Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Flores en el suelo

Se acabó el tiempo de las palabras
y sólo quedan gestos que no sé descifrar.

Voy volando en círculos sobre mi propia vida
y tú coloreas mis alas con versos
que se convierten en ceniza después de tocarlos.

Hay demasiadas cercas rodeando la distancia,
y la aquiescencia de la luz
que debería marcarnos el camino
nos ciega los ojos.

Ahora entiendo
que Alegría lleva de la mano a Tristeza,
que se acumulan tres de cal y una de arena,
y que las emociones no admiten vuelta atrás.

A medianoche,
recoger las flores del suelo ya se ha convertido en ritual.



(imagen: actsofbeauty.co.uk)
leer más   
11
14comentarios 107 lecturas versolibre karma: 88

Tom

Nunca te vi, y sin embargo,
pasé la mayoría de mi vida contigo.
Resonaba tu voz en mis paredes
y sentía mil acordes agrandándome la vida,
aunque quizás era demasiado joven
para estar herida.
Apenas sabía qué escondían las noches en vela,
ni los días demasiado largos,
ni las risas fingidas.
Dormía acunada por sueños de ángeles.

Bailé tus frases,
sola, entre cuatro muros que no te comprendían.
Bailaba sobre una alfombra americana
que había llegado de contrabando
hasta el suelo de mi cuarto.
Aquí jamás las encontré,
pero no quise rendirme,
y jamás dejé de buscarlas.

Ahora oigo ese Echo
de flores salvajes
y acecha cierta tristeza
-quizás desmesurada-,
pero cuando la vida te arrebata
aquello que te hacía tan feliz,
qué queda para sobrevivir
en las noches ahora silenciadas?

Hoy llueve en los ojos de Louisiana,
y en Baton Rouge hay una humareda extraña
que no acaba de asumir
que siempre llega un día
en que las canciones se apagan.

Y aunque ahora vuelas más alto
de lo que jamás habías llegado a cantar,
mi mundo está teniendo problemas para dejarte marchar.



-Recordando a Tom Petty (1950-2017)
leer más   
20
16comentarios 127 lecturas versolibre karma: 74

Pero

había sobrevivido
muchas veces

y seguía con un intento absurdo
de acurrucarme en tus manos
para dormir y dejar de soñar
cuentos que sólo yo escribía

el daño estaba hecho,
no se podía retroceder
por un camino maltrecho que no estaba hecho
para caminarse sin zapatos

no era nadie
salvo la muñeca de barro que modelaste

pero me lancé al río
me deshice
en pedazos acuosos
y volví como mariposa de alas negras
en tu estómago
leer más   
14
6comentarios 89 lecturas versolibre karma: 86

Quizás despierte

tras el cristal
pasan diecisiete vientos
que ponen en la cima
demasiadas noches de silencio

vueltas, boca abierta,
y cierto temblor en los sueños
que no saben personarse
en carne y hueso

grito gracias
entre aturdidas lágrimas confusas
que no saben bien por quién llorar

vivo del aire cerrado
que sale de mis pulmones
amargo, destronado
de mis propios días
acusado de maltratar el presente
asido de mi mano

ya no tiene que ver

contigo, conmigo
con el resto

y si me grito ante el espejo
quizás despierte cada cierto tiempo
enfundada en mentiras que he cosido
verso a verso
y que configuran mi verdad más absoluta

quizás despierte
para decirme que todavía existo
aunque no me encuentre


(imagen: Aldo Tonelli)
17
15comentarios 144 lecturas versolibre karma: 110

De puño y voz

en las luces artificiales
se pueden encontrar los delirios
caídos

es natural
que brille más la falta de cordura
cuando la razón topa
una y otra vez
con la pared

una vez aquí
la negación se repite ante el espejo
-ayer, mañana, siempre-
aunque una intente mantenerse
con los párpados vueltos

llegada a este punto, resuelvo:
puños al aire
la lucha es conmigo misma,
y voy a vencerme
leer más   
20
1comentarios 83 lecturas versolibre karma: 82

Trémulos rayos de poesía

Te posaste en la pared de mi intimidad,
plegaste las alas,
y dijiste que sí.
Yo dudé,
pero el insomnio me dobló en dos
la voluntad
y acabé por confesar.
Por una vez en la vida
cerré los ojos al miedo
y me oí
susurrando un nombre en clave
mientras cargaba con más piedras
los bolsillos.

