Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Cien palabras

No sé como pedirte que hagas realidad este deseo tan quemante que se apodera de mi cuerpo.
Tengo enormes ganas de obtener todo tu amor, que me invites a perderme en tus brazos brindandome tus besos, tu calor.
Déjame transmitirte el fuego de mi piel. La pasión que a mi alma abrasa como si fuera de papel. Enloqueceme haciendo que pierda mis sentidos, no dejes que se haga sólo humo esto que ahora siento, conjuntemos tú y yo la necesidad que hoy tenemos.
Yo te amo mucho más de lo que tú imaginas. Y no me es nada más amargo que contener todo este amor que guardo.
Son ya en este momento malgastadas más de cien palabras y tú qué no me aceptas. Ni siquiera me contestas. Tal parece que te agrada torturarme el pensamiento y te aprovechas que es tanto lo que a ti te quiero.
Dime cuanto más será lo que ha de tardar esta amarga espera. Atiende a mis suplicantes ojos que con mis labios se encuentran tan desesperados y reclamando tus abrazos.
Déjame hacerte mía corazón. Deja que te adore de una vez y apaga ya está fiebre que me envuelve. Hazlo así con muchas ansias. No detengas ya tus manos que me atrapan, que a mi ardiente cuerpo aplacan. Hazlo poco a poco, pues no hay prisas, tenemos todo el tiempo, le podemos obtener provecho.
Apoya así tu cara en la mía, reposa así en mi tu cuerpo después de haber cumplido mis deseos, siente como se agolpan en mis sienes mis latidos al desfogar esta pasión.
Asimila este amor.
¿ Te has dado cuenta ya que no había necesidad de esperar ?.
¿ Te agradó para intentarlo una vez más ?
2
sin comentarios 18 lecturas prosapoetica karma: 13