Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Huida

Prólogo
En la huida dejaron atrás la mitad de sí mismos. Nadie abandona todo lo que le ha supuesto su mundo de un día para otro, por un capricho. De vez en cuando el mundo que nos rodea se vuelve loco de remate y pone todo patas arriba.
La guerra trae consigo todos los males y los horrores de los que el ser humano es capaz de hacer. Y de pronto un día todo es malo. Sobre todo lo que es “diferente”, lo que no “encaja” en la sociedad según los valores de los que están dominando.


Capítulo I
Manuel siempre había sido feliz a su modo y en su pequeño mundo, todos en su familia sabían que era homosexual y además conocían a su pareja Andrés, al cual adoraban. Los vecinos, ya era otro cuento. Unos lo sabían y lo aceptaban, otros no tanto. Algunos se hacían los despistados haciendo ver que no sabían nada…. pero para Manuel todo eso no era relevante.
Llevaban tiempo planeando buscar un piso para ellos dos solos. Andrés era médico, la consulta la tenía bastante lejos de casa, él sí tenía miedo a posibles rechazos por parte de pacientes. Manuel, en cambio, adoraba su trabajo como peluquero en una franquicia del barrio.
No era fácil seguir adelante, pero nada es imposible. Eligieron una fecha para dar el paso, el piso ya lo habían encontrado. Ilusión, alegría y muchas ganas de esa vida juntos.


Capitulo II
Estaban viviendo tiempos convulsos en su país, pero esperaban que las aguas volvieran a su cauce. A aquellas alturas de la historia del mundo esperaban que no pasara nada grave. Pero pasó. Un golpe de estado, revueltas, hombres armados….el caos invadió la vida y las calles de la que era su ciudad natal. La guerra había estallado y los que iban ganando no eran muy amigos de lo “diferente”. Manuel y Andrés comenzaron a temer por su vida. Muchos que habían sido sus amigos, comenzaron a darles la espalda. No querían que nadie les asociara con ellos de ninguna manera.
Los familiares y auténticos amigos de ambos comenzaron a preparar un viaje, seguramente sin retorno a un mundo mejor, donde pudieran estar a salvo.
- Pero si no hemos hecho daño a nadie – se lamentaba Manuel. Esto no es justo, no quiero irme de mi mundo porque mentes cuadradas hayan decidido que no encajamos.


Capitulo III
Con miedo, dificultades y mucha angustia comenzaron un viaje del que no sabían cómo saldrían. Una noche durmiendo bajo un puente al raso, otra escondidos en túneles o en desvanes o sótanos de amigos, conocidos, conocidos de conocidos o simplemente personas con corazón, fueron capaces de llegar a otro mundo y otro país.
Había que empezar de cero, pero estaban juntos y vivos. La ilusión por hacer una vida en común les había llevado hasta allí. Lo más importante era no haber cedido a las presiones y aceptar una vida que no les correspondía. Ser consecuentes con ellos mismos y con su amor era lo más importante.

Nota:
No hay más ciego que el que sólo es capaz de ver aquello que sus ideas y moral le dictan.
La guerra, los que tienen que huir, los refugiados de cualquier índole…..el que llega nuevo a otro país, el miedo, la pena…… el sin sentido del rechazo…….
El ser humano es tan rico en matices de vida que perderse alguno de ellos es perderse una parte de la vida misma.






Hortensia Márquez

etiquetas: concursobarcelonactua
20
14comentarios 101 lecturas concursobac karma: 57
#1   Valioso mensaje Hortensia Marquez.Valioso mensaje.Hay pruebas que nos foguean y vuelven mas decididos en nuestros ideales y nuestros pasos.Felicitaciones por este relato de valentía,fuerza de ser y no permanecer.Abrazos
votos: 1    karma: 40
#2   #1 Muchas gracias¡¡ Saludos :-)
votos: 1    karma: 40
#3   Que bella reflexión, en este caso con un final feliz, aunque remarcando el espíritu de libertad, de lucha y de vida que por desgracia muchos no entienden y lo que es peor lo impiden. Gracias por compartir, buen fin de semana
votos: 1    karma: 40
#4   #3 Gracias a ti por pasar y comentar. Lo mismo te deseo, saludos :-)
votos: 1    karma: 40
#5   Una mirada social muy hermosa, Hortensia. Abrazos.
votos: 1    karma: 39
#7   #5 Muchas gracias compañera {0x1f618}
votos: 1    karma: 40
#6   Qué bello relato, compañera.
El texto esconde grandes mensajes soterrados.
¡Bravo!
votos: 1    karma: 39
#8   #6 Mil gracias!!!
votos: 1    karma: 39
#9   hermoso relato
votos: 1    karma: 40
#10   #9 Gracias!!!
votos: 1    karma: 40
#11   Precioso Horten, una maravilla
votos: 1    karma: 40
#12   #11 Mil gracias¡¡
votos: 1    karma: 40
#13   Tremendo mensaje!
Muy bueno {0x1f44f}
votos: 1    karma: 36
#14   #13 Gracias¡¡¡ :-)
votos: 1    karma: 35