Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Y así es el comienzo (Parte I)

Me gusta el amarillo es mi color favorito,
así como orar es mi equilibrio...
Me gustan las hojas de los arboles,
así como cantarte.
Dios guía mis manos y me convierte en su lápiz,
toda armonía tiene raíz,
y mis alabanzas un sentir,
soy ávida de aprendizaje pero muy tosca para discernir,
¿Qué quieres de mí?
De pronto me encuentro sumergida en un cuarto oscuro lleno de dificultades,
sin amor, sin esperanzas, y no consigo la salida, te digo: ''Padre, lo siento''
pero tu me respondes: ''Sigue caminando''
no debo cuestionarte, sólo debo confiar... Pero la verdad es que no siempre me he podido quedar tranquila.
Y así es el comienzo, exhalas tu presencia en mí.
Y así es el comienzo, me enseñas una nueva lección:

''Vive en mí, y yo seré tu luz''
leer más   
4
sin comentarios 41 lecturas relato karma: 65

Letras grandes

Podría empezar por describir lo que mis lapsos mentales me hacían olvidar,
viajes, cumpleaños, las fechas marcadas en el calendario pero jamás lo importante de mis letras,
pues, mis poemas son la prueba fidedigna de mi cordura,
es difícil explicar por qué estamos locos, aún cuando no lo estamos...
Si me dejan un espacio mi paz les dará una respuesta,
a ratos de locuras, suspira mi conciencia en tiempos de noble cordura.
Hoy mis pensamientos permanecen en constante construcción evitando accidentes,
es más fácil cuidar de tus agonías que de mi propia vida.
Y escribo en letras grandes los ecos de la soledad y las noches que persiguen mis sueños.
Y escribo en letras grandes mi nombre.
leer más   
7
sin comentarios 98 lecturas relato karma: 77

Llenarme de ruido

En las noches de silencio total puedo escuchar los zumbidos de letras que no me dejan descansar, despiertan mis pensamientos como una alarma que no deja de sonar.

Anoche mientras trataba de apagar el silencio y llenarme de ruido, comencé a reflexionar del miedo a mis sentimientos. ¡Sí! así es, miedo a mis sentimientos, ese amor que me persigue al cual huyo despavorida.

Sólo había aprendido de ti a saborear lo estrictamente carnal, a entregar los pedacitos de mi piel pero… ¿Qué hay de mí? ¿De mis afectos? no conocía más que el simple tacto. La respuesta estaban en unas evidentes palabras ‘’Comprar, comprar, usar y botar.’’ Algo que no se podía negar y de la cual eres un experto.

Sabía que estaba contigo pero sin ti, podíamos compartir mil cosas pero involucrar los sentimientos era un grave error, quizás a eso te referías a las veces que no me entendías, rompías y pedías empezar desde cero. Y se volvía cada día un espejismo en consumir el amor sin el amor.
leer más   
4
sin comentarios 76 lecturas relato karma: 43

¿El amor muerde?

«Los sentimientos duelen en los pensamientos y en la piel... »
Así empezaba aquella frase colgada en un pequeño cuadro de mi habitación;
Necesitaba más que la cura unos minutos de placer, me dispuse a desnudar mis palabras y a tirar a la ropa sucia las mentiras que me acaloraban aquella tarde. Cogí un poco de aliento, ya no tenía lágrimas que llorar,
no lo podía negar me pesaban aquellas huellas de dedicarle mil noches enteras mientras él jugaba a perderme,
podía sentir sus manos heladas tocando mi pecho, arrancándome de a pedazos su compañía.
Era evidente me había vuelto sedentaria de su amor de carácter sofocante y voz débil.
dejaba de sentir: ya no estaba bien, ya no estaba mal.
y cuando por fin se marchaba, volvía con cien verdugos que castigaban el querer olvidarle.
¿Qué será de mí si escribo desde el dolor?
¿En que me convertí al entregarme a las letras?
ya no alcanzaba alzar ni un poquito la voz porque mi boca estuvo llena de vidrios molidos que por infortunio confundí con azúcar,
¡Así se sentía su dulzura, y sus extrañas formas de amarme!
finalmente entendí que no regresabas por mí, regresabas porque no hallabas a dónde más ir, pues, era el único camino que sabías con perfección,
pero me satisface saber que con nuestro último beso también te romperás.
leer más   
5
1comentarios 92 lecturas relato karma: 58

Ojalá pudiera quedarme y silenciar la lluvia

El cielo se viste para mi,
un cálido sonido entre mis oídos que me hacen viajar tan lejos de aquí.
¿sabes? imagino correr entre árboles gigantes gritando tu nombre
perdiéndome y tú encontrándome.

