Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Soneto. Cerebros usurpados

En esta jungla de las nuevas redes
los dispositivos informáticos
usurpan cerebros telemáticos
a las mentes henchidas sin paredes.

No están derrotados los "placeres"
de los conservadores selváticos
ni ediles o ministros pragmáticos
que hacen multimedia de sus poderes.

El mito del poder sigue vigente
en boca que sabe mentir y miente
cuando retrocede en lo que invierte.

{0x1f519} {0x1f519} {0x1f519} {0x1f519} {0x1f519} {0x1f519} La falsedad recula y está presente
{0x1f519} {0x1f519} {0x1f519} {0x1f519} en macroeconomía que no siente
{0x1f519} {0x1f519} al pobre a quien en más pobre convierte.
leer más   
4
1comentarios 42 lecturas versoclasico karma: 57

Soneto. Realidad tangible

Si el eco de mi voz llega a tu oído,
si acaso percibes que aquí sigo y estoy,
si recibes los besos que te doy,
si mi alma te ama en lo más prohibido,
si perdura el quiero como he querido,
si no he cambiado esencia en lo que soy,
si de mi mente a tu mente me voy,
si en tus brazos, sin ti, sigo henchido,...

Todos los condicionantes son prontos
cuando sigues sin dar señal de vida
en tu ausencia de realidad tangible.

Soy romántico -y feminista-, y afronto
que un adiós no ha de ganar la partida
cuando EL AMOR no es amor imposible.
leer más   
4
sin comentarios 25 lecturas versoclasico karma: 43

Soneto. Pájaros del alba

Casi todos los pájaros del alba
-lúcidas neuronas de mi cabeza-,
dan fin a cada día, igual que empieza,
respirando en tus promesas de salva.

El hierro caldeado nos enalba
en ábacos de distancia y pereza
y, así, los sueños caen en tristeza
aunque, a mis ojos, seas como la malva.

Pájaros que nos duelen en el alma,
que desquician la paz de toda calma,
aunque nunca desvelan su secreto.

Y en el placebo natural del alma
siempre queda un trocito que está en calma,
que es refugio para tu amor completo.
leer más   
5
1comentarios 37 lecturas versoclasico karma: 60

Soneto. Igual que te he esperado cada día

Hay desenfreno en esos arrabales
que suscitan cultura anquilosada
y frío de hipotermia consternada
en tierra dura o grandes peñascales.

De madrugada, cuando entras o sales,
mi cardiopatía está dilatada
y bebo sed de amor exasperada
en todos los ríos y sus caudales.

Si al fin se degrada mi ideología,
podrás usarme como precedente
en tu boca llena de rebeldía.

Cundo muera y esté sin morfología,
podré esperarte como antecedente
igual que te he esperado cada día.
4
sin comentarios 72 lecturas versoclasico karma: 48

100% Existencial

" Empezaré por barrer la casa
y quitar estas telarañas
que me han distraído
durante un tiempo...
¡ Ahí fuera hay mucha vida
por descubrir
y muchas cosas
por las que luchar !. "
leer más   
5
1comentarios 39 lecturas versoclasico karma: 64

Soneto. Silencios de aire puro

En copa de árbol líquido, a buen sorbo,
me bebo tus silencios de aire puro
y el alma se me hace fruto maduro
en tus brazos que esquilman rastro y morbo.

Tu palabra insonora no es estorbo,
sino gesto amable, amor y conjuro
de un abrazo que me abriga seguro
en cada renglón de vida que absorbo.

Al oído llevo impresos los cencios
de cada suspiro-inspirado tuyo
que estimulan conversación certera.

Fuera de contexto, ya no hay silencios
ni diásporas deleznables de orgullo,
sino fuentes de amor. Más primaveras.
leer más   
2
sin comentarios 82 lecturas versoclasico karma: 36

Soneto. A hurtadillas

La brújula del sol se mece inquieta
y la gaviota desgarra su plumaje
alentada en el vuelo de otro viaje
a un cielo que, entre las nubes, se agrieta.

En un golpetazo de olas se aprieta
la arena de la playa -sin encaje-
y en la tumbona de aire -sin ultraje-
descansa la mar con el agua quieta.

El viento sopla tímido -a hurtadillas-
y viste de color de sol pomelo
como hace siempre en todas las orillas.

Las aguas frías, que atemperan hielo,
te han visto mojarte hasta las rodillas
y por tu cuerpo se mueren de anhelo.
4
sin comentarios 35 lecturas versoclasico karma: 69

Soneto. Escalera de color

De cada
{0x1f539} {0x1f539} peldaño
{0x1f539} {0x1f539} {0x1f539} {0x1f539} de esta escalera
me subo -o me bajo- constantemente.

