Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Tu cama

Duermes y tu respiración
tiene ritmo constante,
suena cada ciertos segundos en mi oído
y da cuenta de tu tranquilidad y relajo.

Si yo fuera en este momento tu cama
estaría acunando tu sueño
y gozando de tus fantasías.

Las sábanas serían mis brazos
envolventes que te atrapan
y te llevarían a salvo
a los paisajes de tus sueños.

Si fuera tu cama
te haría a cada segundo,
a cada minuto,
a cada hora de sueño, el amor,
para que al despertar te sintieras
lleno,
colmado,
extasiado
y vieras siempre la vida de color.

Si fuera tu cama,
convertiría en nubes tus sueños
y al despertar
te los llovería encima
para que tu realidad
se poblara de todos ellos.
leer más   
5
2comentarios 42 lecturas versolibre karma: 77

Quiero Ser

Quiero ser
tu tierra fecunda.
La tierra donde
habite tu felicidad
y esperanza.
Que camines por mí
con la confianza
de la soberanía
sobre el terruño…

Yo te puedo proveer de lo necesario.
En mis campos del norte
puedo ofrecerte hilos de cabellos largos
y azabaches
para tejer una manta que te de calor.
Yendo hacia mis campos centrales,
encontrarás frutas de variada especie
para aplacar tu hambre,
De los campos de mi zona centro
puedo ofrecerte zumos para saciar tu sed
y refugio para tu descanso.
Y de los campos de mi zona sur
te ofrezco raíces, amor,
raíces para fundar todo aquello que anhelas.”

Quiero que vayas y vengas
en mi nombre,
que levantes montañas
y formes ríos
con el arte que te enseñaré.
Sabrás tanto de mí
que has de plagarme de praderas,
dejando que tus ríos se formen sobre mí
mientras tu boca se vuelve océano en mi piel.
Te daré poder como no conociste antes
para que cambies mi geografía
construyendo en mí
todos tus puertos, fiordos y canales,
mientras tus brazos de río
erosionan amorosamente
mi piel con tu cause.
leer más   
13
11comentarios 59 lecturas versolibre karma: 97

Huellas

Dejarás tu paso marcado
en el pecho y el vientre,
firme y rotulado claramente
para que no se vaya de mi memoria.

Con tu mano
pondrás el sello definitivo,
imprimiendo en mi cuerpo tu nombre,
como un tatuaje.

Tu boca aplacará
la sed de mis labios,
cerrándolos a otros besos.

En fin, tus huellas estarán en mi ser completo,
y asestarán sobre mis palabras,
la implacable marca de tu existencia.
leer más   
15
14comentarios 70 lecturas versolibre karma: 111

Dormido

Me pregunto si serás
para siempre mi tortura.
Si he de ir
trazando el camino
con el fuego de tus ojos
quemándome los pies.
Si he de sentir
el hielo de tus manos
congelándome la espalda.
Una mirada,
una palabra,
un beso
Basta tan poco.
Caminando entre las hojas
del destino
preguntándome por qué
tomé este camino,
me muevo a tientas
a oscuras,
sin sentido.
Doy un paso a la vez
procurando no caer.
Tu voz se me escapa
entre los pinos
con su tupido follaje.
Te hablo
y no me hablas,
te miro
y no me ves.
Ausente,
silente
dormido.
leer más   
10
4comentarios 43 lecturas versolibre karma: 90

Encuentro

Por instantes fui tuya
desnuda como cuando nací
Llegué hasta ti y me incliné a compartir contigo
el instante sagrado del primer encuentro.

Y en este momento
apenas soy una breve palabra
pero también una palabra infinita
perdida en el tiempo y en tu mirada.

No te apartes de mi luz de arcoíris
no te apartes de mi ni de mis tristezas.

Porque aunque hube llenado de quejas el aire
tu alada palabra voló hasta mí
con maravillosos secretos.

En ti se esconde parte de mi ayer
y mi hoy es ayer y mi ayer ya es mañana.

Por eso se
que puedes entender estos versos.

Porque creo estaré contigo para siempre
y es que tu espíritu tiene una parte del mío dentro de si.

Aunque ya no recordaras mi cara
aunque ya no recordaras mi nombre
al caer una gota de lluvia recordarás mi palabra
sintiendo que estoy contigo,
y morirá en mi cuerpo mi nombre
pero morirá con tu alma mi alma.
leer más   
7
2comentarios 18 lecturas versolibre karma: 72

Veinte Palabras

Arriba se dibuja tu cuerpo
inefable y sonámbulo entre las nubes.

