Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Soneto. Desnuda esencia

Con lazos de familia en más familias
vamos reciclando la sangre en vida
que circula en la ciudad perdida
de los genes que renacen en filias.

La honestidad no tiene más desidias
que una cuerda de guitarra abatida,
que resurge en la música dormida
para emularse en deseos y envidias.

El amor es esa pequeña lente
de cristal que abre luz en la oscuridad
y no juzga la fe ni su carencia.

El amor es estímulo presente,
- estrella de humildad y sinceridad -,
que es libertad de la desnuda esencia.
leer más   
4
1comentarios 31 lecturas versoclasico karma: 52

Soneto. Número primo ilusionado

Cual ráfaga de rayo iluminado,
en un espejo donde el alma oprimo,
en la tensión del agua descomprimo
la silueta del pastel refinado.

Quien puede saludar, si es obstinado,
no está sujeto a ese número primo
que me alivia inteligente y que exprimo
en el sudor de un gesto ilusionado.

A veces guapo y otras malhumorado,
como hacen las aguas, al desplomarse,
que riegan o dejan todo anegado.

A veces gracioso y otras enojado,
como hacen las monedas al lanzarse
y, al caer, nunca caen del mismo lado.
leer más   
6
5comentarios 53 lecturas versoclasico karma: 75

Soneto. Crisálidas de juventud

¿ Qué despertar vendrá en la luna nueva,
- al empaque de mis noches dormidas -,
y cuánta laxitud de almas heridas
pondrá fin al test que me desaprueba ?.

¿ Por qué la bondad se esconde en tu cueva,
- al antojo de mis horas perdidas -,
y dónde la ingratitud de las vidas
pondrá paz al amor que me renueva ?.

En las crisálidas de la juventud
se abortan besos que debieron darse
porque nunca se alcanzaron los labios.

Ya no hay prólogo para la senectud
y hay que dejar a los labios besarse
porque es así como explican los sabios.
leer más   
4
2comentarios 45 lecturas versoclasico karma: 60

Soneto. Diez de agosto (II)

... Y es así como pudo empezar todo:
lienzos al descanso de un caballete,
pinceles cosidos en ramillete,
pinturas superpuestas de algún modo,
besos de colores -codo con codo -,
atajos de amor sin ningún grillete,
nada de dolor ni nada que inquiete.

A veces, con lo abstracto, me incomodo;
pero no hay nada como un diez de agosto
para aliviar los pesares pasados
e iniciarse en la senda de otra vida;
no hay nada tan sutil ni es tan angosto
como desatar los dedos cansados
del ángel de la guarda,... el que me cuida.
leer más   
4
1comentarios 69 lecturas versoclasico karma: 44

Soneto. Destello de calor

Destello de calor de tanta intensidad
que es proclive a despertar el recuerdo
de un atardecer - de amor -, donde pierdo
la última puesta de sol - de alta densidad -.

El aire se asfixia hasta la inmensidad
y retoma aliento, en el desacuerdo,
de voces que no llegan a un acuerdo
ni por sus lazos de consanguinidad.

Golpes de sudores en cuerpos vivos
que se alimentan de amores altivos
y se despojan de sus camisetas.

Sorbos de agua y goteos expansivos
que se alzan con colores explosivos
en panaceas de las almas prietas.
leer más   
2
sin comentarios 63 lecturas versoclasico karma: 28

Soneto. La ✋ mano maldita

Vengo a ocupar el desdichado asiento
que emana en voces y gestos violentos.
Frustradas mentes que son puro inventos
en cabezas huecas sin sentimiento.

Sujeto pasivo y arrepentimiento
que lastra la libertad de los vientos.
Dolor intrínseco sin aspavientos
en cabezas llenas de sufrimiento.

La ✋ mano maldita que no razona,
que sacude al alma del pacifismo
y convierte en vulgar a la cultura.

La maldita ✋ mano, tan cabezona,
que no entiende lo que es el aforismo
ni sabe lo que es hablar con dulzura.
leer más   
4
2comentarios 46 lecturas versoclasico karma: 50

Soneto. Agua y Danza

La edad - sin vida - que en mi alma emerge
restituye cánticos de esperanza
y construye heráldicos de agua y danza
sobre el test de miel que en mi piel converge.

Mi mente es ofrenda y bucle. Diverge
y destruye pétalos de añoranza
de un sol que huye en sépalos, que no alcanza
las olas sin vuelo que el mar sumerge.

Te espero en la aurora sin más ansiedad
que el arrumaco de nuestras canciones
con la felonía de aire sin brisa.

