Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Final

Será quizás que nuestros destinos no estaban unidos y nunca lo estuvieron;
empero mi alma se aferraba como curita a la piel, como rocio a las mañanas limeñas de invierno crudo,
invierno que adormece mi alma, que la maltrata que no hace más que someterla a su frío final;
final que veía venir pero no lo sentía mío que sentía que iba a pasar de lado; pero no golpearme a la cara y burlarse de mi, de los dos;
los dos que tuvimos esta historia, que la interpretamos como grandes actores y que la sufrimos porque hay amores que se disfrutan y son pasajeros y hay amores épicos que se sufren y solo han nacido para eso;
eso que aún no se como quitármelo, que aún me domina y me ata; pero me gusta, no hay nada más dulce que los dolores que disfrutamos, que amamos, que lloramos.
7
sin comentarios 46 lecturas prosapoetica karma: 85