Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Pon tus manos

Pon tus manos de burbujas
sobre las arenas y la tierra
y en mis íntimos lugares,

enciende en mi hogueras
con ramajes de azahares
y fuegos invernales,

no son insuficientes
las lumbres y las luces
que alumbren las verdades

del tiempo que inconcluso
no alcanza ni un minuto
en calmar mis ansiedades.

Pon tus manos de rojos soles
en las indetenibles horas,
y fragua en mis crisoles

en sus orillas y sus centros,
la voz que tanto implora
seas mi luz y no el tormento.

Pon tus manos de trigales
entre espigas y juncales
donde vierten sus trinares

ruiseñores y jilgueros,
mientras tanto desespero…
leer más   
9
6comentarios 67 lecturas versolibre karma: 99

Placer innegable

Aún recuerdo cuando tuve en mis manos
el arco del triunfo,
Aún recuerdo como bordeaba con mis dedos
el designio pontificado,
de mis ojos.

Magia al instante
placer innegable
templo sagrado,
mi piel estaba adormecida
y fue, naufragar en tus agridulces aguas
para ahogarme con tu profundidad.

He saciado mi virtud
en las ondas sonoras de tu mar,
mis demonios han sido
desterrados por la furia
de tus vaivenes,
y he visto el sol renacer
en mis pupilas dilatadas.

Sexto poema de la serie: Diablo de los poemas
7
1comentarios 56 lecturas versolibre karma: 87

Rescate de Percal

RESCATE DE PERCAL



Pasar el estrecho
En la tierra del fueguino
Cercos sin portón
Saberse solitario
Cantando en voz alta
Con la sombra anticipada
Un pensamiento indiscernible
Transitorio el color del firmamento
De tejer otras letras
De la humedad que desgasta al pasto del sur
Cae el cielo
Sobre la roca viva
Como un trueno
Lleno de luz y agua
Cenizas a otro zumbante momento de la materia
Las flechas siguieron a los pies
Y los brazos se vestían otra vez
La ingravidez suavemente
Haciendo pluma de la noche

De estrellas estrechas
Entrañable sobre uno
La última flecha describió su Conocimiento
Y se sintió al espíritu bailar
A desvelar con ellos
A navegar en una tenue luz
En los días más cortos de la derrota. /
7
sin comentarios 51 lecturas prosapoetica karma: 88

Un poema sobre el amor

El amor se puede seguir
dando
con el paso de los años,
es un río cuyo caudal
no encuentra desiertos
ni mares negros que lo engullan,
no es necesario mantener
demasiado fuertes los brazos
ni remar pensando
que no hay nuevo día,
las arrugas de la piel
pueden servir de mucha ayuda
y no hace falta demostrar
ni actitud física
ni mental,
la verdad es que cuando
se trata de amar
sobra mucho y falta poco,
si amas sabrás
ver y mirar con otros
ojos, sujetarte con otras
manos,
aprenderás a pensar
con ideas ajenas,
besar labios que te desborden,
que dejen en tu piel
el rastro líquido
de…
leer más   
10
2comentarios 45 lecturas versolibre karma: 91

En el filo del tiempo....

Quiero llegar a amarte
cuando llegue la tarde.
Cuando las hadas buscan
sirenitas azules
para ponerles
guirnaldas de colores
en sus frentes cansadas.
Si acaso tú me esperas
en el filo del tiempo,
habré de amarte tanto,
que nadie podrá verme
triste, sola o vencida.
Te amaré aunque la espuma
de la mar me recuerde
que no debo quererte
porque llegaste tarde.

LUCÍA
leer más   
9
3comentarios 43 lecturas versolibre karma: 91

Remiendos

Voy con la vida remendada
hilvanando puntadas cada día
cosechando desgana tras desgana
de tantas horas fútiles baldías

Aparco el viejo y fatuo coche
junto al río negro de la noche
por si en la corriente de la prisa
cazo algún pintalabios de mentiras

Pinturas que descarnen madrugadas
calmantes de manos que son brasas
con los roncos silbidos de alcoholes
sin apresuramientos y sin coces.

Luego hilvanaremos bien otros días
tan negros como las negras noches
leer más   
10
2comentarios 50 lecturas versolibre karma: 94

Esa sonrisa

Esa sonrisa que llevas como broche
me observa con zalamería
me engancha con suspicacia/
Esconde, esa sonrisa enigmática
que obsesiona mis tardes
me dan fiebre con delirio por las madrugadas
en una habitación poblada de fantasmas/
al final vencerá esa sonrisa/
me arrastra con su veneno lento.

