Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Brevedades VII

Recuérdame
mis pecados
y olvidaré mi orgullo.
leer más   
27
20comentarios 203 lecturas versolibre karma: 127

Nada

En este espacio sin flores...
un cielo extraño
observa la materia
que nunca alcanzará.

Arde la esperanza,
mi esencia se hace agua,
gotean las quimeras
que fueron silenciadas...

una estrella
se agrietó
de madrugada...

y mi cuerpo está cansado
de la ausencia
que lo impregna,
que lo ancla...
en el fondo de la nada.
leer más   
21
27comentarios 145 lecturas versolibre karma: 119

Ocurrió Ayer

Ocurrió ayer,
sentado en el parque,
huyendo de los fantasmas,
de las líneas fronterizas de mi fe....

Ocurrió ayer,
hablándole a las estrellas,
derramando los secretos
por las capas infranqueables de mi piel...

Ocurrió ayer,
que me subí a mi caballo,
atravesando campos de amapolas,
para abrazar la luz de tu mirada,
en un nuevo amanecer...

Ocurrió ayer,
que volví a ser un niño,
y sentí que mis palabras
no eran sólo tinta en un papel..

Ocurrió ayer,
que quise escuchar
tu voz en mi silencio,
y saber que me esperabas
en las fortalezas protegidas de mi ser...

Ocurrió ayer,
que se abrieron mis ventanas,
que sentí el aire fresco,
semillas imaginarias que flotaban
deseando despertar y florecer...

Ocurrió ayer,
que presencié el milagro de la vida,
mientras el pasado se moría,
el futuro comenzaba a nacer...

Fran Renda
@Fran44Sombras
leer más   
24
30comentarios 143 lecturas versolibre karma: 127

Estación al revés volteada

Si acaso hay hojas, caen hacia el cielo,
de tal manera que el agua y la tierra
las reciben arriba
y nuestros pies pisan las nubes
mientras caminan hacia atrás.

El café que desayunaste
no ha pasado por tu garganta
y lo que dijiste no ha sido proferido aun;
besaste a tu novia pero ella a su vez
no te ha conocido ni en fotografía.

Crees estar dormido
pero estás muy despierto
ante la cara extraña de alguien
que supuestamente ya había muerto.

No hay casualidades,
pero empiezas a preguntarte
si no será que no existes,
o mínimo si de verdad has nacido.

Además la lluvia también va hacia arriba,
así que tu viejo paraguas resulta nuevo
y no te sirve para nada porque no abre
como no abre tampoco tu bocota
y tu lengua parece enredarse hacia dentro de ti.

Ante esa lógica la suma es resta
y la multiplicación es la división
de donde los abuelos gatean no por viejos
sino por nenes de pecho.

Aparte de que tu reloj se burla
y de que las flores marchitas
comienzan a florecer de nuevo en las alturas
resulta que el calendario vuelve
a abultarse, y si miras hacia abajo
no sabes si te caes o simplemente flotas.

Pero ahí está la clave
porque cuando quieres entrar a tu casa
la llave no responde,
ya te hiciste madeja que aun no es
porque no se entiende
cómo es que ni tus padres
se han conocido
y tú estás elucubrando el verbo,
el Verbo originario
que nadie ha escuchado
porque el supuesto Bing Bang no ha sido concebido.

Impactante que por más que bebas
no te emborracharás;
por más que duermas no descansarás;
por más que escribas
la hoja en blanco seguirá en blanco.

Letra a letra tu lápiz nunca se gastará,
y si haces un esfuerzo
verás que ni es otoño
ni tú escribes nada
y si usas la goma de borrar
será ella la que te escriba,
si es que dicha goma ha sido fabricada.
leer más   
12
8comentarios 143 lecturas versolibre karma: 106

Los muertos están tristes

Confiados se han ido
a ese inmenso lugar.
Su legado conferido
ante el intenso pesar.

Cumplido cabal el duelo
dolorosa la despedida,
inimaginable el flagelo
de lo logrado en vida.

Aun perplejos los deudos
por penosa nula presencia,
desarrollan sus premisas
para disputar la herencia.
-------------------------------------------
Hay lágrimas en el cielo,
nos observan descreídos.
Diferente era su anhelo
para sus seres queridos.

