Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Nada de nada

No puedo vestir
a cada uno de tus dedos
con el festín de caricias
de osadas excursiones
por los acantilados de mis uñas
ni tampoco desvestir
el mutismo inesperado
de un gélido temblor
que paralice tus bailes

No puedo pintar
a cada una de tus pestañas
con los soles de primavera
de exultante floración
desbordada de pinceles
ni tampoco despintar
las tonalidades de grises
con la invasión de humedades
por tu diluvio universal

No puedo amanecer
con cada una de tus vértebras
sobre cada una de mis costillas
en el ombligo del mundo
donde bostezan los horizontes
ni tampoco anochecer
entre los hilos de la luna
cosiendo con su sueño
mis ojos y tus párpados

Aún puedo resolver
cada ecuación de tus sombras
más irresolutas e irreverentes
sin despejar sus incógnitas
o lanzarte en caída libre
desde el trampolín del escote
hasta zambullirte, en mi verso
26
30comentarios 106 lecturas versolibre karma: 92