Yaneth Hernández
Venezuela
Derechos reservados.
leer más   
11
11comentarios 83 lecturas versolibre karma: 111

Magia (Con @Davrist)

No era lo que yo buscaba,
Tampoco esperaba
Lo que en aquella esquina
Aconteció, sólo sucedió...

Y fue sólo con alzar la vista
Mis ojos se fijaron en aquella pista el corazón latía
Y sería quien rompería
Aquella regla...
Aun no lo sabía
De que de ti... me enamoraria

Que de la nada se le ocurrió
aparecer ante tu mirada
Ilusionada

De allí surtió efecto la magia
naciendo de sus ojos
un sutil brillo de estrellas
Que se desprendía como polvo
En los vientos del universo
Que comenzaba a brotar
Y se empezaba a notar

Siento por dentro la magia
De la sincronía de mis…
leer más   
15
15comentarios 74 lecturas colaboracion karma: 107

Díganle...

Si pregunta por mí,
díganle que siempre
estuve ausente.
Que me fui a otro continente,
a otras lunas,
a otros amaneceres.
Díganle que decidí viajar en globo
y que cuando regrese
llegaré recitando una oración
con pétalos de flores en los ojos.
Que me fui al mar
y llegaré
rodeada de historias
por contar,
con una melodía de Mozart
atándome a la vida.

LUCÍA
leer más   
16
7comentarios 66 lecturas versolibre karma: 100

Las hojas amarillas. (Cartas para ti)

De donde diablos caen
estas hojas amarillas,
si ya no existen árboles,
ni mar,
ni polvo en el viento.

Si no volvió el otoño.

Si ya no canta el río.

De donde diablos nacen
estos pétalos blancos,
si de las nubes grises
se secó el agua de mayo.

Si huyeron los pájaros
de la rama del almendro.

Si de triste se consumió
la primavera.

De donde diablos sale
este brillo de la Luna,
si de negra
se borró la noche.

Si de frías
se apagaron las estrellas.

Si de roto
se cayó el firmamento.

De donde diablos
saca fuerza mi esperanza,
si solo me queda
el recuerdo de tu sonrisa.

De donde diablos respiro,
si tu no estas.

Si ya no hay aire,

ni tierra ni cielo.

Si ya no hay luz.

Si vivo sin vida.
leer más   
13
7comentarios 69 lecturas versolibre karma: 92

Mucho antes de morir ya me habré muerto

No habrá pulso que medir, ni médico
que certifique la hora de la muerte,
ni constantes que manifiesta dejen
constancia de tu marcha por escrito.

Que no pregunten por mi si ya te has ido
que no lloren por mí, que no me velen.
Solo arrastrad mi cuerpo (o lo que quede)
hasta un lugar recóndito y perdido.

Qué más da que haya pájaros que aniden
no me importa, si en la arena del desierto,
si en mar o en la montaña me despiden,

no malgasten por mi tiempo ni esfuerzo
no pregunten por mi si ya te fuiste,
mucho antes de morir ya me habré muerto.



A Mª José Carrasco y Angel Hernández
leer más   
9
11comentarios 90 lecturas versoclasico karma: 93

Era tu mano pequeña...

Era tu mano pequeña
una linda lagartija
que movías, juguetona,
para atrapar a la mía,
y te agarraste con fuerza
a los dedos en ruinas,
trabajados y agrietados
por el paso de los días,
y llegaste con tus sueños
y volamos con tus risas,
hacia un mundo diferente
por senderos y colinas,
con mi mano te llevaba
y en la misma sostenías
esa fuerza de tu alma
y el ardor de tus pupilas...

Pero tu mano pequeña
precisaba de la brisa
y del aire de los mares
del salitre y de la vida,
y buscamos las arenas
tan doradas y tan finas,
y seguimos las pisadas
y las huellas de la orilla,
unas veces eran…
12
4comentarios 65 lecturas versoclasico karma: 95

Voy con mi barco

Como un abrir y cerrar de ojos surgió el océano llamado universo
Llegué a las costas de la vida, donde supe que eran los sentidos
Crecí jugando solo por los patios de la imaginación

Hoy soy un hombre, pero las aves siempre me acompañan
El barco que construí en mi niñez, hoy tiene manos fuertes que lo dirijan
Voy por los mares de la vida, enamorado estoy de ella
Temo el día en que el ancla ya no se levante mas y el reloj como tornado se lleve mi barco

A veces sueño con navegar por el universo y visitar las islas llamadas planetas
Quizá el viento del tiempo y el tornado de la muerte, me lleven con todo y barco al explorar por siempre
Solo se que he visto costas de otros mortales, algunas tuve que dejar pues la arena quemaba mis pies
He conocido las sandalias de la flexibilidad y volveré a tales costas que no pude entender
leer más   
10
3comentarios 56 lecturas versolibre karma: 92

Extraños...

