Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Hablar por hablar

Dicen que no hay dos sin tres,
pero si no hay conjunción
en dos, imposible en tres.

Que más vale tarde que nunca,
pero lo que llega con retraso
quizá nunca debió ser.

Que a quién la sigue la consigue,
pero si no lo logra antes,
quizá estás rozando el acoso.

Y que más vale pájaro en mano
que ciento volando.

Pero yo prefiero verte volar,
que tenerte apresado entre
mis miedos y mis dedos.
4
2comentarios 18 lecturas versolibre karma: 71

(Silencio)

Y sostuve la mirada a la vida
en un acto estúpido
de autoafirmación insignificante,
sin más sentido que el de creer
mis propias mentiras.

Reté al tiempo
a un combate de fuerza,
sin pensar que el tiempo
es el dueño de mi fuerza.

Una nunca se acostumbra
a las tonterías que se pueden
llegar a hacer en nombre
de no sé qué ideología personal.

El ser humano es el único animal
capaz de creerse dos veces
la misma mentira,
siempre que esta
sea un regalo para el odio.
¡Vanidad, de vanidades!

Ahora, acomodo mi cabeza
en tu regazo, esperando
calmar así este desasosiego
que me causa mí no aceptación.
Me relajo y dejo los sentidos
a flor de piel,
percibiendo todos los estímulos
que me son gratos e importantes.

Sshhh¡¡¡( Silencio).
12
4comentarios 52 lecturas versolibre karma: 107

Palabras marchitas

Las palabras gastadas por el uso,
pierden su esencia
y se vuelven vacías.

Un amor mío,
repetido con desgana
tiene sabor a rancio.

Pulular por el vocabulario
insistiendo en hacer hincapié
en las mismas palabras
que ya son borrones,
desprovistas de fuerza y
apagadas de verbo.

Palabras prostituidas,
mal usadas,
vendidas,
marchitas,
cansinas,
con olor a taberna sucia y alcohol barato.

Las palabras gastadas por el uso,
siguen buscando renovarse.
14
6comentarios 62 lecturas versolibre karma: 108

Vida cíclica

La vida a veces te regala un camino
de andar suave, dulce y de colores bellos
con luces, soles, estrellas y destellos
casi onírico, como cuento divino.

Hermoso camino, primavera pura.
Con un cuadro de Sorolla en la mirada,
y melodía de Vivaldi encontrada.
Respira este aroma amigo, en lo que dura.

Porque tarde o temprano el frío te llega,
la bella y hermosa flor se marchita y muere.
El camino roba, quita lo que quiere
y el invierno invade tu vida y la anega.



Hortensia Márquez

Copla Castellana
ABBA CDDC EFFE
Contiene 12 versos de 12 sílabas.
15
11comentarios 87 lecturas versoclasico karma: 107

Grasa negra en las manos

¡Te extraño tanto!
Vuelvo a pintar en la tierra
efímeros bocetos de juegos.
¡Qué larga es la tarde!

Canicas de colores,
la teja y la tiza.
El barro y un clavo.
(Te echo de menos.)

Un verano que dura como 7,
y llega septiembre.
Aprovecha las últimas tardes
antes de que te recluyan de nuevo.
El invierno se hace tan largo.

Calbotes calentitos,
somos seis, y mama dice
que hay que repartir.
Huele a leña y a carbón,
a hogar, a seguridad y amor.
(te extraño)

Las manos de grasa negra
traen un pan blanco a la mesa.
Un pellizco y un beso,
un guiño y una broma.
(te echo de menos)




( a mi padre)


Hortensia Márquez
13
10comentarios 56 lecturas versolibre karma: 100

Hiel y miel

Con la miel en los labios
y la hiel en el alma,
desprovista de posibles,
me resigno a buscar
unas pocas migajas
de caricias en un mundo
repleto de arañazos.
8
6comentarios 139 lecturas versolibre karma: 79

El estanque de la vida

Cuando el estanque de la vida
se llene de gotas de ausencias,
romperé en pedazos el cristal
que separa el hoy del ayer.

Permaneceré en ese estado
de irrealidad permanente,
abrazada a cada frío silencio.
Agazapada tras cada añoranza,
intentando convertir
lo intangible en tangible.
Lo soluble en sólido.
Lo perecedero en eterno.

Cuando el estanque de la vida se llene........allí te espero.
14
10comentarios 160 lecturas versolibre karma: 98

Recordando recuerdos

En el espacio por el que transito,
los atardeceres de los recuerdos
se acomodan en los rincones,
esperando una ráfaga de tiempo
para pasar a la acción.

En un susurro sólo perceptible
por mí, acarician mis oídos y
rozan mi cerebro ahíto de buscar.

El blanco y negro de las fotografías mentales
es ya más amarillento que claro,
y mi percepción de una realidad pasada
se va desdibujando .

El tiempo se comporta como
un borrador y elimina a su antojo
los trazos que él quiere,
sin darme opción a guardar,
y me quedo así, absurda y cansina
recordando recuerdos.
19
6comentarios 154 lecturas versolibre karma: 87

Mariposas negras

Me limito a vivir,
así, sin barreras.
Sin objetivos ni deseos,
los escollos ya vienen ellos
y se ajustan entre el empeine del pie
y la sonrisa acida de la boca.

