Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Al final del sueño:

Olvidamos muchos dolores atrapados en nuestro frágil corazón, no vemos razonamientos a determinadas situaciones, se va el arte de nuestra inspiración llegando la tristeza con el rostro de infelicidad que impide nuestra razón. Al final del sueño existen cadenas que nos dominan, el ser que nos hunde sin ambiciones que nos limita.
La infelicidad se respira, el alma solo grita desde una herida, que oculta la manera que no nos motiva, que hace una persona sin mirar su final. Acabado se presume, cuando se mira, es el desdichado sin gloria, la bondad solo la imagina. Al final del camino, estará la dicha de nuestra plenitud, quizás solo se olvida que existimos, una persona sin meta que no inspira.

Se va el cielo por un infierno, se pregunta la mente cuando se autosugestiona.
Se va la vida rápidamente, el consumismo de los sueños, la realidad del olvido.
Se va la muerte, es el sueño de todo aquel que inspira a nunca morir.

Al final solo existen las cosas que dejaron las promesas de los sueños, el ridículo de una vida incrédula, lo inservible de una herida, solo la mente nos recuerda lo malo que nos intriga, el veneno tan irreal que parece real, miramos la apariencia consumida. Solo se dice que al final del sueño, existe el camino no vivido. Cuentas tantas penas comenzando desde cero, y disimulando lo que no consigues.
Porque se vive tanto, pero sin vivir lo tanto siendo feliz, lo poco que se tiene no te avanza, y te lleva a distintas direcciones mirando solo las equivocaciones que te atrasan, miras al cielo, una mirada que refleja solo escarchas. Miras caras que solo olvidas, y por aparentar nadie te cree. Solo juegas con los sentimientos perdidos, una vida que no nació de un simple respiro. Cada imaginar solo te parece aburrido, el desaliento que no es vivido.

De nada te sirve, tenerlo todo, faltando el verdadero amor, carencias que se viven, a falta de la esencia que no se vive.
De nada te basta comprar las cosas hermosas, sin saber realmente, lo que se siente no tenerlo todo, mientras lo crees tenerlo todo.
De nada te sirve el camino que escoges, si al final del camino no encuentras el final del destino, si al decir verdad no hay sueños verdaderos que no se lleven mas que solo en nuestras mentalidades.
Por ser bueno te traicionan, por ser malo te odian, por ambas formas, te llenas de personas con ambiciones, nadie es leal a nadie que no sea a si mismo, la lucha interna que se busca por conseguir ver la externa.
Reales son la gente que te habla de frente, y no aquella que te da la espalda con una puñalada, la apariencia de muchas personas son muy frecuentes, la existencia de la mentira es reflejada en la hipocresía.
3
1comentarios 32 lecturas prosapoetica karma: 49
#1   "Al final solo existen las cosas que dejaron las promesas de los sueños" (el niño que hay en nosotros)
. maravillosa prosa
votos: 0    karma: 8