes colores que vuelen mil metros,
yo no quiero un piso más grande
en el que el salitre se huela al salir,
yo no quiero placeres de saldo
y sábanas tibias y besos expertos,
yo no quiero estudiar bellas artes
ni ciencias sociales ni lenguas ni nada,
ni tampoco que filmen mi vida
y luego se llenen o palmen los cines.

Yo lo que quiero es mirar tu mirada
y sentir tus palabras envueltas en aire
y hundirme en el barro añejo
que hermosa y soñada y amada te hace...
¡yo lo que quiero,
cariño mío,
no es otra cosa
que no seas tú!

Yo no quiero llamarme Rick Blaine
y dejar plantadita a la bella Ilsa,
yo no quiero un filete de kobe
servido con vino de sangre de toro,
yo no quiero escribir como escriben
Neruda o Borges o Márquez o Rulfo,
yo no quiero seguir a Siddharta
notando el silencio adentro del alma,
yo no quiero absolver los pecados
que siembran mis ojos de un brillo especial,
yo no quiero marcar un golazo
y miles de voces se fundan en una,
yo no quiero beefeater con cola
ni chivas four roses ni alhambras reservas,
yo no quiero quemar a los jueces
corruptos que matan a Doña Justicia,
yo no quiero olvidar el pasado
aceptando el presente y obviando el futuro,
ni tampoco pescar el atún
de la década a pulso con hilo de nylon.

Yo lo que quiero es mirar tu mirada
y sentir tus palabras envueltas en aire
y hundirme en el barro añejo
que hermosa y soñada y amada te hace...
¡yo lo que quiero,
cariño mío,
no es otra cosa
que no seas tú!
leer más   
11
6comentarios 71 lecturas versoclasico karma: 93

Tan solo todo (22 de abril, Día de la Tierra)

Tierra tan sólo. Tierra.

Redondo refugio entre astros
evocando la eterna pregunta
que acaricia el alma del cura,
las sienes del sólido ateo.

Tierra tan sólo. Tierra.

Sustento es tu vientre solar
laborado con santa paciencia
cual si fuesen abejas por manos,
las manos del sabio labriego.

Tierra tan sólo. Tierra.

El néctar celeste fluyó
en tus venas terrestres y hondas
concibiendo la luz del aliento,
regalo vital para ser.

Tierra tan sólo. Tierra.

Herida te muestras ahora
por tus hijos de ojos cegados
que olvidamos que eres carne y savia,
y madre y hogar... tan sólo todo.
leer más   
13
4comentarios 90 lecturas versoclasico karma: 94

Los hombres y sus juegos

Y vuelven los dioses
que salvan el mundo,
y vuelven las bombas
que siembran la paz,
las balas que curan
el odio y el miedo,
las manos cerradas
que traen la justicia.

De nuevo discursos,
banderas y patrias,
de nuevo palabras
de amor y esperanza,
preludio de estrellas
llenando uniformes,
de manos lejanas
portando un futuro.

Ya viene la noche
preñada de luces,
ya viene la vida
con botas y casco
cargando razones
pesadas al hombro
y un rojo en las manos
que anuncia la muerte.

Ya llegan los hombres
de acentos extraños,
ya llegan con sed
de tristes victorias
y tienen su pulso
ya gélido y firme,
las manos hambrientas
de horrores sin nombre.
leer más   
10
8comentarios 111 lecturas versoclasico karma: 92

Asignaturas pendientes

Cuando aprenda a pedirme perdón,
cuando aprenda a escucharme de verdad,
cuando aprenda a ilusionarme con mi ilusión
o cuando aprenda a sonreírme en el cristal…

Cuando aprenda a comprender mi confusión,
cuando aprenda a decirme “sí” mil veces más,
cuando aprenda a esperarme sin resignación
y cuando aprenda a agradecerme el ser y el estar…

Cuando aprenda a ganar siendo el perdedor,
cuando aprenda que el éxito es volverlo a intentar,
cuando aprenda a oír llover sin olvidar el sol
o cuando aprenda a descalzarme en la orilla del mar…

Cuando aprenda a vivirme con aceptación,
cuando aprenda a disfrutarme con naturalidad,
cuando aprenda que caer no es una decepción
y cuando aprenda que amarme es mi responsabilidad…

Cuando aprenda todo esto a la perfección
y cuando aprenda a soportarme bajo el frío espacial,
quizás la soledad no será una maldición,
sino un buen lugar donde aguardar el final.
leer más   
4
sin comentarios 24 lecturas versoclasico karma: 58

Nacionalismos

Del futuro
es patria la juventud
y sin ella
jamás habrá porvenir,
no habrá un mayo siguiente
sino muros,
banderas y un ataúd
vil que sella
todo el derecho a vivir
de quien es diferente.
leer más   
3
sin comentarios 28 lecturas versoclasico karma: 44

Tres cosas

Un ayer que evocar,
un futuro que ansiar,
un hoy que gozar,
eso y nada más.