Ahí estabas,
mirándome con ojos de oleaje,
ahogándome mientras yo
con plena conciencia,
abría la boca para dejarme ahogar.

Recorrimos la penumbra de la vida
que coloreamos a escondidas
cuando el mundo se empeñaba
en estar por encima,
en ponernos el candado de realidad
y rompernos los sueños en pedazos
con la sombra de la palabra maldita
en nuestro regazo.

Y tragamos el viento a la orilla del mar;
y nos llevó a cada uno a un faro distinto
-el tuyo envuelto en una niebla fría,
el mío oliendo a lluvia cada día-
muriendo en cada intento de volver a respirar.

Y en la mañana desconocida
trémulos rayos de poesía
nos hicieron llorar por detrás de la sonrisa.
leer más   
15
12comentarios 123 lecturas versolibre karma: 94

Cerrado

Ir encharcada
por la fría lluvia eterna
que cae de los pulmones a las piernas.
Nadar en la confusión ahoga el tiempo
y ni siquiera se reconoce el aliento
que empuja la voz.

Se me ha caído la mirada
en el pozo de tus ojos
y ahora
tiemblo sin reposo
y crucifico los intentos
de una fragilidad deteriorada sin tregua.

Hay un grito en cada uno de los dedos
y todos se empeñan en delinear poemas
a una sombra que siempre me deslumbra,
pero he agotado la espera
y en cada esquina hay el mismo dilema
donde la guerra culmina.

Nunca supe seguir la línea recta
-tengo los pasos deteriorados-
y tras el último trago de silencio,
me coso los labios, los párpados, los sueños.

A mis pies
plácidamente se adormece el muérdago.
leer más   
15
6comentarios 83 lecturas versolibre karma: 81

El soñador

Cubre el alma con párpados de cristal
que van más allá de la pared cetrina,
bajo estellas que diluyen la borrina
va pintando flores en cada yerbal;
y de la vida triste hace un carnaval,
sueño real la realidad diluye,
mundos de colores en el cielo intuye
se lanza a la vida al cruzar el umbral.
leer más   
19
16comentarios 147 lecturas versoclasico karma: 88

Exiliados

Han pasado los días
arrastrándose por los simulacros de incendios
que han acosado nuestros sueños.
El lapso de tiempo que nos salvó de las adversidades
nos hizo caer de la cima del Olimpo
para hacernos mortales.

Ni siquiera nos quejamos.
No abrí la boca,
no moviste los labios,
enlazamos los ojos en una nube oscura
y nos marchamos.

La lluvia gotea canciones cansadas
y me tiembla la voluntad
cuando respiro aires de niebla;
me agarro a la última palabra,
un te echo de menos titilante
escondido debajo de la lengua.

Saldría,
el encierro llega a ser agobiante,
pero sigue lloviendo fuera.
leer más   
18
12comentarios 145 lecturas versolibre karma: 71

A manos llenas

Te traigo la dulzura a manos llenas
para que tu boca descanse
y tus manos suavicen las caricias.
Sabes que no soy pródiga en dádivas dulces,
que me cuesta alegrar la sonrisa
y secar el dolor que me carcome
cuando los vientos acechan
(y más si vienen del Norte).

Pero ahí estás tú,
como nube de niebla serena,
como voz que arrulla esta pena
de no saberte bien;
y me acomodas las almohadas
para que mi alma repose
siempre en tu dolorosa paz
y a pesar de mis tristes ilusiones.