El arrébol del atarceder se manifiesta
con toda su incandescencia,
inmarcesible e impoluto
evocando los días y las horas llenas de ti.

Te vuelves etéreo en una época
en que todo es demasiado concreto
y así vuelas invadiendo con toda tu luminiscencia la aurora.

Embistes la soledad como una epifanía celestial
haciendo que tu boca proclame con efervescencia
besos con melifluo dulzor sobre la piel.

Entonces,
entre soles y estrellas: tu espíritu,
serendipia bendita y mágica llena de poder,
habla con elocuencia a mi ser.

Limerencia desbordada entre nosotros,
ruego por ti, mi amor,
ruego porque todo dolor te sea efímero
y que la iridiscencia de tu rostro
siga siendo mi luz y mi camino.
Que lo que te hiere quede en el olvido
y que el amor sea el único descenlace entre los dos.
leer más   
10
7comentarios 69 lecturas versolibre karma: 103

Duerme

Duerme,
ríe,
sonríe.
Camina descalzo,
acaricia el silencio,
monta bicicleta,
habla con tu perro,
dale un beso.
Dúchate el corazón,
purifica el alma,
abrillanta la sonrisa,
alimenta tu espíritu de luz,
de sol,
de río.
Y si por momentos llueves,
que sea de amor,
de buenos pensamientos,
de sonrisas y carcajadas,
de amistad.
Besa a tu madre
y a tu padre en la frente.
Y besa las distancias
y las caricias
que nos unen
bajo el mismo cielo.
leer más   
13
5comentarios 82 lecturas versolibre karma: 111

Risa y amor

No quiero que escribas
algo en un papel
y que me lo dediques.
Mejor escribe con tus
manos en mi piel,
acariciándome.
Escribe con tu boca
en mi pecho,
besándome.
Escribe parte de tu historia
sobre mi cuerpo.
Invítame a vivirte,
a descubrir tu misterio.
Quiero quedarme
con el sabor de tu boca,
con el calor de tu mano
en la mía,
como un anticipo
de todo lo que podrías darme.
Que tus manos
acaricien mis labios,
para que todas las palabras
de mi boca sean tuyas.
Para volverme
canto contra tus palmas
como, en sueños,
soy golondrina
que anida en tu espalda.
Que varíes mis poemas,
mis signos y mis razones
con tu risa.
leer más   
7
4comentarios 32 lecturas versolibre karma: 79

Nostalgia

En la noche nostalgia,
Deseo de ti.
De que me abraces como entonces,
que me acaricies bajo el manto tibio de la noche.
Nostalgia de pedirte “dame”
mientras tus ojos traspasan toda mi piel
y me cubren de fuego consumiendo mi ser.
Nostalgia de tus labios húmedos
que como manantial me mojan y me bautizan.
Nostalgia de tu hombría
invadiendo mi más íntimo espacio,
llenando por completo todo lo que soy y seré.
Nostalgia de tus manos sabias
que me reconocían
como pájaros volando sobre su nido.
Nostalgia de ti,
que me construiste rama a rama,
que me podaste los miedos
y me regaste las ganas
y me diste infinitas razones
para volar sobre montañas,
remontar los cielos
sabiendo que me esperas y me amas.
leer más   
11
5comentarios 57 lecturas versolibre karma: 92

Vivir

Era un pedazo de mi cuando apareciste.
Solo una parte extraña en soledad.
Era , más que nada,
un estado de tristeza arraigada en el alma.
Era un montón de cosas muertas.
Un poco de polvo diseminado en el atardecer.
Era una canción incompleta,
una poesía sin sentido
un gobernante sin poder ni convicción.
Era un pedazo de carne sin complemento,
un valioso collar sin propietario.
Cuando apareciste
no hiciste que renaciera
ni fuiste un salvador.
Fuiste simplemente amor.
Porque yo ya había nacido
y tú me dijiste que era cierto,
yo me había salvado
y me dijiste que creyera en ello.
Cuando llegaste fuiste solo alguien
que me amó en espíritu.
y eso me hizo salva,
eso me hizo vivir de nuevo.
leer más   
9
4comentarios 62 lecturas versolibre karma: 108

Ayer (En tu cama)