Me cuesta sopesar someramente
con el alma tenaz y aventurera.

De cada
{0x1f539} {0x1f539} escalón,
{0x1f539} {0x1f539} {0x1f539} {0x1f539} pisada certera,
me elevo - o me caigo- inconscientemente.

Mi mente desciende -o es ascendente-
al llegar la luz de la primavera.

Las estrellas se desvisten de gala.

Mis sueños no alcanzan al firmamento
y en el Universo no hacen su escala.

El canto sutil del mar en la cala
{0x1f539} {0x1f539} es estallido y desconocimiento
{0x1f539} {0x1f539} {0x1f539} {0x1f539} {0x1f539} {0x1f539} donde el Mundo
{0x1f539} {0x1f539} {0x1f539} {0x1f539} {0x1f539} {0x1f539} {0x1f539} {0x1f539}se desprende...
{0x1f539} {0x1f539} {0x1f539} {0x1f539} {0x1f539} {0x1f539} {0x1f539} {0x1f539} {0x1f539} {0x1f539} y... resbala.
10
4comentarios 75 lecturas versoclasico karma: 79

Soneto. Tierra

La madre Tierra luce tan hermosa
desde los satélites del espacio
que no concibe morirse despacio
en agravios de mano temerosa.

En un impás de guerrera forzosa,
su último desafío es el prefacio
del valiente planeta que es reacio
a morir en actitud dolorosa.

La Tierra, que te abraza como a un hijo,
no concibe energías nucleares
ni quiere ser tratada como alijo.

El Mar, el Sol - y Duendes Naturales-,
ecologistas de criterio fijo,...
serán el fin para todos los males.
10
1comentarios 65 lecturas versoclasico karma: 82

Soneto. En pié y solidarios

No hay silencios tras las computadoras,
sino mentes solidarias que avivan
a las redes dormidas que se esquivan
en las bocas que hablan, - cautivadoras -.

Si pasas leyendo horas y más horas,
has de parar a pensar lo que escriban;
porque, a veces, las voces que cautivan,
también pueden ser bocazas traidoras.

Cuando pensamos libremente, hay magia
en esas neuronas que nos conectan
y nos distinguen comunitarios.

Si un gesto mecánico nos contagia,
no te enviaré fotos de las que infectan,
sino mensajes en pié y solidarios.

'
leer más   
4
sin comentarios 46 lecturas versoclasico karma: 60

Soneto. Teorema Concluso

Ya no puedo demostrar el teorema
" saber si me quieres o no me quieres ".

Por reducción al absurdo, prefieres
dejarme vivir con ese dilema... .
La inducción ene-más-uno blasfema
y, ((( en intervalos encajados ))), eres
el axioma añorado de los seres
que se hace infinito en cualquier problema.

Cada día - sin respuesta - es confuso
y en la espera empírica se revela
el foco de luz de Amor primero.

Cuando aparezca el teorema concluso
y se vistan los campos de acuarela,
seremos almas de amor verdadero.
6
sin comentarios 27 lecturas versoclasico karma: 57

Soneto. Una conversación pendiente

Esta tarta de boda nos distancia
en dos separados mundos distintos.

{0x1f466} En este mundo tengo repugnancia.
{0x1f3c3} En este otro, te aguardo con instintos.
{0x1f466} Echo de menos tu humor y elegancia.
{0x1f3c3} Aquí tus valores están extintos.
{0x1f466} Necesito verte y oler tu fragancia.
{0x1f3c3} Mi vida aquí es de muchos laberintos.

{0x1f466} Los dos conocemos las coordenadas
y no debemos silenciarnos tanto,
sino amarnos y cruzar las miradas.

{0x1f3c3} Nuestras vidas están desordenadas
y no queremos mundos de espanto,
sino amor en dos pieles enredadas.
leer más   
1
sin comentarios 36 lecturas versoclasico karma: 18

Soneto. #LaPuebladelRío

Por la naviera luz de La Barqueta
se abren en brecha los surcos fluviales
y a las veredas, cañadas reales,
llegan piafando trotes de carreta.

Por La Marisma, aguas en la cruceta,
mieses de tornasol, ... de cereales, ...
y espasmos de chorros en los canales
que se ajustan con cintas de agujeta.

Las nubes caen presas de sol y ocaso
en uves de aves que van con retraso
buscando el humedal de La Dehesa.

Pinares y Encinares,... ... ..., Río al paso,... .
Mimbres,... ... ... ... . Y aromas que duermen, al raso,
en las Cinco Riuelas que atraviesa.
leer más   
5
sin comentarios 37 lecturas versoclasico karma: 61

Soneto. Tras tanto bullicio...

No podemos permanecer callados
de espaldas al público de la vida
ni debemos cejar causa afligida
mirándonos en paisajes tallados.

