Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Quién eres tú?

Mientras pasaban los días, yo seguía amándolo. Extraña situación enamorarse de sus ojos, de su voz y no saber nada de él en mucho tiempo.
Ahora es preciso amarle y esperar aunque sea en mis sueños, y es que tantas veces sueño y pienso en él que parece no haber estado viviendo en lejanía.

Qué eres tú, mi verdugo, mi sueño, mi luz. Qué soy yo, un alma hambrienta de amor, llena de soledad. Qué somos tu y yo: silencio, absurdo silencio.
Recorrí en las noches tu cielo que es mi cielo, buscándote y no estabas. Ausente de mi, lánguido y frío como el invierno, yo suspirando por ti, oh mi Dios tanto te he soñado que ha Sido difícil improvisar otro camino.
Emilce Mendoza
14
2comentarios 75 lecturas versolibre karma: 86