Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Luz

La sonrisa es lo último que debes perder.
Es tu arma.
La calma que desprendes mientras oyes,
cantas,
bailas,
hablas.
La seguridad en ti misma,
cuando nadie daba un duro por ti,
y ahí estabas tú.
Como el viento en Otoño,
repiqueteando las persianas
de una habitación
de cualquier adolescente.
Recordándole que aunque hubiesen vendavales,
tormentas tropicales,
cataclismos
o lluvias torrenciales
el Sol siempre estaba al otro lado de eso.

Y siempre era el que más ileso salía.
Por que el que brilla,
es sencillo,
da luz.
Y eso es lo que tú eres.
Luz.
leer más   
6
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 80

Poesía

Estoy sentada en un vagón, destino mi casa, con pocas ganas de alargar el día y en definitiva intentando sacar lo bueno de la vida.
Hay a mi izquierda un señor, de mirada perdida, ojos caídos, manos agrietadas y una respiración que solo me invita a la paz,
aunque no creo que sea la que sienta dentro.
Tiene delante una ventana preciosa donde hoy cae un cielo rosa con algunas nubes y retales del humo de un avión que nadie sabe a dónde va.
Tiene ese bello paisaje delante y sin embargo él mira al suelo.
Me pregunto por qué. Y mientras escribo esto pienso en que como puede ser que a lo largo de una vida a uno le quede la mirada tan triste como a este señor.
Cuántas veces habrá reído de felicidad o habrá apretado la mano de alguien con tantas ganas que acabó en amor.

Para mi sorpresa contiguamente a la derecha del señor, hay una chica. Parece Pocahontas.
Su mirada es diferente, pero no feliz.
Ella mira al frente, no hacia el suelo, pero mira al frente como el que no tiene donde mirar.
No creo que se esté fijando en el paisaje.
Que sigue rosa.
Quizá le han roto el corazón.
O quizá está apunto de romperlo ella y nadie lo sabe.

A veces un poco de poesía hace que la historia cambie. Imagino que por eso escribo esto, porque lo que se ve con lo que uno puede imaginarse, no tiene mucho que ver.
leer más   
4
2comentarios 39 lecturas relato karma: 61

Adjetivos

La certeza de no saber si volverás a ser,
a estar,
o (a)parecer.

La duda del que tiembla recordando un recorrido,
fácil,
grácil.

La alegría de recordar los momentos,
casuísticos,
claros.

La dificultad del que nubla la esperanza,
borrosa,
lejana.

La fuerza del que pierde lo que quiere,
injusto,
inefable.

Siempre habrá un algo para un alguien que esté a punto de todo. Por eso, se debieron crear los adjetivos, precisamente para describir como cada uno ve su historia, desde portadas diferentes, pero con las mismas hojas.
-Y ojalá todo se escribiese desde el anonimato-
leer más   
5
1comentarios 46 lecturas versolibre karma: 65

Ella

Ella es como un meteorito a punto de llegar a su destino final, inconstante,
pero i m p a r a b l e.
Es como cuando la melodía y la letra hacen música
y piel de gallina.
Ella se considera I n v i e r n o, pero el Sol le regala más de lo que cree.
Vive en una lluvia constante, por eso está tan cómoda en cualquier tormenta.
Ella es de las que creerán en ti hasta que lo consigas,
y si el problema es que no sabes lo que quieres,
te enseñará lo que conoce.
De las que cuándo se acaba el vino
acelera en marchas.
Ella es de las que sabe lo que quiere,
y aunque sea mucho en realidad,
no parará hasta conseguirlo.
Ella es de las g u e r r e r a s,
no te va a dar la razón
y menos si eres un cualquiera.
Pero eso si, disfrutarás de cada debate.
Ella creció delante del mar, así que ya os podéis imaginar.

Es cómo cuando la incoherencia, el miedo y las ganas se juntan.
leer más   
4
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 51

-I N T E N S A-

S o y e s a,
l a c h i c a i n t e n s a .

La que dicen que siente demasiado,
f u e r t e.

La que ensañan por l l o r a r,
o por r e í r.

La que no teme s u f r i r,
pero le da miedo m o r i r.

La que se pierde en las sabanas
de un d e s c o n o c i d o,
por ver si se encuentra.