Sólo tres cosas
le pido a la vida,
sólo tres cosas
que la hagan real.

Un recuerdo,
un recuerdo que nos piense:
por ejemplo el de aquel día
de inquietudes y de andenes,
de sabor a vino blanco,
de rincones conquistados
y entre luces empapados.

Que no nos falte
la buena memoria,
que no nos bajen
jamás de esta noria.

Sólo tres cosas
le pido a la vida,
sólo tres cosas
que la hagan real.

Un proyecto,
un proyecto que nos cite:
por ejemplo un mes de junio
con sus flores rebosantes
y las calles en mil llamas
y su noche de San Juan
y un mordisco en el portal.

Bendita fuente
que enciende anhelos,
bendito puente
que junta deseos.

Sólo tres cosas
le pido a la vida,
sólo tres cosas
que la hagan real.

La conciencia,
la conciencia del ahora:
por ejemplo para hacernos
poco a poco más nosotros
en mitad de tantas islas,
regalándonos momentos
que se tornan sentimientos.

Hondo destello
que apartas el humo,
instante bello
nos fundes en uno.

Un ayer que evocar,
un futuro que ansiar,
un hoy que gozar,
eso y nada más.
leer más   
6
4comentarios 35 lecturas versoclasico karma: 77

Lo real

Qué bella es la espera que augura el encuentro
con esa persona que henchida de savia
nos brinda futuro.

Qué dulces sus labios capaces de ahogar
las sombras que arrojan clausuras forjadas
en lumbre de orgullo.

Qué espléndido andarle los curvos caminos
sin más que buscar y en ellos pararme
y en ellos hallarme.

Qué raro sentirla en todas las cosas
y ansiarla, no obstante, por ver que a ninguna
cosa se parece.

Qué suerte la mía, que no sólo es letra
escrita en el folio: ella es poesía
de carne y verdad.
leer más   
3
2comentarios 49 lecturas versoclasico karma: 47

Sin título

No existe verso
más hondo que el escrito
con libre esperma
en la carne de un mundo
acorazado.
leer más   
12
6comentarios 88 lecturas versoclasico karma: 92

Mierdaputa

Mierdaputa es
letras y más letras
en la inmensa soledad,
letras y más letras
que palpitan realidad.

Mierdaputa es
la sonrisa de los jefes,
endrogarse sin deseo,
que nos llamen mequetrefes,
masturbarse en el aseo,
escribir sin los acentos,
el sumiso amansamiento.

Mierdaputa es
un Gobierno irresponsable,
un monarca corrompido,
unos jueces sobornables,
unas leyes de Partidos,
una huelga sin violencia
una tibia adolescencia.

Mierdaputa es
el delirio consumista,
encender televisiones,
las proclamas socialistas,
apagar conversaciones,
cotizar hasta la muerte,
no buscar jamás la suerte.

Mierdaputa es
el regreso a la censura,
los rescates a los bancos,
los recortes en cultura,
una estatua o calle a Franco,
el amor a una bandera,
el olor de las PePeras.

Mierdaputa es
letras y más letras
en la inmensa soledad,
letras y más letras
que palpitan realidad.

Mierdaputa es
merendar en el McDonald's,
la Semana Santa entera,
el tío del pato Donald,
las personas peseteras,
los ambientes de gimnasio,
la novela de Topacio.

Mierdaputa es
la extinción de bibliotecas,
sufragar la burguesía,
las jodidas hipotecas,
desnucar la fantasía,
el empleo de los medios,
afirmar que no hay remedio.

Mierdaputa es
la vigente dedocracia,
los millares de asesores,
la asquerosa timocracia,
un país de dos colores,
las doctrinas de las modas,
la falacia y trampas todas.

Mierdaputa es
lo que viene en el futuro,
los peleas en los bares,
la humareda de los puros,
los panteones, altares,
las canciones del verano,
la aversión a los gitanos.

