Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La vida es maravillosa

La vida es maravillosa
vence el miedo que acongoja,
vivir es hermosura para un corazón de piedra
un amanecer dichoso con alegría.

Tierra fructífera
árboles sin sequía, eso es la vida,
hoy es un día maravilloso
para quien no lo olvida.

La luz ha encontrado lo perdido
lo guardado en el olvido
pídeme lo que quieras
menos que abandone la dicha de vivir en mis pupilas.

La vida es abrir los ojos nuevamente
y saberse vivo
milagro de risa y alegría,
flores del río y la montaña tardía.

La vida es un sauce agitado por el viento
un bosque que lentamente suspira
un rocío de la brisa de otoño
una azucena que crece a la sombra de la calma.

La vida es un perfume de flores
una arboleda con un ruiseñor
que canta un amor apasionado,
rivera que se asoma cariñosa en un nuevo día.

La vida es maravillosa
con sus aves, los rayos, la luna, la ilusión y el sol
el milagro de estar meciéndose en una hamaca,
hoy es un día maravilloso.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
“El mute”
17/02/2018.
16
11comentarios 149 lecturas versolibre karma: 111

Hoy te llore con el alma desconsolada

Hoy te llore con el alma desconsolada
con el dolor de mi niño interior que se ahoga en la tristeza
solo la luna llena es testigo del silencio
que ahora reina en mi casa.

Tenías una parte de mí
cada vez que tus ojos negros miraban
el tiempo no era un obstáculo para ti
nunca eso te importaba.

Nunca desaprovechaste la oportunidad para mostrar gratitud
cómo si recordaras aquel día de invierno que llegaste a nuestras vidas
con el frío que nunca se te quito
temeroso por un mundo hostil que no te amaba.

Dejaste de tener miedo
lo cambiaste por amor a la vida
nunca te importo que el día para mí
hubiera sido un día muy difícil.

Encontrabas el momento preciso para subir hasta aquel lugar
donde más fácil pudieras llamar la atención para recibir mis cariños
eras un especialista en ello, para luego correr a la recámara
donde te esperaba el calor de los brazos de mi hija amada.

Por eso será muy difícil tragar tu partida
te fuiste asustado
tan asustado
como cuando llegaste a nuestras vidas.

Te fuiste sin entender porqué morías
el porqué tu vida fue tan corta si apenas empezaba,
no quiero quedarme con el recuerdo de la tragedia injusta
tampoco quiero buscar culpables y sentenciar un veredicto amargo y oscuro.

Este mundo está lleno de rencores y maldiciones sin abrigo
prefiero creer que podemos seguir amando
a pesar de todos los pesares que hay en la vida
quiero creer que todos aquellos que me odian no cumplirán su propósito.

Quiero seguir creyendo que vale la pena
recordar todos los momentos buenos que nos entregaste
tu partida será un recuerdo muy difícil de superar
como una sola vuelta de hoja.

Siempre las ausencias que son queridas
te dejan un vacío que nunca se sustituye con nada
por eso una parte de mí se muere con tu partida
llena de dolor y tragedia y melancolía.

Muchos dirán que eras solo un pequeño gato gris
uno de tantos más gatos,
tal vez no estén equivocados
tu eras una parte muy importante de mi amada familia.

Ahora que ya no estás
dejas un vacío muy grande en la casa
tenías una parte de mí cada vez que tus ojos negros miraban
solo la luna llena es testigo fiel del silencio que reina en mi vida.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.

A mí pequeño chack.
17
14comentarios 166 lecturas versolibre karma: 99

Abrázate fuerte que amar te toca

Tus ojos gritan despavoridos
nadie escucha más que su propio silencio
pareces invisible en un mundo ajetreado y lleno de bullicio.

Muchas son las señales que enmudecen tu conciencia
muchos son los sentimientos que intimidan
a un corazón roto en mil pedazos.

Y aun así, nadie alcanza a limpiar tus lágrimas
nadie te escucha, por más que intentas gritar fuerte
nadie voltea a ver a tus ojos.

Es tanto lo que tus ojos hablan
que no necesitas muchos segundos para dejar de callarlo
grandes son las piedras que bloquean tu garganta.

Gritos sin voz que nadie interpreta
manos que bloquean tu habla

solo dios es testigo de tu inmenso sufrimiento.