Soy la que se ayuda,
porque no cree que N A D I E vaya ha hacerlo.

Soy la que teme las despedidas,
aunque la realidad es que duele más quien no lo hace
y s e v a.
leer más   
17
4comentarios 67 lecturas versolibre karma: 88

Te deseo

Te deseo ser feliz aunque estés haciendo las cosas mal conmigo. Te deseo ser feliz pero en la soledad. No te mereces que nadie te quiera, tú no aceptas que te quieran de otra forma que no sea la que a ti te vaya bien.
Te deseo que aprendas. De ti. Contigo. Sin nadie. Que te sientas solo, y veas, que no se está tan mal. A veces nuestros monstruos son nuestras mejores compañías, para aprender, para vivir. Te deseo justicia. Ya se la tomará contigo quién la merezca. Te deseo inspección, de tus malas acciones, de tus miedos y de tus principios.
Te deseo ser feliz,
y te dice una experta que para ello,
también te deseo todo lo que va antes.
leer más   
3
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 33

Hay mujeres

Ella es arte,
caos y destrucción.
Ella es poesía,
verso y prosa.
Ella es tiempo,
calma y nervio.
Ella es vida,
desde el principio
hasta ahora.

Hay mujeres que te enseñan que no importa el tiempo que pase, cuando la vida se tuerce, no queda otra que echarle cojones. Y eso es lo más importante. Tu verdad. Tu realidad y tu historia. Lo que prevalece ante todo, siempre será tu coraje ante las cosas y la valentía de no haberte quedado tumbada ante las adversidades, si no haber cogido los guantes y luchar con todas tus fuerzas.

Gracias abuela.
leer más   
11
3comentarios 73 lecturas versolibre karma: 77

Para toda la vida

Te lo dije, y no me hacías caso.
Intenté hacerte entender que la mejor forma de querernos no era hacerlo por que sí, si no porque nos habíamos escogido. Intenté hacerte entender, que el miedo que le tenias al arriesgarte no era otra cosa que esquejes de sueños mal cumplidos de tu pasado, que estabas permitiendo que decidieran tu futuro, nuestro futuro, juntos.
Recuerdas el paseo por esa playa tan larga, que creías algún día tragarían las olas?
Nosotros éramos un poco así. Eramos paisaje bonito pero con mal augurio.
Reíamos (sin parar), bailábamos (aunque poco), apostábamos (por nosotros), luchábamos (demasiado).
Y es que cuando las cosas no son sencillas, cuando hace falta tanta gasolina para que arranquen, ya són demasiado forzadas.
Y nuestro paisaje, estaba demasiado alterado.
Hecho de menos la firmeza de tus brazos, o tu mano a cualquier hora. Tus ganas. Esas que perdí, por culpa del desgaste de luchar.
Y es que oye(me)... no se puede estar en todo.
Aún así, estoy segura de que el sonido de tu risa es precioso a día de hoy, de que de una forma u otra has aprendido, y luchas (singular), por ser mejor.
Siempre me has querido enseñar que jamás se conoce al 100% a una persona.
A día de hoy, te doy las gracias por esa premisa, me hace darme cuenta, de que al menos, saqué de ti algo para toda la vida.
leer más   
3
sin comentarios 12 lecturas versolibre karma: 38

Tiritas

Cuantas heridas estarás intentando tapar con las tiritas que al azar te aparecen?
Te importan?
Te delatan...
Al fin y al cabo es normal que vivas lo que pasa, te hacen daño y no sabes por donde empezar a sanar, se hace grande el caos. Comienzas a vivir con la incertidumbre de quién será el siguiente, de cuando aparecerá, y de cuantos tequilas te costará la broma.
Es difícil entender que lo que para ti es importante, para otro puede ser una broma del destino, y viceversa. Que quizá los besos de segunda que tu das, son los business para el que los recibe...
Pero siempre nos exponemos a lo mismo.
A los mismos.
Por lo mismo.
Y al final, de eso se trata la vida, de luchar, por lo que crees, cuando crees
y por que no te queda otra.
leer más   
3
sin comentarios 28 lecturas versolibre karma: 24

Jugando

Seguramente estemos yendo en direcciones distintas,
esta noche
de Luna a medias
aunque tú no lo sepas.

