Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Eva

Se observa en tu caminar
la grandeza de una dama
movimientos gráciles y lentos
muestran la belleza de tu cuerpo.

Al andar, a todos, dejas en silencio
por no escuchar,
no se escucha ni al viento
poesía y dulzura en movimiento.

Cuando miras a uno
ya no puede escapar,
quién no te conoce,
de ti se puede enamorar.

Lo malo, esa losa que llevas a tu espalda.
de mujer tienes el alma,
las formas el corazón y la mirada.

Mujer en cuerpo de hombre encerrada
manos fuertes y brazos como estacas
piernas atléticas y torneadas,
grave tu tonada,
mariposa en su crisálida encerrada.

Dios debió pensar
que no debías ser del todo mujer.
Pues Dios se equivocó
a mi modesto entender.
No sufras más querida
porque de ti el
se enamorará algún día
y por fin hallarás
al hombre de tu vida.
leer más   
4
2comentarios 25 lecturas versolibre karma: 56

El camino del Adicto

Los mataría a todos, sin prisioneros,
sin pudor, sin contemplaciones,
sin conocimiento, en el ardor de la guerra
sin miedo, ni arrepentimiento.

Como un animal ávido de muerte y carne,
como lobo entre ovejas,
que griten los corderos,
que sangren las corderas
como perras en celo,
abaláncese la muerte entre el heno.

Pero ya no soy ese monstruo,
fui soldado, que no asesino.
Pero el dolor que me provocan
es tan intenso,
que han vuelto esas ansias a mí ser,
quiero quemarlo todo.

Y cuando la ceniza tiña mi rostro,
saltar a la hoguera.
Aún así me doy la vuelta,
les doy la espalda y me gritan, ven aquí, no te vayas.

Ríos de sal y lava recorren ya mi cara.
¿Tú, qué predicas?, si ayer te relamías
con lo que hoy me pides que no coma.
Me llamas pervertido, cuando tú,
todo lo perviertes, sacándolo de su naturaleza.
Haciendo de lo bello, algo trágico y moribundo.
Tu, que le provocas náuseas a mí culo.
Tu me pides, que no la vea,
que no la oiga, que no la sienta.
Que cuando pase no respire.
Que no me abandone
y con paso firme cumpla con mi misión.


Si, a veces y sólo a veces me siento así,
desamparado, sólo.
Pero siempre estuve sólo.
Aún teniendo hombros
para llorar las penas,
la vida era una montaña
de piedras que mordían mis tobillos,
¿y yo?, yo con mis calcetines blancos.

Una vez cuando estaba a medía montaña,
me sentí desfallecer y vi
un lago azul bajo mis pies.
Salté, sin más, cerré los ojos y mi corazón,
dejé que el dolor se adueñase de mi alma.
Vi a la virtuosa y su guadaña,
no me pareció tan triste final.

Ahora vuelvo a estar en la falda
y me duelen menos los mordiscos.
Además cada día aprendo trucos nuevos
para que no me muerdan las piedras.
Y eso me lo han enseñado aquellos
a los que mataría.
He de estar agradecido,
seguir escalando y cogerme de algunas manos.
Aunque a veces los mataría,
a todos, sin prisioneros.

Camaleontoledo*
leer más   
7
3comentarios 62 lecturas versolibre karma: 72

Obioko

¿A qué lugar quieres llegar
Obioko? ¿A qué lugar?
Allí donde termina el mar de arena
y empieza el de verdad,

El azul quiero cruzar, madre,
dinero quiero ganar, madre,
a ti te lo voy a enviar,
y así madre, no moriremos de hambre.

Al llegar a aquel lugar
después de naufragar.
Bioko piensa, a lo mejor morir de hambre
no está tan mal.

Vive encerrado, no puede trabajar
entre rejas, como esclavo,
¿quién robó su libertad?

Que delito he cometido
a quién he de suplicar,
no te preocupes negrito
que la cárcel no está mal.

Tres comidas al día,
un jergón donde pernoptar
agua caliente y fria
que más puedes soñar.