La gente; no entiende, siempre fuiste extraña, en un mundo lleno de extraños.
Meteoritos cayendo del cielo.
Como el sonido del big bang, destruyendo mi cerebro.
Las parábolas, no me tocan.
Eres un mentiroso, rozando mi sexo.
Interumpiendo mis emociones.
Eres un extraño, comiendo mi cuerpo.
leer más   
15
6comentarios 60 lecturas versolibre karma: 96

El Croar de las Ranas

Sorprende que anfibios de tan pequeño
tamaño sean tan importantes para el género
humano, y pertenecen estas especies al orden Anura
siendo los adultos carentes de cola, que poseen en
etapas juveniles, con un cuerpo corto y ensanchado,
con patas posteriores adaptadas para el salto y muy
largas, pasan su vida cerca del agua, sobre todo en humedales
repartidos por toda la tierra, unas especies gráciles,
con la piel humedecida y lisa, suelen tener una boca
ancha, a veces con dientes y una lengua protráctil,
sus ojos están provistos de parpados y los oídos no tienen
pabellón auditivo…
leer más   
9
4comentarios 71 lecturas prosapoetica karma: 93

La piel de un "Titanic".

Me siento como un "Titanic"
navegando oscuro los mares de abril.

Soy un trasatlántico
cruzando lento
la soledad de este largo pasillo
cortando en mi piel
lo espeso de este frío espectral
que aún entumece
las últimas brasas de la madrugada.

(¿Y dónde está el Sol?)

¡¡¿El Sol?!!
Ni me hables de él
todavía es un orbe en su diente de león
una piedra redonda y blancuzca
... delicada nebulosa lejana
subiendo con la parsimonia con que lo haría un tictac
a siete palmos bajo el horizonte.

No, no me hables del soles
mientras aún me acera el frío.-


@ChaneGarcia
...
14
3comentarios 59 lecturas versolibre karma: 99

Ingeniero de sus emociones

El poeta, errante de los sueños
medita en la contemplación
del tiempo, en las historias
decadentes y encuentra sutilezas
en sábanas de espinas.
El poeta camina a deshoras,
comulga con la hidalguía de sus pesares,
tiene temple
tiene soltura
vaticina los dolores que abruman la orilla.
Es algo de Marquina,
romance de Lorca,
demócrata trasnochado,
bebedor de pieles bohemias.
Sabe descifrar los complejos de la existencia,
entiende lo certero de lo infame
y tilda de inexorable
la valentía del andante.
El poeta recorre pampas, charcos
y abismos, se encuentra con lo oculto,
simplifica lo…
leer más   
18
18comentarios 103 lecturas versolibre karma: 98

Peso de muertos

Abrí lo albo en la bolsa de plástico
—no como Alejandro; desaté el nudo—
y tal como lo haría un susto
unas gruesas hormigas calientes
salieron a ladrarme los dedos
se apoderaron de mi cena
lo que hasta entonces parecía la chancleta de una arepa
una luna babosa... abandonada
acuchillada por esas curvas mandíbulas.

¡No lo pensé dos veces!
Y me dejé cabalgar por la rabia
como si fuese su corsel hirsuto
pavoneando mis crines acuáticas
cual atroz melena de Gorgo.

Tomé la chancleta
aquella luna invadida —mi arepa hormigada—
y en un sólo movimiento rápido me la llevé hasta el…
8
1comentarios 39 lecturas versolibre karma: 92

*senryu*

gotas de sol
una orgía en la luz
divinidad
leer más   
14
22comentarios 118 lecturas japonesa karma: 101

La savia entre tus muslos

La savia entre tus muslos
La luz de la luna es agua en tu boca.

La savia
entre los muslos y el
jugo de los amante es
como el primer rocío
de la mañana.
Sobre la miel de las hojas,
pájaros deslizándose por la ladera
como una nube de fuego,
con cenizas tras el incendio,
horneadas en el amor,
ruborizadas en la piel
cubiertas con pequeñas gotas de sudor.
Teñidas con rocío fresco...
La fresa se mueve hacia adelante y
hacia atrás en el umbral de tu vientre, la mariposa aterriza en las ondas de la rosa, de un color púrpura oscuro.
Apreciar tu cuerpo al atardecer, que acaricia la lluvia.
Intento tocar la lluvia, y tus labios florecieron.
En mi poema, detén temporalmente tus pasos.
Déjame esparcir tus pechos de oro con recuerdos y canciones.
Déjame usar mi vida para ponerme a tus pies y abrir el camino para toda la luz del sol.


Che-Bazan.España
leer más   
8
2comentarios 52 lecturas versolibre karma: 91