Aún así, confío en que si tu eres para mí
sin yo saber que soy para ti,
un día a mediados de mes
nos dé por descubrirnos curiosos,
(casi) sin querer,
en cualquier sitio que no sea en nuestros miedos.
leer más   
10
2comentarios 53 lecturas versolibre karma: 79

Era

Era de las que dormía siempre en el lado de la cama cercano a la puerta.
Quizá por si había que huir,
quizá por si debía cerrarla.
leer más   
17
10comentarios 108 lecturas versolibre karma: 78

Para ti

Cuando es por miedo que te quedas, no por ganas.
El miedo que te arranca las sonrisas cada mañana.
La incertidumbre del después, o las certezas del ahora, que no eres capaz de explicar.
Esas dudas que te acaparan los sentidos,
que no te permiten arrancar del todo.
No importa, por mucho que lo huyas
todo alcanza.
Y es precisamente por eso,
que mejor déjalo ir,
o mejor,
vete tú.
leer más   
5
sin comentarios 57 lecturas versolibre karma: 60

Como cuándo

Cómo cuándo éramos niños y nos acercábamos a la zona que cubría.
Cómo cuándo probamos algo nuevo, que gusta, pero asombra.
Cómo cuándo no lo tenemos muy claro.
Cómo cuándo vives y ves, que las cosas son distintas con el tiempo.
Cómo cuándo pierdes y crees que volverá a funcionar.
Cómo cuándo de todo dudas y no sabes como salir de esa espiral.
Cómo cuándo el tic-tac nos dice; déjalo pasar, que lo mejor está por llegar.
Cómo el cuando: no te hagas caso, deja de soñar.
Cómo el no te ilusiones, que de nada servirá.
Cómo el tiembla, que de esto aprenderás.
leer más   
7
sin comentarios 39 lecturas versolibre karma: 60

A qué

Miedo a recomponerse
por el temor a volver a romperse.
Ansias de vivir
con miedo a descubrir.
Parches para los descosidos,
que sabes
serán temporales.

Temporales descosidos,
que sabes son parches.
Descubrir con miedo,
las ansias de vivir.
Romperse con temor,
recomponiéndose con miedo.
leer más   
5
sin comentarios 36 lecturas versolibre karma: 42

Ni te imaginas

Ni te imaginas cómo me tiemblan las piernas,
imaginando tu aliento creando un camino entre ellas.
Ni te imaginas cómo respiro,
imaginando tu pelo entre mis manos, sudado, rizado.
Ni te imaginas cómo jadea mi mente,
imaginando que tocas todo lo que no me han sabido tocar.
Ni te imaginas mi curiosidad,
imaginando todo lo que creía que no me llegaría a gustar.
Ni te imaginas mis ojos,
imaginando los tuyos, buscándome, con lujuria.
Ni te imaginas mi boca,
imaginando la tuya, sobre cualquier recoveco que exista.
Ni te imaginas mis ganas,
imaginándote a ti,
conmigo,
en mi cama.
leer más   
12
2comentarios 102 lecturas versolibre karma: 74

Tipos

Existen tantas clases de personas en el mundo;
están las que sonríen porque tienen un motivo para hacerlo o los que lo hacen porque es más fácil aparentar que estas bien
a explicar porque no lo estas.
Están las que huyen porque no saben que hacer o porque están perdidas,
y las personas luchadoras, aunque en algún momento, hasta el más luchador necesita huir.
Están las que avanzan, las que corren si hace falta aunque nunca se esperasen ser de los que se suben a una cinta y no paran de correr hasta que no aguantan más,
y luego están las que no te dejan avanzar, ni correr, ni emocionarte.
Están las personas tristes y las que son el motivo de tristeza,
aquellas que no transmiten,
porque solo deambulan y no son capaces de gestionar nada de lo que llegan a pensar.
Están las personas amables, que se han levantado con el pie derecho
y se sonríen al espejo sabiendo que es su día,
y se han dejado el izquierdo para alguien que no se arriesga a estar bien.
Estamos los soñadores, los que con un poco de imaginación y ganas creamos un mundo.
Porque sea cual sea la acción que hagamos siempre la realizaremos como la primera vez.
Y puedo considerarme una de ellos.
Están los que tienen miedo a sentir, porque les han hecho sentir demasiado alguna vez,
y no los juzgo, es difícil entenderse a uno mismo a veces.
Están los que dudan, porqué tampoco es muy humano tenerlo todo tan claro,
de vez en cuando uno tiene que perderse un poco para saber qué quiere realmente.
Están los cortantes, los que ante cualquier situación se vuelven una roca y deciden
encerrarse y taparse, meterse en su caparazón, como las tortugas.
Y en definitiva estamos todos,
intentando saber llevar cada forma de ser.
Tú...¿cuál de todos eres?
leer más   
5
sin comentarios 69 lecturas versolibre karma: 55

