Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Bolero

La música entra por mis oídos
en forma de notas y sale por
mi boca
en forma de pétalos,
en palabras, en
versos-besos.

más si es un bolero
tocado en una tarde
de noviembre,
septiembre,
abril

o junio.

a la 10 de mañana
a las 3 de la tarde
a las 8, o 2 de la madrugada.

Boleros para llenar
al tiempo de espacio
y al espacio de versos.

Alejandro Guadarrama

(Fetén Fetén, Bolero para una tarde de septiembre, www.youtube.com/watch?v=UmHLqXLWtKo)
leer más   
5
1comentarios 18 lecturas versolibre karma: 71

Dos flores

Soñé que nos soñabas
en medio de un campo
pintado de miles de colores;
por aquí pétalos de jacarandas
por allá arboles de orce.

y que eramos dos girasoles
que miraban el cielo
mientras caían celestes
los astros entre nosotros

y que la tierra
era nuestra cobija
que nos unía
y nos daba calor.

Dos flores.
leer más   
9
5comentarios 54 lecturas versolibre karma: 88

No eres tú, soy yo

“No eres tu, soy yo”, me dijo. O más bien fue “No sos vos, soy yo con mis mariconadas”, lo dijo con el peculiar acento caleño. Me lo dijo un día por la tarde, en el atardecer, todo un cliché de telenovela mexicana. Pero realmente no era ni yo, ni ella; era el amor que nos teníamos y, también el que no teníamos, pero queríamos tener, pero no nació en México, ni yo en Colombia y así quedamos malditos por un la distancia de donde no decidimos nacer. Al final, no es ella, ni yo.
leer más   
9
sin comentarios 134 lecturas relato karma: 88

Polvo

EL polvo recorre
todos los cuartos
de la casa;

todo hueco,
toda hendidura
hasta la más mínima
diminuta

Toda vez que
intentamos despojarlo
la brizna le sirve de refugio;
fugazmente y poco a poco
va retomando lo que
le fue arrebatado
lo que es suyo;
su casa.

empezando por la uñas,
y terminando
por nuestros pulmones
porque polvo somos
y en polvo
nos convertiremos.

Alejandro Guadarrama
leer más   
10
2comentarios 41 lecturas versolibre karma: 91

Voy rumbo

Voy rumbo a una calle
sin nombre
siguiendo los pensamiento
más sensibles de lo que no soy yo

Siguiendo la brisa de la nostalgia que choca contra mi nuca
mientras siento la tierra melancólica y el palpitar de la luna.

mi cabeza se resiste como un ajedrez en juego
mis piernas son dos números que frenan

mi sexo un caballo sin celo

pero mi alma un volcán en celo
que me hace dar un paso tras otro.

La calle me da la bienvenida
me invita a dejarme llevar
por su sonrisa,
por la nostalgia,
por el misterio
por la miseria.

"¡Bienvenido seas
a la calle de la vida!"

dice un letrero,
pero no le creo.

La razón no me lo permite.
pero mi cuerpo se avienta
y se vuelve un naufrago
que naufraga, pero
que se siente en su casa.

Un vagabundo que vuelve
su techo el cielo,
y el suelo su almohada

Alejandro Guadarrama
leer más   
12
2comentarios 77 lecturas versolibre karma: 89

locura de la locura

tu mirada
la encuentro
mirando hacia el cenit
del techo,
en la noche, entre el día,
entre el frío, entre la niebla.

sujeto al recuerdo,
a la voces de mi cuarto;
tus voces.
Sujeto a la nostalgia
Sujeto a mirar el cielo,
entre la noche y entre el día.

No es algo religioso,
no es la metáfora mítica,
sólo es la manía de querer
estar a tu lado,

-es la locura de la locura,
locura melancólica
de sentirme vivo-

de mirar a un lugar
y encontrarte

mirar a las estrellas
y aliernarnos a ellas,
sentirte cerca,
en una mirada,
en un movimiento

y lanzar palabras
y esperar tu respuesta.

respuestas que llegan
en forma de polvo estelar
y las tomó en un frasco.
y las guardo en mi pecho.
leer más   
8
4comentarios 46 lecturas versolibre karma: 85

Último adiós

Las dulces palabras
de despedida de
aquellas personas
qué se amarón.

Esa promesa que
jamás se cumplirá,
de que ese Adiós,
no será el último adiós.

Se recordarán y
se pensarán sólo
como un sueño
pasado.

Suspirarán como
aquel soñador que
quiere vivir
en sus sueños,

pero que cada vez,
poco a poco, va
olvidándolo hasta
quedar el mero
sentimiento de que
-en algún momento-
hubo una imagen.

Y suspiran, no ya
por querer vivir
en el sueño, sino
porque lo olvidaron.
leer más   
10
4comentarios 67 lecturas versolibre karma: 93

Me cuesta respirar

Me cuesta respirar.
Sólo exalo los gritos
Atorados en mi interior.
Sólo inhalo la falta de alivio
De mi alrededor.

