Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

De Dioses y de Hombres

Por Dios, y en su nombre cuántos muertos van
¿cuántos por Alá, por Buda o Jehová?
¿y cuantos más morirán?
¿Acaso matar está en la Torá, en la Biblia o el Corán?

Dios dijo quered, a vuestro prójimo amad
no os enfrentéis, ni luchéis, id en paz
así lo dejó escrito, esa es su voluntad
¿porque los humanos la queremos quebrantar?

Nos gusta destruir, guerrear, torturar
inventar, poner en boca de algún Dios
palabras que no son verdad,
por el ansia de conquista, por honor
por un trozo de tierra o por la razón.

¿Cuándo ponéis una bomba y la detonáis?
¿A qué Dios buscáis?
¿Quizá mujeres y niños son el enemigo?
¿Quizá creéis, que teñir la calle de carne y sangre,
a los ojos de vuestro Dios, os hace más dignos?

Que equivocados estáis, si es verdad que Dios existe,
pagareis con vuestra alma todo el daño que hicisteis.

Condenadas a vagar por el mundo
almas solas, torturadas, de vagabundo,
almas en pena, en silencio, tristes
pagar, pagar, seguro que pagaréis,
si es verdad que Dios, existe.
leer más   
5
3comentarios 68 lecturas versolibre karma: 72

La mierda flota

Fondo buitre compra casa
a mi vecina la desahucian.

Frente a mí cara mierda flotando
lo pienso un minuto, sigo caminando
¿quién gobierna, me está engañando?
que más da, el Atleti está ganando.

Indiferencia social, soy un marginal
vivo para trabajar, por un exiguo capital.

El sistema no es para mí, pobre rata
me subyugan y amenazan, ¿he fracasado?
No, soy un número más dentro del círculo mortal.
leer más   
7
2comentarios 64 lecturas versoclasico karma: 72

RAP libertad de expresión

Palabras como dinero
que no se quieren suicidar.
Libros que hablan de hambre
que ya no se pueden ahocar.
Letras asesinas difíciles de matar.
Nos cerró la boca el viejo general,
con la iglesia de la mano y un ilustrado cardenal.

Ahora nos la cierran
los que nos quieren gobernar,
políticos corruptos difíciles de atrapar,
ejecutas agresivos con polos de Lacoste
y un Ferrari en el portal.

Si te metes con el rey estás fuera de la ley
No opines de la cruz, no defeques no lo hagas
te darán la extremaunción, excomunión,
excomunión y a la cárcel por traidor.

No graves a un policía si pega a tu colega
puedes acabar con tus huesos en la trena
y si además, se te va la mano y les dás.
La ley antiterrorista te pueden aplicar

Ya sabes, lo mismo es defender tu integridad
contra un antidisturbios con escudo y demás
que quemar mobiliario urbano, tirar piedras,
o bombas de mano, cockteles molotov, hermano.

Libertad de expresión ¿para quien?
para mí, para ti o para él, si tú,
tú qué me miras, señor de bonitas palabras
y grandes mentiras,
es que quieres servirme de comida.
leer más   
16
9comentarios 86 lecturas versolibre karma: 103

Distancias

El espacio entre tú y yo
la distancia de un ombligo,
ni un pasito.
Y a veces se me hace el infinito
porque solo siento tu frío
¿Por qué, ya no me quieres?
!Amor mío!

¿Por qué me regalas soledad,
si yo, solo quiero tu cariño?
Uff, la distancia de un suspiro,
tus ojos, los miro, frío hielo
las comisuras de tus labios
ya no se ciernen bajo los míos
Uff, otro suspiro, la misma distancia
no quiero vivirlo.

Yo te quiero, mi amor, mi alma,
mi amigo, contigo comparto destino
pero solo siento tu frío,
a la distancia de un ombligo.

Oigo tus vómitos de hiel,
llevas la muerte en los sentidos
un volcán en erupción fue tu corazón
ahora el hielo glacial, ocupa su lugar.

Tu fuerza, era mi rodar, eras mi hombre
mi Superman, ahora las manos vacías,
antes eran la sal de la vida.
¿Que nos pasó?
¿Acaso vivimos una gran mentira?

