Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Manos frías

Siento mis manos frías
que tiemblan mientras las veo
de caricias viudas

y siento el alma
como una pena
que por su peso
va y se desgarra.

Se que el frío de mis manos
es el que hace que tu te vayas.

Pero yo siento mis manos frías
desde hace mucho
porque son viudas
leer más   
4
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 61

Navidad

Corretean por las calles,
los aires fríos de invierno
que hielan manos y caras.

Las conciencias se nos duermen
cantándole villancicos
al niñito del portal,

Como los ciegos andamos,
con confetis que son vendas;
tapan los ojos del alma.

Celebramos contentos
negarle albergue a Marías,
a punto de dar a luz.

Cantan alegres las bocas
muchos mensajes de amores.
Los corazones se engañan.

Cruzamos dedos, tememos
¡a otra María Virgen
que nos traiga otro Jesús!
leer más   
2
sin comentarios 19 lecturas versolibre karma: 40

Aprender

Cómo ruje el aire buscador
en todas las rendijas indagando.
¿Es que acaso a ti no te llega?

¿No está haciendo el bien mayor
con esa clara insidia probando,
las debilidades de cada grieta?

¡Ah! Cómo se oye su quejumbrosa voz.
Esa rasposa voz arañando
que en cada hueco se lamenta.

Se palpa que hace falta valor
para con esa descubierta mano
las responsabilidades cogerlas.

Nunca permitirse ningún sopor
y con el filo del deber exacto
a los días rasgarles la pereza.

El saber en todo su fulgor.
Pero ¿cómo enseñar a las manos?,
¿cómo hacer que los dedos aprendan?

Como el águila que consiguió su control
acariciando con suavidad de plumas
las corrientes del aire que la elevan.
leer más   
6
sin comentarios 28 lecturas versolibre karma: 77

Norte perdido

Te hablo fugazmente... porque no tengo norte
corazón congelado... y fuerzas sin sentido.

Nada más puro hastío.
Tu no estás simplemente... no digo que te has ido.
Sin norte desvarío.

Para qué he de moverme... si todo es un para qué
así nada me vale... con mi norte sustraido

Brújula de mi vida tu siempre lo has sido
sin ti no se buscarte y sin ti me he perdido

Unicornio mi amigo
¡tu eres siempre la magia!
tráela con tu gracia
y que vuelva haber sentido.
leer más   
12
4comentarios 62 lecturas versolibre karma: 108

Letanías

Quiero que vengas con las rosas
de tu cuerpo y tus espinas.

Que mi cuerpo florezca
Otra vez entre tus brazos,
auque de nuevo renazcan las heridas.

Quiero que vuelvas
con las rosas de tu cuerpo
aunque traigas de nuevo tus espinas.

Yo también, como la noche,
Quiero amores.
Relámpagos largos.Calores.
Besos enamorados y ardores,
para mi tiempo entretener.

Quiero ser feliz y sin conciencia,
como el aire que besa tu piel
siempre que quiere;
y los aromas de tu cuerpo
a su paso sin permiso bebe.

Quiero ser tu piel,
siempre a tu cuerpo pegado.
Y quiero ser tu pensamiento
y saber que tu alma me ha pensado.

Quiero estar siempre contigo.
Estar a tu cuerpo agarrado
para que ni el metro ni el destino,
no puedan llevarme hacia otro lado.
leer más   
4
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 54

Desvaríos

Me gusta perderme por las nubes
pero hoy todas están heladas
y me he bajado a leer un poco
por si veo una salida en las palabras.

Mas como siempre tira para el monte
este curioso bicho al que llamamos cabra,
me he puesto a sacarle punta a mis bigotes
a ver si este tema entre tu y yo se aclara.
leer más   
4
2comentarios 26 lecturas versolibre karma: 65

Torres

Torres somos, ¡Oh Darío!
El de la alegre Dominga,
¿para guardarnos de qué?
si no es de nosotros mismos.

Porque son de muertos
las hambres de los poetas,
que escurriendo sus almas,
las van desgranando en versos,
contando, como quijotes,
aventuras de gigantes
en los molinos del viento.

O enfermos de desamores
se van matando con vinos,
y sueñan constelaciones,
ninfas y faunos cabríos.
Luego, si ya no muertos,
Pero borrachos perdidos,
como los héroes de antaño
a los dioses les lanzan sus desafíos.

Otros, pasados sus tiempos,
Lanzan amargas quejas
Por lo que el tiempo les hizo.
Por los estragos que causa,
En las almas y los cuerpos,
Las vidas que se han bebido.

Y otros más, con bellezas fatuas,
De no sé qué, corrientes o estilos,
Crean inanimadas estatuas
O maestros del ocultismo
Van ocultando esas falacias.