Me limito a deambular,
a transitar por los escritos
que escribo pero no siempre suscribo.
A desgastarme a lametazos
de ojos que leen.
A corregir un tachón de tinta salada
en el esfuerzo de una mañana
que casi era de luz y rayo.

Cuando las mariposas negras
levanten el vuelo, prometo empezar
nuevos engendros menos oscuros
y más vistosos y sutiles.
A veces no queda más remedio
que deshacer los versos enquistados
para poderlos abrir y allanar.
No sé si sucumbiré a tanto ahogo,
pero no es la primera vez
que el humo se acomoda en mi cabeza.
Igual si abro ventanas
en la azotea de este hueco
se despejan todas las tonterías,
los absurdos,
los gritos ciegos
y las visiones sordas.

¿Cuándo dejé el barco a la deriva?
No recuerdo si quiera
cuando empecé el viaje.
La aguas siguen revueltas,
y yo aquí procesando
una idea que no acabo de digerir.
El agua roza la punta de mis dedos
y un escalofrío de limpio
recorre mi espalda.
Los retazos de una infancia lejana
se paseas por la charca
como hojas que navegan.

Y mientras tanto,
bebo una copa de vino
y sonrío a una caricia que recibo.



Hortensia Márquez
5
4comentarios 80 lecturas versolibre karma: 70

Con la miel recubriendo la hiel

Con la hiel en manos
y la miel en las caricias.

Intentando un abrazo
que no roce pero caliente.
Buscando un abrigo
en las ganas de querer quererte.
De querernos con los ojos.

Con la miel en los labios
y la hiel en el alma,

desprovista de posibles,
me resigno a buscar
unas pocas migajas
de caricias en un mundo
repleto de arañazos.

Con la hiel en odio
y la miel en las ganas.

Confundiendo querer con tener,
buscar con hallar.
Envolviendo en papel fino
los deseos que no llegan,
y se quedan perdidos
en los escollos del camino.

Con la miel recubriendo la hiel.



Hortensia Márquez


Revisión y ampliación de "Hiel y Miel"
16
17comentarios 68 lecturas versolibre karma: 107

Soneto de soledad solitaria y sola

Calculando en el tiempo ya pasado
y distancia que todavía queda,
con tela suave de auténtica seda
envolvería el sosiego cansado.

El corazón maltrecho gime helado
sin que con ello calmar dolor pueda,
triste viendo como esta vida rueda
sin un sitio, dejándolo apartado.

Soledad que está sola, tan amarga,
que no te pide, esa que sola llama
que me cae como una dura carga.

Sobre mi pecho como negra dama
sobrevives como bilis amarga
y te enquistas en mi lúgubre cama.



Hortensia Márquez
Soneto clásico.
ABBA ABBA CDC DCD
Contiene 14 versos de 11 sílabas cada verso.
18
11comentarios 97 lecturas versoclasico karma: 92

Luciérnaga, llama y caricia

Espesura en la niebla.
Las luces no iluminan nada.
El camino es oscuro y cansino.

Una luciérnaga para la vista.

Espacio vacío en esta estancia
abarrotada de sentimiento.
Un cuadro fúnebre aquí,
una estatua mueca allí.
Y entre tanto; vacío denso.

Una llama para el alma.

Los pasos se corroen
con el lodo del miedo.
Lluvia ácida.
Viento gaseoso.
Y tú, mirando sin ver.

Una caricia de piel.

Musitando algo ininteligible,
el aire viciado de la sala
regala notas anodinas.
Murmullo infecto y absurdo.

Una luciérnaga para la vista.
Una llama para el alma.
Una caricia de piel.
18
19comentarios 136 lecturas versolibre karma: 117

En un frasquito

Buscando un atajo
para llegar.
Las distancias cada vez
se vuelven más largas.

Distinto y distante.
Te siento extraño,
y por ello te extraño.
Continuo y discontinuo.
Unidos en un espacio-tiempo
imposible de embotellar.

Anhelos nunca logrados,
por más que intentamos.
Pero no sucumbimos.
Subimos y bajamos,
sin dejar que nada nos detuviera.

Busco el jugo, el néctar
para meterlo en un frasquito
y guardar así nuestra esencia.
Que permanezca hasta el fin
de los tiempos.
Oculto, perdido y a salvo.
6
6comentarios 101 lecturas versolibre karma: 86

Cine versus Realidad

Y quise mirar la vida
como en un plano secuencia,
de una vieja película en blanco y negro.
Vernos así, desgastados,
cansados y tristes,
pero juntos.
Con la dimensión de las
grandes obras del cine.

Como en una escena
de “Días de Vino y Rosas”,
donde Jack Lemmon y Lee Remick,
bebían hasta hacerse daño,
y se amaban bebiendo.

Quise buscar la magia
del cine, en la realidad
compleja y simple
de nuestro día.
Nunca tuvimos
días de vino,
ni de rosas.
Ni yo fui “La Novia”
ni tú Rick Deckard .


