Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La lluvia se detiene en los ojos

La lluvia se detiene
en los ojos, encharcándose,
instalándose lentamente en el espíritu,
fluye como un manantial
envolviendo el alma,
que ancorada en los recuerdos
estalla en el pecho,
abriendo antiguas heridas,
oprimiendo el corazón
para que deje de gritar
intentando huir de su prisión.

Lluvia muda y apacible
humedeciendo un amor perenne,
que inagotable e intenso,
no se resigna y combate tenaz,
obstinado, anhelando vencer el miedo,
un miedo inmenso y profundo al dolor,
ese dolor lacerante que desnuda el alma
roída por las ausencias.


Maricel 19/01/2019


(imagen tomada de internet)
29
31comentarios 131 lecturas versolibre karma: 115

"O my beloved!" (Spanish and English versions) By: Enid Rodríguez Isáis



"¡Oh mi amado!" (Versión en Español)

¡Oh mi amado!
cuando entierras tu virilidad,
entre mis valles de rosas blancas,
Siento un fuego ardiendo en mis profundidades,
una alegría que trae lágrimas de gratitud,
incluso las golondrinas vuelan,
rodeando nuestra unión,
y eres tan majestuoso,
¡Oh mi amado!

Adoro tu pálida espalda,
más suave que el terciopelo,
adoro tus lujuriosos ojos marrones,
que desafía mi juicio, porque sabes,
¡me entrego sin reservas a tu merced!
cuando esa peligrosa serpiente tuya explora,
debajo de mi inocencia, ya no me importa ser,
una dama, estoy dispuesta a ser la puta de las putas,
¡Oh mi amado!

Cuando nuestras lenguas se tocan y lamen,
hay ráfagas de fuego,
que saben a vida y muerte...
¡Oh mi amado, yo quiero poseerte!



"O my beloved!" (English version)

O my beloved!
when you bury your manhood,
between my valleys of white roses,
I feel a fire burning in my depths,
a joy that brings tears of gratitude,
Even the swallows fly, circling our
union, and you're so majestic,
O my beloved!

I adore your pale back, softer than velvet,
I adore your lustful brown eyes that,
challenge my judgment, because you know,
I give myself unreservedly at your mercy!
When that dangerous snake of yours explores,
beneath my innocence, I no longer care to be,
a lady, I'm willing to be the whore of whores,
O my beloved!

When our tongues touch and lick,
there are bursts of fire,
tasting of life and death,
O my beloved, I want you!
leer más   
16
7comentarios 121 lecturas english karma: 121

El amor muerde mi corazón

El amor muerde , como una serpiente,
quién no muera enseguida,
Sentirá para siempre lo doliente
por tener el estigma de su mordida.

Y yo, como si fuera tan fácil,
como quien le pide
un poco de agua al mar,
le pido al corazón que late entre lo frágil
que intente olvidar.

Qué se va dos veces significa partida;
Mi mitad es una región de sombras,
me rapta tu imagen con voz deshabitada,
que en cada silencio te nombra.

Navego en un océano helado,
Como barco desfondado.
Cada dolor tiene el tamaño
que tuvo la felicidad de antaño.
leer más   
20
16comentarios 120 lecturas versolibre karma: 94

El miedo a vivir la vida

En el tejado, el sonido desgastado de la lluvia a cuenta gotas interrumpe bruscamente aquel eterno dormir. Me encontraba en la banca de aquel parque, donde el absurdo más grande al cruzar mi vida entera se presentaba ante mí.

Las hojas te cubrían de sombras, el majestuoso árbol arrullado por el agua de aquel río. Un otoño en mi memoria, posiblemente me encontraba donde convergen cada una de las estaciones. La verdad, creo que era en primavera.

En medio de aquella postal —un susurro me gritaba —bésala.

El temor más gigantesco se resquebraja en mi pecho, algo dentro de mí respondía —no puedo.

— ¿Por qué? — ¿Dime porque tengo miedo? —me cuestionaba en un profundo sueño.

—Tienes miedo a vivir la vida —respondía.

