Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Estoy bien

Feliz. Por fin lo he superado, ahora solo sueño contigo seis veces por semana. Te lo juro, solo seis. Los viernes no duermo, escribo. Aunque, los viernes sí que sueño contigo, sueño despierta. Estoy mirando a través del cristal de la ventana y te veo pasar en bicicleta o apareces en el fondo de la taza de café, sin avisar, de manera repentina, de la misma manera que saliste de mi vida. Bueno, en realidad no fue algo inesperado. Te fuiste poco a poco, deshilachándote y dejándome desnuda.

Cómo me habría gustado vestirme contigo a diario, maquillarme con tus besos y usar tus brazos de…
9
1comentarios 163 lecturas prosapoetica karma: 54

Destierro

Tomó sus pocas pertenencias. Lo más valioso eran sus libros por que los acomodó con cuidado en la maleta. La ropa no era necesaria, solo la puesta y alguna que otra para cambio. Cerró la puerta mirando alrededor por última vez y sin mirar atrás, dio los primeros pasos hacia el destierro.
Mientras caminaba cargando con el peso de sus cosas, el olor a eucalipto lo envolvía... Sabía que sus pecados eran grandes, sabía de los errores cometidos, de no valorar lo que tenía, pero el costo, no lo soportó y todos sus secretos fueron develados como un campo abierto.
Al llegar a la playa, el…
leer más   
8
4comentarios 96 lecturas relato karma: 56

En la hora de la siesta...

Despierta la verga enhiesta
deseosa de follar,
y le viene a suplicar
en la hora de la siesta
-¡Vamos a hacer otra fiesta!
a su pudorosa amante.
Bajo la braga elegante
ese sexo bien hermoso,
deseado y sinuoso
inmoral y algo pedante.

Afilado el sable asesta
insaciable por gozar,
ávido que es por amar
como le pide la testa
por conquistar otra gesta.
La hazaña de un tunante
que dejó de ser infante
frente al pecho generoso
y los muslos sudorosos
de una mujer delirante.

Monte de Venus, la cresta
que acaba de penetrar.
Solo se oye suspirar
en lo que del día resta
por el gozo de la ingesta
del elixir refrescante
que expulsa el miembro picante,
ese mástil voluptuoso,
ardoroso y amoroso,
pasional y muy galante.
18
6comentarios 105 lecturas versoclasico karma: 59

El miedo

—¿Tienes miedo?
—¿De qué?
—De que por fin nos entendamos.
10
1comentarios 136 lecturas versolibre karma: 61

Adicto intrínseco

Extasiado con su aroma,
tantas veces
como me he pinchado con sus espinas,
tantas veces

He contemplado sus diáfanos colores
y tratado en vano de describirlos
en versos suicidas,
con ahínco;

La tesitura de mis días
de mi piel misma,
están atados a sus ganas
a sus deseos,
obra del necio amor que profeso, 

Le hago esbozar una ilícita sonrisa
bosquejo de su ego e incertidumbre,
cómo incitando a pecar,
reto que acepto incauto

Deseo embriagar mis sentidos
con sus delirantes zumos,
embestir su secreto
tantas veces me permita
tantas veces me sea posible

Rosa que embelesa con su esencia
esclavo soy de sus encantos
de su ambivalencia,
de esa batalla en su interior

De su piel desnuda,
cómo de su tacto
adicto intrínseco

Concédame esta pieza
bailemos alegres y despreocupados,
a ritmo de estos caóticos días
leer más   
9
2comentarios 149 lecturas versolibre karma: 51

Letras libres

Letras libres habitan en mis entrañas
Que viven espontáneas en mis versos
Que dictan a mi corazón sus caprichos
Y eternizan incómodas rebeldías

Versos inmortales que dejan sus huellas
Letras libres que se aferran a mis poemas
Que se conforman con narrar sus osadías
Por si no pueden verte más en mis sueños

Bóveda de luciérnagas inmóviles
En un mundo que siempre marcha con prisas
Letras libres que desean ser más que poesías
Palabras que suspiran para ser leídas.

Letras libres en el universo de reglas
Que desean de tus infinitas razones
Para poder entender lo que tú quieres
Solo necesito de amar para sentir.