¡Así que no torres! ¡Oh Darío!
Sino hablar con el pueblo llano
Andando por los caminos.
¡Que nos reciten hasta los gatos!
Porque los tienen bien aprendidos.
No tanto subir al estrado
con los doctos y los amigos.
Parecemos poetas papagayos
Con tantos versos solo leídos.

Así que torres somos, ¡Oh Darío!
El de la alegre Dominga.
¡Para guardarnos de nosotros mismos!
leer más   
5
2comentarios 35 lecturas versolibre karma: 72

Alma común

Como sustancia germinante
vas creando la vida
con el roce del ala de tu sueño

Das forma a los espacios y la luz
llenándolos de bellezas
y adornas con tu arte
todas las especies nuevas

Dale vida a tus fantasías,
crea y vuela.
Eres un alma común
pero nunca rastrera.

Estás enrazada
con creadores de estrellas
leer más   
17
4comentarios 65 lecturas versolibre karma: 100

Noches cálidas

Tu carne mora…
morena de luces
en la noche pone lunas
redondas como amapolas

Y las calideces del aire,
que florecen encendidas
sueñan dalias y claveles.

La noche gime silencios
en clamores que se mecen
corcoveando caderas
como rezando preces

Se vuelven curvas,
alzadas, ardientes,
con aromas, sudores,
y sangres calientes

Y los arcos…, ay los arcos
Son misterios que se crecen
de nubes que bajan y suben…
Gladiolos sagrados,
en las glorietas alegres.

Los grillos cantan…
y gimen cuchillos,
dalias y claveles estallan.
Mientras brotan olas de suspiros…

Hay un latir que desciende…
Ángeles se abrazan.
Dicen los grillos…
le van diciendo que eres amada.
leer más   
10
sin comentarios 47 lecturas versolibre karma: 95

El bien y el mal

El corazón estático en suspenso.
Solo sentir el impulso vibrante
rígido y fuerte para perdurar.

Fuerzas de la vida punzantes,
cada brizna guerrero con brío
el universo lucha por conquistar.

Por cada meta que sea conseguida
fiesta grande para lo eficiente,
que disfruta bienes y felicidad.

Cruel castigo para lo que no ayuda.
Fatalmente a sucumbir abocada.
Daños que muestran su mala utilidad.

Dulce y duro fiel de la balanza
que mide todo el bien y todo el mal.
leer más   
8
sin comentarios 50 lecturas versolibre karma: 93

Otro futuro

Ayer eran esperanzas tristes, todo nadas.
Cortos horizontes de penurias egoístas.
Ojos secos sin llanto y las tierras agostadas.
Siempre fue el horizonte la muerte de mis vistas.
Cada noche fin de las certezas aceptadas.

Hoy afirmo mi fluir más allá de los años.
Florecen cosechas de ilusiones las praderas.
Fructificaré toda la vida sin más daños.
Desde atrás ya tengo preparadas sementeras
y con ellas, compañeras fieles, me acompaño.

Medirán mis tiempos eternidades enteras,
distancias convexas sin final del infinito.
No habrá más límites ni horizontes ni fronteras.
La Vida estará con sus vidas en mis ritos.
Serán para amorosa labor todas las tierras.
leer más   
4
sin comentarios 23 lecturas versolibre karma: 65

Atardecer

Sin pensar en su fin anda la tarde,
emplea su tiempo creando aromas,
picantes y alegres, fuertes y suaves.
Los quiere oler todos como una novia
y juega a probarlos por todas partes.

Derrama alelíes tintos de soles,
con llagas de luces se adorna sola;
con carmín se pinta, roja de amores
y los arreboles la cubren toda.
Viéndola, arde el aire tras de los montes.

Las aves volando se vuelven locas,
intentan pintarse nuevos colores.
El sol amoroso también las copia.
Mientras la tarde, aguas de nubes sorbe,
su amante, la enciende y rubores borda.

Traspasada de luz, la deja herida,
y llenos de nácar los aladares.
Encendida de amores sin medida
quiere henchirse de sol. Su única amante.

Se pone oros nuevos que lo deslumbren.
Tiñe de púrpuras todos los aires.
El sol con las nubes hace una lumbre,
y plena de amores la tarde arde.

De puro contento ríen las brisas.
Revueltos de luces y aromas frescos,
los aires, riendo, bailan al verlos.
¡Cómo la quiere el sol!, cantan sus risas.
leer más   
4
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 64

Soledad

La sensación, como del mar saliendo.
Se pega al secarse y pica.
Como si fuera sal la voy sintiendo
Y apenas puedo entrever
la verdad de su misterio.

Siento el frío seco de la soledad.
Espíritu aislado del firmamento,
acompañado de cuerpos,
como androides, sin espíritu dentro
y planetas, estrellas y luceros.