Corría sin poder parar, siempre huyendo de la vitalidad sin temor a colisionar. Sin algo a donde poder asirme, una caída en picada, en un vuelo había perdido las alas.

Solo correr por el sendero, sin saber en qué momento se desplomarían los sueños. No importa ya. Ha pasado el tiempo pero siempre reapareces.

Aquí estas en mi vida, me estrellas en cada momento de esta caída en picada. Me estampas a los miles de kilómetros por hora, me llevas a más de otros miles y tantos de la altura. Caída libre sin lograr cubrir mi rostro, sin poder meter las manos…

Tonto —me grita la vida— eres un tonto.

— ¿Por qué naces corriendo sin querer ver dónde pisas? Sin darte cuenta que dejas huellas que se hunden con el más profundo amor.

Aquella tarde de verano, sin reconocer la estación en la que estamos, al abrazarnos y sentir el cuerpo enardecido sin poder tocarte, nos besamos sin darnos el beso.

Cobarde — me grito cobarde— una y otra vez.

Al paso de los años la memoria, cual enemigo acérrimo, me traiciona; hurga entre los recuerdos. Mis manos comienzan a temblar, ha iniciado el cobrar del tiempo. En mi mente, solo pequeñas lagunas que se inundan de los sueños con tus besos.

Escenarios que solo viajando en mis letras, logran mitigar los lamentos por un pasado presente que discierne el porvenir al mantener nuestros pulsos sin cesar.

Todos tenemos nuestra propia verdad, hoy, se trascribe desde el alma en cada letra. Ya no importa en qué estación ni el sonido desgastado de la lluvia a cuenta gotas que interrumpe bruscamente aquel eterno dormir.


Por: WilyHache ®
17 de enero de 2019
13:05 p.m.
México
*Segmento de una historia; un libro que se encuentra en proceso.
20
6comentarios 116 lecturas prosapoetica karma: 104

Estállame de amor

Estállame de amor
que mis adentros
ignoran la ortografía
de tus sentimientos.

Hazlo ahora
antes que el tiempo nos alcance
y una ola inquieta borre
el corazón que en la arena sentimos.

Abrázame tan fuerte
hasta sentir tu corazón en sus latidos,
no quiero escuchar el ruido
de la infinita estupidez sin darme cuenta.

El mañana es muy corto
y el pasado agobia tanto
que el hoy es un desperdicio
si no tomo tan solo una vez tu mano tibia hoy.

Quiéreme ahora
tanto como te quise en algún momento
háblame fuerte que no te escucho
la ignorancia se llevó mi amor.

Acaricia con ternura mis sentimientos
han sufrido mucho
en el exabrupto de una mentira
y el frío incólume de un abandono.

Nada en mi ha cambiado
sigo guardando como un tesoro
cada palabra de amor
que hizo que me amaras con locura.

He guardado para ti esa ternura
como una madre acaricia a su criatura,
seré un gorrión que canta con la esperanza
que en esa rama sin hojas pronto nazca una flor.

El mute
19/01/2019.
leer más   
17
12comentarios 107 lecturas versolibre karma: 105

Insolente

Instante eterno
inerte permanencia.
Trigo,humus
aparente dolencia.
Extensa en cielo y abismo
ave atravezando pupilas de un cielo distinto.

Prisionera sin sol
silencio entre multitudes.
Realidad en el reflejo
espejismo de lo certero.

Sin alas,yo vuelo
sin escenario,
sin miedo.

(Imagen extraída de internet)
leer más   
22
17comentarios 103 lecturas versolibre karma: 99

Seres refulgentes

Y a veces se doblan las patas del taburete, y el mundo se vuelve blando, tiene el truco de Dalí.

Caemos en bucle hacia el centro de la Tierra, nos quemamos por dentro y por fuera.

Huimos.

Agitamos las alas de Pegaso y elevamos briosos las extremidades, invencibles, atravesados por el Sol incesante.