Soy

Soy de las personas que aman la comunicación. El transmitir y entender. Soy de las que aunque no lo parezca, se esfuerza en cada letra, en cada estrofa. Milimetricamente cuidada. Soy de las que ama ver el Sol salir, y caer. De las que si tapas los ojos y sujetas con fuerza, se deja llevar.
También soy de las que camina sola. Aprendiendo siempre que uno es, no siendo con otro, que más que nada éste complementa, o mejora.
Soy de las que sonríe cuando ve un niño jugar, con entusiasmo o simplemente sonriendo. También soy de las que pasan miedo, no a la soledad, pero si a la incertidumbre de perderse en la comodidad de ella. Por que si algo es cierto, es que siempre he sido mejor sola, hasta el momento.
Soy de las que hablan, y no por ser escuchada, si no por que no me gusta que me manden callar, aún siendo fan del silencio (voluntario).
Soy de las que siempre van a creer en ti, pero solo y cuando tu lo hagas primero. Es muy fácil querer que hagan las cosas por ti.
Soy de las que viajan. De las que cuando se asoman a la ventanilla del avión y miran, sueñan. Soy de las que se van quitando corazas, esas que te hacen crear, para no sufrir, aun sabiendo que siempre es necesario, para crecer,
y creer, o dejar de hacerlo en según qué.
Soy de las que aprenden, para nunca dejarse nada en el camino. Nada que yo quiera saber, porque siempre se me pasa algo.
Soy de las que sueñan, con algo mejor, y no porque sea una ilusa, si no porque creo que todo siempre quede mejorar.
Soy de las que creen en los sueños de los demás, porque la ilusión de cada uno, mueve el mundo.
Soy de las que se han mentido a si mismas, para creer en algo que no es. viviendo en un engaño que no aporta nada. Soy últimamente muy selectiva. Mas que nada para crecer rodeada de lo que si vale la pena.
Soy de las que trasnocha, no sé porque, pero me es más fácil dormir, si se que lo he dejado todo aquí, en el papel, y para esto, me hacen falta horas.
Soy de las que entienden que hay que ser perseverante, y lo soy a ratos, porque me cuesta mucho la constancia, pero algo es algo.
Soy de las que se ponen en tu piel y piensan en como debe ser llevar tus zapatos. porque retomando este principio, me encanta transmitir y entender.
Soy de las que pagaría millones por saber qu piensa todo el mundo, aunque también sé, que muchos acabarían decepcionandome.
Soy de las que prueba, de a las que no les dan miedo los cambios, aunque estos, conlleven perderse.
Soy de las que llora, porque como la lluvia, limpia.
Soy de las que siempre te dirán arriésgate, porque lo he hecho y me ha salido bien, y mal.
Soy de las que luchan, porque siempre me ha parecido que lo fácil no vale la pena.
Soy de las que han roto el corazón, pero aún con miedo, sigo creyendo en el amor, porque jamás me ha defraudado cuando ha activado su maquinaria en mi.
También soy de las que los ha roto, y sigo creyendo que no siempre todo sale bien. Y que a veces duele,
y dueles.
Aún siendo todo lo que soy, a veces creo que no se quien soy. Y esto cada vez me gusta más, porque me dan ganas de seguir improvisando para conocer, de todas las que hay, mi realidad.
leer más   
11
1comentarios 119 lecturas relato karma: 71