Solo dios y nadie más observa
por más que imploras
tu ruego no se transforma en una salida inmediata.

Tu frente es la prueba de la frustración que siente tu plena inocencia
son los segundos eternos e interminables
que la propia oscuridad divaga en tu cabeza.

Delirios e imágenes interminables que las voces
y las pesadillas parecen incontrolables,
como quisieras que la noche nunca oscureciera.

Y fuera la luz un rayo eterno que te libera
como quisieras que una estrella fugaz llegará a tu día
y ya nunca tuvieras que guardar más ese secreto podrido.

Y como un acto divino un abrazo fuerte y limpio ahora te protege
tan fuerte lo abrazas que pareciera que no te alcanza
todo el aire del universo para respirarlo y poder llenar tus pulmones.

Tu sonrisa en un lindo rostro a regresado
vuelves a soñar con tus fantasías gloriosas
a correr por el parque a toda prisa.

A amar el cine que tanto te llena
tu niña interior es una niña hermosa
abrázate fuerte que amar te toca.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
9
6comentarios 153 lecturas versolibre karma: 98

He conocido la maldad

He conocido la maldad
hasta el mismísimo tuétano he sentido el odio y el rencor
de aquel que nunca recibió amor.

He sentido la rabia y el coraje
de una humanidad carente de misericordia y cariño
he padecido frío y hambre espiritual por los duros golpes
de seres que se alimentan del sufrimiento de otros
los cuales deberían ser protegidos.

He combatido la angustia y la desesperanza muchas veces
tantas que ya he perdido la cuenta de los duros reveses
me he quedado ciego y mudo por el dolor de ver destruido mi nido.

Pero nunca, ni una sola vez, ni un solo minuto
el sol a dejado de salir para mí y calentar mis suspiros
a pesar de todo y de todos los aullidos que calan el alma
el creador del universo nunca a dejado que mis ojos se cierren.

Sigo contemplando con valentía y dignidad la luz de una tenue mañana
sigo escuchando el canto de las aves y el silbido del viento en los árboles
mis días siguen siendo muchos días gloriosos.

Por medio de ti he conocido el amor y la dicha
la solidaridad y el cariño que no es de carne, sangre y hueso
he conocido el abrazo fraterno y desinteresado de un alma
y la sonrisa a vuelto a mi rostro todas y cada una de mis mañanas.

Me has enseñado que amar
es la mejor muestra que yo soy un ser amado
y que mi camino nunca será un camino en vano.

Me has enseñado que la semilla que siembras
siempre da fruto excelente
y que esa es la gran diferencia que marca
la esperanza que dejas en mi vida a dado frutos inmensos.

A veces pienso que el camino del justo no tiene sentido
pero veo la magnificencia de tus actos en mi propio destino
solo me resta seguir caminando sobre tus huellas trazadas.

Amar lo mal amado en este mundo
y recibir sin merecer una gran recompensa
un cariño y una amistad eterna
que no borrara el tiempo que emerja.

Gracias por ser la guía y protección de mi vida
Te quiero mi amigo
contigo a un lado
la vida es más plena.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
14
10comentarios 146 lecturas versolibre karma: 95

Luchar para vivir

El infinito es relativo cuando no se tiene
a alguien a quien contar
así nació el verso que da sentido a mis impulsos,
no importa ser el primero, solo tener la voz.

No quería perderme en un vacío
de la inutilidad del alma
con excusas y pretextos por el miedo
de haber nacido con amor a no callar.

La poesía no se vende ni se compra
los poemas son letras al universo
libres como el tenue aire que respiro
¿cómo vender la poesía? solo requiero una sonrisa.

La poesía que es sabia no llega nunca al final
el mundo andaría mejor si así lo fuera,
soy feliz soñando con en el mismo viejo roble
que no se compra con lo que es material.

Mi poesía lucha todos los días por vivir
orientado los motivos
por los cuales estoy aquí
con la esperanza en un aliento de la fe humana.

Escribo poesías
que tal vez no sean poesías,
qué importa si la conciencia
no deja que me roben la felicidad.

El poema es un milagro nacido para existir,
lo imposible cuesta siempre un poco más
la fuerza de la poesía nos levanta la ilusión
de luchar nuevamente después de cada caída.

Mi poesía da todo lo poco que tengo
es un infinito en lo relativo
siempre cuando tenga
a alguien con quien charlar.