No miramos atrás. La piel se vuelve arisca y resiste el hielo airoso, narcisista. Tan sólo sucumbe al calor del aliento futuro, a la tibia sangre que circula entre la carcasa del cuerpo agitado por las ganas.

Trucos para engañar el hambre de días y la apetencia de horas. Corremos hacia el punto de fuga, allí donde parecemos pequeños al resto, pero grandes a nuestros propios ojos.

Rozamos la piel, erizamos el vello. Susurramos despacio. Gritamos al eco.

Al eco...

Y trepamos por racimos de uvas, pero las que no llevan ira. Y aunque todo alrededor se vuelva gris y de la tonalidad de la propia descomposición, nos enfundamos de nuevo la camisa del pintor y salpicamos el lienzo diario con fluorescencias y halos del color de la manzana ácida.


Cada día duerme y refulge nuestra boca.
Cada respiración vuela por la ventana.
Somos fascinantes, ave Fénix al alza.
leer más   
15
22comentarios 97 lecturas versolibre karma: 110

Maniquíes

Expulsa de tus cielos
al ángel que carcome tu sangre
y engatusa tus instintos y cartera
bailando al son de su falda

No naufragues en miradas postizas,
ni en guantes acoplados en tus caderas,
ni en esos inquietantes besos
quizás pinten el color de Judas

Maquillan sus latidos de humo
con el espejo de divas como prototipo
y no suenan campanas de gloria
en las cátedrales de sus pieles

Y si aún así,
te precipitas en sus redes
inyectado por su veneno
al límite de la humillación,
escala a mordiscos la vida
aún con los desgarros de tus fauces
y la afonía de tus pasos
hasta recuperar de nuevo tu sombra
leer más   
16
18comentarios 96 lecturas versolibre karma: 128

Hasta entonces ...

Cuando ya no tenga voz,
ni versos para escribirte.

Cuando ya no tenga vuelo
donde se pose mi pecho.

Cuando ya no tenga piel,
donde cobijar mis años ...

Cuando ya no tenga ojos

ni unos párpados
soñando...

Cuando ya no tenga huellas
Y mis pasos se detengan,

Podré decir que estoy muerta...

Cuando
eso
suceda

No quiero que llores

Tampoco,
me lleves flores

Quiero que me olvides
Qué me borres
Qué ni un misero día,
Te pares,

y me recuerdes.

Pero hasta entonces,
Vida

abrázame fuerte.

@rebktd
leer más   
18
19comentarios 91 lecturas versolibre karma: 96

Ya no volveré a verte ...