Toda mi vida se quedó en tu cama.
Sobre tu almohada,
la risa, las lágrimas, el sabor y las rosas.
Entre tus sábanas,
la humedad, la poesía, la pasión y los temblores.
Bajo las mantas,
los ojos, las manos, los besos, el corazón.
Sobre el colchón quedaron los secretos
y caricias nuevas que rompieron el silencio
y saciaron las ganas como agua de río.
Cascadas de sudor
fluyendo entre nuestros territorios
abrazados por dedos punzantes de deseos
que quemaban la piel al mínimo roce.
Entrega.
Íntimo recibimiento de tu hombría,
piernas abrazantes que rodeaban tu cintura,
movimientos ondulantes y candentes
que cobijaron tu semilla fulminante,
dándole nido y fuego protector.
En tu cama se quedó mi vida,
saciada y dormida hasta el día que tu beso de amor
repose en mis labios otra vez y yo sonría.
leer más   
11
5comentarios 70 lecturas versolibre karma: 91

Sangrado del alma

Es difícil creer
en todo lo que ha pasado
y todo lo que se ha perdido.

Yo,
fundida en un amor intenso y desahuciado,
ahogada en un mar bravío
de olas interminables,
caminando por senderos
escarpados secos y nevados,
sin encontrar la vertiente anhelada.

Este dolor que me mata
se hace notar en el cuerpo,
pero no es de la carne,
es más bien el corazón agujereado
por la daga de más filo.

El estómago vacío,
lleno solo de hambre,
pero de esa hambre de amor que mata.

La cabeza jaquecosa cuyos ojos iluminados
se cierran con puñales desgarradores y pulsantes.

Esto es más bien sangrado del alma.

El alma gotea sangre densa y pesada,
haciendo que el dolor crezca más y más.

Habría sido demasiada
la compasión del poderoso
si de una vez se hubiera partido en dos
y yo habría estado agradecida,
pero no, el castigo tiene que ser
de a poco y duradero.

Me quedé aquí sumergida
y lo único que quiero es ahogarme por fin,
hundirme en el océano inmenso
entre monstruosas criaturas submarinas y oscuridades
es mejor vida que respirar el aire viciado de muerte
que me llena hoy cada pulmón.

No saber si me amaste alguna vez o aún me amas
es el dolor más insoportable.
No reconocer a quien amé en todas tus palabras,
es una tortura elaborada, eficiente y eficaz
para desangrar mi alma.
No saber si hablabas con verdadero cariño
o fingido y sarcástico amor
es un a soga que me rodea el cuello
y cierra mi garganta impidiendo respirar.
Saber que murió tu deseo,
madura y exalta mi propio deseo
y me destroza en lo más íntimo de las entrañas.

Vuelvo a ser gris y oscura,
después de probar el color de tu alma,
ningún otro color parece real,
ningún otro color existe ni tiñe
como tú teñiste de ti mi alma.

Fue solo un tiempo,
de volver a ver luz y flores.
Tu luz se alejó
y hoy veo impotente y detenida
como va a alumbrar otro camino,
la pierdo en cada paso que das,
en cada sonrisa que ríes,
en cada palabra que emites.

El fuego que me quemó
me consumió los brazos y el pecho.
Y te perdí sin perderte,
sin jamás haberte tenido.
leer más   
10
6comentarios 88 lecturas versolibre karma: 107

Carta de Amor a mi Madre

Este domingo 13 de Mayo es el día de las madres en Chile
Este es mi homenaje a ellas personificado en Isabel, mi madre.

Carta de Amor a mi Madre

No dejo de pensar en ti cada día.
Naturalmente como respirar,
pienso en ti con alegría.

Me has acompañado toda la vida como un ángel,
un pequeño cupido con flechas de amor maternal,
que en cada momento de mi vida, con su miel
me ha iluminado y ha hecho sentir especial

No me acuerdo de ti desvelada ni estando al lado de mi cuna,
no vi tu preocupación cuando estuve enferma en el hospital…
Nada puedo recordar conscientemente
soy tan corriente como cualquier mortal.

Esos sufrimientos no están vívidos en mi mente,
sin embargo, el corazón humano, tan especial
guarda cada momento en mi inconsciente.
Ello es un tesoro que se acrecienta
con cada caricia, cada beso, cada palabra tuya
y tu amor siempre transparenta.

Pero nada es suficiente para tu corazón de mamá,
y aún después de todas las ingratitudes
y los malos ratos que te hice y seguramente aún te hago pasar,
siempre sigues allí, inagotable,
como un árbol frondoso y sin inviernos por llegar.

Sabiendo que es así
¡¿cómo puedo agradecerte?!
Si cada segundo que demandé de tu precioso tiempo
lo diste como la mayoría de las madres desinteresadamente.

