Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

A lorca

Hay una luna lunera
Con el corazón de plata
Que los gitanos quisieran
Para unir metal con nácar

Aire que verde se quiere
Que lo quisiera un poeta
Por los olivares verdes
Y caballos en la sierra

Y chopos que sobreviven
En los chorros de cometas
Los átomos cantarines
En las aguas que chorrean

Y podemos seguir y siguen
Creación de un gran poeta
Que ya por siempre pervive
Ni permitirán que muera
leer más   
10
1comentarios 48 lecturas versolibre karma: 111

No fue el tiempo

No fue el tiempo
Ni la guadaña
Ni tampoco los pasos perversos.

Ni que algún otro
Fuera el perfecto
Ni que alguien fuera con saña.

Simplemente se dejó de crear
De abonar, de regar
De echarle leña al fuego.

Y se apagaron las llamas
Y en cenizas negras
se convirtieron
Todas las rojas ascuas.

Porque el amor y la vida,
Si no se crean cada día,
Se deshacen y mueren
Corroídos en desidias
leer más   
15
6comentarios 73 lecturas versolibre karma: 115

Perpendiculares

Ambas eran perfectamente rectas
Pero tan perpedicularmente opuestas
Que en un solo punto se encontraron
Y aunque por una vez, solo una fueran
cada una siguió su camino
Y así para siempre se alejaron
leer más   
8
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 96

Vienes

Me guardé el último beso
De los que tantos me diste.
Lo guardo como un tesoro
En el alto altar que elegiste.

He apagado ruidos y voces
Y he puesto esas sordinas
Del amor que tu dulcificas
Y que tienen olor a flores.

Recuerda traer a tu vuelta
Algunos abrazos de azucar
De esos que tanto nos gustan
Y alegran tanto las siestas

Recuerdos de este corazón
Qué tanto y tanto te quiere.
En secreto, y entre tu y yo,
Está feliz, sabe que vienes.
leer más   
12
6comentarios 70 lecturas versolibre karma: 123

Tanka( Pan y cebolla)

Contigo bastan
el pan y la cebolla
con solo amor.

Y mucho no aguantaron,
el hambre les ganó.
leer más   
11
sin comentarios 54 lecturas japonesa karma: 97

esos sones

Dolorosos son esos sones
que llevan a la locura.
Rozan mojando las sienes
con la podredumbre de puyas
leer más   
6
4comentarios 32 lecturas versolibre karma: 92

Mustio

Vienes y te vas.
Apenas rozo tu piel
y ya no estás.

Quimera de sueños
imposibles de lograr,
haces mustio mi mundo
con tu huida sin parar.
leer más   
8
2comentarios 68 lecturas versolibre karma: 103

Tanka (vida)

Siempre pelear
contra aspas de gigantes.
Nunca se acaba.

Quijote de quimeras
alzo mi propia adarga.
leer más   
10
4comentarios 60 lecturas japonesa karma: 110

Un momento

Puestas así las cosas
y ya que tengo el alma
a flor de piel…
Solo quiero un momento.

Un momento de tregua,
porque verán ustedes,
me ha venido un día
de los que debería haber,
al menos, 365 por año.

Fue primero ese rosa del amanecer
con sus juegos de matices
hacia el violeta y el añil.

Aún estaba sin respiración
y ya empezaron los pájaros;
¡qué cantos!, todo el mundo parecía
una garganta de Alfredo Kraus
cantando todas sus arias.

Y cómo se pusieron de contentas…
todas las flores.
Se pusieron… ¡se pusieron…!
Como si el día fuera fiesta,
todas alegres, con colores encendidos
meciéndose en el aire.

Porque no vean como cantaba el aire
como si te hiciera el amor al oído.
Y el sol. Cómo cantaba el sol…
Nunca le hubiera supuesto
una voz así, a este sol de verano.

Para mí que se animaba con las olas
y es que iban y venían con un arte…
como toreros dando capotazos a la arena.

Y así va el día sin parar…
Porque luego vendrán las mariposas
y esas siestas calientes
que parece que el cuerpo
se me pone como una traca.
Como si fuera de fuegos artificiales
en vísperas de una gran fiesta.

Por eso pido un momento…
Ustedes me comprenden…
¿verdad?
leer más   
12
4comentarios 94 lecturas versolibre karma: 87

Mala suerte

Se dedicaba a crear
caminos en el aire.
Jugaba a enlazar cometas
como el principito.

Le gustaba volar libre.
Nunca fue un veleta
ni inquieto, ni dormido,
ni tampoco desafiante.

Se encontró en pleno vuelo
con el afiche de un angel,
del más bruñido acero

y hoy con las alas deshechas
vaga vagabundo por el suelo.
leer más   
13
6comentarios 99 lecturas versolibre karma: 92

Un día más

Un día más esperando la espera.
Se mustian las rosas
y se mancha la azucena.

¿Hay nubarrones en el horizonte?
Un día más de batallas rojas,
que lucharemos, lucharemos, hombre.

Mirad, mirad bien el barro,
donde están destrozadas las flores,
pero no oigais las sangres que borbotan,
ni el quejido de los desgarros.