Te veo a lo lejos en mis pensamientos, voy camino a tu encuentro y me siento rara porque tengo la sensación de que nunca llegare, voy recorriendo un camino que ya conozco de años y aun así ese sentimiento de soledad no me abandona, ¿no se por que? . Pasan por mi mente tantos años vividos y la alegría de que me criaras. Ahora soy mayor y aun así cuando me siento en tus piernas me siento una niña indefensa, te cuento todo lo que sucede en el día y de repente es como si tu hubieras estado conmigo. Me gusta llamarte y escuchar tu voz, tus consejos, aun no se por que estoy pensando en todas estas cosas.
De repente siento peso en mi bicicleta, me doy cuenta de que ya no voy sola, me volteo y veo a mi tía, bueno así le digo yo, en realidad es la tía de mi mama, una vez mas me quedo muda sin saber que sucede, pero sigo mi camino, supongo que ella también quiere verte.
Me enfoco y me doy cuenta de que ya estuve en este lugar, creo que estoy dando vueltas, mis pensamientos vuelven a una vez que era pequeña, mi tía la hermana de mi mama, estaba molesta contigo y quería que te dejara sola, yo le respondí con la sinceridad característica de los niños que no podía dejarte sola porque entonces quien iba a cuidar de mi, te iba a comer el lobo feroz. Ahora vuelo a otro recuerdo en que me decías que lo más importante en la vida era ser feliz, y cuando me percato estoy sola de nuevo, mi bicicleta y yo.
El día es opaco, de esos en los que parece que va a llover pero no llueve, finalmente veo la casa a lo lejos pero ya puedo sentirla y mi corazón se encoge, tengo un mal presentimiento, siempre e sido de las personas que creen en ese tipo de cosas, yo creo en la energía de los cuerpos, de los objetos, esta vez no logro saber con exactitud como me siento, pero es como si el tiempo no tuviera significado, hoy creo que el tiempo no tiene nombre, ni horas, ni minutos, ni segundos, el tiempo hoy no existe.
Entro por la puerta, veo tu sillón detrás como de costumbre, el pasillo acabado de limpiar y las persianas abiertas, la casa es pequeña, por donde entro solo esta la sala y un cuarto que es solo una cama, las paredes no están pintadas, te busco y no te encuentro, te llamo y me respondes que estas en el patio, sigo el camino, es cerca, el patio esta detrás del cuarto pequeño, llego, pero hay sabanas blancas por todos lados, sabanas limpias demasiado brillantes, la luz del sol me parece rara porque el día estaba opaco y ahora en tu patio el sol no me deja abrir los ojos, los abro y los cierro y de repente estamos en la sala, yo estoy en una esquina sentada y tu en tu sillón mirando por la ventana, te veo en posición rara y se que sientes dolor por tu cáncer de ovario, las lagrimas me salen sin que yo quiera y trato de pararme a ayudarte, quiero que te sientes bien y que no sientas dolor, me entra una angustia que no puedo controlar, no puedo moverme y verte así me desespera, quisiera ser yo la que sienta tu dolor, cierro los ojos, los abro y ya estoy delante tuyo agarrando todo tu cuerpo contra el mío, siento tanta tristeza que no puedo parar de llorar, me miras fijamente unos segundo y me dices :puedes estar en paz, yo no siento dolor.
Abro los ojos, estoy en medio de la noche, mi esposo esta a mi lado, me encuentro sudorosa y temblando, mi respiración es agitada y solo escucho la melodía de la madrugada, e vuelto a soñar contigo abuela, pero esta vez fue diferente, esta vez me hablaste para que descansara, se que no te volveré a ver, hace ya dos años que no estas conmigo, pero ahora ya no volveré a verte ni en mis sueños, ahora entiendo que no sufres pero no puedo evitar extrañarte.
Ya no volveré a verte y eso me hace sentir, sola.
leer más   
17
4comentarios 91 lecturas relato karma: 88

El roble desnudo...

El roble desnudo
despliega sus ramas
buscando en el cielo
la luz que le falta,
la eterna sonrisa
del día y el alba,
haciendo del bosque
un sitio con magia,
un marco precioso
que buscan las hadas,
también los poetas
que escriben en calma,
así, en esa alfombra,
hermosa y dorada,
los pasos se pierden
y sueñan las almas...

Los versos de otoño
son letras que guardan
los sueños sinceros
de noches e infancias,
con cuentos sublimes,
leyendas extrañas,
surcando los mares
a tierras lejanas,
y en otros, por contra,
volviendo a la campa,
con gesto cansino
y polvo en la cara,
y en estos poemas
no sobran palabras,
si acaso silencios
que no dicen nada...

"...El roble desnudo
espera que vayas,
a él con tus sueños
y no con tus lágrimas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
19/11/18
12
sin comentarios 90 lecturas versoclasico karma: 86

"Una escalera al cielo" (3 Jotabé)

I
Anoche mirando al cielo te recordé
y mi corazón se preguntaba… ¿Por qué?

no tuve contestación, solo incertidumbre
mis pupilas irritadas como costumbre
no conciben que tú, estás en aquella cumbre
y desde allí tu recordada alma deslumbre.