Te espero en vaguada sin más soledad
que el resguardo de ciertas precauciones
con la melodía de una sonrisa.
leer más   
6
2comentarios 64 lecturas versoclasico karma: 69

Soneto. Magnánimo

En el andamio de pies, suspendido,
se dibujan las sonrisas del ánimo
y las bocas del amor magnánimo
se ahogan de beso en beso sorprendido.

El aire sopla y sorbe sin sentido
donde empujan llantos de desánimo
y las rocas del calor magnánimo
se abren paso en el paso discernido.

Una corbata aguarda sin armario
la caricia de una mano de seda
y el susurro de una voz bien sincera.

De las bondades nace el emisario
en el festival de amor que se queda
y el placer de amar a quien más nos quiera.
leer más   
4
3comentarios 156 lecturas versoclasico karma: 59

Soneto. Mayo del 68

Yo soy un polvo de amor de aquel mayo
del sesenta y ocho que florecía
sobre la cuna de la rebeldía
y escapaba del clandestino ensayo
de asesinos que echaban su trasmallo
sobre mentes libres que, cada día,
fueron estudiantes en la alegría
de un cuento trasgresor del mes de mayo.

La historia es sucedáneo permeable
de equivocadas palabras y heridas
que se rectifican en otras vidas.

En este escenario tan desmontable
hay medio siglo de luces perdidas
que hallarán su luz libre en otras vidas.
leer más   
6
2comentarios 145 lecturas versoclasico karma: 73

Vuelos cancelados de tristeza. Soneto

Todos los hijos del hambre se estampan
en las antípodas de la belleza
y, en vuelos cancelados, de tristeza,
todas las turbulencias se las zampan.

Desconfiguración de almas que acampan
sobre campos de minas y maleza
y luz que se apaga en esta grandeza
de las lluvias de estrellas, que no escampan.

En manojos de pelos descosidos,
una madre amamanta bajo abrigo
a unos labios secos de su calostro.

En arrumacos de abrazos perdidos,
un padre se acurruca en el abrigo
de unas caricias que no tienen rostro.
leer más   
2
2comentarios 97 lecturas versoclasico karma: 21

Zigzagueo. Sonetos Lúcidos

Hay un ritmo especial en cada pisada
que se nutre de intensivo apogeo
en esta alacena del zigzagueo
donde se ilustra ilustre mi mirada.

Niveles hormonales de queimada
que aman la pura realidad que creo
sobre un ser parásito que no veo
y es excitación de vida animada.

Colágeno y regustos indiscretos
que eluden sabor de sabores prietos
y recetas de amor iconoclasta.

Salmo ateo de lúcidos sonetos
que esculpe amor de carne y esqueletos
bajo el umbral de mi vida entusiasta.
3
2comentarios 114 lecturas versoclasico karma: 50

Hoja de ruta

En la estancia primera del desalojo
has generado una hoja de ruta herida
que nos distancia en este amor a su antojo
y no permite una nueva ráfaga de vida.
Quimeras estériles bostezan de puro aburrimiento
sobre nuestras líneas de vidas divergentes
y en las sendas de pensamiento
resurgen las dudas de tus años ausentes.
No hay soporte para tanta inquina
ni hay trincheras para tanto crimen.
No hay palabras para definir a cada espina
ni reversos de sueños que en cada sueño se esgrimen.
Besos,
sonrisas,
miradas,
brisas,
abrazos,
amores y pesquisas,
sueños,
almas de cornisas,
y correr a tu lado - seguro -
... pero sin prisas.
leer más   
4
sin comentarios 42 lecturas versolibre karma: 62

Soneto. Mirada sin brillo

Sombrío, en descampado, inoportuno,
- alma en soledad que, en soledad, calla -,
yugo que tanto obliga, cuando estalla,
que hombre más triste no hallarás ninguno.

Algodones que se hilan de uno en uno,
- prenda de humildad, que es de humilde talla -,
fuego que tanto quema en la batalla,
que es el nombre de otro nombre importuno.

Sal de esta emoción, de la que me has hecho
víctima sumisa de un estribillo,
sol locuelo en la mirada sin brillo:
telón de acero que me rompe el pecho,
pez envenenado, cruz y martillo,
dedo anular que golpea mi anillo.
leer más   
4
sin comentarios 56 lecturas versoclasico karma: 61

Soneto. #Siria Guerras Tramp(as)

No hay ni una guerra que se justifique
cuando, detrás de un avión o de un tanque,
hay un asesino a sueldo que arranque
la inocencia consternada - en el dique -
de una avalancha de odio, sin palique,
que borbotea en sangre de un estanque
- que se desborda en terrorismo -, manque
los otros no sepan quién se lo aplique.