No podemos abastecer cerrados
de buitres bucólicos en la herida
ni debemos labrar causa perdida
soñándonos en mensajes borrados.

En esta esquinita del escenario
me siento en un sillón negro y palmario
para avistar a las nubes del cencio.

Tras tanto bullicio de estirpe de ario
no hay mejor acto de amor solidario
que un trocito de paz y de silencio.
leer más   
4
sin comentarios 52 lecturas versoclasico karma: 53

Soneto. El ciclo de la vida

Un periplo sin retorno es la vida.
La infancia, que es herética y errática,
que es caótica y, a la vez, empática
deja huellas de inocencia perdida.
La adolescencia, en hormonas tullida,
edén de alma pictórica y erótica.

¡ Oh juventud erudita y hedónica
que es un regalo de la vida en vida !.

Madurez y senectud que emborracha
de experiencia al alma y rejuvenece
en placeres de volcán y lava.

El ciclo de la vida se despacha
en el solsticio de un sol {0x1f31e} - que se crece-
... y es la música {0x1f3b5} {0x1f3b5} {0x1f3b5} que nunca se acaba.
4
sin comentarios 61 lecturas versoclasico karma: 51

Soneto. Ave fénix

En este verso, con que te describo,
hay un resurgir de ave fénix nuevo
donde te doy mi acervo y te apruebo
por ser la única fe que hay en mi libro.

En la página en que el capítulo escribo
te duchas en palabras cuando lluevo
dando razón a lo que siempre apruebo
por ser tu amor con el que vivo y vibro.

Leerte es germen de sabiduría.
Compones y descompones relatos
emancipados de la cobardía.

Todo queda escrito con melodía.
Tus palabras son tus gestos innatos
y con ellas me invado de alegría.
5
sin comentarios 72 lecturas versoclasico karma: 63

Soneto. Código de acceso

Si vuelves al umbral de mi avenida,
tendré abierto mi código de acceso
y en el alma aguardaré tu regreso
si te quedas para toda la vida.

En la rémora de amor, sin medida,
hay que poner fin al largo receso
que no entiende cuál será este proceso
mientras no halle una vida compartida.

En la cápsula de filosofía,
el AMOR, si lo es, existe de verdad
y es cultura de la filantropía.

Dos almas que eyaculan compañía
son el orgasmo de pura libertad
que alojan a nuestro amor cada día.
11
3comentarios 123 lecturas versoclasico karma: 70

Soneto. Código de silencio por un amigo

¿ Qué esperanza debo anhelar, de nuevo,
para ser el hombre feliz que ya era
y amarnos tanto como, sabes, quiero ?.

¿ Qué criterio he de seguir, mi amigo,
para romper silencio desterrado,
para acotar destino maniatado
y, en definitiva, así, estar contigo ?.

¿ En qué redes, -dime cómo me muevo-,
podré rescatarte en mi primavera
y qué código de silencio espero ?.

¿ Qué pautas debo seguir, mi amigo,
para desandar el camino andado,
para acortar al tiempo desolado
y para, al fin, así, vivir contigo ?.
3
3comentarios 47 lecturas versoclasico karma: 49

Soneto. Ventanales de Otoño

Este aluvión de hojas caducas secas
que tiritan de Otoño - bajo lluvia -
lucen anverso y reverso de piel rubia
en la humedad de las tierras resecas.

Tras los grandes ventanales te obcecas
en la tarde otoñal que más diluvia
y en la tormenta truena agua de pluvia
que se inunda en todas las bibliotecas.

El frío irrisorio, que cae derrotado,
sucumbe a los coletazos de octubre
y se abre paso en un camino aislado.

Verano-Otoño-Invierno, - despia-dado -,
... Y SÓLO LA PRIMAVERA DESCUBRE
LO HERMOSO QUE ES VIVIR A TU LADO.
leer más   
3
1comentarios 35 lecturas versoclasico karma: 38

Soneto. Lo sé y tú lo sabes

A expensas del alba, una letanía
musita en medio de espectros suaves.
Ojos de pasión, ... , ¡ Lo sé y tú lo sabes !.

Ronda en mi cabeza pura alegría:
parranda de besos, obseso día,
anclaje de vuelos, sutiles aves,
racimos de uvas, ... , ¡ Lo sé,... lo sabes !.

Andas muy cerca del alma mía.
Lisonjera es la daga en tu mirada
amonestada por el desafío.

Vas acompasando a la enumerada
inquina. Sobrepasas el estío.
Dejas tu aroma correr desbocada
al aire. ... ¡ Así es lo tuyo,... y así es lo mío !.
13
sin comentarios 84 lecturas versoclasico karma: 83