Poesía
Miguel Adame Vázquez
El Mute
15/02/2018.
19
22comentarios 669 lecturas versolibre karma: 115

El imitador

El imitador cojea enredando sus alas
no es timidez indolente de abismos lejanos
tampoco es el destierro del griterío amargo,
simula sufrir para acercarse a tu lado.

Siente placer al entregarse a las indecibles obras del mal
que su existencia brumosa desea extinguir
con un fuego sutil que todo lo incendia
con sus vastas tristezas al fingir dolor.

El imitador confunde las palabras a todos
fundiendo la sombra con la noche
sin importarle el vasto color de las praderas
que son hermosas, llenas de amor.

Se ufana corrompiendose sin esperanzas
con pensamientos absurdos
que desnudan al tiempo robando su voz,
goza mentirse ansiando caricias de los besos robados.

El imitador se pasa juzgando la ternura de todos
de fuertes o alegres de puros o intactos,
no le importan las grietas en la carne del poeta
que solo quiere vivir.

El poeta envuelve a el frío
con un rebozo de manta,
cuida sus letras como su amada
ama el aroma del perfume de su última flor.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
El Mute
25/02/2018.
11
17comentarios 157 lecturas versolibre karma: 115

A los olvidados

Los olvidados nos miran de lejos
cómo evitando el recuerdo de una silueta borrosa
entre las sombras de un ayer extraviado
en la amnesia de un viejo corazón que añora
el infinito que en el dolor siempre es perpetuo.

Sus manos supieron vivir
hasta que el desconsuelo los llenó de tristeza,
la luna se olvidó de quienes eran
ahora sienten vergüenza
el abandono poco a poco los va cubriendo.

Los olvidados llevan su melancolía pasada
como un camino empolvado
que ya nadie recuerda,
su único consuelo es saberse mortales
ante los placeres de otros y sus pesares.


A los olvidados solo les queda el rencor
un silencio de saberse añorado,
el vacío lleno su derrotero fortuito
en cada rincón oscuro
que le queda para esconderse.

A los olvidados se les marchitó la esperanza
son ignorados con un vacío premeditado,
la paciencia les resultó tan incómoda
que solo la desdicha de sufrir
los acongoja.

Los olvidados tienen penurias
andan buscando perdón
en un abismo que es infinito,
se sienten culpables
de haber vivido pesadillas para ya no seguir.

Poesía
Miguel Adame Vázquez
14/02/2018.
15
9comentarios 172 lecturas versolibre karma: 88

¿Que es el amor?

¿Que es el amor?
¿A caso no es como un manantial
que nace en las aguas más cristalinas de un corazón que ama?

Eso es el amor
un sol radiante en una bella mañana
el mejor paisaje que ha quedado marcado indeleble en la memoria.

El amor es un sentimiento secreto que nunca tiene su propio fin
que ni los años podrán hacer en el metralla
en el más puro sentimiento que tengo por ti.

El amor es una aventura que crece a raudales en mi interior
es una hermosa canción que basta con escuchar una sola vez
para quedar impregnada para siempre en los más íntimos recuerdos.

Eso es el amor
un valor sin precio, una tierna caricia, un perdón supremo
un te escucho con calma, un abrazo tierno en la mañana.

Es el momento oportuno para acercarme a ti
y saber que en ese momento eres todo lo que tengo
a pesar que a veces no tengo nada.

El amor es un refugio seguro ante la tormenta que arrasa
el saber que siempre estarás ahí cuando más me haces falta,
un destino al final del camino en una sola palabra.


Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
20
13comentarios 183 lecturas versolibre karma: 98

Su mirada vacía

Su mirada vacía
siempre al borde del precipicio
con la necesidad de querer saciar una sed inventada
entre el humo de los sueños
y las banalidades de un mundo perdido.

Voces suspendidas en el silencio
por lo menos es así es en sus pensamientos
aunque la esencia permanezca oportuna
sus pasos son como una cabra montés que salta
entre las piedras huecas y una mirada perpleja en el limbo.

Cementerio de nombres rotos
que nunca tendrán hijos
para contarles esas historias viejas
que brillan entre la sombra de los cipreses
con un aire puro del viento.

Su tiempo es un reloj sin puertas de salida
en una adolescencia marchita,
donde prefieren soñar con relámpagos invisibles
que vibrar con la sonrisa de un niño
en un campo lleno de verdaderos delirios.

