Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Bajo siete capas de piel

Te escribí bajo siete capas de piel
y se han desparramado las cenizas
por dentro.

Me doy cuenta
que somos escombros
de un tiempo que hizo temblar
nuestros cimientos.

¿Quién escucha ahora la canción del viento?
¿Quién inmortaliza los restos
de la flor valiente
que crece en la tierra seca?

Yo tengo el alma desierta.

Siento la cuchillada de tu silencio
demasiado cerca…

Creo que te echo de menos;
y estos son los pétalos valientes que crecen
en la aridez extrema de tu recuerdo.
leer más   
16
16comentarios 39 lecturas versolibre karma: 96

Pasos ajenos

Regreso a mi cubículo.

Entono la canción antigua
entre dientes
mientras acaricio las letras de las paredes.
El tiempo retomó la vida,
pero yo quedé anclada en ciento treinta y siente días
de palabras secas.

En el corazón no abrigo miedo,
ni siquiera un nombre trémulo;
vacío de caricias,
resuena vago en mi propio pecho
como si apenas tuviera vida.

Me falta un aliento
que encuentro en el aire frío del recuerdo.
Y aunque sea nebuloso e incierto,
aún me parece oír pasos ajenos
pisando por dentro.
leer más   
18
13comentarios 87 lecturas versolibre karma: 102

Es tu culpa

Si no dejas que te mate, no cuenta.
Si tu voz suena ahogada,
ponle miedo, ponle más bien pánico,
no cuenta.

Si abres las piernas,
y lo haces con un puñal en la garganta,
con cien golpes
sobre tu barbilla
y tres pares de pies sobre tu pecho,
no cuenta;
porque has sido tú misma la que ha abierto la puerta.

Si te pintas los labios,
si tu falda es corta,
si el escote es descarado,
ah, eso sí cuenta,
porque ellos saben lo que quieres
y esa es tu forma de pedirlo sin usar la voz.

La culpa es sólo tuya
por no saber luchar,
por no oponer resistencia,
por tener agujeros por donde entrar.

Puede que duela leerlo;
vivirlo duele mucho más.
leer más   
33
34comentarios 283 lecturas versolibre karma: 115

Un bofetón de lágrimas

Necesitaba una ternura
que acariciara la sombra de mis párpados
con un beso imperceptible por la realidad.

Letras dibujadas en cada uno de los dedos
componían la elegía
al olvido más inmenso.

-no, no, no, yo no sufro de olvido,
sufro de presencia-

Qué austeridad ahora en la azotea
donde brindamos los sueños
a la vida.

Hay tanto silencio,
tanta oscuridad que no comprende...
¿y las luces de colores
que marcaban el camino a nuestro tiempo?
Debían ser perennes
y se fueron diluyendo poco a poco.

Se aturdieron los viejos impulsos,
esa retahíla de magnificencias
que acabaron afónicas
de tanto llorar.

Necesitaba una ternura,
pero llegó un bofetón de lágrimas.

Y ya no fui capaz.
17
16comentarios 111 lecturas versolibre karma: 100

Tras el ocaso

Se cierran las nubes
y las puertas se abren al silencio.

Después de morir en un beso,
¿habrá vida más allá del cielo?

La luz del alba me amenaza en vano:
muerte al amanecer
recojo mi vida tras el ocaso.
leer más   
17
21comentarios 114 lecturas versolibre karma: 122

Ressò de matinada

Es perden els astres
en un obscur mantell
brodat de cristalls d'ambre.

Els sons, tan desiguals,
canten nostàlgia;
una imperfecta melodia
de pors estranyes.

Les llums de la ciutat
lentament s'apaguen
i tremoloses deixen
pas a la matinada.

De lluny un gos que crida
trenca la distància
i s'apropa a la lluna
que amorosa l'abraça.

Un raig acosta un bes
a la meva galta:
el bes de la nit,
ressò de matinada.
leer más   
12
5comentarios 86 lecturas catala karma: 94

Caí

Cosas que emergen
de un todo emocional
que arrincona el dolor,
la venganza,
la tristeza pausada
que gana camino
hacia la oscuridad.

-Deseo en llamas,
juego mortal en las entrañas.
Olvidaste aquí mi calidez-

Una piel
que se seca abandonada
en un ciclo vital que no da vida,
que muerde las horas,
que rasga las verdades
que prometimos
colocando la magnánima herida
en lo alto del altar.

-Si pudiera sentir tu cuerpo
acurrucado junto a ese verso
que nadie puede entender;
si pudiera sentir tu boca
sedienta junto a mi boca
apagando la sed.
Ai, corazón de aire,
si sólo pudiera ver...-

Acoto las palabras tras la lluvia,
mediocridad en la sangre
que insiste en salir;
si ni siquiera te vi partir,
si ni siquiera supe ser valiente...

Ternura intermitente,
tus manos, mis manos,
y el desierto
haciéndose más amplio cada vez.