Incapaces de disfrutar
de esa paz prometida,
al advertir la debacle
que ocasionó su partida.

Tristemente frustrados,
mordaz arrepentimiento.
Su existencia prodigada
al burdo enriquecimiento.

Canjearían todo el caudal
si eso les fuera posible,
por la riqueza intangible
que no es maligna y letal.

Infelices nuestros muertos,
no descansan en calma.
Testigos de enfrentamientos
que les cercenan el alma.


Mucio Nacud (autor) 2019
Derechos reservados
21
21comentarios 141 lecturas versolibre karma: 123

Ordenanza desordenada

La excusa abierta, derramar prosperidad,
promesa valiente, ilusionante y sugestiva.
Oculta constante sin extraviar finalidad,
la hegemonía esclaviza la idea colectiva.

Como premisa un auténtico reglamento,
fiador del progreso por todos codiciado.
Ventajoso escudo de incierto sacramento,
vana esperanza, discurso falso y sobado.

Con el encofrado de antiguas leyendas,
equivalentes conceptos en atavismo.
Resuelta sentencia a desfogar cinismo,
reclamando soporte como una ofrenda.

Epidémico mal que entre infames propaga,
dispuestos a todo por conservar el edicto.
Ignorando fronteras la ambición embriaga,
la penuria es su aval a mantener el invicto.

La consigna, seguir el “ordenamiento”
al pie de la letra según el estatuto.
Ni en contingencia valen aspavientos,
amenaza discreta del cruel reducto.

Benditas las plumas insubordinadas,
alzando la voz ante el falseamiento.
Indispuestas a permanecer calladas,
sin importar el contragolpe violento.

Mucio Nacud (autor) 2019
Derechos reservados
11
6comentarios 131 lecturas versolibre karma: 133

En Cada Instante

En Cada Instante...
Estás tan lejos y a la vez tan cerca
Como el reflejó de la luna
En un lago.
Y el corazón sólo se queda mirándo
En su orilla, arropado de estrellas
Con un ramo de orquídeas
En mano sólo esperando
Porque piensa que cuánto más lejano
Es la distancia más fuerte es el sentimiento
leer más   
20
15comentarios 119 lecturas relato karma: 129

Frío

Recuerdo,
el insólito roze
del viento frío,
en tus labios.

Al alba salvando
a la noche invernal
de si misma.

Recuerdo
toda la escarcha
de tu aliento
suspendida como lluvia
sobre mis labios.
leer más   
22
22comentarios 113 lecturas versolibre karma: 108

Versos desorientados

Vivo entre instantes e infinitos,
una vida circular, siempre
en la línea. Donde el lleno
se confunde en el vacío.

Vivo la extrañeza de ser yo,
de no saber donde estoy,
estar en otro lugar, tener
que ser siempre otro.

Vivo desorientado,
en un cuarto de estar
donde nunca soy;
en un cuarto de ser
donde nunca estoy.

Vivo en los vientos,
sin raíces, perdidas
(fototropismo negativo le llaman
a su poca querencia por la luz ).
Vestigios quizá cerca
del mar, donde están
enterradas muchas almas.

Exiliado de mi centro
solo mis huellas
dicen quien soy.
leer más   
25
28comentarios 112 lecturas versolibre karma: 119

El mar...

¿Ves el mar?
Son las lágrimas vertidas
por los hombres sufrientes,
seres sacrificados
por el poder,
la codicia,
y el querer.

El mar,
dolor viviente
de tantos hombres arrastrados
por el vaivén del tiempo
que encontraron su infortunio
en el dolor,
y desgarraron sus sonrisas,
su existencia
y su clamor,
lloraron tanto
que se llenó de amargor.

El mar,
que en su interior esconde
las penas infinitas,
los deseos truncados,
la vida deshecha por el sufrimiento,
la alegría que opacó el dolor.