Espuma de visiones y éxtasis
con una sonrisa falsa
de un monstruo indeleble,
prisioneros de las carencias
de los afectos que nunca tuvieron.

Hierba verde con la semblanza de un enojo maldito,
tanto escuchar voces mudas en una ausencia pérdida
de la ausencia del propio amor,
solo la muerte que les susurra al oído les será segura
espejismo con la mirada vacía.

Poesía
Miguel adame vázquez.
El Mute
12/02/2018.
12
6comentarios 101 lecturas versolibre karma: 109

Solo con amor

Cómo borrar los recuerdos que torturan tu consciente
como una pesadilla que nunca termina,
cómo olvidar las imágenes que se muestran tan vívidas
con sus aromas navegantes que se escurren silenciosos
sin importar los mares de lágrimas derramadas en la soledad que te acompaña.

Cómo deshacerse de esa piel del pasado
que te arropa desafiante
abrazando fuertemente tus sentidos
Cómo desaparecer el pensamiento inmediato
que como polvo de estrellas te hace deambular por un universo eterno.

Cómo ignorar los infinitos pensamientos
que te enmarcan en un destino pasajero
cómo huir de la nube que te envuelve fríamente
en cada intento fallido para no negarte en la derrota,
sólo con amor.

Sólo con el persistente y tenaz amor
como aquel amor que unos verdaderos padres
dan con ternura a su hijo
solo con el incontrolable y glorioso amor.

Como aquel amor que se entrega por siglos
entre dos corazones en un solo latido
solo con amor.
solo con ese amor profundo y sincero.

Venceré contigo
vencerás por mí
vencerás primero.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.

youtu.be/VYLKrWelWOY
14
13comentarios 127 lecturas versolibre karma: 114

Entinto palabras para que no te vayas

Entinto palabras cada vez que te recuerdo
no quiero que se oscurezca la memoria olvidada
dejando un indeleble recuerdo áureo sobre las tristezas rotas,
son muchas las esperanzas que se inmiscuyen
en los sueños ahogados y locos.

Son muchas las sombras que sabotean tu sensación
de estar nuevamente soñando
y es muy corta la mañana laureada
para poder agotar tu desdicha que se ahoga,
no logro evitar que la pena te consuma con un abrazo frío y lastimero.

Te empeñas en tatuar tu historia en una maniobra oscura y silenciosa
tan reprobable como mi luz que no te arropa
que te puedo decir si solo te observo tranquilo e inerte, como todos
como esperando el momento en el cual
se te doblen las pocas fuerzas que te quedan y te rompas.

Así es la hipocresía que solo contempla tu desdicha
y no es capaz de calentar tu mano fría
con un simple cálido abrazo,
entinto palabras cada vez que te recuerdo
no quiero que se te oscurezca la memoria olvidada
y en ese recuerdo roto tu simplemente te vayas.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
03/11/2016.
10
10comentarios 96 lecturas versolibre karma: 120

Quiero

Quiero nombrar tu nombre
murmurar los tiempos verbales
repetir tu nostalgia sin sombra
deambular tu cuerpo sin la memoria.

Quiero tocar los días
con el aliento frío de la llovizna
respirar sonidos con todos los sentidos
enlazar tus ojos con mis latidos.

Quiero llorar tus penas sin pensarlas
abrazar tu cuerpo con mil palabras
consolar tus duelos con el viento
murmurar con ríos tus besos.

Quiero ser la verbena que sane tus heridas
terminar tu angustia con mis versos
que mi sol caliente tu noche
y tus ruegos sedientos encuentren la calma en serio.

Quiero dibujar tus sombras
con un sencillo te quiero,
latir con estrellas tu galaxia lejana
despertar tus sueños que disipen el dolor.


Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
10/02/2018.
18
15comentarios 216 lecturas versolibre karma: 91

Ahí está el invierno de mi vida

Ahí está el invierno de mi vida
con sus hojas caen amarillentas
adoloridas por el viento seco que las sacude,
que nos recuerda que no somos nada
ante los rayos ausentes de un sol incandescente.

Ahí está el durazno
hace tres primaveras que esconde su fruto
ahora aparece con sus pequeñas flores rosas
apenas las sostienen de una rama débil
desnuda su vientre ante el huerto seco .

