Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Ayer te miraba

Ayer conmigo estabas y de tu amada presencia me llenabas.

Mi amor, mi luz y mi agua, de mis ojos lágrimas al verte brotaban,

Al ver que mi deseo era tocarte, mas tan solo así, tan solo suavemente acariciarte.

Tan solo con tu abrazo y un beso en la mejilla, bastaría para volcarme en una absoluta locura,

En esa fiel locura, esa fiel locura que está presente cuando tú también y ese fiel deseo al que nunca consientes.



Hay una brecha entre tú y yo y de cierto no es que escasee el amor,

lo que pasa es que el miedo nos frena y nos deja en ese abismo del que nunca saldremos.

Tu estas allí y tu amor me irradia con belleza, saber que estas allí me hacen dormir calmo,

Quizá no sea necesario tocarte, quizá lo hago sin hacerlo, quizá si me concentro recibas mi energía,

Quizá al menos sepas que estaré contigo hasta el fin.



La noche cursa y se transforma en trasnocho, mas esto apenas comienza.

Me canso de sufrir y lentamente mis ojos caen, creo que me liberare, que me liberare de ese sufriente contenerme.

Quién lo diría el destino que mi subconsciente me embarco.

Quien diría que esa misma noche, contigo a mi lado.

Al cerrar mis ojos me dieras lo que anhelaba, eso que trate de ignorar y me lo cobró la irrealidad.


El amor no desaparece

Gabel
5
2comentarios 71 lecturas prosapoetica karma: 74
#1   muy hermoso
votos: 1    karma: 38
#2   #1 Gracias hermosa.
votos: 0    karma: 18