Guerrera

Quemarás fortificaciones y enfundaras espadas.
Buscaras plumas, que te lleven ligera, al alba.
Sentirás lo efímero, cómo irracional.
Creerás que has llegado, a la cima, pero jamás lo será del todo.
Cada lucha será fuego.
Arderás por dentro.
Te moverán entrañas y sufrirás.
Dirás, vaya final.
Pero siempre será lo mismo.
Quemarás fortificaciones y enfundaras espadas.
Clavaras estacas, y llevarán tu inicial.
Dejarás heridas, y te recordaran.
Pero todo en esta vida es recíproco,
y no hablo del Karma.
Si no que a todo lo que viene,
algo le va detrás.
Tendrás que suspirar, que tapar, que esconder.
Vivirás lo que jamás imaginaste, pero saldrás con uñas y dientes.
Sin oxigeno.
Los momentos más duros son los que te dejarán las huellas de verdad.
Los actos que más te cuesten, serán los que mas te moldearan.
Y no te preocupes.
Cuánto más miedo tengas,
más resiliencia obtendrás.
Arde. Arde hasta decir basta.
Exprime. Sácale el jugo al juego que nos ha tocado jugar.
No temas al dolor. Simplemente está para recordarnos de dónde venimos.
Lo simple te parecerá raro
De lo extraordinario surge la similitud con lo cotidiano.
La medida de tus sueños la eliges tú.
Y tus límites,
se van amoldando de mayor a menos grado con el tic-tac del reloj.
Olvídate del tiempo.
Crea tu calendario.
Recuerda que todo es muy relativo,
hasta tú.
No temas llevarte la contraria,
es humano.
Duda,
y vive.
Sobretodo vive.
leer más   
11
2comentarios 70 lecturas versolibre karma: 79

Desorden

A veces las cosas se dan de la manera más inesperada. Igual que las tormentas, o los huracanes. Igual que los arco iris cuando no te los esperas o la sonrisa de la persona que siempre ves en el vagón del metro a la misma hora.
De repente, todo está calmado, como patas arriba y viceversa.
El caos, habitualmente se refiere a lo impredecible, a lo que no se puede controlar. A la imposibilidad de someter una situación a absolutamente todas sus múltiples opciones.
Un día puedes estar paseando y de repente te cruzas al amor de tu vida. Pero ni te fijas. Ni lo ves.
Otro día puedes estar ofreciéndole café a tu futuro jefe, pero ni lo imaginas, ni lo recordarías.
Al día siguiente puedes estar desarrollando la idea que te lleve a donde jamás hubieses imaginado, parece irreal, utópico, pero sucede.
El desorden, las variaciones, lo incalculable, hace del mundo el desastre, bello, hermoso, pero desastre al fin y al cabo, que es.
Algunos no saben llevar estos desastres,
pero estamos los que nos cruzamos con ellos por la calle y nos fijamos en sus cataclismos,
para enseñarles a bailar
mientras todo varía.
leer más   
5
sin comentarios 76 lecturas versolibre karma: 54

Existencia

No saber que esperar, cuando llevas mucho tiempo esperando. Jamás dar nada por hecho, más que nada por que nunca se ve la realidad al 100 %.
Somos demasiados y demasiados puntos de vista. Demasiado a tener en cuenta, como para esperar que todo sea como uno mismamente ve.
Elegir entre corazón y cabeza. Que gran proeza. Tampoco es real, ya que nunca se es capaz de desalojar uno de las dos con absoluta certeza.
Sentirse afortunado y a los 10 segundos, caer en picado, para mirar al cielo en dos. Allá donde miran los que quieren comerse el mundo.
Que abstracto el mundo del descaro, que loco y frenético el que solo pretende jugar, para ver que pasa, el que es capaz de apostar todo a una baraja. El problema es que después, algo siempre se queda la casa.
Aún así, que bonita la vida, que pasa y te enseña que siempre hay algo nuevo. Que no recuerdes para ser feliz, esfuérzate en trabajarlo. Que no vivas de proezas, si no que las hagas a diario...
No te despegues del que sientes grandeza, ya que esa sensación, no te la dará cualquiera.
Empápate de lo que te suma, no de lo que te hace dudar. Siente que todo es nada y que nada puede ser en cualquier momento, pero déjate llevar...
leer más   
4
2comentarios 57 lecturas versolibre karma: 48