Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Los amaneceres saben a despedidas

Cuando imaginaba nuestra despedida
siempre había gritos ensordecedores,
lágrimas derramadas por todas partes,
tus camisetas saliendo por la ventana,
cien besos buscando tus labios,
y quizá no quinientas,
pero sí cuatrocientas noventa y nueve noches
buscando tu espalda entre mis sábanas.
Cuando pensé mi huida,
siempre la planeé con las verdades a la cara,
las mentiras destapadas,
portazos agrietando paredes,
las razones sobre la mesa.

Nunca imaginé que sería esto.
No contigo.
Nunca pensé que sería silencio,
vacío,
distancia,
olvido.
Nunca pensé que acabaríamos siendo una historia a medias,
una conversación a medias,
un polvo a medias.
Jamás habría imaginado que te convertirías en otra historia de la que huyo por la puerta de atrás sin despedirme,
nunca imaginé que tú ni siquiera notarías mi ausencia,
que no ibas a venir a decirme que me echabas de menos,
que nunca fue mentira.

Quererte de más
por quererme a mí de menos
ha sido la forma más cruel
de autolesionarme
que podría haber encontrado.
Así que hoy me lamo tus heridas,
que curarme las cicatrices
nunca ha sido mi fuerte,
pero dispararme la última bala en el pecho
por alguien que sólo me dio la pistola
no podría perdonármelo nunca.
9
2comentarios 66 lecturas prosapoetica karma: 72
#1   Gua que triste pero no te sientas mal, de apoco el dolor se disipara, pero no te agobies la vida continua a pesar del dolor que nos causen por eso se supera y se camina adelante
votos: 1    karma: 23
#2   " Nunca imaginé que sería esto.
No contigo.
Nunca pensé que sería silencio, "

Delicioso leerte. Saludes.
votos: 1    karma: 19