Ni viviremos en un
mundo surrealista
donde "Amanece, que no es poco".
Ni nos quedaremos atrapados
esperando "El Ángel Exterminador".

Cine, cine, cine,
más cine por favor,

decía Aute.
Pero lo cierto es
que la realidad nos engulle
y nos impide vivir en una gran pantalla.
Que "Los 400 golpes" nunca
serán de "Melancolía",
pero la vida seguro si es
"El Viaje a ninguna parte".


Hortensia Márquez

Mi particular homenaje al cine, y a algunas de las películas que más me han impresionado y marcado.
22
29comentarios 165 lecturas versolibre karma: 110

Largos cortos. Pesos escuálidos

Pasan de largo
los días cortos.
Como estrellas fugaces
apenas perceptibles
por el rabillo del ojo.

Pesan los escuálidos
esqueletos temporales.
Como plomizo golpe
de realidad abrupta.

Chasquea los dedos,
acudiré rauda a tu llamada.
La necesidad de endulzar
el amargo transito,
me hace percibir unas migajas
como un bocado de cielo.

Desencanto en lo que veo.
Triste alegría de nadie.

Tapón en la botella,
así no puedo beber
una copa de vino.
Destapa y siéntate aquí,
juntos beberos por lo que
pudo ser y por lo que
la realidad nos dejó tener.
19
18comentarios 108 lecturas versolibre karma: 92

Siempre el frío

Pez diminuto en estanque
de aguas gélidas y oscuras.
Nadando solo, contracorriente.
Pequeñez en un espacio
que ocupan los nombrados.
Recurso mínimo.
Pedazo escaso.
Minúsculo y apenas nada.

Voz en el desierto.
Grito en la soledad.
Llanto en el mar.
Vacío en el aíre.

Nada.
Apenas menos que nada.

Mirada que ve sin ser vista.
Que escucha sin ser escuchada.

Escarcha en la nieve.
Y el frío, siempre el frío
aunque los 40º se rebasaron.


Color translucido y transparente
de la paleta de un pintor mediocre.

Oscuridad en la noche sin luna.
Bolsillo roto por donde se pierden
los minutos y las ganas.
Alejada del amanecer,
aproximándose al ocaso.

Y el frío, siempre el frío
que cubre los ojos,
las manos y los labios.

Glaciación del alma
marchita, pequeña
y oculta en el centro
de un mundo que habita
en la mota de un suspiro.
15
14comentarios 116 lecturas versolibre karma: 110

Tristeza

Golpes sordos
en los lagrimales.
Tachones en el alma
y corazón en una jaula.

Por el camino voy dejando
charquitos de pena y hambre.

Sola, solita en mi negrura
me cubro de frío y sueño.
En el puño. En el puño
de la mano guardo una sonrisa.
Quizá mañana me la ponga.

Pañuelos. Pañuelos de seda
para secar un mar de nubes.
Sacúdelos al viento,
que se lleve la humedad,
el tedio y el miedo.
16
10comentarios 102 lecturas versolibre karma: 110

Vestigios

Un vaso de vino
medio lleno,
sobre la mano de una sombra.
La purpurina se cayó
de los labios fríos
cuando las bocas efímeras
comenzaron a gritar.
El silencio trae a la memoria
escasos bocetos reales
de figuras casi extintas.
La sábana ya no cubre
más que unos pedazos
de nostalgia, aderezada
con lágrimas y besos transparentes.

Los recuerdos son volubles.
Tan pronto ríen como lloran.
Te golpean o te abrazan.
Te llaman o te evitan.

Las paredes pintadas
de tardes de humo blanco,
dejan ver figuras en los manchones.
Las cortinas de los ventanales
se mueven como bailarinas
alocadas y torpes.
Los retratos amarillean
en sus marcos de plata sucia.

Todo es reminiscencia de vestigio.
19
10comentarios 100 lecturas versolibre karma: 102

Rutina

Los pegotes del suelo
tienen callo de tiempo.
Acomodados ya, a un espacio
que les resulta propio,
se dejan pisar sin oponerse.
El espejo tiene el cristal ajado,
deja ver una imagen difusa y deforme
de la realidad proyectada sobre él.
Y los rincones acumulan
pelusas de minutos y
polvo de tiempo triturado.

Lo cotidiano se viste
una vez más de gala.
20
10comentarios 107 lecturas versolibre karma: 106

Y si....

Y si nos quitamos vendas
y abrimos los ojos a la vida.
Y si despertamos de golpe
de este sueño absurdo
de realidades inventadas.
Y si vaciamos bolsillos
de telarañas y recuerdos
y los llenamos de esperanza.
Y si abrazamos sin mirar
la cara del ser abrazado.
Y si nos atrevemos a soñar
despiertos con lo que queremos
y dejamos de lamentarnos.

Y si , en definitiva, vivimos,
sin dobleces ni caretas,
con la cara limpia y
el alma ancha.
21
18comentarios 130 lecturas versolibre karma: 124