Mierdaputa es
letras y más letras
en la inmensa soledad,
letras y más letras
que palpitan realidad.
leer más   
3
sin comentarios 32 lecturas versoclasico karma: 48

Ceros y espirales

Lo que nunca fue
jamás dejó de serlo,
están todas las letras
en el blanco del folio,
en tus labios cerrados
los besos más tiernos.

La nada del hueco
abraza el absoluto,
pare golondrinas
el frío del invierno,
tus manos cerradas
las caricias más profundas.

El equívoco de ayer
es el acierto de hoy,
se refleja en la risa
la lágrima nostálgica,
en tu corazón cerrado
el amor más claro.

No existe lo bello
sin la asunción de lo feo,
la tierra es el cielo
y el cielo es la tierra,
tu aliento es mi aliento:
si tú caes yo más me pierdo.
leer más   
3
2comentarios 48 lecturas versoclasico karma: 44

Epitafio (soneto de 15 sílabas)

El día que todo recobre su antiguo sentido,
el día que nada parezca bastante importante,
el día que el cielo grisáceo retruene sangrante
al punto preciso de hacer un silencio temido...

Que venga el recuerdo celeste del tiempo perdido,
que rápido acuda a mis sienes de pulso cesante,
que clave bien dentro sus uñas de punta cortante
y grabe en la carne estas letras que luchan olvido:

no hay risa sin llanto ni lágrima viva inservible,
caer fue empezar a subir y ascender fue la roca
atada a un pescuezo de nube pensada invencible.

Mas nada es en vano, que el miedo sencillo a lo inerte
se muestra inútil borrando la luz de mi boca
y aquello que fui vivirá aún a pesar de mi muerte.
leer más   
11
6comentarios 104 lecturas versoclasico karma: 91

Muda muerte

No existe más
terrible asesinato
que el cometido
por el ancho silencio
que grita tu olvido.
leer más   
5
4comentarios 48 lecturas versoclasico karma: 73

Distinciones

Dime qué bala
acaba con tu vida
y te diré
la importancia debes
al mundo merecerle.
leer más   
3
sin comentarios 26 lecturas versoclasico karma: 51

Declaración de amor

Te amo a mar abierto,
en el atardecer de la espuma
y con mil llagas de sal
en el tiempo.

Te amo y es cierto,
lo dice un Levante
que huele a la vida
de antes de serte,
y este mordisco bien dentro
en el centro del pecho.

Te amo
desde el egoísmo despierto
porque sin ti
se cae el horizonte
en un blanco eterno,
se retuercen los versos
en un miedo inconcreto;
sin ti no hay aliento,
sin ti no hay alimento.

Así que,
seamos claros,
vayamos directos
y de una vez
por todas
digamos que yo te amo
porque no tengo más remedio:
o te amo o al cabo reviento.
leer más   
4
sin comentarios 40 lecturas versolibre karma: 69

Neocinismo

Hay defensores
del derecho a la vida
que no toleran,
curiosamente, vida
alguna con derechos.
leer más   
12
sin comentarios 67 lecturas versoclasico karma: 101

Imperfecto

Si a veces
mi amor es arriesgado,
sólo es porque tiene
vocación de futuro.

Si a veces
mi amor es receloso,
sólo es porque teme
a la cama sin ti.

Si a veces
mi amor es jubiloso,
sólo es porque puede
abrazartarte de nuevo.

Si a veces
mi amor es vacilante,
sólo es porque sufre
todavía el pasado.

Si a veces
mi amor es inocente,
sólo es porque piensa
que los besos no matan.

Si a veces
mi amor es apremiante,
sólo es porque vive
estancado en la sed.

Si a veces
mi amor es silencioso,
sólo es porque quiere
escuchar lo que ofrece.

Si a veces
mi amor es testarudo,
sólo es porque busca
atraer tu atención

Si a veces
mi amor es complicado,
sólo es porque nace
pretendiendo aprender.

Si a veces
mi amor se ríe o llora,
sólo es porque siente
de manera imperfecta.

Y tal vez
merezcas algo más
fácil, natural,
mas sólo tengo este

amor
voluble, taciturno,
lleno de presteza,
pero siempre leal.

*

En la ecuación
de mi penumbra
sobrevive
tu esperanza,
y en los pliegues
de los años
un futuro
compartido,
que mis días
ya perdidos
iniciaron
el camino,
que ahora
me dirige
a encontrarme
contigo.
leer más   
14
4comentarios 132 lecturas versoclasico karma: 101