Hoy sé que ese amor es absoluta, total y deseadamente desinteresado
algo que antes solo intuía y que hoy comparto con mis dos regalos más deseados.

Jamás podré darte una retribución equivalente a todo lo que tú me has dado.
Soy tan miserable en ese sentido,
que mi ser entero no equivale ni a la más mísera parte del tuyo.

Solo espero algún día, cuando acaricie a mis hijos con este amor universal
ellos sientan mi cariño tan fuertemente como yo te siento a ti.
Lograr eso será mi mejor tributo a tu alma noble y especial,
inmerecida pero divinamente regalada a mí.
leer más   
7
3comentarios 45 lecturas versolibre karma: 72

Arrullo

Me colé en el bolsillo de tu camisa
así tengo el panorama de lo que haces
y por dónde vas.

Además hueles rico
y puedo sentir el latido de tu corazón
mientras trabajas.

Tus latidos si que son música,
música que me calma y me arrulla…
hacen que me deslice lentamente
cayendo por el bolsillo hasta acurrucarme
arropadita por tu pecho.

Qué bien se está aquí!!!
Shhhhh no me despiertes.

Más bien si me sientes,
bésame los ojos mientras duermo
y permíteme la confianza de tenerte,
traspasarte por la piel todos mis sueños
y contarle a tu inconsciente de mi suerte.

Que me has puesto a soñar en poesía
y le has dado tanto que pensar aquí a mi mente,
que el solo hecho de existir y de saberte
al agitar mi pensamiento me arma el día.
leer más   
11
3comentarios 32 lecturas versolibre karma: 107

El Tabo y tú

Es El Tabo
refugio, paz, esperanza.
El amor ha hablado
mencionando tu nombre.
La gaviota que vuela
me recuerda tu paso callado
casi imperceptible.
Las nubes han teñido
esta tarde blanquecina y gris,
pero el calor está presente
presagiando que,
aún en la tristeza o soledad,
siempre está tu boca o tu mano.
Apoyada sobre la roca,
reposo,
respiro hondo, cierro los ojos.
Luego, casi dormida y
profundamente serena
en este paraíso,
subo a una nube blanca
y estallo de deseo.
No es desesperado ni
Intranquilo,
sino alegre de saber
de tu cuerpo.
Y te acaricio con la imaginación.
Te alcanzo con mis dedos
y flotamos entre
la inmensidad del océano.
Caemos al agua y nos amamos,
tocamos la arena y nos amamos.
Abro los ojos y,
entonces,
me perdono:
por todo lo que siento,
que no sientes.
Por todo lo que amo,
que no amas.
Por todo lo que tengo y soy.
Por todo lo que tienes y eres.
leer más   
12
15comentarios 79 lecturas versolibre karma: 100

Tu risa

Son tus ojos los que hablan hoy.
Sensible,
como el viento que llora y canta te veo.
Con los ojos como cristales, humedecidos.
Con la risa en los labios firmes para sostenerla.
¿Lloras, ries, cantas?
Como todo el mundo,
sin embargo, me sorprendes.
Me sorprendes cuando llegas,
cuando te vas, cuando te ríes.
Te quiero
y este cariño se hace poesía...
como tu risa.
leer más   
2
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 20

El sitio de la muerte

Tal vez el sitio de la muerte
no sea un lugar oscuro.
Puede que esté lleno de luz
y que sea, lejos de todo temor,
un lugar apacible y blanco.
Puede que llegue a mí
como una paloma alada de paz
y me rete a seguir
el llamado de lo desconocido.
Entonces, podría ser que cayera
en una alucinación
y encontrara más de lo que espero:
un pedazo de cielo celeste para mí,
una nube de tiempo remoto
que anhelaré volver a tener.
Entonces,
me ahogaré en aguas limpias,
sin miedo,
hundiéndome despacio
hasta desaparecer en la espesura del fondo.
El barro me tomará con sus brazos de tierra,
envolviéndome con su hermoso color.
Puede que el sitio de la muerte
no sea un lugar oscuro,
puede que tú me esperes
y hasta que nos encontremos
tras la inmensidad del mundo.
leer más   
16
9comentarios 127 lecturas versolibre karma: 107