Pensad solo en los ángeles
que tocan algo celetial de bach
y cerrar todos, todos los ojos
aunque estén anegados en llantos.
leer más   
13
6comentarios 58 lecturas versolibre karma: 99

Pesadillas

Recuerdo temblar de pequeño
meterme en la cama y taparme
después de los cuentos de miedo.

Cerrar los ojos y dejarme llevar
para estar seguro de no verlos
y ya enseguida ponerme a soñar.

Que es más fácil huir en los sueños
y con pesadillas tremendas chillar.
leer más   
9
2comentarios 53 lecturas versolibre karma: 90

Tu nombre

Tu nombre lo he tatuado
en las plumas de los ángeles
y, por si acaso tú te acercas,
en todas y cada una de las estrellas

Me he divertido tanto,
que un poco travieso me he vuelto
y al diablo, se lo he grabado a fuego,
en su mismísimo rabo.

Y después, porqué no, he pensado
y me he ido a las puertas del cielo,
donde he grabado tu nombre y unos ramos

Todos al verlo se han sonreido
por lo que ya estoy seguro
que hagamos lo que hagamos
los dos estamos bendecidos

Y la verdad es que estoy pensando
un par de cositas ¡fiuuu!,
que hasta yo me pongo colorado.
leer más   
6
4comentarios 38 lecturas versolibre karma: 75

Esperanzas rotas

Voy andando solo, por la calle
y siempre esquivando cuerpos.

Agriado, aislado, en cualquier bar,
acompañado por la faz del camarero.

Miro el vaso vacío y voy contando,
las esperanzas rotas de que está lleno.
leer más   
5
2comentarios 27 lecturas versolibre karma: 77

Puertas

Las puertas a mi infierno
tu adiós las abre
y tus abrazos
al cielo eterno.

Entonces dime,
¡cómo no adorarte!
leer más   
12
2comentarios 81 lecturas versolibre karma: 104

A tí, solo para tí

He decidido no guardar nada
te daré tantos abrazos
como a ti te de la gana

y tantas noches negras
o tantos vuelos nocturnos
como de verdad tu quieras

porque no se si recuerdas
que soy como un querubín
metido entre dos piernas
leer más   
10
2comentarios 84 lecturas versolibre karma: 101

HAYKU (sombra de higuera)

Sombra de higuera,
arde el terruño al sol,
bufa el estío.
leer más   
11
4comentarios 97 lecturas japonesa karma: 105

Desafío

En noche clara
lanza la luz del cielo
su desafío
leer más   
4
sin comentarios 42 lecturas japonesa karma: 79

Rutinas

Se nos comió el amor
las roedoras rutinas,
y nos crecieron silencios
tapándonos más y más
encerrados en los sueños.

Nos fuimos acostumbrando,
cada día algo más lejos
aislados ya por costumbre,
al fin y al cabo no ser.

Cenizas se fueron formando
y apagaron esa lumbre
que nosotros hicimos arder
leer más   
10
3comentarios 65 lecturas versolibre karma: 92

Albertiy el colegio

A ti, Alberti, poeta del sentimiento. Que dices que el mar no se preocupa de las raíces cuadradas y que el cielo anda libre de los teoremas y matemáticas.

Se ve, que nunca comprendiste al numérico Pitágoras y nunca te enrolaste como bucanero del fondo del mar.

Nunca lo hiciste. Aunque dices que eres marinero y hablas de las sirenas y alguna vez llamas, a esa que dices, que es
hortelana del mar.

Yo si lo sé, Alberti, que tuve que pasar examen en mi trabajo
nocturno; ése que tengo, cuando mi cuerpo dormido queda
en cama y yo bajo al fondo del mar, o cosa rara, porque todos lo desean, me mandan de pastor de las estrellas.

Quizá estabas distraído, o no te lo enseñaron, porque en el cole eras externo. O quizá lo explicaron ese día, que te fuiste a las dunas de la playa, a mear mirando hacia el colegio; ese día de rabonas infantiles.

Fueron esos días de los jesuitas, tiempos duros, de hambres, caridades y miserias. Eras externo, que duda cabe. Hoy ya no somos externos; hay otras costumbres para los parias, que también se quedan fuera. No sabes cómo se quedan…

Se quedan fuera, aunque tengan mucho talento, aunque sepan sacar la raíz cuadrada o dibujar la circunferencia con un trazo; y no es que sea hipocresía, eso ocurre siempre.

Siempre les ocurre a esos que son parias. Precisamente a esos, que nunca son de aquí, no son de nuestro mundo. Como mucho algún día los tenemos como huéspedes; alguno hasta parece que baja de las nubes.

Y no te preocupes Alberti, que todo pasa, aunque para algunos se nos venga abajo el cielo.

Pero para esos, que enseñaron un dios tan lúgubre, que nunca supieron que era Padre, ellos nunca lo fueron; para esos, que siempre les olía la nariz a azufre, para esos nunca hubo cielo. No lo hubo, solo hablaban del infierno.

No importa que se nos venga abajo, ese cielo creado para estáticos. Ese cielo de hieráticos y santos inflamados por el celo de las iras, ese cielo.

Crece y crece uno más hermoso, un cielo especial, para esos que saben amar, como tú; para todos los que alguna vez amaron.
leer más   
6
4comentarios 74 lecturas prosapoetica karma: 84