Ansiaría, que estuvieras aquí a mi lado
pero es imposible… lo sé, mi bien amado

me consuelo con pensarte… no imaginé
lo que sería estar, sin tu luz que me alumbre
y me guíe por el camino tan buscado

II
sentir que tú no me estarás acompañando
deja un gran dolor en mi corazón andando

mas se, que no quisieras que me deprimiera
y que tu muerte, en mi pensamiento incidiera
mas yo, solo deseo una larga escalera
que me lleve al cielo y darte un beso pudiera,

solo debo cerrar mis ojos y soñar
que nuevamente nos volvemos a tocar

mientras por el paraíso vamos volando
todo es hermoso que, despertar no quisiera,
pero, Dios me dice que debo regresar…

III
Despierto volviendo a mi vil realidad
pero, todo lo veo con más claridad

tu alma y cuerpo en un celestial lugar están
me cuidarás como mi fiel ángel guardián
con toda luminosidad y gran afán
a mi vida te adherirás como un imán

y jamás, de mis recuerdos te me saldrás
por el resto de vida… en ellos vivirás

yo, te lo prometo de aquí a la eternidad
mi querido y tan inolvidable Germán
de mi corazón siempre parte formarás.








Clementina Bravo Rivera
Cleme_Eternamente
Arica - Chile.
leer más   
15
20comentarios 89 lecturas versoclasico karma: 103

más allá de la vida

he regado el jardín
con gotas de rocío durante todo un año
para florecer

y sin embargo,
qué atmósfera más seca
rodea
el pequeño espacio que habitamos

no se oye el crujido de las hojas
porque ya no hay pasos
ni siquiera agua en la fuente
a pesar de la sed
que anida en mi vientre

no es posible ir de cara
a la desesperanza
ni cerrar los ojos al espejo
que refleja
el tiempo echado de menos

quizás sea por eso
que aunque siempre hace frío
sigo sentada en el banco de piedra
que hay en tu cabeza

-tengo un secreto,
aún podemos sentirnos más allá de la vida-

ahora que el mundo está de espaldas
cógete a mi brazo
y vuela
25
24comentarios 87 lecturas versolibre karma: 96

No es culpable la poesía:

(Jotabéa con estrambote)

¿Qué hacer contigo, tiempo? ¡No alcanzo ni a pedazos!
Y por más que lo intento, sumido en los abrazos

de aprietos sofocantes que reclaman urgencia
para resolver cosas, no hechas por inconsciencia;
y que pude haber hecho, a solaz, con paciencia…
¡Ahora pasan factura!, ¡Que triste la experiencia!

No debo echar la culpa por lo que yo no hacía,
a la literatura…, la ingenua poesía…

Es cierto, roban tiempo, me acogen sus regazos
¡Más no debo dormirme, en la luna de Valencia!
Con el amor de antes, ahora por profecía…

Aunque en menor porfía,
escribiré poemas, conjugando quehaceres.
Y como buen poeta, disfrutar los placeres.

Autor: @Saltamontes. (20/01/2019)
11
14comentarios 86 lecturas versoclasico karma: 112

Un día como hoy

Qué privilegio ha sido para mí
vivir este día maravilloso.

El sol sonríe y muestra su bondad
a través de sus rayitos de luz, que
no son más que benignos…

Las gotas del rocío que caen rendidas
sobre las flores, son como diamantes
líquidos atestiguando las lágrimas de
alegría que dejó por la noche la lluvia…

No hace calor, no hace frío, es
la temperatura perfecta.

Las aguas del mar, llevando y
trayendo en su suave oleaje las voces
de sus habitantes, diciéndome que
viva libre de miedo cada instante...

Las nubes esponjosas avanzan
veloces, obedeciendo la orden del viento,
dibujando en el cielo, cientos de
imágenes de un mágico artesano…

Durante las horas que transcurrían
las aves atravesaban los cielos,
algunas solitarias, otras en bandadas,
engalanando el azul tapiz de fondo…

Mientras yo sentada en mi silla, erguida
me mantenía con los ojos cerrados
bailando la melodía divina, agradeciendo
un día como hoy que me sentí viva…

Letizia Salceda,,,
leer más   
14
20comentarios 85 lecturas versolibre karma: 101

Amor

Amor que te deshojas día a día en las madrugadas,
amor que te inundas y que ahogas,
amor que te conformas
y que a veces ahorcas.

