Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Gracias

Es un buen momento para agradecerte.
Agradecer todos los colores
y brisas que invaden mi vida.
Agradecer por las hermosas
olas que me inundan
y el sol dorado que me habla
y regala a mis ojos vida fecunda.
Te agradezco por las sonrisas
que has puesto en mis labios
y por las risas con ganas
que descubriste en mi interior.
Agradezco que seas el que eres,
que tus dedos sean magia
y tu mirada hechizo en mi corazón.
Agradezco tu voz suave y poderosa,
la música que parece destilar tu hablar.
Tus brazos fuertes
y tus manos curtidas y trabajadoras.
Agradezco por tus piernas firmes
y tus pies plantados que me dan raíces
a donde quiera que este o que vaya.
leer más   
15
10comentarios 89 lecturas versolibre karma: 110

Si así fuera...

Si tú marcharas un día
por esos parajes,
que una vez juntos
soñamos caminar,
si el destino
después de tanto tiempo,
prepara un encuentro,
dime, ¿Encontraría
tu corazón abierto,
oiría yo su cantar?

Y si yo su tonada
reconociera,
¿Sentiría en mí
esa voz que una vez
me hizo vibrar?
¿Crees que yo
en tus ojos,
me podría reflejar?

No lo sé,
pero le pido a la vida
que al cruzarse nuestras miradas,
perciban ese latido,
ése que en compás se agita,
y espero que
en ese momento todavía,
podamos a la par,
soñar...
leer más   
21
25comentarios 117 lecturas versolibre karma: 143

Ya no aspiro

Quiero sentir una vez más,
las mieses alborotadas
de tu cuerpo hecho árbol,
de las sábanas nocturnas de tu cintura
y cultivar el clavel apacible de tu vientre.

Necesito el arroyo de tu voz,
que despierta mis neuronas moribundas,
rasgar mi pecho con tus uñas vibrantes,
acabar con los sonidos de tus pechos a golpe.

Se hincha el tiempo armado de minutos
que mata con su silencio y trafica con la fe,
abandonada en la acera y la mirada,
espantando los últimos ecos de la alborada.

Dejaste de ser un prodigio
entre mis brazos,
olvidamos las velas saciando las tinieblas,
olvidamos nacer en las brasas del amor.

Ya no aspiro tus limosnas,
ni rogarte por un roce vespertino
ni quemarme con tu aliento,
al goce perpetuo de tu lengua hechicera.

Yaneth Hernández
Venezuela
Derechos reservados
leer más   
22
9comentarios 92 lecturas versolibre karma: 115

Batiente mar que nunca te serenas

Batiente mar
que nunca te serenas
siento tu pasión
arrancándole mordiscos
a la vida,
llevándote las arenas
de otros tiempos
a tus aguas rotas
por silencios remotos.

Amanecer que se esconde
en mí ceñido pecho;
lucero frío de la mañana no alumbres
ya mi sombra.

Silencio: El desencanto
se ha clavado aquí muy dentro
¿Dónde puedo hallar consuelo?
Resto de aliento sin boca
cadáver
del suspiro que acecha;

ese temor detrás de mi espalda
lacerando las heridas
acumuladas
y ese mar de olas mágicas lamiéndome
las cicatrices, sanándolas.

Maricel 09/09/2019
13
12comentarios 83 lecturas versolibre karma: 121

Dosis de realidad

Dejé de escribir cuando me di cuenta que mi única musa era la tristeza, que vivían más mis letras en los recuerdos y en los versos de quienes quise que de quienes amo, dejé de escribir porque sentí que estaba completa, que ya no hacían falta letras para explicarme a diario, dejé de escribir porque siempre he sido egoísta y hay cosas que nunca cambian.

Y he vuelto, sí, como una de tantas veces en las que no me queda más refugio que el papel y el lápiz, que la pantalla en blanco y el teclado. He vuelto, no con intenciones de quedarme, porque quedarme en un mismo sitio nunca ha sido…
16
6comentarios 76 lecturas versolibre karma: 100

Poemas bajo la lluvia...

Tras la
ventana...

Veo a
esté cielo
suspirar...

Son tantos
POEMAS...

Qué bajo
el abrazo
de está
lluvia, caen...

© Derechos de autor
Isa García
12
4comentarios 72 lecturas versolibre karma: 102

Sobre la belleza

"Lo bello compartido, dos veces bello."
----------------------------------

"Si encuentras algo bello y tratas de hacerlo más bello, generalmente lo estropeas."
leer más   
7
5comentarios 112 lecturas prosapoetica karma: 104

"Saudade eterna"

Aquí estoy
en el labio del llego
en la garganta del voy
aquí estoy
tras el embeleso
aves y fuentes
cadáver de las realidades
soledades y huesos
a por el reencuentro
onírica mariposa
distante y complaciente
saudade milagrosa
eterna compañera
musa del nunca
en el siempre.