Caí.
Tú seguías en pie
y yo caí,
caí...
con tu nombre en mi piel.
leer más   
21
13comentarios 111 lecturas versolibre karma: 105

Flor

Lanzo la flor
por la ventana.

Mira, cae sin apenas volar
porque no pesa nada.

La belleza de la memoria es incorpórea...

Miro hacia abajo,
la vida ha pisado los pétalos amarillos
y se han vuelto negros.

Corro,
la cojo entre mis manos,
flor pisada,
¿quién me dio permiso
para arrancarla de tu ojal?

La primera lanza la clavé yo
al seguir la confesión asignada
a la noche marcada
con una cruz.

Pasado el tiempo,
confusión, añoranza,
viento que perturba,
¿quizás viene en tu nombre?
¿vuelves con las brumas?
¿sabes dónde estoy?

No he borrado nada,
mantengo en mi fondo el engranaje
que aún proporciona algún suspiro;
lamento musical en los cimientos
de lo que fue mi sol

Me hiero a mí misma
plantando nuevas flores amarillas
que clavan sus raíces en el cielo.
Es por esa paz que ya no tenemos;
es por esa lluvia de la vida.

Nuestro tempestuoso atardecer.



(Imagen: Phil Koch)
leer más   
27
25comentarios 179 lecturas versolibre karma: 121

sin aliento

no puedo cerrar la puerta
el pájaro azul sigue ahí
silbando canciones melódicas
suaves,
tan tiernas
como la cabeza reposando en el pecho que suspira

me tapo los oídos
no puedo
no quiero
no debo

-pero mujer, vive, vive de nuevo-

cómo
si no hay pecho que acoja mis palabras
cómo
si no hay un alma que sueñe
que podemos volar

tengo un peso frío
en un rincón
caja torácica agrietada;
se escapa el humo blanco
se quiebra la columna
corazón lleno,
alma vacía
tus ojos inventaron mi melancolía;
verso impreciso
mutilado
arrancado, echado al viento
caído
desgarrado
muerto

reinando el silencio
cada vez que pienso
que siento
ahí,

ahí...
latido
lágrima
latido
palabra
latido
invento
latido
mentira
latido
miedo

latido
perdido
entre tus poemas
y una viuda Primavera
sin aliento
21
24comentarios 130 lecturas versolibre karma: 130

Niebla

Me escondo
en la inestimable tendencia
a besar la niebla cuando el día saborea
un sol primaveral.

Siempre tuve un cariño preparado
para cuando llegara la tristeza
pero ahora
que la siento correr por mis venas,
ahora que me mira de soslayo
cuando sonrío,
siento que el llanto es demasiado frío
y la certeza demasiado afilada
para acariciarla.

Te llevaste el tiempo
-el tuyo, el mío, el nuestro-.
y encerraste en tus manos lo único bueno que supe decir.
Ahora siento un silencio
que desgarra el recuerdo
donde fui a vivir.
leer más   
18
9comentarios 91 lecturas versolibre karma: 130

La crueldad de la Primavera

Esa lluvia de primavera
gotea incesante
como un peregrinaje en la memoria;
asiente
como el que percibe que no hay nada
pero aún lo siente.

-Lo siento, lo sientes…?-

Se mantiene intacta la figura
silenciosa, calmada, con su voz queda
resonando en mis palabras,
acariciando los caminos recorridos
hace tiempo,
clavándose en la tierra de las manos
donde debían florecer flores,
pero mueren.

Esta es la verdadera crueldad de la primavera:
que tú no puedas verla.
28
19comentarios 121 lecturas versolibre karma: 97

estoy

llevo mordiscos de tristeza
en las manos
y atado al cuello
como una magnífica condena
el silencio tras la puerta

amo, amo hasta la sombra
de lo que fuiste

-y ahora, he ahí, al lado de esa nube,
mi estrella lúcida-

sentada en la más alta cumbre
sólo estoy esperando la lluvia
leer más   
27
21comentarios 118 lecturas versolibre karma: 121

Encuéntrame

saco el corazón a secar
para dejar de llover palabras rotas
a tus pies

siento que me quema la ropa en el alma
pero no hay disfraz que se ajuste al amanecer

encuéntrame
siguiendo las huellas azules sobre las rocas

sabes que mi luna
suspira escalofríos
cada atardecer
leer más   
28
20comentarios 111 lecturas versolibre karma: 135

-Cancelado-

nos recogimos en una paz extraordinaria
cruzando los lazos
ataviando la mirada de pétalos
que escondían las espinas de los tiempos
pasados

nos amamos,
y aunque parezca extraño,
lo hicimos a plena conciencia
derramando días
que no aparecían
en nuestros calendarios

nos perdimos
sin dar tiempo a la vida a dictar sentencia
en un beso fatuo de la noche
que nos llevó a un puerto fingido,
hecho de palabras
en una irrealidad tan real que nos despedazaba

amordazamos el corazón
bajo la luna llena
con toda esa tristeza ahogada
entre las manos
pero sí se abrieron los labios
y cayó una lluvia ácida que revocó
todas las palabras escritas,
todos los cantos

al día siguiente,
no llegamos tarde a la función;
es que cancelamos el espectáculo
leer más   
27
20comentarios 118 lecturas versolibre karma: 132

