Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

A no claudicar

Esa flor de sangre - roja promesa - que merecía teñir el cielo como un volcán, permanecer eterna como un perfume: vencida, diluida en corazones que mueven brazos y piernas de la multitud, rumbo a ningún lugar.
4
sin comentarios 46 lecturas prosapoetica karma: 59