Se acercan, ya no hay distancia
se besan, se miran, lascivia,
se querrán toda la vida.
leer más   
16
4comentarios 138 lecturas versoclasico karma: 105

Sueños

Sueños grandes y pequeños sueños
que no tienen alma, que no tienen dueño,
que viajan en nubes o gotas de fuego,
que caen desde el cielo,
en gotas pequeñas, en plan aguacero,
o en grandes tormentas de rayos y truenos.

Algunos, sueños buenos, serenos,
en los que tu eres el rey, el dueño,
del mar y del cielo, señor de los vientos.
Del amor y del fuego, de los elementos,
de las sonrisas y cuentos, vives feliz.
Eres de la naturaleza el aliento, señor
de la algarabía, el silencio y los besos.

Algunos, son malos sueños, de penas,
tristezas, de lugares oscuros,
pesadillas de muerte y perdición.
Infiernos infectos, de rabia y dolor.

Y todos caen hacia el mismo mundo
con distintos nombres bajo el mismo sol,
es el hombre quien cambia el prisma,
quien elige abismo o quien elige amor,
somos amigo mío,
tu y yo.
leer más   
20
10comentarios 95 lecturas versoclasico karma: 114

Frío en Primavera

Escucho un piano dramático Rachmaninov,
suena frío, me traslada a mi época
de muerte y olvido.
Siempre devorando las piedras del camino
sentado en un suelo de escarcha,
con el pan y el cartón de vino.

Esperando que el río sinuoso de la vida
me llevase a mi destino, largamente esperado
amargo y trágico destino, ominoso,
pero lo he elegido,
tener a la muerte de familia,
a la distancia de un suspiro
al dolor como sobrino y al odio de padrino.

Lejos las primaveras en las que aire sedoso,
olía a flores y fortuna.
En las que una sinfonía de abejas embriagadas,
por el mágico elixir de la vida.
Revoloteaban suspirando y libando
de los almendros en flor, de las buganvillas.

Que dulces momentos,
en los que bebía el afrodisíaco de tus besos,
me deleitaba siguiendo con mi cuerpo,
las curvas de tu cuerpo.
Lúcidos momentos escuchando tus latidos,
cuan sinfonía embravecida,
cuando tus manos rozaban las mías.
Entre piel y piel no había ni la distancia
del fino pétalo de una orquídea
de un clavel o de fumar el papel

Vaya primaveras, de sonidos llenas,
de mirlos piando, extendiendo las alas
enseñando a sus chiquillos
a surcar los cielos con sus picos amarillos.

Gusanos a la carrera,
cruzando el jardín,
jugándose la vida entera.
Que tiempos aquellos,
que dulces primaveras.
leer más   
8
2comentarios 61 lecturas versolibre karma: 63

Yes, We Can

Yes, we can,
unidos podemos más,
rezaba un eslogan
en la campaña de Barack.

Palabras absurdas
cuando niños gaseados
mueren, sin piedad.

Yes, we can
una utopía, media verdad.

Cuando carne de femenina
es comprada en un hostal.
Mujeres engañadas, secuestradas,
obligadas con crudeza a trabajar.

Yes, we can
palabras que cambiarían el mundo
si se pudiesen aplicar.
Pero el vil dinero manda
no, nos deja respirar.

Por unos cuantos miles
el tráfico de almas no para de llegar,
llena las pateras de la esperanza
con vidas e ilusiones que buscan felicidad
Mientras, la guadaña de la parca,
las llama una a una y no deja de segar.
La muerte de azul, se ha puesto a trabajar.

Yes We can,
ni los que pueden cambiar algo
lo harán.

Israel masacra a los Palestinos,
mientras se salta resoluciones
con el apoyo de Estados Unidos.
La ONU ya, no lo puede disimular,
sólo vale para hablar.
Las guerras Áfricanas no dejan de aflorar,
mientras los niños mueren de hambre,
de sed y enfermedad.

Yes, we can
podríamos cambiar
yes, we can
lo debemos intentar
yes, we can
seamos un solo pueblo,
seamos la humanidad,
gritemos libertad.
leer más   
20
7comentarios 146 lecturas versoclasico karma: 105

A mi querida amiga...,....