Mientras como,
en una servilleta,
Escribo un nimio poema.
Y me limpió con ella
El tormento que se
Encuentra en mi corazón;

Esperando
que al terminar e irme
La presión se quede y se vaya,
Junto a la servilleta,
a su lugar

Y así
Poder respirar mejor
leer más   
4
2comentarios 44 lecturas versolibre karma: 69

Instrucciones para tener un beso sabor a vino tinto

para C. Y.

Antes, es necesario tomar en cuenta dos cosas: que hay besos que se dan sin darse, que se dan en el entrecruzamiento de miradas y que se responden con discretas sonrisas; y que un beso no sólo es un beso, es el comienzo de una historia.
Lógicamente, es necesario, para tener un beso tinto, haberla besado antes con la mirada, a veces, sin que haya dado cuenta y por supuesto una botella de 750 mililitros de cualquier vino, ya sea barato o caro, esto es lo de menos.
Se necesita una balcón que se encuentre lo más alto posible, dos sillas puestas una enfrente de la otra lo más cercano posible para que se toquen la rodillas; un altavoz para que la música rodeé tiernamente el roce de la manos y los abrazos que se vayan suscitando.
Después de unos tragos, conforme a la música y las caricias de las palabras, el beso llegará sin avisar mientras se ven como se van acercando en sincronía a los latidos del corazón.
Al hacer contacto los labios comienza la degustación. Saborea todos los colores y olores, pero también los recuerdos (será inevitable). Sentirás el tabaco recién encendido; el recuerdo de la comida que cocinaron juntos; los besos de la noche pasada donde recorriste con la mirada la silueta de su cuerpo, las constelaciones de sus lunares que destellan como las estrellas en la noche; noche de marfil en una noche oscura que te deja ver el azul de sus venas y te hace preguntar si su sangre es de un solo color o cambia cuando pasa por su corazón, si termina en su ojos o la punta de sus dedos.
Saborea, no olvides saborear cada momento, cada instante, desde la primera vez que la viste hasta los momentos antes de conocerla. Saborea, saborea y al final, sentirás un sabor amargo y dulce (como ella) que proviene de la fermentación de las uvas del vino caro o barato. Saborealo hasta el último día de tu vida.
leer más   
5
2comentarios 72 lecturas prosapoetica karma: 69

Creí habeter visto

Ve, Juliana.
Ve que te he visto.
Te he visto caminar;
He visto -a lo lejos-,
Una silueta parecida;
Una tez similar;
Un caminar no tan dispar.

Ve, Juliana.
Ve que te he visto,
O al menos eso creí,
Porque sé que no eres tu,
Porque si fueras tu,
Tu estarías en Medellín,
Caminando por barrientos
O yo recorriendo las calles de Cali:
Tus calles.

Creí que te vi
Y qué te sentabas a
Unos cuantos metros de mi.
Pero no eres tú,
Porque nuestra naturaleza
Es la distancia
Pero la cercanía de nuestras palabras.

Creí que te vi,
Pero no es así
Sólo son tus palabras
Buscando materializarse
en cualquier silueta

Son las palabras tomando formar
Tomando cualquier silueta,
Cualquier caminar,
Cualquier tez,
En cualquier momento,
En cualquier tiempo.
leer más   
10
6comentarios 77 lecturas versolibre karma: 95

Infinito

El cielo es infranqueable
detrás de las ventanas.
el cielo sólo es traspasable
si eres un astronauta.

Si te remontas al cielo
si te dejas caer al mar de estrellas
si rompes la ventada de tu cuarto
y si estás dispuesto a dejarlo todo
por las estrellas, por
lo infinito...
leer más   
1
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 20

Intermitente

Intermitencia gramática
Del te amo por la noche,
Como la estrella del Norte
Que tirita en el cielo o
Como un cielo nublado
A medio día .

Pierde el camino,
Lo encuentra,
Siente calor y las
Nubes lo enfrenta,
Enfría la tierra.
leer más   
15
9comentarios 76 lecturas versolibre karma: 96

Ni perdón, ni olvido

Los pájaros por
La mañana cantan.
El sol despeja la noche
Y las niñas y niños
Cantan honeres a la patria;

(Unos años antes del 1918 cordobés,
Unos años antes del 68 de tlateloco)

Cantan con su mano en el pecho
Cantan a la patria que los asesinarå
Por quierer salvarla

A esa patria comprada
Vendida, traicionada por unos cuantos
Y salvar su propia educación

"¡ni perdón, ni olvido!"
Es lo que cantaran años
Después. ya no sólo en
Las explanadas de las escuelas
Sino en las calles, en las carceles
A los desaparecidos.

Gritó de indignación
Lucha y resistencia.

Gritó de ¡ya basta!


