Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El niño y el hada

Un lunes de invierno, mostró su firmeza:
El niño infeliz dividió sus dilemas.
Previó que con ellas, podía encararla.
Y así partío donde pocos pudieron hallarla.

Allí estaba el hada, siempre reluciente.
Afable tomó de la mano aquél chico.
Quien supo, por fín, encontrarle en su nido.
Terminando así su acción inteligente.

El ser infernal percató en éste niño, dotes de nobleza, y sintió que era digno, gozar de esos besos que aquélla escondía.
Cedió ante su alma y con gesto tímido, abrazo aquél muchacho, jurando ese día, que sólo en sus brazos correspondía.

Existen millones de parábolas tristes.
No todas culminan con risas y chistes.
Es que no hay días más grises , que aquellos momentos perdidos en que sus ojos no brillen.

etiquetas: amor, seguridad, eterno
2
sin comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 15