Dímelo, necesito que me digas
aunque sea una gran mentira
que siempre serás mi amiga,
aunque te lleves mi corazón,
me dejes pena y llanto en el alma
y me invada, un océano de lágrimas.

Lo necesito, necesito que me digas
que seguiremos tomando juntos,
el cafe, en nuestra cafetería,
que comerás conmigo al medio día.
Que aunque estés con él
seguirás estando en mi vida

Que no te difuminarás en la niebla
que no me encontraré sólo y sombrío
en este invierno helado, frío,
dime que aún viviendo con él, amándolo
acariciándolo a él, tendrás para mí un suspiro.

Dímelo, porque sin ti,
mi corazón morirá de frío.
Mi cuerpo quedará sin alma, vacío.
Mis ojos sin vida, terreno yermo y baldío.
Volveré a mí silencio,
volveré a mí ostracismo
volverá el eco de la soledad
a sonar en mis oídos.

Aunque contigo llego mi fin,
de besarte no me he arrepentido.
Pues por poco tiempo he amado
y he sido querido.
No tuve dicha más grande
que la de haberte conocido.
No pase noche más feliz
que la que pasé junto a tu ombligo.
leer más   
13
4comentarios 96 lecturas versoclasico karma: 82

Trinidad (for you)

Cuarenta y casi cincuenta,
se mece en tu semblante
alguna arruga elegante
belleza plateada, salvaje es tu pisada,
espíritu y corazón de niña aventurada
hermosura animal, selvática mirada.

Hace mucho que perdiste la inocencia,
la inseguridad y la dependencia,
mujer independiente y preparada,
esposa, amante y madre abnegada.

Dichosos son tus ojos,
dichosa la sonrisa de tu cara,
florece como florecen
tu corazón y tu alma.
Dulce néctar de Azucena
trae tu boca serena.

Nubes de algodón, son tus besos,
felicidad, traes en las manos
y con tu dulce caminar
mis versos y mi yo
nos volvemos más livianos.

Comemos y bebemos de la experiencia
que como hacedora de vida repartes,
nos sentimos a tu pureza entregados.
Como hombres, nos sentimos menos malos.
Como animales, nos sentimos más humanos.
Como extraños, nos sentimos más cercanos.
leer más   
5
4comentarios 66 lecturas versoclasico karma: 46

Peter Pez

¿Que soy?, ¿un pez con boca de hombre?
¿Quizá con agallas de cristal?
Si, eso, soy un pez con escamas de metal
flotando bajo el mar.
Un Nautilus por el kraken perseguido
o pez de la zona abisal, de la oscuridad
un torbellino de luz, envuelto en fealdad.

Del corazón, del lagarto
sin cola, soy latido.
Gorrioncillo en vuelo
huyendo del lindo gatito.
Bicho de almeja vieja, encogida,
al roce del cítrico traidor.

Miedo que viaja en Business Class
gobierna mi vida, mi autonomía, y yo,
como siempre, voy en clase turista
con más pena que gloria, con billete
de ida vuelta a las estrellas
pudiéndome quedar, me acojono sin más.

Mis propios pensamientos me persiguen
la anhedonia de mi cabeza, hace zozobrar
mi cuerpo, sonrió no sé porque, sin querer me rio,
quizá de mi destino, quizá de mi camino,
un claro de luna, quiero descansar
El miedo sigue siendo libre y viajando
en Business Class, y yo, y yo, tengo miedo de viajar,
prefiero resguardarme y mi rincón, como un cobarde.
leer más   
15
8comentarios 77 lecturas versolibre karma: 104

Lo lamento

Jugué y perdí
perdí una amiga
una pasión.
Jugué sin sentido
sin honor
me jugué lo que tenía
y perdí mi corazón.

Éramos como la luna y sol
tú, viento fresco en la mañana
yo, la oscuridad, la del alba
tú, me completabas
mi amiga amada.

Tú, eras la fuerza del río
Yo las olas en el mar bravío
tú, las estrellas del cielo
Yo, gaviota o gavilán viajero.

Y te perdí,
te perdí, por una bebida amarga
por mi mala cabeza
y unas cuantas palabras.