Alejandro Guadarrama

A 100 años del movimiento estudiantil argentino y a 50 años de la masacre de Tlatelolco
leer más   
2
1comentarios 27 lecturas versolibre karma: 40

Derrame

No es comparable
El mar,

Ni siquiera el tiempo
Lo logra arropar

El mundo sólo es
Un recipiente sin más
Y mi sentimiento
Desborda el mar.
leer más   
4
sin comentarios 23 lecturas versolibre karma: 67

cuando

Cuando se encontraron
se dijeron "seremos
nuestra hermosa contradicción"

cuando se besaron
se dijeron "seremos
la más grande
contradicción"

cuando se separaron
se dijeron " somos
complemento y diferentes
a la vez"

cuando ya estaban lejos
se pensaron
"seremos el amor de
nuestro tiempo
tal vez"

Cuando se olvidaron
y se recordaron,
se dijeron a la distancia
"seremos lo que sea, pero
nos amamos en un momento
donde nadie quería amar"
leer más   
9
2comentarios 87 lecturas versolibre karma: 107

Quiero huir

Quiero huir
quiero salir corriendo
de este pueblo maldito

correr y no mirar atrás,
que no se abra un capitulo nuevo,
sino un libro completo;

comenzar de ceros
y que sea el uno;
el día uno;
el segundo uno.

Quiero huir de ti
quiero huir de tu figura
y de este puto cielo.

Quiero huir,
-yo tan inocente-;
que no basta alejarme de ti,
que tu ya esta lejos
no basta huir de este pueblo

yo tan inocente
que quiero huir,
pero no de ti,
no de este pueblo;
que quiero huir,
pero de mi mismo

que no eres tu
que no es este pueblo,
es lo que tengo dentro.
No importa a donde
me vaya, es del recuedo y
la nostalgia de lo que
quiero huir.
leer más   
10
5comentarios 84 lecturas versolibre karma: 108

La vela del alma

La he visto sentada, todo el día, enfrente de una vela; hace frío.
- No puedo superar esta etapa- Le habla a la vela.

Ella intenta que no muera su flama, pero su cuerpo derretido insiste en asesinarla.
- Tal vez, ese es su destino – le digo en algún momento de esta fría noche, pero parece no escuchar.
-  Obstinada – Susurro
- Tal vez, ese sea su destino y lo único que podemos hacer es tratar de alargar su llama – responde al susurro, sin mirarme.

"Tal vez, por eso estamos juntos", pienso en decirle. Pienso que lo que dijo es la metaforización de toda la vida.

- Tal vez, por eso estamos juntos –me lee la mente – para tratar que nuestros cuerpos no nos asesine y que, al menos, por un momento más, nos recuerden
- Tan sólo un poco más – respondo mientras muere la flama y cobijo su espalda.
leer más   
11
7comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 106

espero

para JG


Que belleza
es pensarte aquí;
que felicidad soñarte así;
soñar que despierto
junto ti
y pensar que
sueñas junto a mi.

y que me extrañas
y que te extraño

que extraño tomarme
una birra junto a ti
en medio de
las flores en el cielo.


Por la noche,
finjo abrazarte,
acurrucarme,
como las estrellas en el cielo,
en tus brazos y en tu pecho,

Por la mañana,
tomo dos tazas de café
-la tuya y la mía-.

Y a medio día,
compartimos un tabaco
-sólo uno porque
queremos dejar de fumar- .

Y te escribo que te amo
sin enviarte el texto
y te digo que te quiero
aunque sólo lo escuche el tiempo

y espero que no se acabe este sueño
y espero que no se acabe el tiempo
espero que no se acabe lo nuestro
leer más   
12
6comentarios 60 lecturas versolibre karma: 128

Vida

Una pequeña fisura
me encontró pululando
Me incruste en ella débilmente
-la única manera que podía-

Me encontró y yo
me refugie ahí,
Sabiendo que un día
me tendría que ir

Mi cuerpo frágil esta
siempre a la deriva,
dispuesto a cualquier
torbellino, cualquier brisa
de polvo estelar

Un día me iré
pero me aferraré
lo más fuerte posible,
la abrazaré,
esperando un día
volver a caer.
leer más   
16
8comentarios 82 lecturas versolibre karma: 106

Tejiendo versos en pétalos

A menudo, por las noches
abro mi ventana donde
hay un árbol y detrás el cielo;
me quedo mirando las estrellas,
esperando respuestas
Botellas que contengan tus palabras;

respuestas a las flores que aviento
Flores que llevan cantos,
Que llevan versos,
Que llevan “te extraños”,

Pero después de mi ventana
No hay nada más que cielo.
No hay mar,
No hay olas que arrastren hasta mi
Tus besos.

Aun así, todos los días,
antes de dormir
veo detrás de mi ventana,
mientras tejo versos en pétalos
leer más   
11
8comentarios 91 lecturas versolibre karma: 109