Y puedo hablar, hablar,
guardar pesado silencio.
Pero a mi me hace temblar
que no hay un alma que escuche
lo que va brotando de mis adentros.

Soy como dos islas
donde el mar brama y brama
sin dejarme oír ni escuchar,
mis propias palabras.

debería juntar las dos en una,
con una honda bahía y una playa
donde entre la mar tranquila
y llegue, a una orilla reposada.

Que al menos pueda, hablar con sus olas,
que con sus aventuras me distraiga
y pueda oír rumores de caracolas.

Sólo, que quizá me siga inquietando
ese silencio de las almas.
leer más   
4
sin comentarios 28 lecturas versolibre karma: 51

Crisálida

Por las vidas de alambique
se subliman los legados
depurando las esencias.

Sus cálidas llamas brillan
en oscuridades calientes
que maceran los ecos del ayer.

Crisálida de universos,
en camino hacia la luz,
va devorando sus carnes.

Preciso es diluir formas antiguas
caldos que nacerán las alas nuevas,
avales de un futuro ingrávido.
leer más   
3
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 52

Cometas

Como el principito, mi hija
Quiere cazar un cometa y soñar.
La vida trae cometas ardientes.
También a su vida habrán de llegar.

Amar es coger un cometa que arde
Con el corazón desnudo y volar.
Amor no avisa, ni cómo ni cuándo.
Sin conciencia te arrebata sin más.
leer más   
5
sin comentarios 46 lecturas versolibre karma: 67

La barca rota

Despacio el bullicio se va calmando,
El mar muy cansado dormirse quiere.
Con pocos silencios la tarde muere
Oyendo a la barca que gime tanto.

¡Miradme!, infeliz estoy sin quilla
en esta arena caliente, ¡enterrada!
por ser una barca rota y dañada,
Sufriendo el dolor y seca agonía
resecándome al sol en esta playa.

¡Decidme!, ¡para qué la paz serena,
que brinda, con burlas, la mar calmada.
Porqué soy barca partida y quebrada,
que quiere ser otra vez marinera,
y la mar se burla de mi desgracia!.

Al quite sale el mar con poco aguante,
¡Ya empieza la historia de cada tarde!

¡Miradla!, ¡ya a la mar no se aventura!
Retraída en sus llorosos letargos,
adioses para el amor muy amargos
sueña que aún los contempla y apresura.
¡Navega en fiebres de sus desengaños!

¡Oíd sus tardes evocando tiempos!
Mientras repinta con sus amarguras,
las letanías de mil aventuras,
al oído le va contando al viento,
tristezas y sombras de sus angustias.

Ajenos al drama se va la gente,
llenos de mar y sol no saben nada.
Ellos deben vivir. Eso les basta.
Lo que deben saber, saldrá en la tele.
leer más   
12
6comentarios 81 lecturas versolibre karma: 103

Bruja

Los poetas somos amantes
que sufrieron
y aún te deseamos a ti.

Poetas somos,
porque al cielo subimos.
Por eso sufrimos,
anhelando ese cielo
que siempre hay en ti.

No importa en que luna subimos
ni en que sueño
te abrazamos sin fin.
Soy poeta porque con mis versos
puedo acariciarte a ti.

A ti. Esa bruja que me tiene
embrujado a mi.
leer más   
12
8comentarios 82 lecturas versolibre karma: 90

Silencio

Hay tanto ruido alrededor
que nunca se puede escuchar
el único y verdadero silencio.

Ese que únicamente en el albor
fuera la unísima verdad
antes de idear un movimiento.

Ese que no depende de la vibración
que al otro lado del ruido está
y del que no oyes ningún lamento.
leer más   
12
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 84

Mujer (retrato breve)

En carne de lunas y luz morena
con labios rojos como de fresa
eres la gloria del elixir.

Uvas calientes que me enamoran
son tus besos de suavidad de nardo
con sus sabores y sus aromas

Pero tras tu cuerpo siempre estás tu
Ese ser a veces ángel y a veces bruja
que como un gran sol llenas de luz.
leer más   
5
sin comentarios 30 lecturas versolibre karma: 62

El truco

¡Si para siempre fuésemos la vida!
Mirar toda la eternidad ¡qué fuerte!
Mejor con olvidos, fingiendo muerte
en biografías varias repartida.

Así, si es una vida desabrida,
al morir, olvidarla es una suerte.
Cualquier culpa se habrá quedado inerte.
¡Estrenemos naciendo otra partida!

No se hacen cadenas si no se empalma.
Es otra cara con nuevos disfraces,
así la nueva se inicia con calma.

Y serían, como estrellas fugaces
en el hierático mirar del alma,
desde que naces y otra vez renaces.

(El inconveniente: que no se olvida.
A la conciencia no hay quien la amordace.)
leer más   
2
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 37