Y lo lamento, lo lamento
en mi vida, en mis sueños
lo lamento cuando sufro
y no te encuentro
cuando lloro y no te tengo,
y las pocas veces que sonrió
esas, esas, también lo lamento.
leer más   
19
6comentarios 87 lecturas versoclasico karma: 88

No (Miguel Adame, Peter camaleón)

Decir no, verdaderamente es admirable
ser invisible ante tu soledad
quietud en vano,
fruto del perdón que gime en las sombras,
cicatriz de estrellas desnudas por el viento
destrozado en los pensamientos
que nunca se apagan con un sencillo NO.

Un no, del pensamiento envilecido
el no del silencio
aquel que espera
entre el cielo de tu boca
y la punta de tu lengua,
el que vuelve a las tripas
dejándote la hiel en el camino.
El no que huye, el vengativo.

El no rencoroso maldito y vacío
el que se esconde temeroso
de las miradas de otros,
el que en la vergüenza anida
el mejor de sus cariños

El no que protesta
por los silencios profanos
y los ruidos necios,
el que prefiere morir
que ser mártir de los sueños.

El no de los rebeldes,
de los que prefieren partir a doblegarse,
a decir sí y con yugo al cuello vivir.
El no de los valientes
de los que lloran y sangran
de los que son como tu y yo,
que no transigen con las amarguras
que prefieren sufrir, al mandato seguir.

Decir no
es a veces, la última gota
que derramará el vaso
de unos versos rebeldes
pero nunca angustiados,
el no de la esperanza
y la fuerte actitud
que no se dobla
ante los vientos de zozobra
ante las burlas de los demás,
A veces y solo a veces
decir NO, es decir SI.
leer más   
19
8comentarios 179 lecturas versolibre karma: 107

El camino del Adicto

Los mataría a todos, sin prisioneros,
sin pudor, sin contemplaciones,
sin conocimiento, en el ardor de la guerra
sin miedo, ni arrepentimiento.

Como un animal ávido de muerte y carne,
como lobo entre ovejas,
que griten los corderos,
que sangren las corderas
como perras en celo,
abaláncese la muerte entre el heno.

Pero ya no soy ese monstruo,
fui soldado, que no asesino.
Pero el dolor que me provocan
es tan intenso,
que han vuelto esas ansias a mí ser,
quiero quemarlo todo.

Y cuando la ceniza tiña mi rostro,
saltar a la hoguera.
Aún así me doy la vuelta,
les doy la espalda y me gritan, ven aquí, no te vayas.

Ríos de sal y lava recorren ya mi cara.
¿Tú, qué predicas?, si ayer te relamías
con lo que hoy me pides que no coma.
Me llamas pervertido, cuando tú,
todo lo perviertes, sacándolo de su naturaleza.
Haciendo de lo bello, algo trágico y moribundo.
Tu, que le provocas náuseas a mí culo.
Tu me pides, que no la vea,
que no la oiga, que no la sienta.
Que cuando pase no respire.
Que no me abandone
y con paso firme cumpla con mi misión.


Si, a veces y sólo a veces me siento así,
desamparado, sólo.
Pero siempre estuve sólo.
Aún teniendo hombros
para llorar las penas,
la vida era una montaña
de piedras que mordían mis tobillos,
¿y yo?, yo con mis calcetines blancos.

Una vez cuando estaba a medía montaña,
me sentí desfallecer y vi
un lago azul bajo mis pies.
Salté, sin más, cerré los ojos y mi corazón,
dejé que el dolor se adueñase de mi alma.
Vi a la virtuosa y su guadaña,
no me pareció tan triste final.

Ahora vuelvo a estar en la falda
y me duelen menos los mordiscos.
Además cada día aprendo trucos nuevos
para que no me muerdan las piedras.
Y eso me lo han enseñado aquellos
a los que mataría.
He de estar agradecido,
seguir escalando y cogerme de algunas manos.
Aunque a veces los mataría,
a todos, sin prisioneros.

Camaleontoledo*
leer más   
8
4comentarios 92 lecturas versolibre karma: 75

Obioko

¿A qué lugar quieres llegar
Obioko? ¿A qué lugar?
Allí donde termina el mar de arena
y empieza el de verdad,

El azul quiero cruzar, madre,
dinero quiero ganar, madre,
a ti te lo voy a enviar,
y así madre, no moriremos de hambre.