El mar,
llanto sin rostro,
súplicas mudas
que jamás se oirán,
profundos secretos
que jamás sabrás.
leer más   
19
22comentarios 109 lecturas versolibre karma: 132

Vientre de nadie

Del vientre hambriento de
donde nadie nace;
fuerte estrella, estrellada galaxia
volcán canción, magma imparable
máximo aliento, palabras inmejorables..
------------------
En una hambruna de nadie,
calaveras amontonadas, huesos huecos
en los que un día hubo sangre..
-------------------

Del vientre de nadie nace,
una sonrisa irisada en las penumbras,
una gravedad multidimensional que parece no ser grave
porque, nadie sonríe, en los ojos de alguien…

Autora: YolandaR. Todos los derechos reservados.
leer más   
13
4comentarios 109 lecturas versolibre karma: 120

Lo qué nunca pasará

La tarde tan serena, me somete
Deseo, sepultar mis penas en la tierra
Bajo él centenario árbol qué espera
En él viejo banco, dónde nadie se sienta
Allí, junto a las hojas secas
Con él murmullo, de la suave brisa
Y él ruido del agua, riendo con las piedras
arrojare la tristeza, sin clemencia
Con vehemencia, sin piedad, ni prudencia
Él invierno llegará bravo y vultuoso
Se harán olas en él río y calaran las ofrendas
De fuertes lluvias, se empapara la tierra
Sé abrirán lagos y pantanos en los caminos
y allí, bajo el árbol centenario qué espera
Sé ahogaran sin remedio, mis penas
Volverán de nuevo las tardes serenas
Se abrirán paso todos los caminos,
recostados en ellos, las hojas secas
El otoño, vendrá pintado con tonos dorados,
portando mí alma, en su romántica holgura
Llena de piadosa serenidad y armonía
Mientras la espero, con apacible calma
sentada en el viejo banco,
a la sombra del árbol que espera
leer más   
19
17comentarios 106 lecturas versolibre karma: 122

Versos de Luna

En su soledad,
la Luna sentía la falta
de un corazón que muriese
por cualquiera de sus caras,
la falta de una compañía
que le diese la mano
cuando el insomnio la invadía
tras cada letanía.

Entonces el bosque habló
señalándola con cada hoja,
soy tu fiel compañía,
conviertes mi savia en néctar,
mis enredaderas te abrazan,
tu presencia ahoga mi pecho.

Un aullido a su luz
le recuerda que el lobo
la persigue en cada rayo,
que llora por no poder alcanzarla,
que la soledad es lo que une
su cara y la cruz de su pelaje gris
ante la tristeza por no alcanzarla.

El mar, embravecido,
hecho espuma,
le contaba como
su alma se agitaba por su ausencia,
se calmaba muriendo en orillas
cada vez que ella se reflejaba en las olas.


Mas la Luna sentía frío,
no había manto, ni tacto….

Arqueó su luz ante un murmullo
que le susurró a sus sentidos,
eres la musa de mis versos
en Luna llena,
mi amante en la oscuridad
de Luna nueva,
cada amanecer muero contigo,
cada ángelus nazco contigo….

La luna sintió un pálpito
ante la profundidad de aquella voz,
sintió una túnica que la estremecía,

¿Quién eres?
soy la noche….


Amén
leer más   
21
11comentarios 104 lecturas versolibre karma: 132

No sabía

No sabía
que tus ojos lloraban
luciérnagas.

No sabía
que el lenguaje
de tus manos, era triste. 

No sabía
que tu sonrisa
vivía en duelo.

No sabía
que tu soledad
era una bastilla
en muerte flemática.

Aspirabas salvación
y un planeta de sueños desnudos.

No sabía
que a tu mundo le faltaran mariposas,
un campo de dulces aromas
y una mañana sin lluvia.

No sabía
cuando, acaricie tu pelo
la demencia que destilabas.

No sabía
que hablabas con las sombras
del amor que me profesabas.

Yaneth Hernández
Venezuela
Derechos reservados.
leer más   
22
28comentarios 102 lecturas versolibre karma: 114

Rosio de Luna

¡Oh!, destila Saturno
hermana de Marte,
que el día de amarte
llegará tu turno.


Dejad el risueño mutilado
que por luto color,
que estas melodías
las pintas con dolor .



Ve tu alma que sacude tu existencia
donde acaricia tu piel sin experiencia
Y tu corazón sin rumor,
De aquel amor.



Todo a su vez , lo vez con depresión,
que sufres y sufres
sin tener tenebrosa dora,
que está ya no lleva Aurora.


A la mitad de tu vida
se viene tu despedida,
sin doquier o quien pida,
y se eclipsa tu ida .


