Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Atardecer

Jon en ese instante, capturaba imágenes y guardaba en su interior cada fragmento de la vida que pasaba ante sus ojos. Capturaba y se dejaba capturar por la vida que pasa ante nosotros, despacio o deprisa; imágenes que al instante mueren sin que las sepamos de otra forma detener o imprimir, que tan solo mirándolas. Y lo que Jon veía en ese momento, infinitamente le gustaba. Su vista era una cámara en movimiento a través del bello paisaje del edén que le rodeaba. Sintió un agradable frescor mientras ascendía por el solitario sendero de trazado adyacente al de antiguas tapias de huertas abandonadas. Terminó esa primera etapa dejándose caer sobre el banco de piedra que espera indulgente al caminante que llega cansado a las postremidades de una bella ermita. Era una hora muy bien iluminada por los rayos de un sol radiante que parecía aliarse en expectativas esperanzadoras, a esas alturas, con la avidez de paz, del un tanto ensombrecido espíritu de Jon.

-Dejé caer automáticamente mi cuerpo, sobre el banco, apenas doblar la última curva y aparecer la ermita, era el final del camino empedrado.

Con él, con este caminante que se presenta extenuado, hemos llegado hasta el primer punto de reflexión, de lo que quiere hacer; digamos, que llegar a la cima dando antes un paseo alrededor del amplio campo del acontecer de la vida, entre espinas y flores; y para saber qué pensamiento filosófico tomar antes de echar cuerpo y espíritu a navegar libres. Había que empezar precisamente desde un lugar como éste; la ruta que conduce al ser humano a su destino predestinado. En este atardecer se nos presenta todavía apenas visible allá en el horizonte, la meta que debemos alcanzar, tras un recorrido largo. La de Jon, es una de esas vidas dotadas de un liviano soplo de aliento como motor, con un tiempo de duración que aun no está definido.

¿Ira el misterioso bajel de la vida, por tierra y por mar, hacia un enigmático destino?

Nuestro intelecto, en el momento presente, cuando se acaba de detener la prisa, reposa como el de Jon un tiempo, para aspirar la fragancia del jardín en un atardecer en el que se respira quietud.
14
21comentarios 115 lecturas prosapoetica karma: 113
#1   Dreamer, me ha gustado tu relato. Muy buena la redacción y el contenido.
Saludos.
votos: 1    karma: 34
#5   #1 Gracias por tu apoyo amigo, no quería dejar de lado la narrativa.
votos: 0    karma: 14
#9   #5 Eso es lo mejor que tine esta plataforma de Poemame: Todo vale.
Saludos.
votos: 0    karma: 20
#2   Mr. Dreamer, no se cual de los dos géneros manejas con superior genial maestría, la prosa o la poesía.
Creo poder decir ambas.
Tienes el poder, tienes el don de colocar al lector en el centro del suceso, se puede ser actor, o espectador...
Describes maravillosamente y para eso te sirves de bellísimas metáforas :...“antes de echar cuerpo y espíritu a navegar libres.“ Que belleza! Y así podría continuar...
Te felicito por tan bella prosa y por la dicha que con “Pluma de Poeta“ tu cuna, las Musas adornaron.
Un fuerte abrazo, Maria Mercedes
votos: 1    karma: 33
#7   #2 Tengo que agradecer tus halagos Erato, son como una inyección de adrenalina que te pone la enfermera, y te da un subidon de autoestima que te envía a la estratosfera.
votos: 1    karma: 34
#8   #7 Para eso son los comentarios Mr. Dreamer, para que no necesites espacial raqueta, para llegar a la estratosfera. :-)
votos: 0    karma: 19
#3   un encanto siempre leerte, es una suerte que tenemos muchos de tenerte por aqui
votos: 1    karma: 34
#10   #3 Much@s más tenemos la suerte de tenerte a ti lidianny desde hace tanto tiempo, lo mismo como amiga que como atenta lectora, y por encima de todo manteniendo ese singular estilo e infatigable creatividad.
votos: 0    karma: 15
#11   #10 muchas gracias
votos: 0    karma: 19
#4   Excelente, profundo y reflexivo texto!
Abrazos. {0x1f60d}
votos: 1    karma: 35
#12   #4 Gracias María por tu apreciacion y por tomarte tiempo para esta tu visita aun estando de vacaciones, pues sé por medio de una gaviota oceano cantábrica que andas sumergida en el embrujador verde azul de la hermosa Galicia.
votos: 1    karma: 34
#14   #12 {0x1f60a} {0x1f60a} :-* :-*
votos: 0    karma: 20
#6   ¿Cuál será el camino por Dios seleccionado, será el mismo que nosotros tomamos?

Muy buen relato para reflexionar mi querido amigo, magistralmente escrito y con esa tela de duda que inquieta al lector. Saludos poéticos.
votos: 1    karma: 35
#13   #6 Ya se encarga él de que vayamos aprendiendo de las libres decisiones que tomamos, conlleven aciertos o errores, hasta que lleguemos a la auto conviccion de que confiar en las enseñanzas de la luz, conlleva adquirir conocimiento de la verdad, orientacion, ganancia y garantía de acierto; jamás pérdida de libertad, pues para eso somos dueñ@s de nuestra propia voluntad. No tenemos excusa de reproche hacia nadie, cuando somos nosotr@s mism@s quienes escogemos el camino a seguir.
votos: 0    karma: 15
#15   Excelente relato compañero, me gusto lo que describe es profundo y metafórico dejando una enseñanza en cada verso me pareció destacable y original
votos: 1    karma: 34
#18   #15 Aprecio mucho tus comentarios Agustín, siempre es un apoyo recibirlos. Nos leemos.
votos: 1    karma: 34
#19   #18 De nada compañero es un gusto leer y disfrutar de la lectura un saludo desde la distancia
votos: 0    karma: 19
#16   Excelente,me gustó mucho.
votos: 1    karma: 30
#17   #16 Gracias por tu lectura Sylviane, te devolveré la visita.
votos: 0    karma: 15
#20   Mr. Dreamer, lo que Erato afirma en su comentarIo, que usted maneja con genial destreza ámbos géneros, prosa o poesía, solo puedo confirmarlo.
Aplausos para tan bello relato.
Pintoresco el paisaje y la Eremita en su país,
quisiera estar allí...
Cariñosos saludos, MariaDelRosario
votos: 1    karma: 28
#21   #20 Aquello es un remanso de paz, paraiso de las flores,quietud de las tardes de verano a la sombra de los nogales. Un saludo afectuoso María del Rosario.
votos: 0    karma: 15