Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

blanca

Una estrella
sobre tu cama
prueba irrefutable
de que se puede
tocar el cielo
con las manos
leer más   
12
10comentarios 328 lecturas versolibre karma: 103

Angustia

Otra noche fría, tan fría como oscura,
las horas transcurrieron lentamente,
como si el reloj hubiera perdido el rumbo
y el rumbo se empeñara en perder a la gente

El asfixiante silencio sólo era interrumpido
por el motín permanente de los intestinos,
se escuchaba como una encarnizada lucha,
se sentía como una lastimosa derrota,
el remedio era sencillo pero difícil de conseguir

De repente, algo más temido y más sonoro opacó aquellos ruidos:
- Mamita, ¿que voy a comer?

El silencio sobrevino de nuevo pero con más frío,
la oscuridad se disipó levemente por un ténue brillo,
el brillo lastímero de una lágrima,
de esas que desgarran el alma,
de esas que atraviesan los corazones
de esas que te vuelven cenizas

Cuando el nudo asesino liberó la garganta:
- Primero te voy a contar un cuento hijito

La mirada del débil ángel se levantó desfalleciente:
- ¿El mismo de ayer? ¿El de la lombricita que por comer mucho se la tragó un pez?

Un sable atravesó el corazón y sus ventanas se convirtieron en cascadas impetuosas,
cascadas de agua salada, cascadas de lágrimas de sangre,
- No, hoy te voy a contar sobre cómo un hombre convirtió 2 peces en cientos de pececitos

El relato inició con más sollozos que palabras,
con más esperanza que verdades,
con más ansiedad que templanza,
con más desdicha y dolor

- Ahh ya entiendo, las lombricitas se las come el pez,
para que el hombre lo convierta en muchos pececitos y así tener comida para todos


- Así es hijito, todo tiene un propósito y hoy nos toca ser lombricitas,
cierra tus ojitos para que mañana comamos peces.
leer más   
30
24comentarios 246 lecturas relato karma: 100

Por eso soy poeta

Luz, árida luz
desierta, retraída
pérdida en la oscuridad
como vagando triste en sus lamentos.

Oscuridad, todo es sombra
empobrecida en el amor propio
de un rocío que se bebe
en el desierto caliente
de un aire que no respira
que no se mueve por dentro.

Inmensa es la tierra
que ve sumergir el amor
en el amanecer
insuperable,
como la vergüenza de perderlo todo
y vivir en los lamentos de otros.

Nace el mar
prematura esperanza
a la orilla de la llanura,
flores ansiosas sin raíces
desesperadas por un día sofocante.

Un poema lo es todo,
polvo sucio
tristeza infinita,
mirada indiferente
ante unas lágrimas que forman letras.

Memoria con desgracia,
odio que huye cautivo
ante el tiempo de olvido,
oda de amor
que se embarca tranquila
en el amanecer glorioso
de una mirada perdida.

Tu poema es un beso
con la voz que sustenta el horizonte,
un higo dulce
con unos labios
presumiendo toda la ternura.

Tu poema es un sofá que te extraña,
luz tenue de la luna a medianoche
en una despedida secreta sin prólogo.

Es como volver a empezar
con la herida perfumada
en los pétalos de rosa,
voz dócil que quiere amarte.

Tú poema es todo luz
todo sombra,
todo oscuro como los pensamientos.

Todo amor
como una madrugada
que pronuncia en voz baja
un te quiero,
es amar en un enjambre
de estrellas diminutas.

Para eso existo
para eso pienso,
para cantar y bailar a media luna
con cada poema que siento.

Déjame llevar a media luz
sin aspavientos
el silencio fortuito de seguir creyendo,
que el amor defiende a todas las cosas.

Que el mundo destila
demasiadas soledades
que no me alcanzan
todos mis poemas para cubrirlas.

Así que vuelvo a empezar
tejiendo historias alegres
persiguiendo sueños lejanos
en las nubes tras las gaviotas.

A veces voy invisible
olvidando las malas noticias
con el canto de las estrofas.

Como si fuera una paloma extraviada
en su vuelo,
contando mariposas
secando lágrimas estremecidas
sobre mis hombros viejos.

Viéndote venir empujando a la vida
uniendo anémonas
con los dedos endrinos,
moviendo la mirada
con los ojos oblicuos
ante la indiferencia levantada
hasta obligarte.

La sonrisa es fugaz
lo es hasta fustigarse,
como una hoja quieta
que es insegura,
que es invariable en la derrota,
árida y oscura,
única.

