Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Adictiva

Además de ser linda y lograr que sonría,
tenía un poder en sus labios y en sus abrazos
que la hacía adictiva.
¿Cómo no querer volver a esos brazos?
¿Cómo no querer apoyar la cabeza en su hombro?
Cómo olvidar mi respiración y su contestación,
mis ganas y las suyas,
mi tacto apresurado que sus manos correspondían.
Quizás alguna vez la vuelva a cruzar
y juntos en una de esas miradas profundas,
saldaremos las cuentas pendientes,
y quién sabe, alguna que otra quedará,
para un después que parece cada día más cerca,
y un mañana que solo parece posible en sus caderas.
6
2comentarios 56 lecturas prosapoetica karma: 76
#1   Bonita adicción {0x1f609}

Bienvenido al bar !!! {0x1f377}
votos: 0    karma: 18
#2   #1 Muy bonita.

Muchas gracias!!
votos: 1    karma: 24