Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Mi Esperanza

A quién iré,
cuando mi alma sedienta,
busque encontrar,
lagos...oasis o quizá el mar.
cuando mis penas no pueda ocultar,
y salte una lágrima, en busca de alguien,
a quien contarle, cada cosa,
en busca de paz.
Ante tal adversidad,
ojalá y no olvide,
y que en mi memoria
siempre esté,
que no hay lugar afuera
en el que pueda hallar,
fuentes ni remansos de gloria.
Buscaré entonces dentro de mi corazón,
allí donde pusiste la eterna compañía,
esa pequeña luz que nadie podrá apagar;
cuando la oscuridad vende mis ojos,
recordaré que tú me puedes guiar,
no habrá más penas dentro de mí,
porque el gozo inefable,
hará incontenibles ríos que ahogarán
la cruel tristeza y soledad.
leer más   
6
sin comentarios 28 lecturas versolibre karma: 77

Vuelve

¿Cuándo volverás?
hilando versos en esta espera,
por verte, mi alma se desespera,
tengo tantos deseos
que tomes mi mano,
y camines de nuevo a mi vera.

Miro tu fotografía,
y mi alma se conmueve,
recuerdos que van y vienen,
de tí, alma bella, noble y buena,
que llevas en tus brazos el abrazo
de seda, que calma mi tristeza,
y mucho me consuela.

Estremecido mi espíritu,
en las noches te sueña,
mi mente aturdida,
te busca entre la niebla,
mis pupilas desgastadas,
te buscan,
en la luz de cada estrella.

Me sonríe la luna nueva,
menguando mi tristeza,
quiero imaginar
que tu dulce mirada,
sus rayos atraviesa.

¿Qué será de tu ausencia?
Quiero sentirte de nuevo,
que vuelvas a mí, como en aquel
viejo abril,
cuando en medio de mis tormentas,
a tí te conocí,
cuando mi noche amaneció,
y eras tú mi sol.

A tí mi sol...
leer más   
18
6comentarios 94 lecturas prosapoetica karma: 89

En el iris de sus ojos

Dígame usted,
¿puedo sumergirme en sus ojos color mar?
Hace tiempo perdí el rastro de un verso,
que de mis manos empezó a volar,
lo he buscado tanto,
y mire dónde lo he venido a encontrar.
Fijamente puse en usted mi mirada,
sus pupilas fueron cómplice de mi verso,
justo allí, sus alas descansaban.
en el iris de sus ojos.
leer más   
10
4comentarios 78 lecturas versolibre karma: 87

Traición

Jeremías 17: 5 dice:

"Maldito el varón que confía en el hombre..."
Y yo, confíe en ella.
Y me sobrevino maldición,
por la desobediencia
de mi terco corazón.

Aquel mensaje decía :
"confío en tí, y siempre confiaré,
aunque se caiga el mundo"
Y, he aquí,
el mundo cayó a mis pies.

Entregué todo mi corazón
a quien no debía,
mi amor y cariño
era para mi mejor amiga.
De ella eran mis sonrisas,
ella,
me hacía olvidar entre platicas,
hasta de mi familia.
Mi tiempo, mis abrazos,
mi alegría, mi todo.
Tendidas hacia ella,
mis manos.
Sin darme cuenta,
al pasar del tiempo,
de su corazón negro,
fui probando su veneno,
quiso mis ojos, y mi camino,
se llenó de envidia y quiso mi destino.
De mis fuerzas tomó posesión,
y así me dejó,
postrada en la nada,
sin aliento, y con dolor,
quizá desahuciada,
hasta arrancarme el corazón.
Quiso quitarme la vida,
y usurpar mi lugar,
con su imposición.

Luego de escalar de sufrir en sufrir,

Entonces entendí, que solo a Dios,
se le debe adorar con devoción,
solo Él pudo reparar,
cada Partícula
de mi quebrado corazón.

De mi amiga conocí,
la miseria humana,
que jamás imaginé,
aun así,
después de levantarme,
un abrazo le di,
y un te quiero le dejé.
leer más   
11
8comentarios 121 lecturas relato karma: 82

Lamentación

No seré más, sino una imagen
que difuminada por el tiempo,
desaparece.
¿A dónde me encontrarás,
sino grabada en tu mente?
Búscame allí, y verás cómo el lápiz
del recuerdo dibuja una lejana mirada,
que aturdida, dice que te ama.
Mis ojos lentos se escondieron,
como en el ocaso se esconde el sol,
se ocultaron heridos,
por la tristeza y por dolor,
esperaron tanto, ver tu sonrisa,
que les acariciares con tu amor.
Ya los años me han vencido,
y en mí pesa la frustración,
¿para qué hablar del corazón,
si su llama fatigada se apagó?
Y yo,
Yo...
No seré más, que esa imagen
difuminada, que el tiempo se llevó.
leer más   
5
7comentarios 42 lecturas versolibre karma: 69

Lágrima fría

Eras cada día el motivo,
eras la razón de mi existir,
que en mi corazón,
con celos había escondido,
y no había más después de tí,
la luz que guiaba cada paso,
tan intermitente como tú,
dejé en tus manos,
todo mi sentir,
hoy,
cuando miro dentro de mi pecho,
ya no encuentro nada
más que piedra,
inmune al dolor,
cauterizada la memoria,
no vuelas más dentro de mí,
sin embargo hay una lagrima aquí,
que corre sobre la peña que llora,
anhelando todavía,
el suave beso, que tanto te pedía
y corre aquí.... una lágrima fría.
leer más   
5
10comentarios 76 lecturas versolibre karma: 70