Es como permanecer inmóvil dejando pasar la calma,
dando la bienvenida a la insípida eternidad
y esa sombra que me no me deja sola
es aquella incómoda compañía
que no temes pero sí inquieta.

Una nube cargada de emociones
se despoja gota a gota,
mientras danzando entre las aguas
la disfrazo con traje de gala entre la lluvia,
dejando a mi paso letreros de adiós...

rompeme los sueños y el alma
¡rompe a patadas éste infierno!
aleja de mi vida tu inestable amor...

y déjame moribunda a la suerte de esos animales salvajes,
llamados dolor,
total, las palabras jamás recuperan.


¿y cómo nos arreglamos?


ven,
porque solo tú
eres la distancia perfecta para olvidarte
pero somos los masoquistas perfectos de esta historia nociva.
leer más   
10
2comentarios 132 lecturas relato karma: 96

Un paso

Sólo las letras pueden apagar estos sentimientos tan putrefactos que desplaza mi ser,
irradio energía negativa y divago entre pensamientos inquietos,
la soledad es una eterna compañía bastante maligna que ahoga mis buenas intenciones.
¿Qué hay de mí?
sólo pedazos rotos de lo que pudiese ser: yo.
Entre sosiego y falta de virtudes, voy entre caminos rancios,
caminando entre vidrios rotos con los pies descalzos.
caminando desnuda entre las multitudes,
gritando en silencio ocultando la tristeza.
A veces soñamos ingenuamente el futuro e idealizamos fantasías estúpidas, aferrándonos a la fe sin medida de una buena vida ,
mientras caemos en el abismo de la realidad siendo aplastados por el pasado.
¿Qué hay de mí?
Una perra voraz de sentimientos e ilusiones,
de letras canallas y mártir de los recuerdos.
Mi existencia se hace trizas y me voy desvaneciendo en las llamas del olvido,
me siento y espero, tomo aire y me pregunto ¿vale la pena escaparse de todo esto?
Estoy cansada de ésta hostil realidad,
hoy me siento y...
Sólo me espero.
leer más   
4
sin comentarios 64 lecturas relato karma: 63

Retazos

Una tela larga y perfecta,
se entrelazaban pedazos de aquella tormentas amargas,
así... como el corazón cuando tiene miles de emociones.
La melodía de aquella canción que hace bailar, que hace cantar.
Nos hace lanzar al viento poesías incompletas, adornadas de carjadas,
nuestras caras desnudas con miradas fijas al cielo que se llevan los huracanes del alma,
dibuja para mi un te amo y la silueta de la nada.
Me quema vivir entre letras porque el silencio es lo que más se oye...
leer más   
14
4comentarios 162 lecturas relato karma: 103

Entre sabanas

Era luna su belleza,
recorrí los senderos de la luz,
gritaba su nombre en sueños,
y en las noches de insomnio
murmuraba mis deseos.
Oye, espera...
De a golpe sentía miedo a las alturas
pero sus besos me hacían bajar en paracaídas,
sus lunares eran mi paseo predilecto y navegar entre su espalda un millón de constelaciones,
rozar mis labios en su cuello y enamorarme de su piel,
abrazar sus caricias y degustar entre las sabanas cada uno de sus sabores.
leer más   
4
sin comentarios 64 lecturas relato karma: 51

dance of shadows

El viento posa sus caricias en mi cabello,
la suave melodía de las canciones de un domingo por la tarde y mis palabras inquietas se quedan cortas ante tanta nostalgia,
miro al cielo buscando respuestas,
estamos solos en este mundo maligno en un arriesgado abismo...
Las nubes intolerante me arrebatan el sol y la tempestad se vuelve la protagonista turbia de este anochecer,
mi sentimiento no es pasajero y la tormenta no apagará este infierno,
Duele y es eterno.
Firme y de acero.
Abrupto y perdido,
me toma de la mano y me suelta a medio camino, danzando entre sombras,
dejándome sin rumbo, sola y perdida, dejándome sin sentidos
dejándome...
Silence all around me.
leer más   
9
2comentarios 188 lecturas relato karma: 91

El gato negro

Le tenía pavor al gato negro de mi vecina, su caminar y su mirada daban escalofríos, la indiferencia de éste ante el ojo humano me ponía a temblar.

Una tormentosa lluvia se desataba aquel día.


Tratando de ignorar ese panorama tan tétrico, me senté en la hamaca y encendí un cigarrillo, estuve sentada tarareando letras de canciones mientras las colillas del cigarro formaron una enorme montaña.
Me aburría y el sueño de la tarde atacaba sigilosamente, me dispuse a acostarme en la hamaca me balanceé unos segundos y caí como muerta...

