Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La pradera que se esconde en la ciudad

Cuando la noche
En la ciudad cae
De otros tiempos
Escucho

Las cautelosas pisadas
De los ciervos

El murmullo
Del arroyo

La respiración
Acechante del jaguar

El alborozo
De los árboles
Que comparten
Su sombra

El viento
Que acaricia
La maleza

El lejano canto
De los aborígenes
Que adoran al sol
Al fuego
Y a la lluvia

Cuando aparecen
Las primeras luces
Del nuevo día
Oigo el ruido
De autos
Camiones
Máquinas mezcladoras
De cemento






Del Poemario Palabras que regresan
12
4comentarios 72 lecturas versolibre karma: 95

Uno

Primera parada
Del conteo de la vida

Aspiración
De ser el primero

Sueño
Del centro del universo

Número
Que busca su cero

Arquetipo
Que es todos y ninguno





Del poemario Palabras que regresan
6
sin comentarios 47 lecturas versolibre karma: 71

La flor de H.G. Wells

Flor de otro tiempo
La que vendrá
La que ya se marchitó.





Del poemario Palabras que regresan
5
sin comentarios 54 lecturas versolibre karma: 70

El triunfo de Parménides

La ilusión
Del movimiento
Nos priva disfrutar
De lo inmutable

Queremos llegar
Adonde siempre estuvimos

Sufrimos la ausencia
De lo que nunca
Hemos tenido

Dicen que he muerto
Pero jamás he nacido
11
10comentarios 109 lecturas versolibre karma: 106

El mar recita

El mar recita
Solo algunos escuchan
Solo algunos entienden
Solo algunos disfrutan


En cada ola un poema
Se estrella en la arena
Caracoles y almejas
Repiten sus versos
Como un efímero mantra

En cada ola un poema
Despliega metáforas
Que solo el cielo interpreta

En cada ola un poema
Sube a los brazos del viento
Y es arrojado a la pluma
De un poeta
13
4comentarios 73 lecturas versolibre karma: 93

Amanecer lluvioso

Amanecer lluvioso

Un amanecer sin sol
y sin el canto de los pájaros,
una búsqueda de luz
que se encuentra
con la oscuridad
y con sonidos de infinitas gotas
que se estrellan contra el piso,
hojas y techos.

Un amanecer marcial
con un cielo desgarrado
por luminosos látigos eléctricos
y portentosos estruendos
que nos recuerdan
la equilibrada batalla
entre lo que muere y lo que nace.

Un amanecer que lucha denodadamente
por el derecho a su luz
y a nuestra luz,
que llora de dolor y de felicidad
por saber que de sus lágrimas
se renueva el milagro de la vida.
5
sin comentarios 57 lecturas versolibre karma: 61

Eros café

Eros Café

Avenida Cabildo y Pedro Rivera,
esquina de películas y realidades,
de amores y amistades.

Amores que comienzan,
labios audaces que por
primera vez se encuentran.

Amores que perduran,
miradas cómplices, el rito
de las palabras que abrazan.

Amores que terminan,
el amargo adiós
de lágrimas y silencios.

Amistades que se templan,
con el noble ejercicio
de la palabra.
12
4comentarios 77 lecturas versolibre karma: 95

Primavera

Flores de plástico
De metal de madera
Virtuales de papel
Rivalizan vanamente
Con las verdaderas

Gente atraída por el sol
Y los colores
Busca una oportunidad
Que las nubes negras
El frío y la garúa
Le negaron

Oleadas de juventud
Mojan las cabelleras grises
De quienes intentan
Soñar de nuevo

Por un tiempo
Todo puede ser posible
Amores proyectos
Bajo el prometedor sol
De la Primavera
10
4comentarios 63 lecturas versolibre karma: 86

Parte del paisaje

Una carretera
Una colina 
Árboles que se miran
En la lejanía

Un caminante solitario
Ajeno del tiempo
Disfruta de la vista

La fugaz
Sombra de un águila
Le anuncia
Que es parte
De un paisaje mayor
Que observo
Mientras…

La fugaz
Sombra de un águila
Me anuncia
Que soy parte
De un paisaje mayor
9
6comentarios 106 lecturas versolibre karma: 92

Muchedumbre

Soy una gota en un río de rostros
Soy una gota en un río de sueños
Soy una gota en un río de destinos
Soy una gota en un río



Del Poemario Palabras que regresan
12
8comentarios 105 lecturas versolibre karma: 98

Mi heterónimo escribe mejor que yo

Él no tiene mis prejuicios
Tampoco mi condenado perfeccionismo

Su pasado
Es el misterioso blasón
De todo buen escritor

Escribe sobre temas
Que no se me ocurrirían

No le teme al ridículo
De todos recibe aprobación

Comienzo a preocuparme
Porque él escribe mejor que yo



Del poemario Palabras que regresan
10
5comentarios 95 lecturas versolibre karma: 111

Pisístrato

Divina tragedia
De ti aprendí las artes
Para llegar
Al poder supremo

Heridas fingidas
Por verdaderas
Todo el pueblo
Es actor y espectador
De esta obra
Que se repetirá
En el tiempo…



Del poemario Palabras que regresan
11
8comentarios 94 lecturas versolibre karma: 144

¿Quién le teme al Quijote?

