Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Vuelos cancelados de tristeza. Soneto

Todos los hijos del hambre se estampan
en las antípodas de la belleza
y, en vuelos cancelados, de tristeza,
todas las turbulencias se las zampan.

Desconfiguración de almas que acampan
sobre campos de minas y maleza
y luz que se apaga en esta grandeza
de las lluvias de estrellas, que no escampan.

En manojos de pelos descosidos,
una madre amamanta bajo abrigo
a unos labios secos de su calostro.

En arrumacos de abrazos perdidos,
un padre se acurruca en el abrigo
de unas caricias que no tienen rostro.
leer más   
2
1comentarios 32 lecturas versoclasico karma: 21

Zigzagueo. Sonetos Lúcidos

Hay un ritmo especial en cada pisada
que se nutre de intensivo apogeo
en esta alacena del zigzagueo
donde se ilustra ilustre mi mirada.

Niveles hormonales de queimada
que aman la pura realidad que creo
sobre un ser parásito que no veo
y es excitación de vida animada.

Colágeno y regustos indiscretos
que eluden sabor de sabores prietos
y recetas de amor iconoclasta.

Salmo ateo de lúcidos sonetos
que esculpe amor de carne y esqueletos
bajo el umbral de mi vida entusiasta.
3
2comentarios 111 lecturas versoclasico karma: 50

Hoja de ruta

En la estancia primera del desalojo
has generado una hoja de ruta herida
que nos distancia en este amor a su antojo
y no permite una nueva ráfaga de vida.
Quimeras estériles bostezan de puro aburrimiento
sobre nuestras líneas de vidas divergentes
y en las sendas de pensamiento
resurgen las dudas de tus años ausentes.
No hay soporte para tanta inquina
ni hay trincheras para tanto crimen.
No hay palabras para definir a cada espina
ni reversos de sueños que en cada sueño se esgrimen.
Besos,
sonrisas,
miradas,
brisas,
abrazos,
amores y pesquisas,
sueños,
almas de cornisas,
y correr a tu lado - seguro -
... pero sin prisas.
leer más   
4
sin comentarios 17 lecturas versolibre karma: 62

Soneto. Mayo del 68

Yo soy un polvo de amor de aquel mayo
del sesenta y ocho que florecía
sobre la cuna de la rebeldía
y escapaba del clandestino ensayo
de asesinos que echaban su trasmallo
sobre mentes libres que, cada día,
fueron estudiantes en la alegría
de un cuento trasgresor del mes de mayo.

La historia es sucedáneo permeable
de equivocadas palabras y heridas
que se rectifican en otras vidas.

En este escenario tan desmontable
hay medio siglo de luces perdidas
que hallarán su luz libre en otras vidas.
leer más   
6
2comentarios 116 lecturas versoclasico karma: 73

Soneto. Mirada sin brillo

Sombrío, en descampado, inoportuno,
- alma en soledad que, en soledad, calla -,
yugo que tanto obliga, cuando estalla,
que hombre más triste no hallarás ninguno.

Algodones que se hilan de uno en uno,
- prenda de humildad, que es de humilde talla -,
fuego que tanto quema en la batalla,
que es el nombre de otro nombre importuno.

Sal de esta emoción, de la que me has hecho
víctima sumisa de un estribillo,
sol locuelo en la mirada sin brillo:
telón de acero que me rompe el pecho,
pez envenenado, cruz y martillo,
dedo anular que golpea mi anillo.
leer más   
4
sin comentarios 52 lecturas versoclasico karma: 61

Soneto. #Siria Guerras Tramp(as)

No hay ni una guerra que se justifique
cuando, detrás de un avión o de un tanque,
hay un asesino a sueldo que arranque
la inocencia consternada - en el dique -
de una avalancha de odio, sin palique,
que borbotea en sangre de un estanque
- que se desborda en terrorismo -, manque
los otros no sepan quién se lo aplique.

No pensemos que Trump es el primero,
porque las Guerras Tramp(as) son putadas
de mentiras y locos de despacho.

Quienes mueven ficha en este tablero,
dejan muertas las vidas saturadas
de quienes ya eran pobres por empacho.
leer más   
13
sin comentarios 115 lecturas versoclasico karma: 102

#YaEsPrimavera "Primavera desnuda". (Soneto)

En un lance de primavera desnuda
llegan vibrantes momentos festivos
y, entre las noches de árboles esquivos,
se apresuran noches presas de duda.

Una rama cruje y se queda muda.
Llegan brillantes fenómenos vivos
que, entre penumbras, se quedan cautivos,
al arrumaco y amor que los escuda.

El viento canta y ruge como zumba,
desata un huracán de violencia
y no sabe cuántos árboles tumba.