Después de cinco meses
le dejan en libertad
duerme en un barracón
trabaja de sol a sol.

Un mísero sueldo
del que algo puede mandar,
eso es lo que ha conseguido
después de cruzar el mar.

También ha conseguido
que le empiecen a odiar
por trabajar,
dicen que quita el trabajo
a los vecinos del lugar.

En un país extranjero,
sin casa, trabajo ni dinero,
vive de la caridad,
ese no es el primer mundo
que el vino a buscar.
leer más   
8
2comentarios 36 lecturas versoclasico karma: 75

Toro

Hoy he vuelto al albero
pero como toro, no como torero
mi muerte en el ruedo
fue grande como torero.

Ahora, ya no lo recuerdo,
pero la vida sigue doliendo
mañanas grises, de frío invierno
tardes ardientes de sol y fuego
queman mis ganas, mis cuerpo
mi negra piel y mis cuernos.

Las cornadas de la vida
me siguen cayendo,
Ahora en vez pitones
se me clavan acero y hierro.

Pero yo no me achico,
no me doy por vencido,
como hombre salí por muerto
como toro saldré por vivo.

Llegamos al final, la última suerte,
la de matar, pitones al frente
no tengo miedo a la muerte
el torero me mira, me asiente
yo le empitono, en la plaza se siente,
¡vaya morlaco!, torito valiente.

Con gritos, pañuelos, y una bendición
esta tarde de la arena me vuelvo al cajón.
Como toro gano la vida, como hombre,
como varón, como varón, cierro una herida.

Camaleontoledo*
leer más   
17
8comentarios 107 lecturas versoclasico karma: 96

Depresión

La cadencia de tus pasos,
marcha fúnebre
que ahoga mis silencios,
te acercas despacio
con movimiento firme y sereno.

Yo callo y tiemblo,
la última vez que te vi
dejaste desnudo mi cuerpo
partiste mi corazón
y echaste mi alma a los cuervos.

Vienes con tu sentencia en las manos.
Empezarás por escuchar mis lamentos,
me dirás que todos son malos
que yo no merezco esto,
y yo regodeándome en mi pena
aumentaré mi prisión y condena.

Luego me convencerás
de que soy casi perfecto,
que yo no tengo fallos
y yo estaré de acuerdo.

Me susurrarás al oído
cómo susurra el viento entre el trigo,
ella es la culpable, nunca te ha querido
y yo como siempre, mirar, miraré a mi ombligo.
Así poco a poco la desidia
se sentará en primera fila.
Le seguirán de cerca la rabia,
el odio, la venganza.

La pena, el dolor de mi mismo, la lastima,
el pobrecito, el ay que solito.

Después el maldito alcohol.
Dejaré mi trabajo, y por último,
un revólver, un disparo y al tajo.

La cadencia de tus pasos trae la muerte,
pero lo que tú no sabes, es que te conozco,
que ya dejé de temerte.
Ya no te tengo miedo.
Por ti una vez casi muero.

Ahora no te escucharé,
ni ella fue tan mala,
ni yo fui tan sincero.

Ella sólo me dijo ven
y yo le di mi mundo entero.
Ella solo me dijo hola
y yo le respondí te quiero.
leer más   
28
7comentarios 106 lecturas versoclasico karma: 101

Nueve largo

Tu sonido sordo, corto y concluyente
plateada silueta, nueve largo de cañón,
marfil en la culata polvo negro en el tambor.
¿Cómo siendo tu tan bonito, me provocas tanto temor?

Será porque llevas la muerte tatuada en tu interior.
Y a veces tengo tanto miedo,
que pienso en tí como mi héroe, mi liberador.

Dejar de hacer, eso es lo que quiero,
sólo quiero pintar mis mundos
mis yo más profundos,
el animal que soy.

Porqué enfrentarme al amor,
al dolor, porque vivir en este mundo imperfecto,
trabajar, ganar dinero y no solo para comer.
Porque Dios o no se quien o que me eligió,
me arrancó del paraíso de no ser.

Para incluirme en el infierno de ser, ¿de ser que?.
Ingeniero, pintor, bombero, poeta , barrendero,
rico, pobre, caca, hombre.