Al llegar a aquel lugar
después de naufragar.
Bioko piensa, a lo mejor morir de hambre
no está tan mal.

Vive encerrado, no puede trabajar
entre rejas, como esclavo,
¿quién robó su libertad?

Que delito he cometido
a quién he de suplicar,
no te preocupes negrito
que la cárcel no está mal.

Tres comidas al día,
un jergón donde pernoptar
agua caliente y fria
que más puedes soñar.

Después de cinco meses
le dejan en libertad
duerme en un barracón
trabaja de sol a sol.

Un mísero sueldo
del que algo puede mandar,
eso es lo que ha conseguido
después de cruzar el mar.

También ha conseguido
que le empiecen a odiar
por trabajar,
dicen que quita el trabajo
a los vecinos del lugar.

En un país extranjero,
sin casa, trabajo ni dinero,
vive de la caridad,
ese no es el primer mundo
que el vino a buscar.
leer más   
10
2comentarios 46 lecturas versoclasico karma: 75

Toro

Hoy he vuelto al albero
pero como toro, no como torero
mi muerte en el ruedo
fue grande como torero.

Ahora, ya no lo recuerdo,
pero la vida sigue doliendo
mañanas grises, de frío invierno
tardes ardientes de sol y fuego
queman mis ganas, mis cuerpo
mi negra piel y mis cuernos.

Las cornadas de la vida
me siguen cayendo,
Ahora en vez pitones
se me clavan acero y hierro.

Pero yo no me achico,
no me doy por vencido,
como hombre salí por muerto
como toro saldré por vivo.

Llegamos al final, la última suerte,
la de matar, pitones al frente
no tengo miedo a la muerte
el torero me mira, me asiente
yo le empitono, en la plaza se siente,
¡vaya morlaco!, torito valiente.

Con gritos, pañuelos, y una bendición
esta tarde de la arena me vuelvo al cajón.
Como toro gano la vida, como hombre,
como varón, como varón, cierro una herida.

Camaleontoledo*
leer más   
18
8comentarios 117 lecturas versoclasico karma: 96

Depresión

La cadencia de tus pasos,
marcha fúnebre
que ahoga mis silencios,
te acercas despacio
con movimiento firme y sereno.

Yo callo y tiemblo,
la última vez que te vi
dejaste desnudo mi cuerpo
partiste mi corazón
y echaste mi alma a los cuervos.

Vienes con tu sentencia en las manos.
Empezarás por escuchar mis lamentos,
me dirás que todos son malos
que yo no merezco esto,
y yo regodeándome en mi pena
aumentaré mi prisión y condena.

Luego me convencerás
de que soy casi perfecto,
que yo no tengo fallos
y yo estaré de acuerdo.

Me susurrarás al oído
cómo susurra el viento entre el trigo,
ella es la culpable, nunca te ha querido
y yo como siempre, mirar, miraré a mi ombligo.
Así poco a poco la desidia
se sentará en primera fila.
Le seguirán de cerca la rabia,
el odio, la venganza.

La pena, el dolor de mi mismo, la lastima,
el pobrecito, el ay que solito.

Después el maldito alcohol.
Dejaré mi trabajo, y por último,
un revólver, un disparo y al tajo.

La cadencia de tus pasos trae la muerte,
pero lo que tú no sabes, es que te conozco,
que ya dejé de temerte.
Ya no te tengo miedo.
Por ti una vez casi muero.

Ahora no te escucharé,
ni ella fue tan mala,
ni yo fui tan sincero.

Ella sólo me dijo ven
y yo le di mi mundo entero.
Ella solo me dijo hola
y yo le respondí te quiero.
leer más   
28
7comentarios 117 lecturas versoclasico karma: 101

Nueve largo

Tu sonido sordo, corto y concluyente
plateada silueta, nueve largo de cañón,
marfil en la culata polvo negro en el tambor.
¿Cómo siendo tu tan bonito, me provocas tanto temor?

Será porque llevas la muerte tatuada en tu interior.
Y a veces tengo tanto miedo, que pienso en tí como mi héroe, mi liberador.

Dejar de hacer, eso es lo que quiero,
sólo quiero pintar mis mundos
mis yo más profundos,
el animal que soy.

