Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Desorden

Fui ese mañana que esperas,
y el ahora que buscas entre ayeres;

ya ves,
el hoy del amor lo desordena todo.
7
sin comentarios 52 lecturas versolibre karma: 85

Mentiras

Ya ves,
sólo con que una ola sea de mentira,
se puede acabar con el mar.
3
1comentarios 17 lecturas versolibre karma: 42

Dime

Dime,
en dónde no puedo verte,
en qué segundo no estás.
7
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 78

Sombras

Del sol de la noche
que busco y no encuentro en ti
y no importa,
no importa que no halle esa luz,
mientras me pierdo en tus sombras.
14
2comentarios 73 lecturas versolibre karma: 94

De seguir así

Dejo que el viento pase;
lleva tu nombre,

esquivo la lluvia;
cada gota es un latido tuyo,

de seguir así,
algo tendré que hacer con la sombra de tu sol
en mí.
25
3comentarios 69 lecturas versolibre karma: 106

Cosas que no sabes

Hay cosas que no te cuento,
que no ves,
que te vistes y te vas
y la ropa que no te pones y yo,

quedamos tristes.
16
1comentarios 80 lecturas versolibre karma: 102

Ecos

Recuerdo un anillo de aire
y el viento en tus labios,
a veces todos los libros nos regresan
a la ceniza de los ojos
y soplo
y no se va tu nombre.
16
2comentarios 43 lecturas versolibre karma: 95

En ti

Me reconozco,

cuando tu nombre está en mis labios,
cuando entre las sombras de la noche
me olvido en otra boca
y el silencio es frío,

cuando miro hacia atrás,
cada vez que no te abrazo,

me reconozco.
15
1comentarios 64 lecturas versolibre karma: 104

Micropoema

Y ya ves;

eres ese pecado que me lleva al cielo.
10
3comentarios 72 lecturas versolibre karma: 99

Sigo huyendo

El perseguir la vida y huir,
recuerdo así la infancia,
heridas de yerba y viento.
Ahora huelo tu cabello
de menta y tiempo
y sé que sigo huyendo,
hiriéndome en los labios.
13
sin comentarios 32 lecturas versolibre karma: 108

Micropoema

No me importa tu oleaje,
no busco puerto.
17
2comentarios 46 lecturas versolibre karma: 87

Te olvidé

Te olvidé,
igual que cuando se ama,
queriendo,
dejando que estés en un cuerpo roto,
haciéndote trozos diminutos;

más pequeños que estas lágrimas,
más grandes que cualquier miedo.
15
sin comentarios 83 lecturas versolibre karma: 90

Venía de ti

Venía de ti,
de un después de esos que te matan luego,
en un ahora imprevisto
y te hacen regresar a vivir
para recordar la muerte.
8
1comentarios 37 lecturas versolibre karma: 84

Dos

Nos dejamos los sueños en la noche,
perdiendo los miedos en el otro
y sabes,
alguno de los dos
tendrá más miedos cuando amanezca.
16
3comentarios 58 lecturas versolibre karma: 93

Desconfianza

Has colocado las nubes, nadie te ha visto,
una lágrima sospecha de ti
pero nadie mira.

No quieres que llegue la noche,
apoyado en la ventana parpadeas,
como un relámpago sin trueno.

La tarde está desnuda de ti,
alado tiempo húmedo,
con las manos rozas un cristal de tierra.

Cae una gota de lluvia, la muerdes;
habrá una amapola gris en los labios.
12
2comentarios 38 lecturas versolibre karma: 102

Micropoema

Las hojas están blancas,
la nieve quiso ser verde.
4
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 61

Por lo menos

El café frío,
las tostadas quemadas,
la ropa por el suelo,

la mermelada sobre ti;

por lo menos
algo está en su sitio.
10
1comentarios 64 lecturas versolibre karma: 98

Micropoema

Ojalá te quedes
y el tiempo no se vaya.
14
1comentarios 59 lecturas versolibre karma: 116

Nunca te digo

Nunca te digo
que amamos como la primera vez
pero sin miedos,
o que los miedos están ahí,
esperándonos,
a que todo termine.
5
sin comentarios 23 lecturas versolibre karma: 64

Es la hora. Poema para el día de la madre

Jugábamos,
el reloj era un grito desde una ventana,
un segundo conocido,
un ya, un a comer, ya es de noche, es la hora,
alguien contaba hasta cien
con el sentido de quedarnos siempre en los sentidos,
las miradas eran de no conocer aún los adioses,
ni reconocer el cansancio.
Jugábamos
y ahora seguimos jugando,
sabiendo el sentido del tiempo,
escuchando los juegos de otros,
siendo ahora ese segundo conocido para ellos,

un ya, abrázame, bésame todas las muertes, es la hora.
2
sin comentarios 42 lecturas versolibre karma: 30