Supongo que por eso lloramos
cuando venimos al mundo, mi hermano.
leer más   
8
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 69

Promesas (for Celia)

Se que te hice mucho daño
tu buscabas en mi un hombre
y encontraste un gran borracho
tu buscabas en mi hombro
yo buscaba no se donde.

Han pasado ya los años
y mil penas te has llevado
de ser esclavo de tus labios
a estar en la calle tirado
durmiendo en un cartón
siendo esclavo del alcohol.

Te prometo cavar un agujero
en la sima del recuerdo
para enterrar muy profundo
tus lágrimas, tus penas,
te prometo de tus ojos
llevarme la tristeza,
de tus labios el dolor
de tus palabras,
de tu corazón te prometo
llevarme el sufrimiento.

Te prometo enterrar
mis mentiras, los abusos
los berrinches, los odios
mis cuentos y lamentos.

En los años que me quedan
te prometo devolver
a tus ojos, del sol, el rebrillar
borrar las arrugas de tu cara
de tu pecho y de tu alma.

Te prometo devolver
las sonrisas a tus labios
el amor a tus palabras
la felicidad a tus sentidos
coserte el corazón a besos
te prometo.

Te prometo quererte
como si no hubiera
un mañana.
Llegar a viejecitos
y morirnos en la cama.
leer más   
18
2comentarios 82 lecturas versolibre karma: 98

Monstruos

Monstruos feroces de dientes afilados
vástagos de Satán, salidos del averno,
bífidas sus lenguas, ojos rojo fuego
se pegan a mi piel, invaden mi cerebro.

Que me dejen en paz, que no martillen
ni destrocen mi cuerpo.
Me quiero disparar, pero no puedo.

Maldito reloj, no pasan las horas oscuras
me visitan mis recuerdos, los pútridos
llenos de polvo, dolor y muertos,
llenos de odio, emponzoñan mis versos.

Tic, tac, tic, tac, la manecilla no enmudece
que kafquiano me veo, cucaracha
y dios primigenio, que horrendo,
agitar de alas negras en vuelo.

Tic tac, tic tac me quiero disparar
pero no puedo, una última bala
un sonoro estruendo,
un martillo que avanza,
me reviento el cerebro.

Que trágico sainete, que ridículo muerto,
noche de opereta, canto de borrego,
llega la madruga, por fin Libre y despierto
por fin brilla el sol, en mi eterno silencio.
leer más   
17
2comentarios 53 lecturas versolibre karma: 105

Besos de Mariposa

Hace ya 20 años
y todavía te recuerdo
en un trocito de mi corazón,
te guardo, te llevo.

Cuanto pasado en mis versos,
cuanto beso de mariposa,
cuanto me enseñaste a amar,
que las rosas, las caricias,
cogerse de la mano,
y los te quiero al despertar,
son importantes de verdad.

Te recuerdo dormida,
tu melena oro, bruñida,
bella, como Deméter, como afrodita
madre de la tierra, meandros sinuosos
las curvas de tu cuerpo, perfectas.

Tus ojos turquesa,
océano en el que naufragar
mirada de tormenta,
pasión que envenena
tus labios rojo cereza
el jade de tu piel me quema.

¿Por qué pasó el tren?
¿Por qué lo deje pasar?
Era joven, no sabía
que el amor por siempre
es tan difícil de encontrar,
pasó mi oportunidad.

Ahora sólo eres eso, un recuerdo,
papel mojado, tinta y versos
un murmullo en el viento,
un hermoso silencio.
Una quimera, estrella rutilante
que nunca podré alcanzar.
Eso sí me siento agradecido
porqué me enseñaste a amar.
leer más   
18
6comentarios 79 lecturas versolibre karma: 96

Vivir maltratada

Del amor ya no espero nada,´
el morado de mis ojos me delata,
le quise con toda mi alma
le tendí caminos de oro
y puentes de plata.

Bebí los vientos y las aguas por él
de tarde, de noche y al alba le cuidé
el rey de mi vida en su trono de papel
cuentos de princesa, lunas de odio y hiel.

