Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Jodida

No busco tu mirada
desde que comenzó
el otoño
y yo,
quise quedarme
sembrando las verdades
de mañana
en pleno invierno.
Tal vez
me equivoque
y me atraviese
el viento helado
hasta quemarme el corazón,
después de trenzar
con cariño sus espinas.
Quizás,
hasta me pudra
entre las semillas
de una melancolía.
¡Lo cierto es que me quiero viva!
Viva de todo.
Viva entre colores
y encendida;
aunque sea, sólo
por la sombra azucarada
de la piel recién bruñida.
leer más   
31
21comentarios 203 lecturas versolibre karma: 107

Sin sonido

Por ese nudo
que me aplasta,
la verborragia
del silencio
va hilando letras.
Letras solitarias,
pedacitos de razón
enlutada de renglones
que no existen,
de vida cobrándome
las expensas
en monedas de locura.
Y todo por un nudo
que, tampoco,
sé si existe.
24
12comentarios 131 lecturas versolibre karma: 121

Poesía

La poesía
es tinta
que permanece
flotando después
de atravesar una tormenta,
rastros de rayos
y centellas,
locura
que intenta ser,
apenas, lo idílico
de las emociones
a los ojos
de un intento de poeta.
Por eso,
los grises
caben en tantos colores,
el alma
envuelve las manos,
una voz
se escucha en las letras
y se siente como
estalla el corazón
a la sombra de la razón.
leer más   
28
12comentarios 152 lecturas versolibre karma: 121

Esencia

He visto
sueños sin dueño,
felicidad extraviada
y esperanzas agrietadas de negras.
Ternura desorientada brotando a borbotones,
miedos temblando de espanto,
tristezas engullidas por algas,
y astillas en el alma horadadas por piedras.
Ventanas sin vainas frente a frías tinieblas,
caminos balanceando las arenas del tiempo con granos de arroz.

He visto
laberintos alcanzar manos diestras
y la siniestra mirada del que todo mal espera.
Un gesto grabado en el girar de unas pocas palabras,
el tiempo cansado y dormido entre escombros,
la noche reclinando su fe sobre fugaces estrellas.
La muerte arengando a los luchadores,
rosas cercenando las hojas asidas al recuerdo,
y el agua inmóvil esperando algún paso de la luna.

He visto todo lo que creo
y algunas inquietudes más.
leer más   
18
8comentarios 186 lecturas versolibre karma: 101

Al amor de todas nuestras vidas

Amor,
no hagas caso
de las lenguas
rotas de tanto marchitarse.
Ni sientas tristeza
creyendo
que nadie te entiende.
Amor,
no te pierdas
ni te escondas
detrás de la sequía
que asfixia.
No contemples
de lejos las miradas perdidas
ni las muecas
vivientes de seres
sin vida.
Amor,
aunque te duela
el aire de tanta
cuerda suspirada,
de tanta flecha
rayando el aire
para encontrar
la luz de sus días,
¡no desistas!
El que te siente
comprende tus medidas,
los escritos
entre líneas,
ese hilo
que nos ata
de vez en vez
tejiendo un para siempre
que parece efímero
aún siendo inmortal.
leer más   
25
5comentarios 315 lecturas versolibre karma: 96

Lenguas de fuego

Lo navegaba,
y me parecía estar viendo el mar
hacerlo de a gotas.
Suaves ondulaciones
al ritmo de la sal de los cuerpos,
color cielo
sobre la superficie respirable
y calor de infierno bajo la ropa;
profundas las bocas
con fondo de espuma blanda
en lenguas de fuego.
leer más   
11
sin comentarios 161 lecturas versolibre karma: 90

¡¡FELIZ 2018!!

Te deseo que puedas mirarte al espejo con ojos de cariño más que de reproches.
Te deseo que camines tus días con cordura y corras con locura detrás de tus ilusiones.
Te deseo que tus arcas se colmen de amores eternos que enriquezcan tu corazón y llenen de lujos tu existencia.
Te deseo que todo lo que roces florezca en tu alma y todo lo que alcances no te la envilezca hasta pudrirla.
Te deseo que no mueras necesitando un abrazo ni que nadie lo haga por carecer del tuyo.
Te deseo que te plantes en un libro, que leas la mirada de tus hijos y tengas un árbol cada vez que busques una sombra.
Te deseo que desees con el corazón encendido y el pensamiento claro, que puedas, que quieras, que ames.
Te deseo el pecho tocando la música que provoque el danzar infinito de tus días.
Te deseo toda la paz que puedas cargar sobre tus hombros y salud para esa fortaleza.
Te deseo una mirada profunda cada vez te enfrentes a la soledad y sus palabras.
Te deseo una lágrima de felicidad por día y una vida longeva donde puedas ver y disfrutar del océano que construiste.
Te deseo el abrigo del cielo sobre tu espalda y el calor de las raíces bajo tus pies.
Te deseo todos tus buenos deseos y el abandono de los rencores en una esquina perdida de tu universo.
¡¡Feliz 2018!!
leer más   
14
4comentarios 144 lecturas prosapoetica karma: 113