En mi cielo azul y claro
tu mirada que me desarma por completo
y me traspasa el alma.
Luminosa estrella,
cuerpo celeste,
energía vital y rebosante.
Agua pura,
manantial entre las rocas,
gotas de lluvia refrescantes.
Tu amor me libera
y al mismo tiempo
me encadena a tu nuca.
Sol,
constelación vanidosa y sublime,
guía.
Norte.
Principio de todas las cosas.
Magia fecunda eres,
fe, desarrollo y crecimiento.
Poderoso animal
de cabello brioso y crespo.
Creación sublime de lo divino.
Altivez y perseverancia.
Ancla de mis deseos.
Si he de dormir pronto,
que sea entre tus brazos y al viento,
en tus brazos para soñar sin miedos,
al viento para diseminar tu nombre en el universo
leer más   
4
1comentarios 61 lecturas versolibre karma: 63

Quiero

Quiero que dejes de estar en mi vida.
Quiero que dejes de aparecer en cada momento.
Quiero que dejes de estar en cada cosa que hago.
Quiero no haberte conocido nunca.
Quiero no haberte dado nada de mí.
Quiero dejar de sufrir por ti.
Quiero dejar de pensar en todo lo que piensas y haces.
Quiero no conocer tus lugares.
Quiero no conocer tu trabajo.
Quiero no conocer tus amores.
Quiero no conocer tu familia.
Quiero no beber café pensando en ti.
Quiero no comer buscándote en cada alimento.
Quiero más que nada he deseado en el mundo olvidarte.
Quiero borrarte y pasar de ti.
Quiero que dejes de pesarme.
Quiero que dejes de empuñar tu mano sobre mi corazón.
Quiero que dejes de ser la espina que duele enterrada en pleno estómago.
Quiero que dejes de apretar mi cuello cortando mi respiración.
Quiero que dejes de tapar mis ojos y los sueltes para que puedan saltar las lágrimas.
Quiero que dejes de tapar mi nariz con tu palma dejándome sin aire.
Quiero no haber provocado tu boca nunca.
Quiero no haber mordido el anzuelo de complacer tus ganas.
Quiero vomitar el sabor de tu piel de mi boca.
Quiero cortarme los senos para no sentir tus manos.
Quiero quebrar las piernas que se plantaron frente a ti.
Quiero quemarme las entrañas que recibieron tu deseo.
Quiero desgarrarme la espalda que sintió tu presión.
Quiero apuñalarme el vientre para no sentir tu calor.
Quiero que dejes de matarme el cerebro pensando en ti.
Quiero que dejes de tocarme.
Quiero que dejes de hablarme.
Quiero que dejes de aparecerte en sueños.
Quiero que dejes de atormentarme.
Quiero que dejes de aparecer como fantasma en mis pensamientos.
Quiero que dejes de no pensar en mí.
Quiero que quieras retornar al punto en que sentías tan profundo amor.
Quiero que dejes de mentirme.
Quiero que me extrañes.
Quiero que me necesites como te necesito yo.
Quiero que vuelvas.
Quiero que me busques como te busco cada día yo.
Quiero que sientas que te hago falta
Quiero que tu vida no siga siendo tan fácil.
Quiero que algo me lleve a tu recuerdo y te duela.
Quiero que te explote el corazón añorándome.
Quiero que derrames lágrimas por no tenerme.
Quiero escupirte la cara con mi dolor.
Quiero que sientas la sangre tibia y palpitante de mi herida.
Quiero que veas mi cabello mecido en el viento de tus sueños.
Quiero que sientas mis manos sobre tu cabeza ensortijada.
Quiero que tu hombría desee con fervor mis espacios.
Quiero que mueras de sed al no encontrarlos.
Quiero que compartas mi delirio en tu mente.
Quiero robar cada minuto de paz que te reste.
Quiero agonizar en tus brazos fuertes.
Quiero que vuelvas a mentir diciendo “no te dejaré”
Quiero que vuelvas a mentir pidiendo “no me dejes”
Quiero que seas el ser más infeliz sobre la tierra
Quiero que seas el ser más feliz sobre la tierra.
Quiero que dejes de mover mis manos para escribir sobre ti.
Quiero que sigas moviendo mis manos para escribir sobre ti.
Quiero…
leer más   
3
4comentarios 42 lecturas versolibre karma: 40

Al poeta escondido

Tienes el poder de volver poesía
el pensamiento más cotidiano,
de hacer volar sueños
con tus palabras y delirios.

Tienes letras azuladas
mezcladas con sangre roja
locas , enamoradas,
y con ellas el cielo rozas.

Tus heridas o alegrías
pueden ser grito en el viento,
ríos de tinta negra
tus palabras en movimiento.

Si la vida te lo ha dado
entre muchos otros dones
por alguna razón ha sido
¡por favor, no lo abandones!
leer más   
17
7comentarios 73 lecturas versolibre karma: 113