Mi piel almidonada está llena de llagas
heridas profundas recorren mi espalda,
mi corazón y mi alma, tengo rota la mirada,
mi vida está perdida, sucia y desolada.

Promesas edulcoradas, lenguas amargadas,
te amaré mi vida, ya, hasta matarme con tus balas
no me dejes corazón, y yo, despedazada, humillada
mi vida muda, sin palabras, la cara destrozada.

Pero se acabó lo que se daba,
hoy decidí que no hay gloria
en perder la vida por un ¿me amas?
verbo frío, dos míseras palabras.

Hoy ni tus suplicas ni tus golpes me callan,
hoy me voy, te dejo en tu castillo, alimaña,
hoy te destrono, te desdeño, te maldigo
hoy eres corona, de mi vida, desterrada.

Camaleontoledo*
leer más   
15
4comentarios 112 lecturas versolibre karma: 80

Silencios

Silencios que no se ven pero se sienten
los importantes, los que te advierten.
Escucha el silencio del rio al pasar,
sus historias y secretos nunca mienten

Silencios perfectos, átonos, monocordes,
los silencios de las estrellas,
de lo agujeros negros, del universo,
esos son los grandes silencios
rodeados de arcanos.

El silencio de los elementos
del viento moviendo el trigo,
de la lluvia fecundando la tierra,
del sol, de la naturaleza
del tierno amanecer, del mar,
o es que alguna vez los oíste tu hablar.

En el amor hay silencio,
el de las caricias y besos,
el de los recuerdos,
el de dos miradas apasionadas
que en silencio y en secreto,
se aman sin decir nada
Silencios felices, como el silencio
del nacimiento, porque al mundo
venimos en silencio.
Y en la placenta gran misterio,
solo tu y el silencio, la quietud y la calma.
El sueño infinito del feto,
que espera en silencio a romper la barrera.

Silencio en blanco y negro,
triste, tétrico, silencio fugitivo
es el silencio de los muertos
silencio apático y retorcido,
silencio que se mece en mis oídos
silencio voluptuoso, silencio sin sonido.

El último silencio, infinito
el silencio de los silencios
inexorable, midiendo la herrumbre
de la historia, el silencio del tiempo.
Metrónomo fiel a su destino
medida de lo humano y lo divino
silencio absoluto sin principio ni final.
Silencio de la materia
de lo vertical y lo horizontal,
silencio del big-bang y la entropía universal,
Ssshh, Sssshhhh, Sssssshhh, Sssshhhh
el último de los silencios, párate a escuchar.

Camaleontoledo*
leer más   
20
4comentarios 123 lecturas versolibre karma: 80

Hormigas

Mi vida es muy, muy estrecha
solo cabemos mi cerebro y yo,
solo si llevo la cabeza derecha
no debo girarla, bajarla o moverla
solo hay un camino, un solo destino,
cuando la bajo suena un gong
eso significa que perdí la dirección.

Desgraciadamente, soy una hormiga,
sigo al de delante, hago lo que el hace,
voy en silencio, vamos todas en fila
recogemos los despojos, los cachitos
las sobras, las migajas, lo que nos tiran.

Nos las tiran los de arriba
nos tiran lo que no quieren
lo que no les gusta, de lo que no disfrutan
el hambre, la ira, el pánico, la sumisión
la mentira, el sufrimiento, el dolor
a veces sobra algo de felicidad o de amor.

Nos enamoramos como hormigas
pequeños insectos de cortas miras
felices, pequeñas, indolentes y sumisas
recogiendo la mierda de los de arriba.

Trabajando duro, siempre soñando
haciendo planes de futuro
pero siempre bajo el yugo, como hormiga
y los de arriba regalándome la vida.

No te salgas de la línea, del sistema,
no intentes llegar arriba, molestas
solo los locos piensan diferente
solo los locos se plantean que es lo decente.

Descubren las mentiras, agitan el hormiguero
las hormigas se salen de sus filas
por eso les persiguen, por eso les quitan la vida.