Por eso soy poeta
por ti,
desde el azafrán hasta el lirio,
desde el olvido de junco mojado
hasta el cariño desprendido
con el que anochezco.

Por eso soy sensible
como el suspenso perdido
en un lucero,
como un pastor herido
ante la oveja que se desbarranca.

Me gusta seguir juntando
mareas para ti
hasta Saturno,
dibujando neblinas en el espejo
habitando laureles con el bosque viejo.

Hasta que se termine el laurel
entre las luces y las sombras oscuras
de un poema largo y lleno,
por eso soy poeta
por ti.

Él Mute
12/10/2019.

A mi amada esposa.
24
18comentarios 169 lecturas versolibre karma: 137

Papel vacío de Letras

Querida pluma:

Te mereces una explicación.

Anoche te dejé plantada,
a oscuras en la habitación,
de tinta desierta la almohada,
de aire sin versos el ventilador...

Reconozco que ví tu luz encendida,
al pasar sigiloso
por delante de tu puerta,
con tu mirada perdida,
buscando a tu poeta,
inocencia y suspiros de niña,
papel vacío de letras...

Has de saber que no estaba solo,
que alguien ocupó tu lugar,
una fuerza que atrapó mis poros,
de una belleza tentadora,
que me sedujo sin hablar..

Me llevó a sus aposentos,
bañados por las telas de mis lamentos,
por las pieles de mis recuerdos
y las heridas de mis tormentos...

Me mostró su piel desnuda
tersa y fina, sin apenas arrugas,
cayeron mis dedos sobre sus curvas,
y mi noche se quedó sin luna...

Y enterrado en su alma,
que a gritos me llamaba,
sus gemidos eran drama
que de tí me alejaban...

Su gula y su fuerza
se comían mis esperanza,
y no hallaba la manera
de escapar de su matanza,
de las fauces del pasado,
de la furia de sus garras....

Pero pude salvarme,
en un descuido de mi locura,
y huí tras la noche,
en los brazos de la bruma,
y le dije que me dejara
al ladito de mi pluma...

Y ahí tienes la verdad,
y el recordarla aún me quema,
y no pienso volver a dudar,
cada vez que vuelva a pasar
por delante de tu puerta..

¡Perdona mi abandono,
querida compañera,
y regálame otro poema!

Fran Renda
@Fran44Sombras
leer más   
26
38comentarios 160 lecturas versolibre karma: 113

Mi Mundo

Siempre fue la misma rutina
Una palabra me acompaña
Por las noches, miro por la ventana
Y es el mismo panorama
No se que busco
Quizá la estrella fugaz más cercana
Para pedirle una esperanza más

Será que el día siempre acaba igual?
No lo se, sólo es una pregunta
Recurrente...

Quiero despertar del sueño
Pero cada vez más me hundo
En la telaraña, pienso tantas cosas que me pierdo
Recorro el pasillo buscando
La fortuna
Pero siempre lo encuentro vacío
Sin embargo las calles
Lucen diferentes
Los personas no son las mismas
Pero siempre te las encuentras
Tal vez sea un desconocido
Un fantasma entre el gentío

Un argonauta que perdió el rumbo
Un solitario más en las vías
Una obra sin terminar
Quizás el obrero se cansó de construir
Para que otros dejen de herirlo
Que habrá en mi paraíso?
El cual no supe encontrar
Un basto mar? en el cual no se nadar

No lo se... sólo sigo recorriendo
Este bastó mundo
El que de apoco estoy descubriendo
leer más   
24
30comentarios 157 lecturas relato karma: 107

Danzan las aves

Danzan las aves, vuelan libres,
no se relegan las especies,
juegan y presumen su espíritu viajero.
Todas están incluidas,
también las de mal agüero.


Mucio Nacud (autor) 2019
leer más   
15
12comentarios 145 lecturas versolibre karma: 110

¿Qué letra falta?

(Lipograma sin una letra consonante)

Queriendo hacer un poema
Al que una letra le falte
Cuidando de que resalte
Del mensaje el mejor tema

Pienso en el amor, dilema
Que siempre suele dejarte
Espinas para pincharte
Un clavo ardiente que quema

En el mar yate inundado
Herida que no se cura
Sin latir el corazón.

Amar la tiene en pasado
En presente no figura
Y aquí no la ve un mirón.