Despierta otra rama, casi tarumba,
reflexiva, sin perder la cabeza,
y con ganas de bailar una rumba.
10
2comentarios 85 lecturas versoclasico karma: 113

Soneto. Tablero desolado

Este ajedrez, tablero desolado
de partidas de tablas sin empate
y encastrados juegos de jaque_mate,
sucumbe a los peones sin reinado
y elude a las torres, de lado a lado,
en enfrentadas luchas de dislate
- caballos y alfiles de escaparate -
que derrotan a un rey acorralado.

Siempre queda la esperanza de ganar
y una herida que se debe de sanar
cuando las piezas vuelven a estar en pie.

No hay partida repetida en este altar
ni húmedo enroque que se pueda salvar
de las sufridas cuerdas que atan la piel.
leer más   
7
sin comentarios 62 lecturas versoclasico karma: 68

Soneto. Incitación al deseo

Me gusta ese perfume, piel fragancia,
que me impregna de aroma el epicentro,
que urga en mi nariz, en lo más adentro,
y es el sudor que orbita en tu elegancia.

Se ordenan los muebles en cada estancia
de las dos mentes que encuentran su centro;
mentes compostadas de circuncentro
que, inteligentes, gozan de abundancia.

Me pierdo en tus palabras de incitación
al deseo y caigo en la inclinación
de las lluvias mojadas perentorias.

Me extiendo en tus pesquisas de indagación
y se rinde mi vuelo a tu invitación
en nubes de amor gravitatorias.
leer más   
4
sin comentarios 62 lecturas versoclasico karma: 63

#DíaDeLaPoesía Sueño inquieto (Soneto)

Definir quién soy, a modo de introducción,
no es la tarea propia de un soneto;
pero mi sueño, que es un sueño inquieto,
se me abre al paso entre errores de inducción.

Más allá de mis ojos de seducción,
se me queda un alma de amor repleto
que ensalza verdad y pide respeto
en esta obra que escribo sin un guión.

Perdido en la ilusión "verte de nuevo",
enjugo lágrimas en las que lluevo
para escaparme de este laberinto.

En la bondad del Sol me desespero
y el Universo sabe que Te Quiero,
porque contigo Todo me es distinto.
4
2comentarios 39 lecturas versoclasico karma: 62

Soneto. Sonrisas de flor

Con tu sonrisa me irradias de magia,
me abres paso en el paso de tu senda
y no hay verdad que más verdad aprenda
que tu hermosa verdad sin hemorragia.

Esta felicidad, que se contagia,
ahuyenta al dolor de cualquier contienda
y fija hora y lugar en la leyenda
de un amor que ya nadie nos lo plagia.

Entre tú y yo hay mil conversaciones;
sexo fluido en calor y corazones,
... bendición que se enreda en cada pelo.

Entre tú y yo nace un velo de flores
que descansa en pétalos de colores
y es la intuición que me abraza a tu cielo.
3
sin comentarios 28 lecturas versoclasico karma: 44

Soneto. Muñeco roto

Un amor, que ni es, no correspondido,
me deja tirado en el suelo frío
de una ciudad, castrada en desvarío,
y un dolor que es dolor sin más sentido.

Maniquí sin ropa y sin vestido
me siento al amar a quien no fue mío;
de una maldad, sentada en el desvío,
muñeco roto a quien él no ha querido.

El amor mundano no es romántico
cuando deja a las mentes desquiciadas
o sufre malos tratos de quien fuere.

El amor romántico es romántico
si hay verdad en las almas implicadas
y, sin vejar, demuestra que te quiere.
leer más   
14
6comentarios 158 lecturas versoclasico karma: 103

Soneto. La canción de la alegría

Un deseo incierto, oscuro y empapado
fuiste tú en las ramas del desconsuelo.
Un jirón sin voz, - garganta en el suelo -,
que es cuerda-y-vocal muda en canto alado.

El desaliento es tiempo conspirado
de flora intestinal en cada duelo.
Tu sentir es turbulencia de vuelo
que, sin razón, se apresa en campo airado.

Salta allá por el viento sin condena
la exuberante canción que me guía,
chorro de voz y alma teatral de escena.

Solos tú y yo, - en tono y sin cobardía -,
seremos la brisa de hierbabuena
que canta la canción de la alegría.
leer más   
3
sin comentarios 41 lecturas versoclasico karma: 51

Soneto. Me educo con amor

¿Quién es él?;...
¿un lobo sin caperuza?,
¿una pasión desbordada de vida?,
¿un corazón perdido sin herida?,
¿o acaso es piel seca de una gamuza?.
¿Quién es él?;...
¿el que a los perros me azuza?,
¿una oración de amor comprometida?,
¿un resbalón sesgado de embestida?,
¿o acaso es tierra que se mueve y buza?.