Sobreviviendo

imperecederos
los sueños creados de un todo imperceptible
son capaces de hablar
sin tener voz

se acurruca en una esquina la nostalgia
que aserena el latido
con caricias

-dibujando yo misma las espinas,
voy dejando pétalos de seda
para cubrir la vida-

sigo mordiendo las cadenas
quiero que las palabras salgan gritando
de las venas

dulce tinta…

el eco de las estrellas
va dibujando espadas
junto a la luna llena
leer más   
39
16comentarios 203 lecturas versolibre karma: 121

Nadie

no soy nadie
una llama temblorosa
un camino sin huellas
maridaje de paz con lágrimas de seda
que nunca supo huir

nadie
un marchar sin ir
un no tocar las horas
una silueta mermada por la sombra
que nunca estuvo aquí

nadie
un vacío de letras incansable
sin principio y con fin
leer más   
31
11comentarios 74 lecturas versolibre karma: 144

Deja que le pregunte al amor

Meter la cabeza en una pecera
y esperar que las burbujas de aire
traigan el oxígeno que a veces parece que falta;
esas burbujas que tanto les gusta jugar
a fingir que vienen,
que cada vez están más cerca,
pero entre risas demuestran que no siempre quiere llegar.

Acaso oyes todavía la canción?
En este rincón
la música es envolvente,
no altera los sentidos, los relaja,
como una especie de planta dormidera
que nos acoge sin mediar palabra
dejándonos los ojos cerrados
en un laberinto cuya salida
es justamente la puerta por la que entramos.

Sabemos que esa salida no está a nuestro alcance
salvo que derribemos los muros que vamos construyendo
a medida que caminamos por senderos
todos iguales, todos envueltos en sí mismos
acotando los sueños que besé en tu espalda,
las palabras que clavaste en este pecho delirante,
matando el deseo acuciante que nunca se dejó rozar.

Vivo con las preguntas prendidas a mi pelo,
las respuestas difuminadas en un aliento débil
que no recuerda...
cómo era aquello de respirar?

Seguir despiertos
a pesar del frío y del silencio,
enfrentarnos al vacío de lógica y razón
del que siempre alardea el espíritu.

-Fuiste tú? Fui yo?-

Acaso podemos afirmar
que todavía nos queda intacto
un pedazo de corazón?

No lo sé...
deja que se lo pregunte al amor.
leer más   
22
14comentarios 115 lecturas versolibre karma: 123

Ni siquiera estaba ahí

me maté en el Árbol de Diana*

entre máscaras de cristal
un pequeño corazón
delineaba flores en el aire

le respondía la noche abismal
con un aullido sombrío
vivir, sufrir, morir, vivir...

prendía llamas al jardín
vestida de escalofrío

y era domingo

y yo ni siquiera estaba ahí



(*Árbol de Diana, Alejandra Pizarnik, 1962)
leer más   
19
12comentarios 82 lecturas versolibre karma: 121

Hay una ternura que siempre sobrevive

rompió las lucecitas
con un sonido fantasmal
que salió de un viento huracanado

lloraron veinte margaritas amarillas
prendidas de una nube rota
que las hizo caer

es lo que tiene la ternura;
que a veces necesita que la sujeten
ya sean verbos,
manos de aire, besos enlazados
a la vertiente más emocional
a la memoria,
al tiempo...

pero a veces vuelve
arrojada a mis ojos por una leve mota
de color,
sentada en mis labios
cuando recito en voz baja
los temblores tristes y vacíos
que me visten desde ti

y es que hay una ternura que siempre sobrevive
y quiero que lo creas también
cuando descubras
que sigo tu camino plantando flores a tus pies
aunque no puedas verlas


(no siempre hay que ver para creer)
leer más   
19
22comentarios 105 lecturas versolibre karma: 115

Ausentes

Miro atrás;
hay esas pequeñas huellas
como estrellas de mar
que ahora yacen
convertidas en piedra.

Hace tanto tiempo que no hay luna llena,
que quiero romper
el rastro de los días con los dientes
para que se haga de noche de nuevo
y todo vuelva a ser sólo presente,
sin tiempo, sin condenas.

Pero el camino arde
y no admite regreso posible
sin perder la vida en el intento.

Jarro de agua fría al corazón sediento.

En el altar de la herida
enciendo un suspiro y dibujo
ese beso en la frente
con el alma encogida.

Llevo grabado en los ojos un pasado presente;
para mí,
no ha terminado aún la despedida.

Me he vestido de mujer paciente;
y mientras no suene un beso en el aire
sólo pido a la poesía
que reparta paz para los ausentes.
leer más   
17
20comentarios 108 lecturas versolibre karma: 95