Ahí está el viento
rasgando a todo lo que duele,
no es el abismo de piedra lo que convalece
es el presente perpetuo
que moribundo inmortaliza su suerte.

Ahí está la semilla dormida
sobre una mirada quieta,
se escucha que comienza la vida
ante sus párpados que guardan secretos,
es el momento intenso donde reverdecen el tiempo.

Ahí está el invierno de mi vida
el frío se sabe que amarás estar adentro
sin la intemperie de un vacío que cala a los huesos
sin los reclamos honestos de un recuerdo de lejos
sobreviviré a este invierno y en la primavera los duraznos endulzaran mi amor.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
08/02/2018.
17
7comentarios 249 lecturas versolibre karma: 118

El mejor poema de mi vida

El mejor poema de mi vida
no son las palabras sobre escombros
en puentes rotos
sobre parajes oscuros que no llevan a nada.

Dentro de mí las sílabas sobran
con un lenguaje con sentido
sobre una imagen momentánea
que hierve con el tiempo deseoso de salir.

son murmullos suaves que me devoran hablando
cada vez que leen los pensamientos
enredados en el deseo de ver una estrella
que se mira a lo lejos.

No iré a ninguna parte sin esa luna
que ilumina con un alfabeto sabio
y que me enseña a hablar conmigo mismo
atenuando el silencio que se adueña de mi último verso.

Heredé de mi abuelo ese verso parlante
de un soneto que se canta con el viento,
alegre y fresco como la sonrisa sincera
que se otorga sin el mínimo esfuerzo.

Yo juré ser un racimo de rosas
que nunca se marchita con las tentaciones
de unas sílabas olvidadas por la memoria,
palabras mayores que morirán conmigo hasta final.

El mejor poema de mi vida
no lo he escrito todavía,
vive conmigo en los días ausentes
de todos los retratos vivos que se guardan para sentir.

Mi poesía es un libro abierto.
Tiempo de siempre,
verbo secreto a voces,
palabras indecisas de un sustantivo que habla.

Cuento de once sílabas
que nunca van a ninguna parte sin mi,
sueño que me persigue sin sentirlo,
aire que disipa a las voces tímidas de un arte que llega.

El universo habla en un poema,
entre las nubes llenas de imágenes libres
de un sendero lleno de simetrías
que se nombran siempre desde mucho antes.

El mejor poema de mi vida eres tú.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
10/02/2018.
20
25comentarios 234 lecturas versolibre karma: 112

Lo que fue primero

Paso el tiempo
hasta que fuiste algo olvidado para los viejos,
una historia entre los olivos
que están llenos de polvo añejo.

No te conozco
has invadido el mismísimo olvido
con un pobre silencio
que evita siempre el llanto de los yo te quiero.

Nos fuimos esperando
hasta quitarnos las máscaras de carne
fue violento el espanto sin esperanza
palidecí con todo tu propósito fresco.

No tuve miedo de morir
preferí defenderme de las palabras impuras
con un pensamiento que respira poesía,
fue mejor que ser olvidado en la hoguera de fuego.

Es jocoso el destierro
cuando no se tiene la mínima idea
de porqué la incertidumbre se alimenta
de la ausencia de lo que fue primero.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
08/02/2018.
15
9comentarios 137 lecturas versolibre karma: 96

El maestro audaz

Compasión completa,con la fe contagias
las señales claras,innegable vida
de tu cosmos vivo,fortaleza oída
con proverbios sabios,sin honor presagias.

Las historias viven,el amor sin magias
lo serán por siempre,sin la fe abstraída
de un poder eterno,sin la fe infligida
los momentos claros,que tu no los plagias.

Con la fuerza soy,con un portento lleno
al maestro enseñas,con la humilde paz
es ahora el día,de tener refreno.

Aprenderte todo,libertad capaz
la ignorancia no es,razonaré lo bueno
un maestro quiero,con un texto audaz.


A Poetry el maestro audaz.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
08/02/2018

ritmo: 3,5,9,11
Soneto clásico simétrico prístino
16
17comentarios 140 lecturas versoclasico karma: 103

Lo mejor está por venir

Ecuánime y pensativo
como gotas de rocío de una noche
que circula en las horas que amanecen
en el letargo de un pensamiento baldío
siempre perdido a la deriva.