Un ruido bastante inquietante molestaba mi siesta. Mi mente no paraba de pensar por lo que estaba sucediendo, más grande era mi sueño que mis ganas por levantarme a averiguar. Un espantoso golpe sentí a la altura del pecho, sentí como si el espíritu escapaba de mi cuerpo, me levante gritando y al abrir los ojos una mirada fija y amarillenta me estaba observado, era el infeliz felino que se encontraba trepado encima de mí.

Peleando con otros gatos cayó justamente allí.
Hasta el sol de hoy el susto aún sigue impregnado en cada parte de mi cuerpo mientras los nervios me carcomen la tranquilidad.
7
sin comentarios 158 lecturas relato karma: 79

Distante

Agitas mis sentimientos y tambaleas mi seguridad,
percibir a distancia lo extrañable y
volverme fan de tus letras.

Tan masoquista,

¡No te vayas nunca! aunque a veces enojada de mi mente te he corrido,
sufriendo la distancia de los días tortuosos,
escribiendo en papel lo cuanto que te añoro.

En mis sueños hueles a girasoles,
debilidad que creía que no tendría nunca.
Y aunque a veces dueles,
me haces sentir la única en tu mente.

No soy buena con las palabras,
y estos nervios me carcomen,
sólo me queda escribirte que he aprendido a quererte,
a sentirte y a tenerte.

Estando lejos... Estando distante.



Para mi amor JAA.
10:10 p.m. 06/08/2017
leer más   
4
sin comentarios 90 lecturas versolibre karma: 50

Agonía

Hace algunos unos días le conocí,

frecuentaba bastante aquel lugar,

Su mirada era intensamente maligna y su voz angelical confundían a cualquiera

me invitó una copa de vino,

''estas hoy divina''

gracias, me volví a quedar callada.

Me encantaría saber, replicó ella:

¿me entregarías tu alma?

No era conocedora de esas cosas desde hace años dejé de amar,

su mirada penetrante me arrullaba los nervios,

mis lágrimas recorrieron mis mejillas y el dolor punzante en la cabeza en paz no me dejaría,

con una sonrisa acariciaba mi apatía,

Y se marchó... gritando me llamo Agonía.
2
sin comentarios 63 lecturas relato karma: 12

Mapa corporal

Abrázame fuerte que cada pedazo roto encaje,
relata al oído con detalles cuanto me amas y entre susurros...
¡quítame las dudas!
Acaríciame y piel a piel desnuda mis verdades,
que de a poco tus besos me devoran.
Exijo contigo otra visita y arráncame estas inseguridades,
confirma este mapa de huellas en tu memoria.
Mientras tus labios crean atajos, mis versos te acunan en mi pecho,
y registran en mi mirada ocasiones raramente oportunas, las muchas veces que mi cuarto te extraña.
leer más   
4
sin comentarios 144 lecturas versolibre karma: 45

a(mar)te

Sus ojos azules asoman a lo lejos la profundidad del mar,
y aquellos parpadeos como olas me hacen tambalear.
las manos como lanchas navegan entre mis hombros
entretanto tu boca unos tiburones que devoran todo,
compararte con el mar es sublime y bastante misterioso.
amor mío, pero que te digo si esos ojos azules son tormentosos
me ahogan, me sueltan y me lanzan a la orilla de tus arenas.
leer más   
12
2comentarios 98 lecturas versolibre karma: 65

¿Y si nos sobra tiempo?

Dime en qué espacio de mi cuerpo,
se quedaron atrapados tus besos,
en mis labios, en mis piernas o mis pechos,
¡Dímelo! y hago detener el tiempo,
soy como el hielo,
pero de a poco me derrito,
la distancia de un cuello,
y lo cerca de un beso,
recorriendo sin manual tocando al azar,
desencadenando deseos
y en mi defensa puedo decir que sentir tus labios es todo lo que quiero,
te tomo de la mano descifrando caricias
y aunque a veces dejo escaparte,
estas impregnado en mis lunares.
¿Y si nos sobra tiempo? empezamos de nuevo.
leer más   
5
sin comentarios 297 lecturas versolibre karma: 49

(ad)m i r a r t e

Querido Amor,

Es increíble como la vida nos asombra con cosas tan singulares.
A veces es el desafío,
una mirada que sea el reflejo de nuestro ser,

Y mirarte,
se vuelve un episodio extraordinario.

Mirarte,
y darte hasta mi última gota de amor.

Quedarme liviana...

Mirarte,
en un estado increíblemente neutral.