Vierto tus letras por todas mis paredes
y quiero amarte sin reproches ni miedos,
lejos de cuerpos sudorosos
           -sólo voz y palabra-,
para hacer un poco mío lo que llevas dentro
e imaginar que alguna vez acierto
al mirar los ojos en los que reflejarme.
21
17comentarios 136 lecturas versolibre karma: 86

Huyendo al cielo

Peino los lacrimales
con frases sacadas
de un serial de media tarde.
Nada frena el océano de palabras
que mal disimulado,
escuece bajo la piel,
pero el escudo es firme,
y las miradas se mantienen
en el punto más alto de la conciencia.

Arañaré la tierra
y haré el agujero más profundo
donde mantener clavado mi estandarte.

Y que las raíces crezcan
mientras el llanto roza un cielo iluminado
que me invita a vivir.
leer más   
12
5comentarios 67 lecturas versolibre karma: 81

Always on my mind

Noventa gotas de amor
y tres suicidios mutuos

podremos sobrevivir esta vez?

silencio
que la voz no rompa la tregua

silencio
ya no es ayer
ahora es una niebla fría
que rodea
las tristes pupilas que miran sin ver

hemos levantado muros
acentuando una distancia mínima
entre dos bocas

parece que va creciendo el tiempo
y pesa como hierro
en nuestras sombras rotas

el aire se entrecorta en mis pulmones
el abrazo es la escolta
de los débiles
me hago la fuerte

mi otra vida ha ido a buscar su norte
y media sensibilidad sola
queda pendiente de un soporte lívido

-creo que te quiero-

dejo el alma en un desierto yerto
en tus manos, en tu cielo
en mi lánguido horizonte

de todas formas,
todavía no he muerto

always on my mind

pero silencio
leer más   
22
17comentarios 160 lecturas versolibre karma: 78

Quizás mañana

Inextirpable
mezcolanza abrumadora
de emociones agresivas,
perdidas,
acusadas de ser las causantes
de una debacle indecisa
que cae en picado
hasta el abismo más negro.

Y la salida tapiada por tus propias palabras
que acongojan el llanto
que no osa salir.
Papeles rotos, una mueca torcida
y al fondo del vaso
tu propio reflejo muerto de risa.

Y grita la noche.
Y dice que eso es todo...

Y ahora, dónde están los colores de tus ojos?
leer más   
19
4comentarios 87 lecturas versolibre karma: 87

Tormentas

he empezado demasiados finales
hasta que la puerta ha amanecido cerrada

a mis espaldas,
infortunios fuera de tiempo,
sueños vanos que me visten los ojos
manos atadas

he puesto en un altar las nubes de lluvia
para que su letanía sea plácida
y no me recuerde que aún he de despertar
en medio de un derrumbe provocado

pero tras los escombros
todos los amaneceres están rotos

y la tormenta no ha hecho más que empezar
leer más   
18
4comentarios 58 lecturas versolibre karma: 81

espacios

he resbalado
en mis propias emociones
y las pisadas han quedado marcadas
en la nieve

callo la vida
gritar ya no me entretiene
y acuso a la pereza de vivir
a las ganas reposando en la mesa del cuarto
a la voracidad ausente
al temblor en las manos

arropada en secreto
por un silencio extremo
oscurece el entorno
se cierran las ventanas
y ese fulgor que brilla
alojado en tu vientre

lo sé
las ilusiones mienten cada día

y tú sigues dormido, dormido...
y yo no sé cómo recogerme
en tu mirada aturdida

besos al aire agotando los espacios
que nos quedan

aquí
la paz
es fría
20
9comentarios 117 lecturas versolibre karma: 77

Revivir

yo misma
me apedazo
en una noche de invierno

hoy es por mí
por quien muero

y mañana
boca a boca al corazón
leer más   
15
2comentarios 69 lecturas versolibre karma: 77

Pero no en paz

En la parada poética
se arremolinan las palabras;
penden de tiempos y anhelos
como sueños imperfectos.
Pero nos descubrimos tarde,
cuando las máscaras ya estaban secas
y no se podían remover.
Qué ingratitud la vida,
celestes reflejos en el aire
simulando un mar bravío que,
sin embargo,
ahora nos anestesia.