No pedí nacer hormiga,
pero mi padre fue hormiga,
mi abuelo fue hormiga,
que queréis que yo os diga.
Yo creo que moriré hormiga,
aunque yo siempre sueño,
sueño con otra vida.

Camaleóntoledo*
leer más   
22
4comentarios 111 lecturas versolibre karma: 83

El monte de las Ánimas

Alta está la luna, brilla como plata
sobre el monte pelado, rocas blancas
los troncos de los árboles, cenizas carbonizadas
falanges, tibias y calaveras, tocones y ramas
el viento silva una canción desesperada
poco a poco van llegando las almas.

Las hay de ricos señores, de pobres,
mendigos, hortelanos y pastores,
algunas sólo sombras de ladrones y asesinos,
otras de presos y algunas de suicidios,
todas esperan su suerte
para iniciar el santo oficio.

Empieza la procesión
con la muerte a la cabeza
nadie tiene queja, pues es la parca,
el alma mas vieja.
La siguen las almas buenas,
luego los suicidas, violadores y asesinos,
por último los peores
los criminales que repiten por vicio.

Hoy es su noche
hay gran celebración,
al monte del calvario
los esqueletos suben en procesión.

Lobos y alimañas
aúllan dando vueltas al cortejo
ulula un viento frío y siniestro
los demonios van saliendo
los jóvenes y los viejos.

Del infierno gritando
van surgiendo
se llevan casi todas las almas
porque va a salir el sol
y viene la madrugada.

Camaleontoledo*
leer más   
16
3comentarios 52 lecturas versolibre karma: 88

Habrá poesía

Mientras haya verano y primavera
sea la luna en el horizonte plata
y brillen en la noche las estrellas
no morirá la poesía, habrá poetas.

Mientras haya rosas rojas
se escuchen los silencios
y amanezca un día nuevo
no morirá el verso, habrá poetas.

Si el viento susurra a la mañana
la sangre corre por mis venas
mientras no se apague el sol
no morirán mis letras, las tuyas,
las suyas o las nuestras, habrá poetas.

Mientras con la poesía
se cincelen las letras
para sacar palabras bellas
y las palabras hagan versos
y los versos rompan cadenas,
habrá poesía, habrá poetas.

Y mientras haya corazones
que sientan emociones
halla odios, amores y penas
habrá poetas.

Camaleontoledo*
leer más   
17
11comentarios 108 lecturas versoclasico karma: 83

Realidad

En realidad ¿qué es la realidad?
!Pensadlo, si, pensadlo¡
No será que lo que es real
sólo lo es, en mi realidad,
¿y si es así? He de pensar,
igual, escribo en un lúcido sueño.

La negra tinta de mis versos
es la sangre roja de mis venas
la alegre algarabía de palabras
son tristes cadáveres y huesos.

El amor que te profeso
cadena perpetua de penas
el amor de tus besos y caricias
cadenas y tormentos por dentro.

Odio y locura me asfixian
felicidad y risas, mi empeño
silencio y vacío, no hay salida.

Que asco, que dulce mentira
que hermosos que bonitos sueños
que mierda, que pérfida vida.
leer más   
14
5comentarios 73 lecturas versoclasico karma: 81

Enterrados

Mis sueños, en el jardín enterrados
junto a mis esperanzas, mis amores,
mis proyectos y mis cuadros.

Tu , enterrada bajo mi alma,
promesa desnatada de amores afrutados.
Ninfa traicionera, jugando con mi vida,
tirándola a los dados
rompiendo mis entrañas
mi corazón despedazado.

Él bajo mis nalgas enterrado
amigo maloliente traicionero y casquivano,
hijo de mil perras, de mil putas, de mil guarros.

Yo estúpido enamorado,
hijo de Cupido traicionado
dueño de mil versos tristes y apagados.

A ti te deseo una vida
llena de patrañas y mentiras
puñaladas traicioneras y profundas heridas,
a él, contigo, que lleve la misma vida.

Y yo mataré tus recuerdos,
enterrare tu amor y tus besos.
Y lloraré y lloraré,
lo que no supe defender,
lloraré, como un niño pequeño.