Papeles en las manos

Hay quienes
dibujan líneas
que no los llevan
a ningún lado
o, puntos
con figuras geométricas
donde no caben
las nociones
de la noche
ni lo claro
de las horas
que acompasan
el idioma
de los días.
Yo, construyo
barcos que navegan
por los sueños
antes de tocar
cualquier orilla
en incontables
universos.

Rox
leer más   
17
6comentarios 210 lecturas versolibre karma: 98

Que la noche

Que la noche
nunca llegue.

Que la noche
no se vaya nunca.

Que la noche
nos susurre deseos
envenenados con bajas pasiones.

Que la noche
abrace nuestro azul
con luces de media luna
y llena de estrellas.

Que la noche
dibuje en su aire
nuestros sueños
y ni el rocío los empañe.

Que la noche
se cruce
colmada de un mañana
que bese
el para siempre más sincero.

Que la noche
nos señale la puerta correcta
y el sendero más despejado.

Que la noche
no duerma
y nos mantenga
con los ojos cerrados.

Que la noche
de rondas
con niños alados
saltando y cantando.

Que la noche
nos explique
el miedo más profundo
y nuestro reflejo en él.

Que la noche...
Que la noche...
Todo lo pedimos a la noche
y la noche cumple
sin preguntar siquiera,
sin sospechar
que nosotros,
somos todo lo que oculta
y hace a su oscuridad.
leer más   
12
10comentarios 300 lecturas versolibre karma: 83

¡Salvese quien pueda!

Si lo ven, no lo miren a los ojos,
no lo escuchen respirar,
no tienten su sonrisa;
no le den tiempo
y huyan sin mirarse en los charcos.
De otra forma,
siempre va a ser tarde
para cualquier salvación.
Ni siquiera el sacrificio propio
consigue atenuantes
para aplacar el dolor.
Las carroñeras dudas
muerden cualquier sueño
alimentando el monstruo
que cabalga el insomnio
a la velocidad de cualquier luz.
El agua sólo yace en el barro
dónde acuden presurosas
las pisadas intentando vanos y
la sed termina por secarse
igual que el corazón.
Si lo ven, no lo miren a los ojos,
es voraz con sus víctimas;
un depredador.
Conoce cada rincón
de la muerte y
sus costados más vulnerables
escondidos detrás de la ilusión.
Si lo ven, no lo escuchen respirar,
es ácido dulce trepanando
las venas y horadando en las entrañas.
Un asesino letal
con guantes blancos
para ver las huellas.
Si lo ven, no tienten su sonrisa,
es perfecta para las discordias,
perfecta para envolver el silencio
de los días claros
y la luz de los grises.
Profunda para caer,
dura para levantarse.
Si lo ven, no le den tiempo
porque el tiempo no le teme,
la vida lo ama,
el alma lo busca,
el corazón lo glorifica
y la ausencia lo llora.
Si lo ven, ¡¡huyan!!
¡Corran por sus vidas!
El amor no perdona
una vez que alcanza lo que toca.
leer más   
16
8comentarios 204 lecturas versolibre karma: 81

¡Tan compleja!

Se me va la vida y nunca se presentó cabalmente como perfecta. Y es que su calce a veces es tan extraño, sus maneras al decir, su cadencia al volar y esos gestos al seducir...
Jamás la comprendí del todo, cambia el sentido de su lógica tan a menudo que me va dejando atrás cuando pienso que marcho a su paso.
Su trabajo me lo entregó un día en mano y finalmente, son todos deberes a realizar según las horas de un cronograma confuso y antipático. Y es con esos, sus ciclos, que siempre tan atareada me deja, me lleva y me trae, me ausenta y me enfrenta, me regala y me cobra.
Se me va la vida y todavía no termino de conocerla.
leer más   
10
5comentarios 189 lecturas prosapoetica karma: 79

Quiero

Quise darte un presente
y ya no estabas.
Quise quedarme con tu olor
y ya no lo hallé en el aire.
Quise vestir tu mirada en mi sonrisa
y ya había cambiado de página.
Quise parecer ida
y ya era tarde.
Quise cobijar tus días
y ya lejos de mí estaban.
Quise abrazarte por la espalda
y ya se había desvanecido.
Quise transcurrir mi estancia en tú voz
y ya era invierno tú silencio.
Quise contemplar cada latido de tú corazón
y caí en cuenta de mis delirios.
leer más   
3
4comentarios 151 lecturas versolibre karma: 96