Sangre esquiva
corazón preso
en la dulce huida
del regreso
saudade caprichosa
dehesa te beso
crepúsculo te vas
a marchitar de luna
a la rosa
a sembrar de herida
a la mar.

Saudade hermosa
rima del destiempo cautiva
espina de aliento clavada
en el poema de la despedida
indeleble lágrima dorada
en la atezada…
leer más   
11
4comentarios 92 lecturas versolibre karma: 107

Intolerancia (Cerrazón)

“Bruma perversa, cancerbero mezquino,
velando incansable su mando perpetuo.
No hay tregua ni pacto que alteren su grado,
que impera con yugo sobre el intelecto.”

Mucio Nacud (autor) 2017
10
sin comentarios 39 lecturas versolibre karma: 112

A veces...

A veces, en otoño,
se pierden las sonrisas,
los días son más cortos,
las tardes se improvisan,
entonces, a su amparo,
resurgen margaritas,
cigarras olvidadas
por sendas y campiñas,
y puede que regresen
momentos de vainilla,
creados por las almas
y no por las pupilas,
¡bendito es el otoño
que acerca maravillas,
haciendo que el sediento
se sacie en su bebida!...

A veces, las personas,
olvidan las mentiras,
y están en ese otoño
de amor y fantasía,
es fácil que descansen,
relajen tanta prisa,
dejando los relojes,
sin voz, en la mesilla,
por contra, los rescoldos,
de brasas y de chispas,
renacen en las almas
y quieren ver la vida,
el rostro tan amado,
la cara tan sencilla,
el labio tembloroso
y el pecho que palpita...

"...A veces, los mayores,
se pierden por marismas,
dejando allí su infancia
de paz y poesía..."

Rafael Sánchez Ortega ©
26/09/19
19
8comentarios 59 lecturas versoclasico karma: 112

Tu jaula

La encina se entristece al mirar tus ojos ausentes,
hondamente dolorosa, la muerte
de quien en vida torturó la colina de mis arrojos,
ahora, la paz retorna vestida de espinas.

Prefiero ahogarme en la hiel del olvido,
que postrar mi alma ante ti, tú sólo supiste
violentarla, nunca amarla,
que te perdonen los cachos del infierno.

Creí en el cielo que me dibujaste,
en las aguas mansas en las que lavaba mi rostro,
cuando en realidad fingías el paraíso
detrás de una sonrisa maquiavélica.

Logre salir con vida de tu jaula, prefiero
vivir entre charcos que continuar
bajo la sombra de una paloma, que resulto ser
el cuervo maligno de Edgar Allan Poe.

Yaneth Hernández
Venezuela
Derechos reservados
leer más   
17
12comentarios 80 lecturas versolibre karma: 121

" Te besaré... "

.
Me besaras y tu boca dirá a mi boca
y tu lengua será mi idioma
y tu sabor será el que mezcles
entibiándose en el mío

Y sentirás latir tu pecho,
palpitando tus dedos que se excitan
tu miembro buscando mi húmedo deseo

Te besaré cuando tu boca atrape la mía,
después de rozar tus labios,
con los míos y que sientas
mi lengua audaz y perdida…

Te besaré tierno
y vulgar e intenso,
apasionado, arrollador
y vulnerando tus instintos

Te besaran mis labios,
te indagarán ultrajando
la mía, a tu lengua invasiva,…

19
3comentarios 86 lecturas versolibre karma: 117

Si tan solo existieras

...

Compañero, como un grito azul de nieve,
como un sonido y crujir de huesos e insomnios,
la primera planta naciente del cementerio
y ese tristísimo sonido del corazón
se ve sin duda, solo, abandonado al borde de las flores.

Ahora te veo en las hileras verdes de una soldadura
y en las astillas de madera crudísima que se oye cantar
y ese fuego del inicio
vuelve al jardín, a los pies de la hierba mojada
a ese pedacito de tristeza andante que me replica
y que abre el suelo a mis manos
al sembrío y así a la par a la cosecha.


como en la historia, como en las campanas extranjeras
se…
13
10comentarios 87 lecturas versolibre karma: 101

Ensayos

La noche es un ensayo
breve,
como un preparatorio del olvido.
Demasiado veloz para mis cortas piernas,
atardecer
que nunca cumple su promesa.

