Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Instrucciones

¿Ves mi casa? Cuélate. Dejo la puerta entre abierta, ¿la ves? Es blanca, está justo al fondo. Te estoy enseñando a abrir las demás, porque no solo hay una.
Quiero que entres, pero tócala antes de cruzar, por favor. Eso dirá mucho de ti.
Rózame las cerraduras, engrasa los engranajes. Pule los pomos. Pinta los marcos. Todo es mío, pero quiero que formes parte de esto.
Dame un detalle y yo te daré un pincel, para que pintes todo aquello que quieras ver. En mí. En ti. En los dos.
Sé cálido. Valora todas las habitaciones como si fuesen tuyas. Espero que algún día construyamos los dos un hogar juntos.
Por ende prometo hacer lo mismo, si me invitas. Déjame pasar y darte vida. Ser un poco reflejo de ti, por que luz desprendes demasiada, para eso no necesitas mi ayuda.
Pero si prometo decorar con sonrisas todos aquellos huecos que no sepas como rellenar.
Quiéreme. Y no es orden, es instrucción. Créeme, siempre las tendrás si de verdad quieres hacerlo.

etiquetas: amor, relación, miedo, escritura, prosa, filosofía
12
1comentarios 66 lecturas prosapoetica karma: 82
#1   Muy romantico poema
votos: 0    karma: 20