Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La Parca y Yo

*


La muerte solemne y soberbia, un día tocó a mi ventana. ¡Detente! Le dije.


Y entonces, la luz tomó la opacidad del aire, la garganta se hizo angosta, y la fuerza de mis cabellos decayó sobre la espalda. La túnica blanca que cubría mi cuerpo bifurcó en pedazos y el ímpetu del alma ventiló en el orbe.


La luna de sangre bañaba la tierra, y en el firmamento se miraban ríos de tristeza inmensa. Del pecho germinó un latido, atravesando espinas, opacando sueños.





¡Heme aquí!


¡Tierra y fuego!
¡Fuego y tierra!


¡No me toques!
¡No me mires!


Lejos de mí
Su fatal guadaña


Mitad ángel
Mitad demonio


Mis labios carnosos
Al cielo claman
Y al unísono, carne imploran



¡Hielo y fuego!
¡Ansia y muerte!



¡Sed de mis pupilas!
¡Vid de amor eterno!


Quema las entrañas
Cúbreme de cenizas


Que al fenecer la noche
Y sus constelaciones


De la furia del alma
Renacerá mi pluma.




* Imagen: Desconozco la fuente

Luz Marina Méndez Carrillo/29022020/Derechos de autor, reservados.

etiquetas: dolor
8
6comentarios 95 lecturas prosapoetica karma: 60
#1   Interesante relató
votos: 0    karma: 20
#3   #1 Gracias Agustin. Saludos.
votos: 0    karma: 12
#5   #3 Un saludo Luz junto un abrazo
votos: 0    karma: 20
#6   #5 Un abracito Agustin.
votos: 0    karma: 12
#2   Confieso que le temo a la muerte y quien no? Pero fui valiente y leí hasta final, muy intenso e interesante. Saludos.
votos: 0    karma: 14
#4   #2 Tan bonita Maribella. La muerte, algún día la miraremos de frente. Saludos.
votos: 1    karma: 27