No pensemos que Trump es el primero,
porque las Guerras Tramp(as) son putadas
de mentiras y locos de despacho.

Quienes mueven ficha en este tablero,
dejan muertas las vidas saturadas
de quienes ya eran pobres por empacho.
leer más   
13
sin comentarios 120 lecturas versoclasico karma: 102

#YaEsPrimavera "Primavera desnuda". (Soneto)

En un lance de primavera desnuda
llegan vibrantes momentos festivos
y, entre las noches de árboles esquivos,
se apresuran noches presas de duda.

Una rama cruje y se queda muda.
Llegan brillantes fenómenos vivos
que, entre penumbras, se quedan cautivos,
al arrumaco y amor que los escuda.

El viento canta y ruge como zumba,
desata un huracán de violencia
y no sabe cuántos árboles tumba.

Despierta otra rama, casi tarumba,
reflexiva, sin perder la cabeza,
y con ganas de bailar una rumba.
10
2comentarios 98 lecturas versoclasico karma: 113

Soneto. Tablero desolado

Este ajedrez, tablero desolado
de partidas de tablas sin empate
y encastrados juegos de jaque_mate,
sucumbe a los peones sin reinado
y elude a las torres, de lado a lado,
en enfrentadas luchas de dislate
- caballos y alfiles de escaparate -
que derrotan a un rey acorralado.

Siempre queda la esperanza de ganar
y una herida que se debe de sanar
cuando las piezas vuelven a estar en pie.

No hay partida repetida en este altar
ni húmedo enroque que se pueda salvar
de las sufridas cuerdas que atan la piel.
leer más   
7
sin comentarios 68 lecturas versoclasico karma: 68

Soneto. Incitación al deseo

Me gusta ese perfume, piel fragancia,
que me impregna de aroma el epicentro,
que urga en mi nariz, en lo más adentro,
y es el sudor que orbita en tu elegancia.

Se ordenan los muebles en cada estancia
de las dos mentes que encuentran su centro;
mentes compostadas de circuncentro
que, inteligentes, gozan de abundancia.

Me pierdo en tus palabras de incitación
al deseo y caigo en la inclinación
de las lluvias mojadas perentorias.

Me extiendo en tus pesquisas de indagación
y se rinde mi vuelo a tu invitación
en nubes de amor gravitatorias.
leer más   
4
sin comentarios 100 lecturas versoclasico karma: 63

#DíaDeLaPoesía Sueño inquieto (Soneto)

Definir quién soy, a modo de introducción,
no es la tarea propia de un soneto;
pero mi sueño, que es un sueño inquieto,
se me abre al paso entre errores de inducción.

Más allá de mis ojos de seducción,
se me queda un alma de amor repleto
que ensalza verdad y pide respeto
en esta obra que escribo sin un guión.

Perdido en la ilusión "verte de nuevo",
enjugo lágrimas en las que lluevo
para escaparme de este laberinto.

En la bondad del Sol me desespero
y el Universo sabe que Te Quiero,
porque contigo Todo me es distinto.
4
2comentarios 43 lecturas versoclasico karma: 62

Soneto. Sonrisas de flor

Con tu sonrisa me irradias de magia,
me abres paso en el paso de tu senda
y no hay verdad que más verdad aprenda
que tu hermosa verdad sin hemorragia.

Esta felicidad, que se contagia,
ahuyenta al dolor de cualquier contienda
y fija hora y lugar en la leyenda
de un amor que ya nadie nos lo plagia.

Entre tú y yo hay mil conversaciones;
sexo fluido en calor y corazones,
... bendición que se enreda en cada pelo.

Entre tú y yo nace un velo de flores
que descansa en pétalos de colores
y es la intuición que me abraza a tu cielo.
3
sin comentarios 31 lecturas versoclasico karma: 44

Soneto. Muñeco roto

Un amor, que ni es, no correspondido,
me deja tirado en el suelo frío
de una ciudad, castrada en desvarío,
y un dolor que es dolor sin más sentido.

Maniquí sin ropa y sin vestido
me siento al amar a quien no fue mío;
de una maldad, sentada en el desvío,
muñeco roto a quien él no ha querido.

El amor mundano no es romántico
cuando deja a las mentes desquiciadas
o sufre malos tratos de quien fuere.

El amor romántico es romántico
si hay verdad en las almas implicadas
y, sin vejar, demuestra que te quiere.
leer más   
14
6comentarios 162 lecturas versoclasico karma: 103