Porqué enfrentarme al amor,
al dolor, porque vivir en este mundo imperfecto,
trabajar, ganar dinero y no solo para comer.
Porque Dios o no se quien o que me eligió,
me arrancó del paraíso de no ser.

Para incluirme en el infierno de ser, ¿de ser que?.
Ingeniero, pintor, bombero, poeta , barrendero,
rico, pobre, caca, hombre.

Supongo que por eso lloramos
cuando venimos al mundo, mi hermano.
leer más   
8
sin comentarios 56 lecturas versolibre karma: 69

Promesas (for Celia)

Se que te hice mucho daño
tu buscabas en mi un hombre
y encontraste un gran borracho
tu buscabas en mi hombro
yo buscaba no se donde.

Han pasado ya los años
y mil penas te has llevado
de ser esclavo de tus labios
a estar en la calle tirado
durmiendo en un cartón
siendo esclavo del alcohol.

Te prometo cavar un agujero
en la sima del recuerdo
para enterrar muy profundo
tus lágrimas, tus penas,
te prometo de tus ojos
llevarme la tristeza,
de tus labios el dolor
de tus palabras,
de tu corazón te prometo
llevarme el sufrimiento.

Te prometo enterrar
mis mentiras, los abusos
los berrinches, los odios
mis cuentos y lamentos.

En los años que me quedan
te prometo devolver
a tus ojos, del sol, el rebrillar
borrar las arrugas de tu cara
de tu pecho y de tu alma.

Te prometo devolver
las sonrisas a tus labios
el amor a tus palabras
la felicidad a tus sentidos
coserte el corazón a besos
te prometo.

Te prometo quererte
como si no hubiera
un mañana.
Llegar a viejecitos
y morirnos en la cama.
leer más   
18
2comentarios 92 lecturas versolibre karma: 98

Monstruos

Monstruos feroces de dientes afilados
vástagos de Satán, salidos del averno,
bífidas sus lenguas, ojos rojo fuego
se pegan a mi piel, invaden mi cerebro.

Que me dejen en paz, que no martillen
ni destrocen mi cuerpo.
Me quiero disparar, pero no puedo.

Maldito reloj, no pasan las horas oscuras
me visitan mis recuerdos, los pútridos
llenos de polvo, dolor y muertos,
llenos de odio, emponzoñan mis versos.

Tic, tac, tic, tac, la manecilla no enmudece
que kafquiano me veo, cucaracha
y dios primigenio, que horrendo,
agitar de alas negras en vuelo.

Tic tac, tic tac me quiero disparar
pero no puedo, una última bala
un sonoro estruendo,
un martillo que avanza,
me reviento el cerebro.

Que trágico sainete, que ridículo muerto,
noche de opereta, canto de borrego,
llega la madruga, por fin Libre y despierto
por fin brilla el sol, en mi eterno silencio.
leer más   
17
2comentarios 61 lecturas versolibre karma: 105

Besos de Mariposa

Hace ya 20 años
y todavía te recuerdo
en un trocito de mi corazón,
te guardo, te llevo.

Cuanto pasado en mis versos,
cuanto beso de mariposa,
cuanto me enseñaste a amar,
que las rosas, las caricias,
cogerse de la mano,
y los te quiero al despertar,
son importantes de verdad.

Te recuerdo dormida,
tu melena oro, bruñida,
bella, como Deméter, como afrodita
madre de la tierra, meandros sinuosos
las curvas de tu cuerpo, perfectas.

Tus ojos turquesa,
océano en el que naufragar
mirada de tormenta,
pasión que envenena
tus labios rojo cereza
el jade de tu piel me quema.

¿Por qué pasó el tren?
¿Por qué lo deje pasar?
Era joven, no sabía
que el amor por siempre
es tan difícil de encontrar,
pasó mi oportunidad.

Ahora sólo eres eso, un recuerdo,
papel mojado, tinta y versos
un murmullo en el viento,
un hermoso silencio.
Una quimera, estrella rutilante
que nunca podré alcanzar.
Eso sí me siento agradecido
porqué me enseñaste a amar.
leer más   
18
6comentarios 94 lecturas versolibre karma: 96