Precioso verte devenir contento
y hacer valer balance en cada intento
de prosa de revista consumada.
Me educo con amor y me reinvento
sin esperar de él ni un presentimiento
ni una pasión loca ni desesperada.
leer más   
3
sin comentarios 83 lecturas versoclasico karma: 55

Lambada: Ébanos de baile. (Soneto)

Con ébanos de baile y puros giros
me muestras tus dos caras sólo en una,
igual que a La Tierra le hace La Luna
con suelta y amarre en mareas de estilos.
Con sésamos de abrazos y suspiros
levitamos pies y brazos de bruma
en pasos bordados con piel y espuma
en la ida y vuelta de enhebrados hilos.

Salsa, Samba, ... (y... Jota), ... , Bolero y Rumba,...
Vals, Malagueña, ... (y... Sardana), ... , Isa y Cumbia,...

Merengue y Rap, .... , Pasodoble y Fandango,...
Sevillana y Copla, ... , Muñeira y Tango,...

Vallenato y Chotis, ... , Bachata y Hip-hop,..
Claqué y Danza, ... , Bulería y Rock-and-roll, ... .
1
sin comentarios 64 lecturas versoclasico karma: 15

Soneto #8M. En aras del Feminismo

En la tramontana del patriarcado
queda la ingesta de restos machistas,
vanidades que no tienen las pistas
de todo cuanto ellas han soportado.

Sólo hay un camino no denostado
- en aras de las y los feministas -
donde la igualdad hace sus conquistas
sobre nínfulas que se han derrotado.

Poca justicia le ha hecho la historia
a logros científicos o sociales
que las féminas pusieron en gloria.

Mujeres fuertes, también seductoras,
otras que deconstruyen pedestales
o aquellas que luchan a todas horas.
8
sin comentarios 71 lecturas versoclasico karma: 99

Soneto. Prosa mora

Cipreses que afloran en prosa mora,
- ovejas de lanas que dan abrigo -,
y versos paridos en miel de aurora
que nos resarcen de alimento y trigo.

Campo de mieses que todo atesora
- lazo nirvana que casa consigo -,
y beso que acorta en la piel cada hora
del tiempo feliz cuando estás conmigo.

Mis pasos de baile siguen bailando.
La última simiente va despeinando
mi ardua cabellera de pelo roto.

Tras el vendaval se va deshilando
pócima hiriente que va pivotando
en el sexo ardiente de cada escroto.
leer más   
13
1comentarios 127 lecturas versoclasico karma: 87

Pude ser yo. (Soneto alejandrino)

Lo que me extrajo, me dedujo y luego me excluyó.
Lo que me dijo, me ocultaba y también me mintió.
Lo que me expuso, me aceptaba y no me consintió.
Lo que me desdijo, me imputaba y me destruyó.
Lo que me atrajo, me sedujo y otra vez me instruyó.
Lo que me distrajo, me alertaba y me presintió.
Lo que me supuso, me redujo y me resintió.

Lo que me inspiraba, me leía y pude ser yo.

En las palabras lúcidas y en las nebulosas
hay entramados que alcanzan a todas las cosas
que son parabienes, pesquisas y pergaminos.

En las mieses que nacen trigos y celulosas
hay contubernio de palabras bellas y hermosas
que dibujan sonetos con son de alejandrinos.
leer más   
17
5comentarios 79 lecturas versoclasico karma: 96

Soneto. Mi barca en vida

Mi barca, en vida, navega implacable
sujeta a vaivenes libres del aire.
Ante cualquier tempestad sigue estable
y no admite bochornos ni desaire.

El río y el mar, con gesto apelable,
la mecen en las olas del socaire.
Remos y velas la hacen navegable
respirando aire puro y más aire.

Se impregna de agua, humedal que desangre
nieves y lluvias que operan sin sable
del nacimiento a la muerte del río.

No hay brusquedad ni más rastro de sangre
que un balaustrado sudor responsable
que alivie a mi barca del sol y el frío.
leer más   
4
sin comentarios 66 lecturas versoclasico karma: 60

Soneto. Catorce y febrero

Éxtasis de amor y pura simbiosis
- de memoria congénita y emotiva -
que, en tardes de sexo, enjuga saliva
y toma esperanza en pequeñas dosis.

Silencios que llegan con sobredosis
- catapultados de pureza viva -
que, en tardes de sexo, al seso reaviva
y torna en lances, tesis y estenosis.

¡ Ay, amor mío !. Catorce y febrero.
Cupido se distrae con los demás
y es porque no sabe cuánto te quiero.

¡ Ay, amor mío !. Por siempre te espero.
Nadie me ofrece ni un abrazo de más...
¡ Sólo tú !,... que eres lo que yo más quiero.
leer más   
7
sin comentarios 92 lecturas versoclasico karma: 68