Autor:
Saltamontes (12/10/2019)
26
21comentarios 132 lecturas versoclasico karma: 113

Arrasaba

Venia y arrasaba
con todo
expulsaba de mi cuerpo
mi alma
me convertía en etérea
solo era un sentimiento
que la brisa surcaba
para que sin tocarlo
beber de su piel
saborear su esencia
enredarme en sus deseos
y vivir respirando
a través de su alma.
12
7comentarios 129 lecturas versolibre karma: 98

Fué allí

Fue en la comisura
de su musa inquieta.
O tal vez en la orilla
de sus ojos tristes,
En el agujero
de su ternura
Que comencé a nadar
entre entelequias.
algo sombrías,
desnudas
~mas nunca huecas.~

Su piel y la mía
crepitan
tras los párpados de la luna.
Mientras el sol la muerde
atrevido
~aún con lluvia.~

Crece la marea
Y nuestros poros se asustan
de tanto gemido
que atraviesa, nos cruza.
dejando un sendero de pétalos
entre su trémulo horizonte vivo
su viento
y mi cintura.
leer más   
26
21comentarios 125 lecturas versolibre karma: 107

Sobre tu cuerpo

Las orquídeas de tus pechos rezan al viento.
Mi cuerpo ofrenda su vibrar a tu pasión.
Y se yergue con fastuosa necesidad mi orgasmo
al ritmo candente de mis poros en fuego.

Es tu boca un preludio de sabores enajenantes,
una cruzada santa con tus enigmas.
Insto verter cada desespero en las puntas de tu quietud,
vivir o morir en la franja de tu respirar.

Mirar en tus ojos el bronce de la tarde,
agonizar en el vergel sublime de tus labios.
Besar las esquinas de tu cintura en plena orgía de luces.
Y al final dejar caer el telón nocturno
sobre tu cuerpo, cual lámpara griega al anochecer.

Yaneth Hernández
Venezuela
Derechos reservados
leer más   
21
26comentarios 124 lecturas versolibre karma: 123

Te esperaré

Te esperaré donde
la luna nos alumbre,
entre sábanas de seda
y al compás de un jazz.

Te esperaré soñando
con tu mirada.
Te esperaré bailando e
imaginando tu silueta
que me envuelve en la locura
de este amor.

Seré paciente amor,
te esperaré porque
sin tu amor no quiero estar.
leer más   
13
16comentarios 124 lecturas versolibre karma: 99

Aunque ya

No te bese no te acaricie
No te vea, no te escuche
Tu siempre inspiras mis mas
Bellos pensamientos
convertidos en poesía.
leer más   
10
4comentarios 124 lecturas prosapoetica karma: 108

LLuvia

Voy a ser lluvia para ti,
voy a mojarte entero
empapando tu piel,
colándome por tu ropa.
Nada me detendrá
hasta mojarte el alma de amor.
Lluvia alegre y gotas ardientes
que mojando quemarán tu ser de deseo.
Me volveré agua de fuego sobre ti
que eres sedienta tierra bajo mi cuerpo.
Después en loca y esperada venganza
te volverás tormenta
llevándome en remolinos de placer,
levantándome con tus brazos de viento
y haciendo que toda la lluvia que soy
se dispare en gemidos que mojen tus oídos.
leer más   
13
12comentarios 123 lecturas versolibre karma: 105

Un viaje en soledad... con @GaiborHector

Ha parido el silencio, la soledad bravía de un libro olvidado. Sus entrañas vivas me son tintas desleídas en una ventisca de soledad...

Me fui con el corazón en la mano, sin esperanza...
Bajo la brisa del silencio...
Las nubes envuelven mi cuerpo...
Mientras lágrimas corren por mi piel ...
Me azotaron los tuétanos, bajo la sombra de un árbol inexistente. Conté mis suspiros como aves despavoridas…
ayunos de sed en mi alma. Tengo un animalito, carcomiendo el fruto de mi melancolía.
Hadas que soplan la agonía de un dulce consuelo, un viaje eterno...
Abrazando a la vida han caminado riendo a carcajadas a pasos de la muerte, con los pies descalzos sobre jardines de espinas. Cruzaron el firmamento...
Entre el cielo y mis pies, fui pisando penumbras; fue al fin, en ese estigma lo que desvaneció mis alas. Como un fantasma huyendo hacia la luz de una nuez enferma.
En compañía de mi muerte, he secado mis lágrimas; me hice cenizas, soy arena en el olvido.