Poesía
Miguel Adame Vazquez
22/02/2017
20
2comentarios 353 lecturas versoclasico karma: 70

Es curioso tu recuerdo

Es curioso tu recuerdo.
Tengo que admitirlo,
todavía hay días en los que regresa
para atormentarme.
¿Cómo es posible?
Si me esforcé, a conciencia.
Si luché
lo empujé
lo pisoteé.
Pasé más de cien noche en vela
agotando hasta el último aliento
de tanto vaciar los pulmones.
Soplé con violencia para que tu recuerdo
tu maldito recuerdo
se esfumase.
Lo convertí en imparable huracán
para que, a su paso
se llevase todo indicio
de que hubieses existido.

¿No entiendes que no quiero que me venga a visitar?

Y aún así
de vez en cuando
regresa el muy cabrón.

Y me enfado.
Y lo…
13
2comentarios 80 lecturas versolibre karma: 65

Apareció

Con las extremidades rotas,
observo los pájaros que vuelan hacia el Norte
soltando errores sobre la tierra.
Anclada en el pensamiento
que bordea las nubes sobre tu cabeza,
imágenes turbias emigran de mi alma
hacia tu tiempo.
Hay colores pálidos en cada rincón de mi sustento
y hay un espacio negro y brillante
que se encumbra en los sueños incoherentes
que dibujo en mis entrañas
cuando nadie me mira.
Podría volar hacia ti
si no tuviera las alas rotas
y este obtuso pensamiento de acero
dibujando una derrota
en la pared de mi silencio.
Me he roto las uñas de tanto rasgar el tiempo
y por las grietas abiertas a los días,
apareció de súbito
una trémula mariposa.


(Imagen: Gun Legler)
leer más   
12
8comentarios 100 lecturas versolibre karma: 63

El demonio

Me tienta
y me dejo tentar.
Soy su mayor pecado,
incorregible,
impertinente.
Así respiro
y me ahogo.
Me tienta
y me dejo tentar.
La vida
es el demonio.
leer más   
10
4comentarios 210 lecturas versolibre karma: 51

Gritaba el viento en la noche

Gritaba el viento en la noche,
eterno giralunas de la vida,
ese baile de sueños sin cordura
y los niños no tenían sueño,
los sueños jugaban con los niños
y el silencio nada preguntaba.
Gritaba el viento en la noche,
recuerdo que callaba tu nombre,
que besaba la piel del agua,
que mis manos retenían el mar,
que cada ola era un poema no escrito
y recuerdo que no te olvidaba
y el silencio estaba allí,
callado, como herido, como muerto,
tan eco de yo en ti
y gritaba el viento en la noche,
eterno giralunas de la vida
y miraba las paredes, las ventanas,
la puerta de la calle, las heridas,
como queriendo salir por sus espacios
y buscarte entre la arena y entre el agua
y el silencio estaba allí, deteniéndome,
besándome cada segundo de mi muerte,
muriendo cada muerte de mi vida,
como si el silencio fueses tú
y gritaba el viento en la noche.
8
1comentarios 268 lecturas versolibre karma: 51

La soledad del verbo amar

Lágrima que de sus pupilas brota
por recuerdos que se quiere olvidar,
olvidos que no logran recordar
unos ojos que sangran gota a gota.

Se apaga la tarde, sabe a derrota,
alma sombría obligada a vagar,
erial errante…¡y rodar y rodar!
y un viejo violín desgarra una nota.

En melancólicos aromas flota
la nostalgia en que acaba el suspirar,
y se parte el alma harto de llorar
huyendo sin rumbo en pos de su Gólgota.

Un amargo viento helado le azota
y le lleva en volandas sin parar
al desierto en que quiso desertar
y donde es mero grano, simple mota.

¡Oh triste necio, estúpido…, un idiota!
¿Qué es tu vivir sino cruel delirar?
Triste consuelo te queda al soñar,
solo feliz al dormir cual marmota.

Sombra amarga, reverente y devota,
que llenas de ausencias tu caminar
por la vil soledad del verbo amar.
¿Qué te queda? Solo una vida rota…
13
6comentarios 105 lecturas versoclasico karma: 54

Poesía (Microrrelato)

Poseía poesía en su pasión. Por eso componía con besos y besaba con versos.

