Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Harsal

Hola,
vengo a visitarte para dejarte besos
de luz a tu ser atormentado.
Te quiero platicar un poco de mi,
de cómo soy y donde estoy.
Aquí donde estoy,
el tiempo no tiene edad,
el silencio tiene el leguaje del jilgero,
y el eco, es de querubines en concierto.
Aquí, la noche se abraza de la claridad y yo, juego con las estrellas en verdes praderas.
No dejes caer tus lágrimas por mi ausencia.
En éste lugar, angustias, dolores o penas no existen. Absuelve ya, tu corazón fracturado, ¡mira que yo te amo! Como si hubiera nacido.
No entendiste al dejarme ir que mi alma era eterna y siempre lo será, mas no te culpo.
Tú, no lo hagas tampoco.
Permite tu amargura y congoja desaparezca.
Te diré como soy, y como me llamo y así,
me abraces en tu seno.
Mis ojos son color miel parecidos a papá,
tengo risos suaves, igual que los tuyos,
mi piel es color oliva;
pero lo más importante,
mi sonrisa es amplia y mis brazos
los espera.
Mi nombre es Harsal
¿recuerdas lo que significa?
Amante, amor,
¡todo el que les daré cuando lleguen!
Verán, mis ríos cristalinos,
las cascadas y sus risas, montañas
y mis praderas.
Sin prisa, aquí espero.
16
6comentarios 97 lecturas prosapoetica karma: 81
  1. #1   El decir por cualquier razón el no traer a un hijo al mundo es causa de culpa y amargura perdurable. El perdón a nuestra decisión es la única manera de seguir...
    votos: 0    karma: 11
  2. #2   Decidir corrijo***
    votos: 0    karma: 11
  3. #3   Muy hermoso compañera¡¡¡ Precioso poema, y muy de acuerdo con tu reflexión. Un saludo.
    votos: 0    karma: 20
  4. #4   Qué bonito es esperarte Harsal, sin piel de tristeza
    votos: 0    karma: 19
     *   --1803--
  5. #5   !Que bello poema Luna, muy bueno, !
    votos: 0    karma: 20
  6. #6   #5 gracoas!
    votos: 1    karma: 31
comentarios cerrados