Amor del ayer, del hoy
que no es más de lo que soy;

Amor:
síguete llenando aunque te reboses,
sígueme desnudando para que goces
termina matándome sin que me roces
sin que solloces.
leer más   
22
14comentarios 82 lecturas versolibre karma: 98

A través del sortilegio

El rayo quedó encerrado en aquel instante de acero
en el que todas las cosas fueron una,
en el que todo fue regreso emergiendo de la montaña aparecida.
Ella calculó la distancia hasta el fondo de lo visible
y el viento se tornó más violento que el lobo que la acechaba.
No supo trazar la línea divisoria a través del sortilegio
siendo que lo negro era tan negro y lo blanco tan etéreo...

Al fin el tiempo se extinguió por completo
quedando sus plegarias mudas por la niebla que nació
siendo que jamás sería redimida, aunque eso jamás le importó.
leer más   
13
13comentarios 82 lecturas prosapoetica karma: 96

Para Lucía

Nunca te hagan callar,
nunca te humillen,
clama siempre con voz clara por tu origen,
por tu vida y tu destino,
hazte fuerte entre los vientos,
presente ante tu Sol
y ante las mareas y en los llanos,
sé unión y fuente de orillas diferentes
en este Océano en azul
que enlaza tus canciones precursoras.

Hija serás de los lirios y camelias,
navegante de rías y Caribe
crecerá el orgullo de tu acento de mestiza,
medrarás hecha raíz
donde desees que arraigue tu simiente,
tendrá tu tronco la fuerza de los robles,
te harás samán de densa sombra
que acogerá algún día a buen cubierto
a la labriega que te arrulla
con sus nanas de olas y de tierras.

Recuerda,
nunca te rindas;
con la frente alta y la mirada al frente
ve siempre hacia adelante,
con pasos firmes,
ve siempre valiente.
leer más   
15
8comentarios 80 lecturas versolibre karma: 101

Sequía III

No siento las ondas de mi cerebro excavando mi conciencia para generar ideas.

En calma, desespero.

Golpeo como una puerta mis sienes que destellan sólo lecturas ya hechas.

Aprieto los dientes hasta escucharlos por mi oído interno mientras los nervios me están consumiendo.

Acompaña la abstinencia que me seduce con cuerpo de rubio tabaco, su lengua mi mejilla lame y en mi oído externo grita:
¡MUÉRDEME!

Se siente llegar pero a mi escueta elocuencia le faltan letras para explicar la idea que no me quiere dejar.

Cunde el miedo de perderme en muchedumbres y tornarme gris, uno más.

Se va la muy perra y ni su nombre escribir me deja para mañana con un pie forzado recuperar de esta noche la idea.

Sequía, santa sequía del poeta que escribir anhela.
leer más   
20
6comentarios 79 lecturas versoclasico karma: 100

Rocas

Se precipitan como cántaros repletos
de añoranzas en un acantilado.

Parten la fiebre de mentes inquietas,
almohadas de duendes con ojos cansados.

Son percusiones del tiempo, timbales de horas pasadas, tambores de viento y ovillos nublados.

Cuentas del collar de gigantes, lágrimas de poemas sin dueños ni guantes.

Pañuelos ligeros que huelen a limón.

Cadenas rotas de eslabones amnésicos, cuentos sin fines e inicios revueltos.

Me cuelo entre sombras de nubes dobladas, cabalgo alambres de cobre en hormigas aladas.

Reboto entre aristas de escarcha, copos de nieve en cajitas doradas.

Y subo y preparo mi vientre para vidas futuras. Germen del cambio, horquillas que atan las manos.

Campos de lavanda.

Apareces subido a las risas de guitarras, arropado con tacto de avellanas.

Giras mi mundo y paras el viento, me soplas quedito en todos mis sueños.

Huele a tierra mojada.

A medio milímetro ya nos cala en los huesos. Blancos, enteros.

Mis manos. Tus ojos. Mi yo. Tanto. Tan nuestro.
leer más   
18
15comentarios 78 lecturas versolibre karma: 94
« anterior1234