Me duele el cuello de tanto vacío,
hasta el oído murmura impalpables voces
de una algarabía pasada
cientos de momentos que tienen miedo
de caer al precipicio sin sentido.

Me refugié en la perseverancia
queriendo salir ileso ante su carnada,
como trampa respiro obediente
sin medir el peligro desisto
desahucio de un impulso adolorido.

Anocheció instantáneamente
me olvidé del penar que prevalece,
sobreviví a la tumba de un linaje perdido
contemplando apariencias
de un finito camino.

Me detengo en todos los momentos
con la esperanza de poder encontrar
un tiempo apropiado
que no le tenga temor a un abrazo tibio
de un desenlace fallido.

Tengo miedo de escribir siempre a solas
olvidarme de mi nombre
en la oscuridad de la vergüenza
agazapado en la esperanza de saber
que lo mejor está por venir.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
07/02/2018
22
10comentarios 191 lecturas versolibre karma: 100

Deseo de un porvenir

Quietud inmensa
que reposa en la noche
preguntas sin respuesta
que viven buscando pasados sin futuro
sin medias mitades que sonríen a solas.

Sin murmullos suaves para oírse
sin madrugadas frescas
para meditar en el silencio tímido
de las mil y un razones para seguir contentos
sin sentirse extraños al saberse vagamente vivos.

Nos hablábamos a gritos
con la esperanza de despertar algún día del letargo
de no sentirnos ya cercanos
ignorando a la palabra que fluye a torrentes
como el llanto de un pequeño niño lejos de su madre.

Es enorme el sosiego que me dejas
deseo intenso de querer ser más
que un gorrión callejero que se escapa de la jaula
de una palabra vacía
sin amor y sentimiento.

La noche otra vez será inmensa
sus laberintos dibujarán una poesía
que nacerá un poco desnuda
deseando tallar una historia alegre
que muchas veces termina en un motín de ideas de medianoche.

A veces el vacío no es invisible
tampoco es solitario el bullicio de otros,
se contagian las risas
aunque sean carcajadas rotas
ahí se acaba el tiempo y comienza el deseo de un porvenir.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
El mute.
05/02/2018
18
18comentarios 215 lecturas versolibre karma: 106

Ahí nos quedaremos

Quisiera detenerte
pero caes como agua de lluvia de verano
que en un instante ennegrece a la nube
abrazando al instante, nadie lo detiene.

Quisiera ser ese silencio
prisionero de las letras ciertas de un pedazo de fuego,
sueño fragmentos de todos
liberando miradas feroces que solo te persiguen.

Quisiera poder curar a tu herida
con un puñado de rosas silvestres
que floten alegres ante una impaciencia
que te consume hasta doblar la cabeza.

Quisiera poder liberar tus pensamientos cautivos
de esa pregunta ciega que anida en la tumba
cada vez que te acercas a una segura caída
en la tumba infinita de una gloria que no quiso ser.

Pasamos más allá del comienzo
de una puesta de sol que nunca marchita,
ahí nos quedaremos
sólo queriendo ser.
26
13comentarios 236 lecturas versolibre karma: 107

A la hora de vivir

A la hora de vivir
los minutos se enredan entre los pensamientos
que se reconcilian por las palabras
son el fruto de una fábula que en el alba
se impacienta al querer sentir.

A la hora de vivir
agoniza el nombre desgastándose disperso
ante la pregunta absorta
que se acostumbra a devorarse frente a un espejo
de la efímera realidad.

A la hora de vivir
transita la pena desgastada por el insomnio
de tanto gritar por el dolor
que se desgarra ante la inocencia
de una noche en su acto de humildad.

A la hora de morir
el universo agoniza ante la ausencia
que prevalece ante la forma del punto de partida
donde cerraré los ojos en luto
sumergido en la sombra trémula
de un cálido latido que se apresura a partir.

A la hora de morir
no alcanzarán las lágrimas
por la batalla dispersa
en el profundo vacío de dormir
con un cuerpo insuficiente
en el torbellino que fue desatado por tanto vivir.

A la hora de morir
desearé ser un recuerdo temprano
de un pasado furtivo
que fue devorado en el trascurso de existir
extrañare lo mejor de mí
mi sonrisa al verte feliz.

Poesía
Miguel Adame Vázquez
El Mute
02/02/2018
19
15comentarios 140 lecturas versolibre karma: 122