Hector Gaibor
@GaiborHector

Ivka Mendoza
@ivka_mistica
leer más   
14
11comentarios 120 lecturas colaboracion karma: 108

En línea

Allí están, acechando, con la muerte entre sus patas,
con la bilis inyectada en sus ojillos diminutos,
en perfecta línea de batalla.
Miro a esas palomas
y mi corazón débil se sobrecoge,
por tanto dolor pegado a mi espalda.

Ellas ya no son mis amigas.
Me infunden temblores, pavor,
un presentimiento claro de la desgracia.

Huyo hacia la avenida, amplia y luminosa.
Quiero borrar mis pensamientos oscuros.
Sin embargo, ellas, cual ejército disciplinado,
siguen escrutándome,
asomadas a la milenaria muralla.

Quizás no sea mi muerte
la que preconizan.
Quizás, tan solo, deseen ponerme en alerta.

Si se atreven a sobrevolarme , levantaré mi cabeza
y las miraré a los ojos.
Así, se convertirán en pájaros cautivos
y yo, en alma libre,
a la que no hará claudicar su arrogancia animal
ni el acoso de su mirada incisiva.
Y dejaré de mirar a lo alto
para poder descubrirte.
leer más   
13
12comentarios 116 lecturas versolibre karma: 114

Y versarte...

.
He perdido una sombra penitente que te ama.
Una gota de silencio que te roza la espalda.

Déjame llegar a tus sombras,
a ese cuerpo de distancia.
En tu tacto, donde se atrincheran las aguas.

Y versarte...
Y sentirte, y hallarte.
Guardar tus labios en esa cajita
donde oculto mi alma.

Mírame, y me hallaré...

Versar la memoria de tu alma,
es besar los labios que me vuelven al mar...







.
leer más   
25
29comentarios 107 lecturas versolibre karma: 105

El anciano y el parado

El anciano comienza ahora
a aceptar un mundo que apenas roza,
el anciano no tiene imagen
ni opinión,
se sabe absorbido por la tierra
y quizá por ello sonríe,

el parado percibe el tiempo
como brisa pasajera, su rostro
refleja la incomprensible huella
que labraron las manos silenciosas
de tantas noches sin estrellas,

para ambos el amor
es un sueño olvidado,

el anciano mira tembloroso
hacia las copas de los árboles,
cada día una parcela nueva
de un cielo que ya espera
un último latido,

el parado mira al suelo,
oculta su mundo
en los bolsillos vacíos de su memoria,

una luz que nadie ve
alumbra las escaleras de piedra
por las que sube el anciano
guiado por el pálpito
de un invisible corazón,

el parado mira en blanco y negro,
aprende a navegar entre sombras y palabras
pero le teme a los sueños.
leer más   
10
6comentarios 107 lecturas versolibre karma: 97

Haiku [612]

Las hojas verdes
tornan multicolor;
viene el otoño.
11
6comentarios 106 lecturas japonesa karma: 109

Un padre que se despide...

Nacemos sin entendimiento, y los antiguos nos enseñan :*"el fuego se apagará, pero antes deja de meter leña".

Para ganarte al público debes de sembrar amor en sus corazones, pues no he visto a nadie recoger peras de un árbol de limones.

Procura la tranquilidad, por falta de ella muchos se quitaron la vida; es como la doncella hermosa, pero con palabras como espinas.

No seas gastador, la pobreza no llena; cuida lo que es tuyo, el mundo esta lleno de hienas.

Ama a tu familia y da la vida por ellos, pues son un regalo grandioso que viene del cielo.

Hijo mío, te aconsejo seriamente que guardes tu salud, no seas necio y escucha ¿por qué dormir mañana mismo en el ataúd?

Ten cuidado con quién te juntes vigila la compañía, hay quien no duerme sino ha hecho un mal por día.

Perdoname por haberte dejado cuando aún eras pequeño ; ¡perdoname hijo mio! Tal vez mi deseo mañana sea tu sueño.
leer más   
13
3comentarios 104 lecturas versolibre karma: 95

Pensar

Intentar callar cuando el alma se sacude,
buscar en el fondo mientras la luz renace,
pensar en no volver,
pensar en no caer más,
pensar en acabar.

Siempre algo detiene el aliento y
siempre alguien ayuda a respirar,
aunque respiremos lento,
aunque miremos lento,
aunque pensemos lento.

Cada vez el vaso mas vacío,
cada vez el recuerdo más seco,
seco como la memoria,
seco como la monotonía.
seco como el dinero, sin espíritu.

Y levantar la mano,
pensar en no volver,
pensar en no caer más,
pensar en acabar.
leer más   
13
6comentarios 104 lecturas versolibre karma: 112
« anterior1234