Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Ella

Llevando sus manos a su garganta lloró
desde lo más profundo de su ser.
La adversidad, el abuso la traición, lloró...
de rodillas, golpeando sobre aquélla piedra, sus manos sangraban.

Su corazón con mil puñales de venganzas desenfrenadas, gritó su dolor. Ella cayó como velo de seda,
sobre la húmeda tierra.
El cereso dejó caer sus flores, el sol majestuoso,
se deslizó cómo caricias tibias en el rostro de la mujer.
Despertando así de aquélla profundidad de su alma. La vida la abrazó, el amor le regaló miles de latidos, de ¡te amo!

Y amó, y pudo, y creyó.Ella.

etiquetas: prosa, poética
4
2comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 59
#1   Es importante a veces proyectar en palabras esta triste realidad que sufren muchos
votos: 0    karma: 19
#2   Si ,gracias por tu comentario.
votos: 0    karma: 9