Camaleontoledo*
leer más   
17
6comentarios 116 lecturas versolibre karma: 66

Quisiera

Quisiera que las cosas fuesen
como las quiero yo,
quisiera ser el aire
que respiramos los dos.

Quisiera un mundo sin dolor,
que no hubiese naciones
ni fronteras ni color,
sólo hombres y mujeres
matándose de amor.

Quisiera que los cazas
disparasen piruletas de limón,
y los tanques enmudeciesen su cañon.
Quisiera viajar por el mundo
dentro de una pompa de jabón.

Quisiera ser tus ojos
azules como el mar
que tu fueses mi viento
y me enseñases a volar.

Quisiera ser tu corazón
que tu fueses mi alma
mi luz y mi mirada
que yo seré tu almohada.

Mis letras ya no sangran
mis versos no agonizan
ya tengo tu mirada
tu, amor, ya estás en mi alma.

Camaleontoledo*
leer más   
13
5comentarios 89 lecturas versoclasico karma: 71

Tiempo

Finos hilos de porcelana
tejen un enjambre en el tiempo,
en silencio, sssh,ssshh, calla
los gusanos van tejiendo.

Tejen los destinos de los hombres
tejen tu destino y el mío,
nos colapsan, siii, siiii, mientras dormimos
nos dejan o nos apartan del camino.

Vamos cojos y ciegos de muerte
hacia la hoguera de espinos
como en una parada militar
marchamos hacia el suicidio
algunos marchan con flores
otros, los más ciegos,
con el corazón en las manos
mueren con honores,
son canonizados,
no saben que Dios derrama su gloria
por igual a todos los condenados.

Otros, encuentran el camino
nacen con votos de tristeza
pero forjan su destino,
aman y sienten, sufren y mueren
quemados en la hoguera .
Con sonrisas en el alma
han vivido a su manera,
como fugitivos de la vida
del seguro destino,
yo soy fugitivo,
por eso sueño con palabras
por eso las escribo.

Camaleontoledo*
leer más   
20
9comentarios 147 lecturas versolibre karma: 97

Sueños

Me sueño, soy Ícaro en su vuelo
remonto el cielo azul, bato mis alas
vuelo por encima de montañas
tan abajo te veo, tan pequeño, tan locuelo.

Caigo en picado, tu estás durmiendo
tienes ansia tienes miedo, tu sólo te delatas
ruleta rusa de emociones, no te aclaras
barbitúricos en la mesita, te estás muriendo.

Que te pasó que muerte tan amarga,
seguro que estás soñando que sueñas, duerme
abre los ojos, tu mirada perdida, vaga.

Sueño o pesadilla, ¡reacciona! ¿que te pasa?
oscuro camino, no quiero perderme
vacía mi alma en mi corazón una daga.

Despierto, estás a mi lado, suspiro, tengo suerte
todo ha sido un mal sueño, duermes serena
te doy la vuelta, ¡puta suerte!, eres la muerte.

Camaleontoledo*
leer más   
12
3comentarios 68 lecturas versoclasico karma: 83

Sueños II

Para hacer realidad los sueños hay que soñar
y para soñar, ovejitas has de contar
llegarás a ser el dueño de mil sueños

Ahora sueño que te tengo,
sueño con tus ojos, con tu cuerpo
muero de deseo no me quiero despertar
quiero vivir en los brazos de Morfeo.

Sueño con tus besos,
rios de tinta sobre mi cuerpo
tatuados tus besos, tus ojos, el color de tu pelo
el perfume de tu sexo, tus silencios.

Despierto, el mundo real hay que trabajar
la gran ciudad, prisa,
gente que corre de aquí para allá.
No me gusta esta triste realidad
en el mundo de los sueños puedo volar
sentarme sobre el mar, una selva visitar
dormir en un volcán ser un caballo gigante
o a la muerte dominar.

Duerme mi niño duérmete ya
que para hallar la felicidad
en el mundo de los sueños hay que estar.

Camaleontoledo*
leer más   
16
6comentarios 75 lecturas versoclasico karma: 82