Mirarte,
incluso cuando me desplomo porque aún estando rota siento amor.

y cuando tú empiezas a mirarme,
no sé que hacer,
pierdo el control.
leer más   
4
2comentarios 170 lecturas versolibre karma: 25

A mi patria

Se escuchan suaves trinos del cantar bravío de las aves en sus nidos.
Dulces aves libres
que alzan vuelo desde las montañas...
¡Ay mi querida! si pudiera clavar en tus arenas los versos míos,
montarme a caballo y recorrerme todo este paraíso,
contarme cada atardecer como si jamás los hubiese visto y andar entre tus calles mientras en cada puerta cuelgo ilusiones.
Sentarme entre tus ríos y comteplar el recorrer de esa agua que sana.
¡Ay mi querida! si pudiera tejerte entre mis sueños y dejarte pegadita a mí.
Renacer en cada unos de tus rincones.
Acunar entre mis brazos la esperanza de mi pueblo y destilar el porvenir de lo nuevo.
¡Ay mi querida! No existe delirio alguno que rompa el transitar de mi patria entre mis venas y gritar al viento el palpitar de mi corazón.
Deambular en las orillas de tus playas, buscándote entre tus atardeceres el recuerdo de lo que eres,
Dejándote entre mi pluma...
Sublime poesía.
¡Ay querida mía!
¡Ay patria mía!
leer más   
8
4comentarios 186 lecturas versolibre karma: 70

Disonancia en el bosque

Danzas al estilo nuestro,
las brujas vienen por ti,
los cuervos alejan al visitante,
los lobos aúllan a los lejos,
¿Y a dónde van nuestras almas?
¿ a dónde va nuestra esencia?
un pequeño limbo se abre en el bosque,
los corazones rotos como desierto y otros sin sabores,
el puente cae y corta nuestro correr,
las hojas del otoño amortiguan nuestra caída,
las nubes se alejan y la luna llena se asoma para nosotros
los hechizos nos congelan y nos deja con sed,
el fuego emerge dentro de las llagas rompiendo el silencio,
la imaginación nos enloquecen y vemos niños bailando en el infierno,
incómoda postura que desgarra mis entrañas,
existe otra puerta del mundo que no me atrevo a cruzar,
reinan los demonios de mi ser queriendo permanecer,
estamos en un lugar oscuro...
esta es la tierra más triste, todos caeremos esperando no recordar.
leer más   
3
sin comentarios 67 lecturas versolibre karma: 24

A veces, dicotomía

Besos cálidos que arrancas de mi alma, te elijo a ti, mi fiel amante.
Brillante y serena noche que desborda pasión, te entrelazas en mis caricias y no me sueltas, vida mía.
Extrañarte sin condiciones, sin dolor, sin restricciones. Pensarte ahora y siempre...
Caminar hasta el sendero de tu dualidad y acunarme entre tus inquietudes.
Susurrar a tu oído verdades y gritarte a lo lejos mentiras.
Sentir en mi pecho los dardos de tu indiferencia rompiendo con habilidad cada sentimiento, quedarme a tu lado estando lejos.
Soy tuya entera aunque en el camino me quede en tu espera.
leer más   
5
3comentarios 252 lecturas versolibre karma: 41

Como la primera vez

Mientras estaba en la ducha revoloteaban pensamientos sobre lo que fuimos alguna vez, era como si me pidieras a gritos que pronunciara al menos tu nombre -ya después de tantos años- ¿será que se encuentra bien? me preguntaba mientras salía de la ducha, tomé mi toalla y empecé a secar cada parte de mi cuerpo, hoy se sentía diferente no era mi toalla la que me sacaba aquellas gotas que bajan por mi cuerpo, no, eran tus manos que sutilmente lo hacían, eran tus manos las que estaban allí presente; en ese instante tuve un flash de recuerdos: los dos juntos, aquella primera vez donde sin miedos, sin tabúes e incondicional uno del otro entregamos todas nuestras piezas para volvernos solo una, una indestructible. Aquel momento único donde me sentía más mujer que nunca, donde el amor tendría para siempre otro significado ‘’abrir nuestras almas y amarnos toda una vida, aunque estemos cerca, aunque estemos distantes’’ fueron aquellas palabras las que quedaron eternamente marcadas en nuestra piel y no lo quisimos entender.
Desperté de aquel recuerdo que avivaba en mí aquella pasión que tenía escondida en el rincón más lejano de mi corazón. Sonreí como la primera vez y no pude parar en ningún momento, ni la soledad que hablaba en mi habitación pudo desmoronar tanta felicidad. La tarde se volvió cómplice poco a poco de cada sentimiento; desde lejos se escuchaba aquella hermosa canción, aquella que nos dedicamos antes de despedirnos.
En tanto tiempo no vinieron en mí lágrimas de tristezas y de te extraños innumerables, porque entendí que estando lejos nos seguíamos amando como la primera vez, porque entendí que tus caricias aún me seguían desnudando el alma.
leer más   
4
sin comentarios 98 lecturas relato karma: 27