Alicia F.
leer más   
10
5comentarios 106 lecturas relato karma: 49

Paciencia (Breve reflexión poética)

Soy paciente. Sí. Tengo esa virtud. O ese defecto; o esa debilidad; o esa tentación.

Ser paciente no es tan fácil de conjeturar y, por defecto, se considera un don. Pero ay quien no descubra que la paciencia es un camino de espinos, lento, tortuoso, doliente. Tres caídas como las del Nazareno; cuatro, cinco... Que sí, que la paciencia es pasión.

Ser paciente es creer que todo tiene una justa solución. Y así te lleven los demonios por dentro, te mantienes en silencio (¿orgulloso o filósofo?) esperando el momento donde alzar la voz que callabas y decir: 《Yo llevaba la razón》.…
leer más   
6
4comentarios 119 lecturas prosapoetica karma: 52

La Hora Gris

Entre el día y la noche se fue.
Entre un suspiro y una larga pausa,
entre el traspatio nocturno
de una agonía degollada.
Un gélido beso
de su alma callada
mutiló mi alborada.

Cuanto dolor y zozobra desbocada.
Un mar de lágrimas
donde la esperanza esta exiliada.
Desgarro que despierta mi locura
aprisionando en mis manos
el inmóvil cuerpo
en el esfuerzo imposible de revivir
el pecho tan amado.

Todo es en vano a pesar de la esperanza.
Puñal entrando en el alma,
la sin razón asfixia mi mirada...
Un último destello en sus ojos.
Terminaron sus horas y
me carcome la mordaza.
Decreto un crimen.
Han matado mi historia
y mis pasos se hacen agua.

P.E.S.S
leer más   
8
4comentarios 180 lecturas versolibre karma: 57

Mañana será otro verso el que me describa

Mañana será otro verso el que me describa.
Eso espero,
no quiero pasarme los días
haciéndome heridas
con el filo
de las hojas
de los libros
de poesía.

Ellos parecen saberlo todo de mí.

No conozco al poeta retraído que habla
de mis nudos en las tripas
cuando te alejabas.
Ni conozco a la poeta que detalla con precisión
lo que pasaba en nuestra cama
cual testigo de aquellos incendios.
Tampoco conozco al bohemio que
cuenta los tragos que bebí intentando encontrarte
en el fondo del vaso.

No,
no conozco a los que parece que estuvieron
a nuestro lado,
viendo el sol esconderse tras el…
11
9comentarios 180 lecturas versolibre karma: 68

Esto no es una despedida

Esto no es una despedida:

Soy una fortaleza, aunque pocos lo sepáis.
La tristeza, esa cucaracha de barrio bajo,
me tanteó.
He sido canción.
Quiero decir: un verso.
Engrasé mantequilla en cárceles
sin rejas frente al vacío.
Hablé de literatura y del destino
y de películas abandonadas.
Me extravié, también. Y hubo puñetazos
de púgiles con cortes de navaja
que me fueron enseñando el camino.

Volví a ser noche:
no hay nada más fiel que un vaso de vino.
Y en una pared
alguien pintó la palabra
Felicidad.

Pero no,
esto no es una despedida.
No basta con caminar para distanciarse.

Canet

P.S Espero que os vaya bien bonito.
leer más   
24
9comentarios 188 lecturas versolibre karma: 64

No me di cuenta

No me di cuenta,
a veces estoy escribiendo o pintando,
escuchando música; si puedo elegir que sea rock británico
y el primer verso es un no me di cuenta y es intencionado,
es una forma de dialogar contigo a solas, intemporal,
lo leerás después o quizá o un nunca se sabe,
o igual alguien lo lee en otoño, un día de lluvia,
con ese poético café y los cristales y los arces
y esas lágrimas del tiempo golpeando al alma
y puede que llore o sonría o sea silencio
y no se dé cuenta de que no me di cuenta –como decía-
no me di cuenta que estaba amando,
que era verdad en cada segundo que…
8
1comentarios 148 lecturas versolibre karma: 63