Y callo.
Y callas.
Y no hay disparos más certeros
que los silencios amaestrados
con el látigo de la conciencia.

Quedamos en reposo
sin descansar siquiera un momento
de la memoria maquinal,
y nos pintamos los ojos de frío
para no recordarnos demasiado

No nos sobran las palabras,
pero nos atienden demasiado bien
cuando aparecen
en el acierto roto que logramos al fallar.

La magnánima pena es que ahora duermen.

Pero no en paz.
leer más   
19
6comentarios 112 lecturas versolibre karma: 95

Latidos

Quizás te he escondido bajo mi propia vida
mientras me miras desde la tuya.
Quizás huelo en el aire
el aroma de tus labios
y tus sueños me dibujan la emoción
pausada
que huye de la realidad.
Quizás nos entretenemos
escribiendo amaneceres compartidos,
y mentiras que creemos
porque son nuestra verdad.
Quizás soñamos los días nublados
mientras la lluvia nos encharca los pulmones
de promesas perdidas.

Quizás la sombra que me sigue no es mi sombra
ni tus ojos son los que te miran
cuando te reflejas en el cristal.
Quizás hemos seguido un criterio inusual
y hemos dado la mano
a demasiados versos de contrabando.
Quizás nos perdemos cuando nos encontramos
pensando que vemos
nuestra propia alma reflejada.
Quizás imaginamos la plegaria
o vencemos al silencio con latidos.
Quizás grita el interior a unos labios cosidos
ciertas incertezas que no comprendemos
pero que creemos
con toda nuestra fe.

Quizás nos cure el viento
cuando arrastre las voces que quizás desconocemos.
Quizás las canciones sangren
empapadas de recuerdos
que sólo esbozamos con tinta invisible.
Quizás el cielo es turbio
cuando no miramos más que nuestro techo;
quizás no estamos hechos, quizás nos hemos ido,
pero tu Sístole es mi nombre y mi Diástole el tuyo.
leer más   
12
1comentarios 45 lecturas versolibre karma: 99

Veinte inviernos

Veinte inviernos en los ojos
cayendo como nieve
cerrando el abismo
donde tuvo lugar el beso
que nos hizo Otoño;

frágil memoria entre los dedos
que se quiebra
al rozarla un suspiro quedo que amenaza
con romper a llorar.

Hielo en los labios
para acallar las algas que se enredan
en mi garganta;
el aire quema,
la piel se desgarra
a través de miles de recuerdos
encumbrados en la memoria herida
cada día
como una condena que nunca tendrá cura.

Pero sangran las palabras
rememorando besos escritos,
letanías de aguda sensibilidad
acotando la sonrisa degradada;
momentos de paz
recostados
en un aliento agotado.

Bajo una lluvia inacabada,
grito en el cuerpo abierto
falto de voz.
leer más   
17
6comentarios 94 lecturas versolibre karma: 94

Con los ojos cerrados

Derroché las palabras
en un vómito absurdo de locura
que no supe frenar.

Ahora el infinito me duele en las nubes
cuando miro hacia el cielo
y sé que estás,
quizás sonriendo,
quizás con una lágrima vergonzosa
que no debe salir,
mirando el mar que nos sostiene
en un oleaje demasiado asustado
para llevarnos al siguiente amanecer.

Es infame la distancia,
y jamás se molesta en asumir
su parte de culpa;
nosotros correteamos
pensando que jugamos con silencios
que nos hacen sonreír,
pero en el fondo
sabíamos que era cuestión de tiempo
que el no y el sí tendrían que batallar
para decidir cuál de los dos se quedaba
anclado en nuestras manos.

Decidimos acabar el día con lo ojos cerrados.
leer más   
18
13comentarios 140 lecturas versolibre karma: 77