Me quedaré a morir, -engaño de los ojos-
me dejaré vencer, en brazos de esta noche
tibia,
claridad fugaz que tenue se devana
en el ángulo muerto de la muerte.
leer más   
11
8comentarios 82 lecturas versolibre karma: 102

El eco de la poesía

La poesía...
vuelve a mí montada
en las canas algodonadas de unas olas nereídicas
apenas ecos de un recuerdo ya casi extinto
arrebolado en los tizones tardíos del véspero
fragmento de una rapsodia
escrita sólo para ser olvidada
como la desenterrada belleza
de unas ruinas griegas
capiteles jónicos
que asoman sus ahogadas cabezas.
Ahí está la poesía...
en lo que te sorprende de a diario
en lo que te tambalea
agarrándote fuera de base
comprometiendo
tu precario equilibrio.-

@ChaneGarcia
...
leer más   
17
4comentarios 51 lecturas versolibre karma: 117

Tormenta nocturna

Pasó la tormenta nocturna,
con truenos y relámpagos...
Relámpagos que parecían luces encendidas...
Ya pasó la tormenta nocturna...
Nace un nuevo día...
Las nubes se han disipado...
Brilla el sol...

leer más   
12
7comentarios 94 lecturas prosapoetica karma: 111

A tí, amor eterno

Desde mi primera acrobacia
en el útero maternal
nos juramos amor eterno,
amor exclusivo
amor sin límites,
él siempre fiel
a los labios de mis pieles
a enfundarme en medias
ceñidas a su cintura,
mientras sus yemas
afinan
cada gramo de mis músculos
por los millones de cauces
donde se sumergen sus danzas,
desde diluvios de percusiones
hasta sofisticados rocíos,
incluso,
surcando su blues
ensordeciendo a la luna
por la mudez de sus estrellas
por la afonía de su firmamento

Y cuando mis alas finitas
se desplumen,
esparcirán mis sombras
por sus auditorios,
templos de su divinidad
danzando perenne
al ritmo de su corazón
leer más   
22
19comentarios 101 lecturas versolibre karma: 97

Soledad

Suavizando la ironía que supone tu existir
reemplazando un agónico vacío,
eres placebo en que se pueden fundir
el abandono voraz y la caricia del rocío.

Difícil es comprender tu existencia
denigrada y señalada con repudio,
si tu figura simboliza el preludio
del instinto buscando indulgencia.

Con el silencio compartes bondad
sin que tu aporte sea enaltecido,
has de enfrentarte a la terquedad
de flagelarte cual ruin bandido.

Quien te conoce no por malvada
sin los prejuicios adyacentes,
te considera el mejor camarada
al que puede tenerse en mente.



Mucio Nacud (autor) 1998
19
13comentarios 170 lecturas versolibre karma: 117

De juramento

Tómate el pelo
de vez en cuando,
ignora a tu familia por lo menos
una vez en la vida,
porque el amor divino
es grande.

Regrésate y ve
como niegas el sitio al día;
ponte tu mejor traje
y tu sonrisa
para cuando no encuentres
lo que buscas
en el asidero del mundo.

Tómate sí,
sin oponer toda la multitud
en un sólo paso;
las batallas, que hay en el interior
de alma
ya no violenta la fe de erratas;
opónle sin disgusto
al hambre que cae debajo
de la mesa
y mata la sed de un sólo sorbo.

Adoctrínate en la unción del verbo.
No hay cuento
para reírse de milagro.
No hay derrota mordiendo
dos veces el escenario.

¡Que tontería! Si buscas volver al giro de la vida.

Tómate sí,
la visita del mendigo,
hogaza de pan
para sostener el perdón
a la hora de entregar el alma;
Acábate de comprar la necesidad
de morir
en el hospicio de los sueños
quemando juramentos.
leer más   
14
5comentarios 80 lecturas versolibre karma: 100

Monotonía

Una muchacha con sus ojos de papel
Con su corazón de almendra
Con su piel de tiza
Y su larga cabellera
Que el aire acaricia
Sin permiso

Una canción que suena en la radio
Y un hombre diciendo es música ligera
Mientras toman mate con unos
Redonditos de ricota
Una calle donde sólo creció una rosa en medió del concreto
Un barquito de papel que sigue navegando
Sin rasguñar las piedras

Una mirada que se escapa
En una persiana americana
Donde un corazón espera mil horas
Mirando como pasan los segundos.
Mientras en un puente un hombre piensa
Desarmar atomos para encontrarte

Como…
leer más   
28
29comentarios 139 lecturas relato karma: 105