Un solo paso más

Estoy a punto de cruzar esa calle que,
hasta dormida, me da muchos miedos.
De buscar algunos momentos de más cordura,
una real, una mía.
De contemplar el cielo desde muy abajo
aunque cierre los ojos en medio de la luna.
De abrazar los hombros de la vida
porque así lo dicta el pecho.
Con pequeños pasos ajustados a grandes vuelos
y sumergida hasta el cuello.
Con una simple pero sincera reverencia
a las horas por venir.
Con un diálogo profundo
entre las voces de mi cabeza y los alaridos del corazón.
Sin perder un sólo recuerdo
que pueda brillar en algún otro amanecer.
Arrebatando hojas maduras al silencio y sus ramas.
Persiguiendo esa alegría que,
aunque nunca está sola,
construye palacios para pasar los inviernos.
leer más   
14
11comentarios 147 lecturas versolibre karma: 84

Verdades

La inmortalidad de las almas apuñalada en millones de hojas, así, como alfileres con mariposas.
leer más   
9
2comentarios 133 lecturas prosapoetica karma: 89

Cuando sea el momento

Cada amanecer,
después de un gran insomnio
o de la luz de algún te sueño,
estoy más cerca del volar
hecha cenizas.
Porque ese,
es mi destino.
La tierra es para la vida
y las flores
son parte del amor.
leer más   
14
2comentarios 149 lecturas versolibre karma: 86

Prueba viviente

Dicen,
que arrebata el corazón
con sólo un roce de esa sonrisa
cálida a media voz.
Todos lo dicen,
yo lo demuestro.

Dicen,
que no tiene perdón de Dios,
que creó un cielo azul
en el infierno.
Todos lo dicen,
yo lo demuestro.

Dicen,
que colecciona huesos
de corazones que caminan
en silencio.
Todos lo dicen,
yo lo demuestro.

Dicen,
que por su sangre
muere el invierno y
se detuvo el tiempo.
Todos lo dicen,
yo lo demuestro.

Dicen,
que su respiración
teje cada hebra del aire,
que conoce sus secretos.
Todos lo dicen,
yo lo demuestro.

Dicen,
que vive por amor
al arte de enamorarse
que es amante
de lo incierto.
Todos lo dicen,
yo lo demuestro.

Dicen,
que sus ojos
apuñalan la razón de frente
y que, aún,
condenada a muerte
no muestra
atisbos de defensa.
Todos lo dicen,
yo lo demuestro.

Dicen verdades absolutas,
yo soy la prueba
que existe,
y ya estoy muerta.
Todos lo dicen,
yo lo demuestro.
leer más   
11
6comentarios 84 lecturas versolibre karma: 78

Sentencia

Dice la vida
que no le busquemos
las medidas perfectas,
que las tiene
según
las manos
de quien la tome.
leer más   
12
9comentarios 113 lecturas versolibre karma: 84

De locos

Medimos
alturas,
distancias,
tiempo,
fuerzas.
Lo medimos todo,
hasta lo imposible.
Medimos el amor.
leer más   
14
8comentarios 160 lecturas versolibre karma: 83

No es poesía

Ni intangible ni infinita,
ni extinta ni salvada,
ni caída ni victoriosa,
ni distante ni afín.
Sólo una palabra
nacida del alma
para morir
como todo
lo que late
por la vida.
leer más   
14
2comentarios 133 lecturas versolibre karma: 78

Dormir o soñar

Comienza por zozobrar la tarde
y todo se hunde
en la profundidad de la noche,
las horas de espera,
el tiempo perdido,
ese instante efímero.
Lo vivido,
lo vívido,
lo que transcurre tangible
aunque sea disperso.
Lo ruidoso y ya en ruinas,
lo rebelde que no cesa de dar batalla.
Lo tenebroso bajo diferentes cielos,
la belleza de lo mortal.
Lo arrebatado de las rutinas,
las huellas que dejamos con la vida.
Lento, pero inexorable.
Con estrellas cambiando los rasgos del cielo
y la misma luna de siempre
bajo otra mirada;
de negro abundante o calva.
Al tocar el fondo de sus arenas movedizas,
todo es dejarse soñar
o dormir en el intento.
Los miedos existen,
el insomnio
y los fantasmas.
El instinto manda
aferrarse con las uñas
o encontrar el ritmo de la brazada
para llegar a buen puerto al alba.
Agotados, pero a salvo
para volver a comenzar.
leer más   
10
5comentarios 336 lecturas versolibre karma: 71