Coreas el mensaje de llorar Y llorar
sin ningún lugar de amar pintas sin tu vestir con luto
y ni aún lúcido.


¿Que quieres ?
marchitar tu abril
o vendar tu hiel.


¡Ahora!
no delires morirte
que amarte llegará,
sin preguntarte...
leer más   
24
6comentarios 102 lecturas versoclasico karma: 125

Para nuestra compañera Ze Pequeño

No dejes de brillar, amiga...
No estás sola en este duro
momento...
Perder a un ser querido
siempre es duro, de una
dureza extrema que pone
a prueba tu propia existencia
y fortaleza...
¿Pero sabes qué, amiga?
No estás sola en tu sufrimiento,
no lo dudes...
Alza tu mirada al cielo
y verás que el sol brilla
aunque tu corazón esté oscuro,
lleno de tristeza...
Pero no estás sola en tu sufrimiento...
Estamos aquí, que aunque no nos podamos
ver, sentimos tu dolor como nuestro sentir.
No te apagues ahora, querida amiga,
mas nosotros seremos tu sustento en este
momento tan oscuro y cruel para ti,
como ángeles que abren sus alas para
ir a tu rescate.

Salvador Periz Nogueras
leer más   
11
10comentarios 102 lecturas prosapoetica karma: 124

Pensamiento de amor

Desátame los nudos del corazón
iluminame con los destellos de tu mirada,
ven a mis brazos y quédate en ellos eternamente .

Y si la eternidad no existe, ámame hoy por siempre,
soy tuya ,cada minuto de mi tiempo te pienso
y en cada pensamiento te amo.
leer más   
11
6comentarios 102 lecturas versoclasico karma: 108

¿Estás?

Un encuentro al azar
de corazones rotos,
dejo al descubierto que
hay desastres hermosos.

Dónde nunca busqué
ahí me encontró,
un desastre igual
al desastre que soy.

¿Estás?
una vez preguntó...
"Estoy"
le respondí yo.

Ahora está en los pensamientos
de todos mis días
Y yo espero ser la excepción,
que no necesite alejarme de su vida,
me deje ser parte de su corazón.
leer más   
12
6comentarios 99 lecturas prosapoetica karma: 120

Me paré, y escribí

Se apagaban las luces.
El silencio resonaba en
la oscuridad.
Pero yo seguía avanzando
por la inercia,
hacia delante,
sin buscar un
camino
sin llegar a un
destino.

Caminaba sin
rumbo sintiendo
solo el susurro
de mis pasos.
Sola
caminaba en desorden
sin llegar a ningún
sitio,
sin saber donde estaba.

Pero llegó un día
cogí valentía.
Ahogué mis miedos
envuelta en la lluvia.
Baile descalza,
con una sonrisa
dibujada.

Haciendo equilibrios
en mis pensamientos,
rebusqué en
el fondo de mi alma.
Aparté telarañas
derrotando temores.

Y lo que tenía dentro
escondido
brotó inconsciente
se me fue por las manos.

Entonces me paré,
y despeinada por el viento...
escribí.

Delia Climent

" Este poema incluye versos
de otros míos publicados
aquí en Poemame"
leer más   
17
14comentarios 99 lecturas versolibre karma: 120

Cuando llegue el momento

La luz atraviesa el umbral de la ventana
se despide otro día detrás del azul
silencio de parroquia de pueblo,
ni una campanada,
ni un rezo,
el espejo de la casa saluda a mi imagen
desolada,
¿estoy solo?
otra vez el mirlo bajo el eucaliptus,
la claridad de la tv sin sonido
mis ojos revoloteando el vacío.
Blancas las hojas del alma
temblando de miedo por versos ausentes,
no llegan,
recuerdos hechos plumas arrojadas al aire
eslabones de una cadena de buenos momentos
cada vez más lejanos,
el invierno se acerca aunque aún es verano,
he vivido varias vidas y no tengo reclamos,
hay una cueva donde dejo mis poesías
donde acogen mis versos como a niños huérfanos,
en algún lugar del mundo seguirán viviendo
y yo sonreiré a la tierra que me cubra
cuando llegue el momento.
leer más   
14
4comentarios 98 lecturas versolibre karma: 106
« anterior1234