Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Igual nunca vas a poder saber si tengo consciencia o no

El plan del universo desde el principio era confabular para que a nadie le importara nuestro destino.
Juntar moléculas y convertirlas en rocas o en cuadernos, o en autos o en montañas que luego se rompen; juntar personas y convertirlas en familias, que luego también se rompen.
Darle al planeta naturaleza y a los humanos libertad para acabar con ella y con ellos mismos.
Acumular carbono y oxígeno en un globo de 510,1 millones de Km² que de lejos se ve azul, y de cerca se siente solo.
Lanzar cometas vigilantes hacia todas las galaxias a velocidades altísimas para stalkear todo lo que hay.
Tener tantos años como Dios o tal vez más.
Ser infinito para confundir a todos los que tienen conciencia de ello.

El plan de mi mente desde el principio era crear ocho universos por segundo allá bien adentro para hacerme dudar de lo que es real y lo que no.
Dudar de la luna, de los jabalíes que corren, de las paredes de tres metros que separan un patio de otro, de los vinos que nos tomamos en el parque a las doce de la noche, de mis manos, de tus manos sobre las mías y de la existencia.

El universo que se está creando ahora mismo es blanco, no hay nada, de repente algo aparece, se abre una puerta y en el fondo de un espacio casi interminable que está detrás de ella, te encuentras tú.
¿Por qué estás ahí sin nada y sin nadie?
¿Por qué mi mente te asocia con la soledad absoluta? Avanzas hacia la puerta pero con cada paso el camino se alarga. Nunca vas a llegar, lo sé desde ahora, pero yo tampoco quiero ir. ¿Qué tal se cierre la puerta y me quede ahí atrapada contigo en el espacio, para siempre?
¿Qué tal que no se cierre pero tampoco yo pueda volver a pasar por ella una vez estando dentro? ¿Te estás acercando a ella para cerrarla y no verme? ¿Puedes verme al otro lado de la puerta? ¿Puedes ver lo que está detrás de mí, detrás de la puerta? ¿Qué ves tú de el otro lado de la puerta?

El plan perfecto es saber si también me ves ahí, si también un universo es creado cada octavo de segundo en tu mente, si ese universo que creas es un doble del mío o es el mismo, si también me imaginas detrás de una puerta y quieres entrar para quedarte conmigo eternamente aunque también tienes miedo.

El plan perfecto es querernos en este universo, y en los otros siete.

El plan perfecto es el nuestro.

etiquetas: altlit
6
sin comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 67