“Non fuyades cobardes”

Incomoda, incluso en la lejanía de polvorientas bibliotecas. El ruido de los cascos, del cansino andar de su desgarbado caballo, zumba en nuestros oídos como un impertinente y tenaz mosquito.
¿Y si el utilitarismo fuera una farsa y la derrota un impostor?
¿Y si ya no existieran excusas, para no corregir todo lo malo e injusto?
Hay un caballero de la triste figura encarcelado en nuestro castillo encantado.
Temblamos de solo de pensar que el noble hidalgo pueda escapar.


De El domador de recuerdos y otros relatos
5
4comentarios 100 lecturas relato karma: 71

Cayó la luna

Se desplomó
Fatigada
De lágrimas
Esperanzas
Y humanos
Recuerdos

Se llevó
Una parte
De la luz del sol
Un pedazo
De la noche azul


Del poemario Palabras que regresan
14
9comentarios 105 lecturas versolibre karma: 113

Los narradores

En otra dimensión, cinco escritores, sentados alrededor de una mesa circular, celebran un singular certamen.
Narran para existir. En algún momento fueron muchos más, pero fueron cayendo uno a uno. Ellos son los narradores, pero también los lectores. Cada uno necesita del otro.
El escritor "A" se especializa en relatos románticos; el "B", en comedias; el "C", fantásticos,; el "D", infantiles y el "E", dramáticos. Cada uno crea un mundo a su medida donde transcurren las acciones.
El objetivo es ganar, ser el único. Hasta que alguien percibe que si uno de ellos gana es el final del juego. Sus mundos y los millones de personajes que en ellos habitan desaparecerán. Para evitar esto, deciden cooperar y mantener un equilibrio evitando un triunfo definitivo.
Desde entonces estos géneros coexisten armoniosamente. Sangre, lágrimas, suspiros, delirios y risas dan forma a las vidas de quienes se creen reales.





De El domador de recuerdos y otros relatos
16
13comentarios 224 lecturas relato karma: 126

Poema del refugiado

¿Qué le ha pasado a mi patria?
Un pasado de sol y sonrisas
Un presente de balas
Tierra yerma
Y casas derrumbadas

¿Dónde está mi patria ahora?
En los recuerdos
Protegida por la memoria
En otra bandera
Que me permite rememorar
Vivir y soñar
Que el futuro
Nos pertenece a todos
16
10comentarios 130 lecturas versolibre karma: 118

El poeta rabioso

Le indignan:
Inequidades
El placer sin dolor
La belleza sin velos
El triunfo fanfarrón
La rima circular

Rugen irreverentes
Furiosos versos
Bajo la negra espuma
Del poeta rabioso



Del Poemario Palabras que regresan
11
8comentarios 87 lecturas versolibre karma: 124

Jirones

Otro año más
innúmeros rostros
que ya no están.

Nostálgicos del ayer
pletóricos del hoy
sedientos del mañana.

Una senda
de luminosos
y personales jirones
alumbra
lo que vendrá.
10
8comentarios 104 lecturas versolibre karma: 107

Deconstruyendo versos

La ciudad nuevamente intenta dormir
Bajo la mirada atenta de la luna
Mientras poetas insomnes
Desgranan versos que arrullan al universo


Las juveniles flores despliegan
Sus colores y aromas
Seducidas por el tibio calor
Del sol de la mañana


Un corazón huérfano
Arropado de soledad y nostalgia
Escribe sobre el papel etéreo
De esperanzados suspiros

Esculpiendo sobre
Un mármol cálido y palpitante
Abrazando luminosos secretos
La poesía muestra su esencia
13
14comentarios 124 lecturas versolibre karma: 114

Jardín de Palabras

Un día, un poeta decide crear un jardín de palabras. Primero planta la palabra afecto: de sus verdes y cálidos tallos nacen las flores del amor, la amistad y el compañerismo.
Luego planta la palabra incertidumbre: de sus verdes y crujientes tallos, surgen las flores del miedo, la valentía, el odio, la compasión y la comprensión.
A continuación planta la palabra orgullo: de sus verdes y soberbios tallos, surgen las flores del egoísmo, la ambición, la necedad, el rencor y la osadía.
Finalmente planta la palabra Poesía: de sus verdes y mágicos tallos, surgen miles de diminutas y coloridas palabras, esparcidas como pinceladas por el caprichoso viento del destino.
El poeta jardinero admira su obra: palabras que caminan, corren, tropiezan, se ordenan. Palabras que pintan y juegan. Por fin su jardín de palabras, tiene sentido.






Del "Domador de recuerdos y otros relatos"
12
10comentarios 131 lecturas relato karma: 96